TNE Capítulo 88

Capítulo
88. Palabras sin sentido (3)
Con Kim Hajin delante, Yoo Yeonha estaba dividida entre luchar
contra él o huir. Aunque entró en la habitación confiada en sus habilidades, no
esperaba encontrarse con un enemigo tan poderoso desde el principio.
“….”
Kim Hajin se quedó quieto, aparentemente sin darse cuenta de su
preocupación. Sin embargo, su actitud relajada hizo que Yoo Yeonha se pusiera
aún más nerviosa. No podía mirarlo de frente. Esta fue la primera vez que se
sintió así. Antes no era así…..
De repente, Kim Hajin levantó la mano.
En realidad, Kim Hajin sólo intentaba rascarse una picazón en la
nuca.
“¡Quédate, aléjate!”
Pero Yoo Yeonha, que no lo sabía, gritó subconscientemente.
Kim Hajin la miró en silencio, y luego lentamente dejó caer su
mano.
Su arma ya estaba en su mano derecha. No fue la Desert Eagle que
le dio Yoo Yeonha, sino una pistola de cadete normal.
Sin embargo, Kim Hajin había destruido el refuerzo de qi de Kim
Horak incluso con un arma ordinaria. Precisamente por eso recibió durante un
tiempo la atención de los gremios más importantes.
“….”
Kim Hajin levantó su arma. Yoo Yeonha podía sentir gotas de sudor
fluyendo por su cara.
Primero, examinó con calma sus alrededores. Detrás de ella había
un estrecho y recto pasillo, lo que le dificultaba escapar del alcance de su
arma. Sólo tenía dos opciones: pelear o ser vencida.
Yoo Yeonha miró el látigo que tenía en la mano. Entonces, de
repente, pensó en algo.
‘Tal vez esta sea la mejor oportunidad para que yo confirme sus
habilidades. Mi estimación actual de su fuerza sólo proviene de la observación.
Si me enfrento a él ahora, podré ver su verdadero poder….’
Al mismo tiempo, ella tenía un pensamiento diferente. Esta vez,
fue más cobarde.
‘Si lucho contra Kim Hajin y pierdo, probablemente seré la primera
en ser eliminada. No quiero que eso suceda, pero luchar por mi vida tampoco se
ajusta a mi estilo. Definitivamente no es porque odio el dolor.’
Después de sopesar tranquilamente sus opciones, Yoo Yeonha
suspiró.
Entonces, abrió los ojos de par en par como si hubiera tomado una
decisión.
Mirando a Kim Hajin con ojos más agudos que la mirada de un lince,
giró su látigo. Su látigo se movió con fluidez como si fuera parte de su
miembro, y luego se agarró al arma de Kim Hajin.
¡Shweeek!
En un abrir y cerrar de ojos, el arma de Kim Hajin fue arrebatada
de sus manos.
Yoo Yeonha miró sin comprender el arma que salió en su mano.
“¡Yo, yo lo hice! ¡Ja, ja, ja!”
‘¡Nunca pensé que tendría éxito! Ahahahaha-!.’
Yoo Yeonha se rió orgullosamente y pensó, ‘¡quizás esta persona no
es tan increíble después de todo!’
“Incluso si eres tú, sin un arma….”
Pero en el siguiente momento…
El arma volvió a caer en las manos de Kim Hajin como si algo la
hubiera encantado.
“¡Ah, aah! ¿¡A dónde vas!?”
Yoo Yeonha intentó agarrar el arma en el aire, pero fue demasiado
tarde.
El ‘Cable de Éter’ que Kim Hajin disparó en secreto se adhirió a
la pistola y la recuperó. Con el rasgo de Materialización Detallada de Éter, el
cable de Éter era invisible a menos que los ojos estuvieran imbuidos de poder
mágico. Como resultado, Yoo Yeonha pensó que este fenómeno era el resultado del
poder mágico de Kim Hajin.
“….”
La sonrisa en la cara de Yoo Yeonha desapareció rápidamente. Miró
a Kim Hajin con más nerviosismo que antes. Ahora, ella se quedó con una opción.
Como ella fue la que dio el primer paso, creyó que tenía que soportar todo lo
que se le presentara…..
Yoo Yeonha tragó con fuerza.
“…Haa.”
Entonces, Kim Hajin suspiró profundamente y levantó su arma.
Apuntó hacia delante, y Yoo Yeonha se estremeció. Frente a su
cañón de acero, su mente se quedó en blanco.
¿Cómo debería esquivarlo?
¿Dolerá?
¿Quizás pueda esquivarlo?
Toda clase de pensamientos pasaron por su cabeza, pero Kim Hajin
no disparó. Una vez sonrió con suficiencia, y luego volvió a meter el arma en
la funda.
“¿Qué?
Mientras Yoo Yeonha estaba desconcertada, se acercó a ella y le
tocó el hombro.
“Todavía es temprano, así que tomémoslo con calma.”
Después de murmurar palabras incomprensibles, pasó junto a ella
hacia afuera.
Yoo Yeonha lo vio irse aturdido.
**
“Argh, todavía me duele.”
