TNE Capítulo 32

Capítulo 32. La misma cama, diferentes sueños (2)
Subí a una
montaña, y entre los numerosos árboles que había en su cima, elegí trepar al
pino rojo más alto. Desde la copa del árbol, miré a mi alrededor. Podía ver
todo en el horizonte. Ni los pinos densamente poblados ni el incontable número
de hojas podían obstaculizar los Ojos de Mil Millas.
Todo estaba
en mi vista – un joven cadete sin nombre persiguiendo a un jabalí, una pareja de
segundo año que se besuqueaban en vez de cazar, Chae Nayun que tiraba
hábilmente sus flechas, y Sven que lanzaba piedras junto a un arroyo.
Chae Nayun y
Sven se separaron por su apuesta de quién cazaría más animales salvajes. Como
tal, Chae Nayun estaba enfocada en la caza, pero Sven no. Estaba mirando
fijamente al arroyo. Claramente no era para cazar un animal salvaje.
Pero
entonces, algo extraño sucedió. Desde el otro lado del arroyo apareció un
animal salvaje. Era un gato leopardo, uno de los animales más comunes. Sven ni
siquiera lo vislumbró, pero un tentáculo salió disparado de su espalda, volando
hacia el gato leopardo como una lanza y perforándole el cuello. El gato
leopardo fue arrastrado hacia Sven en un pincho.
Claramente,
era el poder de Asmodeus.
Su caza
continuó así durante una hora. Chae Nayun buscaba animales salvajes ella misma,
mientras que Sven mataba a cualquier animal salvaje que estuviera a 300 metros
de distancia de él sin mover un solo dedo.
Entonces,
aparentemente porque su tiempo prometido había terminado, los dos se unieron en
el arroyo.
-Un total de
seis. Tres jabalíes, un gato leopardo y dos conejos.
Chae Nayun
habló con orgullo.
-Como puedes
ver, maté a ocho.
Sven sonrió
mientras señalaba a los animales salvajes apilados a su lado. Inmediatamente,
Chae Nayun se quedó boquiabierta.
-¿En serio?
Chae Nayun se
acercó al montón de cadáveres y confirmó las palabras de Sven.
-Guaooo, no
estabas bromeando. ¿Cómo encontraste ocho?
Chae Nayun se
sentó junto a Sven mientras se sacudía el cabello.
-Los trajiste
de algún lado, ¿no? ¿Cuánto pagaste?
Bromeó
mientras golpeaba el brazo de Sven.
Desde mi
perspectiva, parecía que Chae Nayun lo estaba engañando. En realidad,
probablemente lo estaba haciendo sin pensar.
-Así que
ahora tienes que concederme un deseo, ¿verdad?
-…Tsk, sí.
¿Qué es lo que quieres?
Habían
apostado por un deseo.
Estaba
empezando a entender por qué Sven perdió el control.
-Um….
-¿Sí?
—…
Sven miró
directamente a los ojos de Chae Nayun. Luego, agitó la cabeza con una sonrisa.
-No, no es
nada.
-¿Qué es eso?
Dime.
Saqué mi arma
del espacio extradimensional de Estigma. Estaba a un kilómetro, pero podía
disparar desde aquí sin problemas.
*Wheesh. El
Éter se adhirió a la pistola y aumentó su rendimiento.
-…ya ves…
Por qué Sven
se volvió loco tenía sentido si confesaba y era rechazado. Sven se había
enamorado a primera vista cuando vio a Chae Nayun a principios del año escolar.
Además, Asmodeus, el demonio al que Sven fue contratado, era el Demonio de la
Lujuria. La resistencia apenas existía en un Djinn con emociones amplificadas y
obsesión.
<< Nota: a partir
de este capítulo se llamaran demonios y se deja de utilizar la palabra
diablo >>
-…me
gustas.
-…Aah?
Chae Nayun
frunció el ceño ante la repentina confesión.
-¿Qué estás
diciendo ahora tan repentinamente?
