WMW Capítulo 836

Recompensa

“¡Maestro! ¡Tu hermosa fuerza es como una joya resplandeciente, rebosante de un brillo deslumbrante!” Karen, que estaba de pie junto a Leylin, lo felicitó de inmediato. Como medio drow, parecía haber recuperado sus instintos naturales después de ser liberada. Ella estaba recuperando gradualmente su oscuridad y su sed de sangre, que era característica del drow.

“Muy bien, levántate.”

Cíclope y los otros piratas que habían prometido lealtad durante mucho tiempo ya sabían el resultado, por lo que no parecían estar estupefactos. Los nuevos piratas, por otro lado, estaban completamente asustados, especialmente Ronald y su grupo.

“¿Entonces, qué piensas? ¿Alguien más tiene alguna objeción?”

Leylin pasó los ojos por la multitud. Los otros piratas no se atrevieron a mirarlo, pero sus ojos estaban llenos de reverencia.

“¡Excelente! Me gusta la mirada respetuosa en tss ojos.” Leylin asintió con la cabeza. Sus subordinados inmediatamente sacaron dos cofres de coronas de plata y monedas de cobre.

Este fue el único pago que obtuvo de la venta de la mayoría de los bienes que tenía a mano la señora Tillen había reducido los precios sin piedad, probablemente en un intento de desahogar su ira.

Sin embargo, esto fue suficiente para mantener a la tripulación pirata durante unos meses. ¿En cuanto a los meses posteriores a eso? ¿Por qué todavía se preocuparía por mantener a sus hombres después de obtener las riquezas de todo el mar?

“El pago que prometí antes no se reducirá.” Leylin abrió el cofre. El resplandor centelleante de las coronas plateadas cegó los ojos de numerosos piratas.

“Cada uno de ustedes obtendrá un salario fijo cada mes, además del botín saqueado.” Anunció Leylin en voz alta. Esta política era bastante diferente de la forma pirata habitual, y al instante recibió vítores de los piratas.

Aunque era similar a abrir un gran agujero en el departamento de finanzas, Leylin necesitaba crear una fuerte tripulación pirata lo más rápido posible, y no podía importarle menos cualquier otra cosa.

Después de todo, la inmensa presión y las amenazas de muerte eran insuficientes para gobernar un grupo enorme. Se debe establecer un sistema que aliente a través de incentivos. De lo contrario, ¿por qué se unirían a una tripulación con un capitán temperamental como Leylin, cuando hay tantas otras tripulaciones piratas?

Tan pronto como se difundiera la noticia de esto, no importa cuán salvaje se rumoreara que Leylin sería, probablemente todavía tendría suficientes fuentes de mano de obra. Quizás incluso podría atraer a algunos profesionales, lo que sería increíblemente divertido.

“Como era de esperar, estos piratas no tienen un poco de lealtad.”

Después de dar el dinero, los piratas recién reclutados estaban inmediatamente de buen humor. Parecían haber olvidado por completo lo que había sucedido antes. Leylin sacudió secretamente la cabeza.

Sin embargo, esta era la verdad objetiva, y no había absolutamente nada que pudiera cambiar eso. Leylin solo podía adoptar un enfoque de laissez-faire. (Esto ultimo es una expresión francesa que significa “dejen hacer, dejen pasar.”)

Después de todo, el control que cualquier capitán pirata tenía sobre sus hombres era siempre el mismo. A menos que la autoridad se arraigara profundamente después de largos períodos de tiempo juntos, y la confianza se estableciera a través de victorias continuas, esto era todo lo que equivaldría.

Si no fuera así, Leylin no habría sido capaz de someter a la tripulación del Tigre Negro anteriormente, y establecer una nueva tripulación con ellos como los primeros subordinados.

“Estos incentivos … Parece que todavía no es suficiente.”

Hubo un destello en los ojos de Leylin mientras estaba parado en la plataforma. “¡Gigante!”

“¡Estoy aquí, jefe!” Gigante inmediatamente se arrodilló en el suelo. Su cuerpo se parecía a una montaña a pequeña escala.

“Mataste a más de diez enemigos cuando me acompañaste la última vez. También eres el profesional con el rango más alto entre todos mis hombres. Quiero recompensarte.”