Me dolía la muñeca derecha. El látigo de Yoo Yeonha sólo lo rozó ligeramente
cuando me quitó la pistola, pero me rasgó la piel y la puso roja.
Si me hubiera golpeado directamente, me habría roto los huesos.
Como pensaba, Yoo Yeonha también era bastante fuerte.
“Uff, qué alivio.”
Con mi engaño funcionando bien, pasé por delante de Yoo Yeonha y
entré en el vestíbulo del cuarto piso.
El vestíbulo del cuarto piso era bastante grande pero extrañamente
silencioso. No hubo voces ni presencias notables.
¿Qué está pasando? ¿Todos se fueron a otra parte?
Encendí mi reloj inteligente.
Todos los cadetes que participaron en la revuelta simulada de
artefactos llevaban puestos ‘dispositivos de detección de vida’. Estos
dispositivos midieron con precisión el HP de cada cadete, eliminando aquellos
que recibieron daños críticos.
A través del reloj inteligente que estaba conectado al portátil,
comprobé las coordenadas GPS de estos dispositivos.
Sólo había diez cadetes en este piso, entre ellos yo y Yoo Yeonha.
Seis de estos diez ya estaban viajando en equipos.
“Tomer….”
Luego, comprobé la coordenada GPS de Tomer.
Actualmente, estaba en un baño en el séptimo piso. Parecía que
estaba planeando matar el tiempo allí, ya que no mostraba signos de movimiento.
En ese caso, tuve que perseguirla.
…De repente, sentí curiosidad por saber qué hacían los otros
cadetes.
Había estallado una pelea en el tercer piso, el piso de arriba,
pero el gran combate aún no había comenzado. En otras palabras, Chae Nayun y
Rachel aún no se habían encontrado.
Sin embargo, en el vestíbulo del quinto piso, estaba empezando un
gran combate que cualquiera querría ver. Los cadetes enfrentados eran así de
grandes.
Shin Jonghak y Kim Suho. Los dos cadetes, que se podría decir que
son los representantes del Equipo Negro y del Equipo Blanco, se habían reunido.
Puse las cámaras de seguridad viendo su pelea.
-Sabía que este día llegaría, Kim Suho.
Shin Jonghak murmuró en un tono serio.
—….
Sin embargo, Kim Suho se enfrentó en silencio a Shin Jonghak.
-Ven. Te mostraré la diferencia entre nuestro nivel.
Kim Suho sacó su espada en respuesta a la provocación de Shin
Jonghak. Shin Jonghak también levantó su lanza.
Kim Suho fue el primero en atacar. Entró a toda velocidad y
blandió su espada. Shin Jonghak retrocedió mientras bloqueaba el ataque de Kim
Suho. Chispas destellaban en el choque entre una lanza y una espada. Ambos
utilizaron apropiadamente las fortalezas y debilidades de sus armas para la
ofensiva y la defensa.
En ese momento, alguien se me adelantó rápidamente.
*Stomp, Stomp, Stomp – Se escuchó un fuerte sonido de pisadas.
Levanté la vista y vi a Yoo Yeonha. Ella estaba huyendo más rápido
que nadie que hubiera visto antes.
“…Oh cierto.”
Gracias a sus pasos, volví a la realidad.
Aunque un maravilloso e intenso intercambio de lanzas y espadas estaba
ocurriendo debajo de mí, no tuve tiempo de observarlos con tranquilidad.
Me dirigí a las escaleras de emergencia. Como era más pequeña que
la escalera del vestíbulo central, podía evitar los encuentros con el enemigo.
**
“¡Yo, yo me rindo!”
Un cadete masculino gritó que se rindiera ante la espada de Chae
Nayun. En el momento en que dijo la palabra clave, le vendaron los ojos. Ahora
sería transportado a la ‘sala de eliminación’ del tercer piso, donde lo
estarían esperando otros cadetes eliminados del tercer piso.
“Uff…. fácil.”
Chae Nayun murmuró con orgullo mientras se limpiaba el sudor.
Este ya era su tercera muerte.
“Sólo han pasado tres meses desde que me cambié a una espada
y ya soy así de fuerte. Debo tener mucho talento con la espada”.
Mientras Chae Nayun rebosaba de confianza, alguien le gritó
suavemente.
“Nayun-!”
Chae Nayun se volvió hacia la dirección de la voz. Era Yi Jiyoon,
que llevaba un uniforme de cadete blanco. Corrió hacia Chae Nayun en cortos y
rápidos pasos.
“Uff, gracias a Dios.”
Sujetándose a Chae Nayun, Yi Jiyoon dio un suspiro de alivio.
“¿Estuviste escondiéndote todo este tiempo?”
Un apoyo como Yi Jiyoon era débil en peleas como ésta. Un apoyo
centrado en el ataque como Yoo Yeonha podría brillar dependiendo de la
situación, pero Yi Jiyoon estaba orientado exclusivamente al apoyo.
“No, me las arreglé para derrotar a uno con mi debilitante
debuff.”