-…¿no te
gusto?
-Por supuesto
que no. ¿Han pasado dos días desde la primera vez que hablamos? ¿Esperas que me
enamore de ti en dos días? Bueno, tal vez tú lo hiciste, pero yo no.
Chae Nayun se
levantó con frialdad. Sven inclinó la cabeza. Sólo fue rechazado, pero su
cuerpo ya estaba empezando a transformarse. El poder de la magia negra estaba
surgiendo de partes de su cuerpo.
Apunté mi
arma a su cabeza.
-Además, me
gustan los hombres que son más fuertes que yo.
-…¿que tú?
-Sí, y tú
eres mucho más débil que yo, así que no puedo verte como un hombre.
Con eso, el
interruptor se activó. Los ojos de Sven se pusieron rojos.
Aunque se las
arregló para soportarlo hasta ahora, Sven era sólo un extra. Y este era el
límite de un extra.
-…¿en
serio?
Sven se
levantó. Chae Nayun habló sin darse la vuelta para mirar.
-Sí. Así que
no me llames desde ahora. Lo siento, pero creo que cortar nuestra relación
limpiamente será mejor que seguir siendo amigos y darte falsas esperanzas.
Sven se
inclinó hacia Chae Nayun. Al mismo tiempo, disparé. El objetivo era la cabeza
de Sven. Pero el lugar del impacto fue su hombro. Fue por la distancia entre
nosotros y el hecho de que Sven se movió.
Sven debe
haber planeado saltar sobre Chae Nayun, pero debido a mi bala, perdió el
equilibrio y terminó dándole un cabezazo en su lugar.
-…¡Uk!
Chae Nayun
voló hacia adelante después de golpease con Sven. Sin embargo, aterrizó sin
impacto con un ágil giro hacia delante. Se dio la vuelta rápidamente.
Inmediatamente,
vio a Sven cuyo cuerpo estaba medio transformado en un Djinn.
-¡Tú, tú!
-…
Sven miró con
ira a Chae Nayun y envió sus tentáculos tras ella.
Disparé
consecutivamente. Uno, dos, tres, cuatro… Vacié el cargador. Aunque estaba
desconcertada por el misterioso apoyo, Chae Nayun hizo lo que tenía que hacer.
Rápidamente
saltó hacia atrás para ganar distancia antes de disparar su arco. Una flecha
penetró el hombro de Sven. Pero incluso con una flecha saliendo de él, Sven
corrió hacia Chae Nayun y agarró su cabeza.
-Pero yo
soy…
Luego la
golpeó contra el suelo mientras gritaba en voz alta.
-…¡más
fuerte que tú!
*¡Boom!
Sven se sentó
sobre Chae Nayun en posición de montura. Chae Nayun luchó y reunió poder mágico
en su mano. En un abrir y cerrar de ojos, el poder mágico se condensó en la
forma de una daga. Sin embargo, Sven se agarró de la muñeca antes de poder
hacer su movimiento.
“…Tsk.”
No podría
ayudarla desde esta distancia. El cuerpo de Sven estaba cubierto de poder
mágico reforzado. Las balas comunes no podían penetrar esta barrera, pero usar
una bala ligera también resultaba imposible. Como Chae Nayun estaba justo
debajo de él, ella también sería arrastrada.
Sin otra
opción, salté de árbol en árbol. Al mismo tiempo, cambié el Desert Eagle a su
forma de escopeta. Tenía que acercarme y volarle la cabeza, que presentaba un
poder mágico más débil debido a su incompleta transformación Djinn.
La distancia
de 1 km se acortó en un momento.
Aterrizando
suavemente en el suelo, me acerqué a Sven y Chae Nayun.
Sven había
mantenido viva a Chae Nayun. Como dije antes, Asmodeus es el Demonio de la
Lujuria. Estaba claro lo que el Djinn contratado por Asmodeus quería hacer.