Leylin agitó las manos y una pieza de armadura de cuero, que se parecía a una camiseta, voló frente a Gigante. Había un blindaje en las partes más cruciales del cuerpo, que ofrecía una mejor protección.

Gigante se puso su armadura de cuero sin mangas. Sin embargo, su rostro cambió cuando un brillo mágico brotó de su armadura. No pudo evitar gritar sorprendido: “¡Esta es una armadura mágica!”

“¿Qué? ¿Armadura mágica?” Esto inmediatamente atrajo miradas envidiosas de los otros piratas.

Aunque era el más barato de todos los bienes mágicos, tenía que ser apoyado por hechizos de fundición primaria y valía cientos de monedas de oro. Además, un artículo que salva vidas como este no tiene precio.

“Si. Ha sido reforzado por el “hechizo de dureza” tres veces. Incluso un martillo pesado no podría romper su defensa con un solo golpe.”

En realidad, la materia prima de esta armadura de cuero había sido saqueada del capitán de los Piratas Merfolk después de la batalla. Leylin había descubierto que estaba debajo de él, por lo que decidió modificarlo para que sus hombres lo equiparan.

Gigante no sabía qué más decir y solo podía rascarse la cabeza mientras sonreía tontamente, mientras atraía algunas miradas celosas.

“¡También, Ronald!” Leylin volvió su mirada hacia Ronald.

“¡Joven maestro! ¿Me llamaste?” Ronald se arrodilló en el suelo con una rodilla, con un extraño sentimiento en su corazón.

“¡Si! ¡Tus acciones anteriores dan fe de tu lealtad! ¡Este anillo de explosión rápida es tuyo!”

Esto también había sido una contribución hecha por esos desafortunados piratas Merfolk. Leylin no se sintió un poco avergonzado.

“¡Muchas gracias!” Ronald sintió como si un martillo pesado lo hubiera golpeado en el pecho.

Si bien sabía que solo había estado allí por casualidad cuando Leylin necesitaba señalar modelos a seguir entre los nuevos piratas, todavía estaba eufórico.

¡Este fue realmente un objeto mágico! Era tan valioso que podría ser una herencia familiar para plebeyos, caballeros y señores.

“¡Siempre te seré leal!” Ronald besó el anillo en su dedo y aceptó solemnemente este precioso tesoro en su abrazo, atrayendo también muchas miradas envidiosas. Principalmente, muchos de los nuevos piratas tenían caras sonrojadas. Miraron a Leylin como si estuvieran mirando a un dios.

Mientras trabajaran duro, habría esperanza. Mientras se esfuercen, habrá recompensa.

La mayoría de las veces, las personas de las clases bajas solo esperaban tanto, pero las clases altas los privaron cruelmente incluso de esta leve esperanza.

Pero ahora, Leylin les mostró la esperanza de poder cambiar por completo sus destinos. Esto solo fue suficiente para despertar su entusiasmo y voluntad de pelear.

“¡Levanta la bandera! ¡Zarpar!” Al ver sus morales alzados, Leylin anunció en voz alta su orden.

“¡Sí! ¡Sí!” La multitud de piratas inmediatamente comenzó a ponerse a trabajar. Bajo las instrucciones de Cíclope, Hulk y los demás, el Tigre Escarlata fue rápidamente expulsado del muelle.

En este momento, el obispo y el sacerdote del Dios del Asesinato observaban en silencio la situación desde las sombras, hasta que el barco partió.

El obispo habló después de un largo silencio: “¿Qué opinas?”

“Es firme cuando se trata de problemas, determinado y sin escrúpulos. ¡Es difícil creer que solo tiene quince años!” El sacerdote parecía reacio a admitirlo, pero finalmente admitió.

“Pero aun así, no tenemos que decirle sobre “eso”, ¿verdad?”

El obispo respondió con un resoplido frío: “Cly ya ha violado las enseñanzas de nuestro maestro y está empeñado en vengar a su hermano que traicionó a la iglesia hace mucho tiempo. Debe ser castigado por tal conducta.”