˂˂
Nota: Debuff – Efecto negativo que
empeora alguna de las características de un personaje o enemigo, generalmente
de manera temporal, como reducir la velocidad, la salud, la fuerza de ataque,
entres otras… ˃˃
“Oh, ¿en serio? Eso es bueno. De todos modos, me alegro de
verte.”
Chae Nayun también se alegró de ver a Yi Jiyoon. Ella era un apoyo
que realzaba a los guerreros en particular. Ella proveyó varios buffs físicos
que hicieron que los guerreros sintieran que se convertían en Superhumanos.
˂˂ Nota:  Buffs – Efecto positivo que mejora alguna de
las características de un personaje, generalmente de manera temporal, como
aumentar la velocidad, la salud, la fuerza de ataque, entre otras. ˃˃
“Ahh, realmente pensé que estaba muerta…”
Yi Jiyoon tranquilizó su corazón durante un rato, y luego habló
como si de repente lo recordase.
“Sí, Rachel está en este piso”.
“¿Rachel?”
Los ojos de Chae Nayun se abrieron de par en par.
“¡Sí, me sorprendió tanto! Apenas pude escapar porque me
escapé en el momento en que la vi”.
Fue entonces.
Alguien subió corriendo sin aliento.
“Espera.”
Los dos miraron la escalera con nerviosismo. Yi Jiyoon levantó su
arco, mientras Chae Nayun apuntaba con su espada a las escaleras.
Sin embargo, la persona que apareció fue alguien de su equipo, Yoo
Yeonha.
Yoo Yeonha también parecía aliviada, ya que dio un suspiro de
alivio cuando vio a Yi Jiyoon. Chae Nayun inclinó la cabeza y preguntó.
“Yoo Yeonha, ¿por qué estás sudando tanto?”
“¿Eh? Uh, no es nada.”
Yoo Yeonha se veía demacrada, a diferencia de ella misma.
Preguntó Chae Nayun con dudas.
“¿Quién está abajo?”
Yoo Yeonha contestó en voz baja.
“…Kim Hajin.”
“¿Kim Hajin?”
Yi Jiyoon y Chae Nayun preguntaron.
“Mhm.”
“Oh, entonces Kim Hajin debe ser eliminado.”
Preguntó inocentemente Yi Jiyoon. Yoo Yeonha agitó la cabeza con
una amarga sonrisa.
“No, no fue eliminado.”
‘Pero casi lo hice.’ Avergonzada, Yoo Yeonha no dijo la última
parte en voz alta.
“¿De verdad?”
Chae Nayun, que se rascaba la mejilla y fingía no preocuparse,
preguntó en un tono casual.
“Entonces, ¿qué estaba haciendo?”
“No lo sé.”
Yoo Yeonha contestó a medias, pero luego Yi Jiyoon se metió con
una extraña sonrisa.
“¿Quizás está buscando a Rachel?”
Ante el comentario de Yi Jiyoon, Chae Nayun inclinó la cabeza.
“¿Eh? ¿Por qué Rachel?”
“Porque a Kim Hajin le gusta Rachel.”
“…Huh?”
Esta vez, tanto Chae Nayun como Yoo Yeonha estaban confundidos.
“¿De qué estás hablando?”
“¿Eh? ¿No lo sabéis?”
“…K-Saber qué? ¿Qué hay de Kim Hajin?”
Chae Nayun tartamudeó mientras volvía a preguntar. Yi Jiyoon ladeó
la cabeza.
“¿Realmente no lo saben? Pensé que todo el mundo ya había
escuchado los rumores”.
“Entonces es sólo un estúpido rumor infundado.”
Yoo Yeonha habló con firmeza. En lo que a ella respecta, hay cosas
más importantes de las que preocuparse en este momento que esos rumores
absurdos. Después de todo, este la Revuelta Simulada de Artefactos tuvo un gran
peso en sus calificaciones.
“De todos modos, ¿localizaste los artefactos?”
“Ah, sí, tengo una conmigo. Me encontré con un PNJ de camino
aquí.”
Yi Jiyoon sacó una pequeña caja del bolsillo de su uniforme. La
expresión de Yoo Yeonha se iluminó rápidamente.
“Me alegro. Primero, transportemos esto al primer piso”.
“Sí.”
“Y Yi Jiyoon, estás equivocado. Ese rumor probablemente se
propagó porque Kim Hajin y Rachel están en el mismo equipo….”
Mientras Chae Nayun murmuraba seriamente…
De repente llovieron flechas. Yoo Yeonha rápidamente agitó su
látigo y las golpeó.
“¿Quién es?”
Gritó Chae Nayun con ojos enfurecidos. Aunque la lluvia de flechas
estaba mayormente bloqueada por el látigo de Yoo Yeonha, Chae Nayun seguía
irritada por la emboscada.
Los tres se volvieron hacia el balcón y vieron a Rachel y a otros
cadetes del Equipo Negro.
“¡Rachel! ¿Cómo puedes emboscarnos como a una cobarde?”
Chae Nayun tembló de ira.
Sin embargo, Rachel los miró con calma mientras sacaba su estoque.
“Voy a entrar”.
A su suave voz, los miembros del Equipo Negro reaccionaron
simultáneamente.
TNE Capítulo 87
TNE Capítulo 89