Viendo a Sven
lamiendo la cara de Chae Nayun, fruncí el ceño con asco y puse el cañón de la
escopeta junto a su cabeza. La frialdad del acero hizo temblar a Sven. Sus ojos
giraron hacia mí.
Yo apreté el
gatillo inmediatamente. El proyectil de la escopeta atravesó la cabeza de Sven
y arruinó su interior. Sven se alejó corriendo, gritando.
“Afortunadamente,
estás viva.”
Miré a Chae
Nayun. Su cara estaba mojada de saliva y tenía heridas en el cuerpo, pero
estaba viva.
Tratar de
engañar y morir en vano, ese era precisamente el rasgo especial de los Djinns
de la Lujuria.
“De
pie…”
Cuando
alcancé la mano de Chae Nayun, un tentáculo vino volando hacia mí.
Éter
instantáneamente formó un escudo y me protegió del primer golpe. Pero Sven voló
hacia mí usando su tentáculo. Golpeó ligeramente el escudo de Éter y me agarró
del cuello.
“¡Uuuk!”
Fue un dolor
indescriptible. Cuando me estaba ahogando, me privaron de oxígeno. No podía
respirar y no podía hablar. Todo lo que podía hacer era luchar…
…Mi visión
comenzó a nublarse. No podía sentir mis extremidades. Mi cuerpo se sintió
entumecido, pero no vi nada parecido a mi vida parpadeando ante mis ojos.
Se me
cortaron los pensamientos y mi pulso comenzó a disminuir.
Cerré los
ojos. No estaba familiarizado con la sensación de muerte.
-¡Suéltalo,
bastardo!
Como un rayo,
el grito de alguien despertó mi conciencia de quedarme dormido.
Chae Nayun
volaba a espaldas de Sven.
Ella blandió
una espada larga increíblemente larga. Desde el hombro de Sven hasta la
cintura, la espada lo cortó limpiamente por la mitad.
“…Puhak.”
Sven se
derrumbó en dos mitades, y yo jadeé por aire en el suelo.
Esta fue la
primera vez que me sentí tan agradecido de tener oxígeno.
*Haa….
haa… haa….
Después de
tres grandes respiraciones, me apoye en el tronco de un árbol.
“Huu…
Wow, ¿qué fue eso, un sable de luz?”
Entonces,
hablé con indiferencia mientras señalaba la espada larga en las manos de Chae
Nayun.
Chae Nayun
había formado una espada puramente con poder mágico. La hoja de la espada
surgió con poder mágico, mientras que el mango estaba en calma sin movimiento.
Sabía lo difícil que era lograr esta armonía perfecta. Ni siquiera Kim Suho
podría hacerlo. Sólo era posible para Chae Nayun, ya que esto formaba parte de
su verdadero Don.
“…no
lo sé.”
La espada
mágica de poder en sus manos desapareció. Chae Nayun y yo nos miramos en
silencio.
Cuanto más la
miraba, más me daba cuenta del mal estado en que se encontraba. Estaba
sangrando abundantemente por sus heridas, y su ropa estaba hecha jirones,
revelando su ropa interior. Me quité el abrigo y se lo pasé. Pero Chae Nayun
sólo me miraba fijamente.
“Tómalo.”
“…¿Estás
bien?”
Hizo una
pregunta extraña en lugar de coger el abrigo como le dije.
“Sí.”
“Me
alegro.”
“…¿Qué
hay de ti? ¿Estás bien?”
“Estoy
bien.”
*Thud.
Chae Nayun se
desmayó tan pronto como dijo eso.
“…”
Era obvio
solo con el poder mágico que usó.
La volteé
para que mirara hacia el cielo y le puse mi abrigo encima. Entonces, me quedé
mirando el lugar donde estaba Sven.
Sin un
sonido, sin dejar rastro de su existencia, Sven se disipó en el aire. Esta fue
la muerte de un Djinn. Como los humanos contrataron demonios usando sus almas
como precio, ellos pertenecían a su demonio contratado incluso en la muerte.