Sin embargo, estas eran solo excusas. El punto crucial era que Cly era un obstáculo para su propio plan.

Para una persona con gran influencia, deshacerse de un pequeño peón no era nada frente a la imagen más grande.

Mientras la gloria del Dios del Asesinato continuara brillando a través de los mares por la eternidad, ¿cuál era el valor de unos pocos asesinos de alto rango?

“Estoy ansioso por lo que le sucederá.” El obispo sonrió mientras su silueta se desvanecía lentamente en la oscuridad.

Los ojos del sacerdote se llenaron de sorpresa. Cuando el obispo se fue, comenzó a entender que el obispo en realidad le daba gran importancia a ese joven noble.
……

El Tigre Escarlata navegó bajo los cielos azules, aunque parecía moverse lentamente, viajaba a altas velocidades.

“¡Quinientos metros más adelante! ¡Vi un barco desconocido sin una bandera pirata!” El marinero en la plataforma de observación gritó.

“¡Jefe!” Gigante apareció inmediatamente detrás de Leylin, vestido con su armadura de cuero recién obtenida.

Cíclope también apareció junto a Leylin e informó suavemente: “Pregunté de antemano. Un grupo de perros miran con codicia nuestro botín y nuestro barco.”

“¿Organizaciones que han sido cegadas por la codicia?” Leylin de repente levantó las cejas, “Su barco no se ve muy mal. Todavía nos faltan algunos marineros y esclavos, ¿no?”

Después de escuchar las palabras de Leylin, Gigante y el resto ya estaban dedicando un momento de silencio en duelo por los piratas en el otro barco. Nunca sabrían qué tipo aterrador habían provocado.

“Prepárate para la batalla. Quiero comprobar la fuerza de estos hombres.” Le ordenó Leylin a Ronald, que estaba de pie detrás de él.

“¡En eso estoy, joven maestro! ¡Lo verás!” Ronald se retiró respetuosamente.

Con un Mago tan formidable a bordo, no podía ver la más mínima posibilidad de que fueran derrotados.

Los dos barcos entraron en contacto. Sin la menor vacilación o gritos, ambos lanzaron sus ataques.

Después del silbido de los arpones y numerosas rondas de flechas emplumadas que volaban de un lado a otro, inmediatamente saltaron a bordo de los barcos del otro y descendieron a una batalla caótica.

Gigante se rió maniacamente mientras blandía el enorme martillo en su mano. Estaba cubierto con la sangre del enemigo y se parecía a un demonio que emergía del abismo mientras cargaba en primera línea.

Detrás de él, Ronald ordenó a los nuevos piratas y los reunió en unas pocas formaciones simples, obteniendo resultados favorables. Sintió como si poseyera una fuerza irresistible, especialmente con el arma infundida con el veneno que Leylin le había proporcionado.

Al ver sus fluidas habilidades de mando, Leylin no pudo evitar sentirle cariño, “¿Quién hubiera pensado que Ronald sería un genio militar?”

“Ustedes también ataquen. Me reuniré con un viejo amigo.” Leylin agitó las manos y salió volando de su barco, aterrizando en la cubierta del oponente.

¡Rayo de escarcha! ¡Bola de fuego!

Un infierno hecho de fuego y hielo se extendió por la nave, junto con los gritos macabros y los aullidos dolorosos de numerosos piratas.

“¡Es un Mago!”

La poderosa fuerza generada por los hechizos instantáneamente dio un gran golpe a la moral de sus oponentes. La situación parecía inclinada a favor de Leylin y su grupo.

En este momento, sin embargo, varias conciencias secretas con intención asesina se acercaron desde la oscuridad. Su aura aguda tenía la característica de los asesinos de alto rango.

“¡De hecho son ustedes!” Las comisuras de los labios de Leylin se curvaron en una sonrisa gentil mientras abría el pergamino mágico en sus manos de inmediato.

“¡Tormenta de nieve!” El ataque de nieve cubrió un área aún más grande y tenía el poderoso poder de un hechizo de rango 4. Los alrededores de Leylin se convirtieron instantáneamente en una tierra de hielo y nieve.

WMW Capítulo 835
WMW Capítulo 837

Deja una respuesta