*Chwaaa
Los árboles
lloraban sombríamente.
Mañana,
Alemania recibirá una noticia trágica.
**
*Sssssss
Chae Nayun
abrió los ojos ante el sonido de las hojas ondulantes y la fría brisa del
viento. El cielo estaba completamente oscuro. Pero antes de que pudiera
preguntarse dónde estaba, un intenso dolor sacudía su cabeza como un tsunami.
Chae Nayun agarró su cabeza. Un dolor similar a los fragmentos de vidrio que le
rompían la cabeza desapareció después de atormentarla durante mucho tiempo.
“…Haa.”
Una vez que
el dolor desapareció, Chae Nayun recogió el aliento mientras seguía acostada en
el suelo.
Sólo entonces
recordó lo que había pasado.
“¿Fue un
sueño?”
Todo lo que
experimentó se sentía tan distante, y naturalmente se preguntaba si todo era un
sueño. Pero las heridas de su cuerpo y el abrigo que la cubría le decían que
todo fue real.
“…Oh,
cierto.”
Chae Nayun
levantó la parte superior de su cuerpo.
Pero en ese
momento, descubrió la silueta de un hombre y gritó sorprendida.
“¡Ah!
¡Oh, Dios, me has asustado!”
“Estás
despierta”.
Fue Kim
Hajin. Apoyado en un árbol, estaba mirando su reloj inteligente. Fue Kim Hajin
otra vez. Cada vez que pasaba algo, él siempre estaba allí.
…Aunque
también fue gracias a él que ella escapó de la muerte tres veces.
“¿Qué
hora es?”
“10 de
la noche.”
“¿Qué?
Pronto es el toque de queda.”
Chae Nayun
intentó levantarse rápidamente. Pero no podía sentir sus piernas. Preguntándose
qué estaba pasando, intentó moverlas de nuevo. Aún así, ninguna se movió. No
importaba cuántas veces lo intentara, no se movían.
Un terror
indescriptible la invadió, haciendo latir su corazón con fuerza.
“Qué,
m-m-mis piernas, qué pasa con m-mis…”
“Agotamiento
del poder mágico. ¿Es tu primera vez?”
“…Huh?
¿Agotamiento del poder mágico?”
Agotamiento
del poder mágico. Chae Nayun se había enterado. La definición del diccionario
era ‘un estado en el que una persona estaba completamente despojada de su poder
mágico’.
Una vez que
una persona usaba completamente su poder mágico, su tasa de recuperación de
poder mágico se reducía drásticamente, y quedaba postrado en cama durante al
menos dos días.
“Sí”.
Después de
una breve respuesta, Kim Hajin se acercó a Chae Nayun. Luego, se arrodilló con
la espalda apuntando hacia ella.
Esta acción
incomprensible hizo que Chae Nayun frunciera el ceño.
“¿Qué?”
“Súbete.
No puedes caminar.”
“¿Acaso
estás loco?”
“…¿Entonces
qué, quieres quedarte aquí para siempre?”
La mirada de
lástima de Kim Hajin era humillante.
Pero no tenía
otra opción. Ella estaría preocupada sin su ayuda.
Chae Nayun
envolvió sus brazos alrededor de su cuello y se levantó.
“Vamos.”
“…Sí.”
Kim Hajin
comenzó a descender lentamente de la montaña.
Observando el
lejano paisaje, Chae Nayun se puso a pensar: ‘Sven era un Djinn. Entonces, ¿era
el culpable de las desapariciones de los cadetes? Los Djinns fueron personas
que alguna vez fueron humanos, así que, ¿desde cuándo Sven es un Djinn? ¿Y de
dónde salió Kim Hajin? No me digas, ¿él me seguía constantemente?’
‘Este tipo…
¿Realmente le gusto?’
Chae Nayun
necesitaba más tiempo para procesar todo lo que pasó hoy.

TNE Capítulo 30
TNE Capítulo 34