TNE Capítulo 11

Capítulo 11. Cambio (1)
Después de
pasar el resto del viernes haciendo ejercicio y entrenando, se convirtió en
sábado antes de que me diera cuenta.
[Anuncio de
Club de Viaje]
Habrá un
viaje corto el domingo para servir como orientación para los estudiantes de
primer año.
La
orientación del club de viaje era hoy. El lugar de encuentro era la ‘Estación
del Portal Cube’, que conectaba a Cube con Seúl.
Después de
meter mi arma en mi bolso, me dirigí al lugar de reunión. Muchos de los
personajes principales – Kim Suho, Yi Yeonghan, Chae Nayun y Yoo Yeonha – ya
estaban presentes.
Parecían
completamente indiferentes a mi existencia, pero estar con ellos me ponía
nervioso. Hoy, en Seúl, ocurriría un incidente inesperado. Este sería el primer
incidente importante de la historia.
Mientras
organizaba en mi cabeza el inminente incidente de hoy, llegó el presidente del
club.
“Hola,
soy el presidente del club, Oh Hanhyun. No me lo creí cuando vi tantas
solicitudes de club, pero… es real. ¿Quién iba a imaginar que cadetes tan
increíbles se unirían a mi club?”
Con su
estatura media y su gentil primera impresión, Oh Hanhyun miró a los socios del
club mientras se rascaba el cuello.
“Primero,
daré una breve introducción sobre el club de viaje.”
Con una
sonrisa tímida, sacó un trozo de papel de su bolsillo. Parecía que tenía un
discurso preparado. Describí a Oh Hanhyun como una persona tímida, así que no
me sorprendió demasiado con sus acciones.
“Una o
dos veces al mes, dejaremos Cubo para viajar. El propósito del viaje es
relajarse. Por lo tanto, el entrenamiento durante los viajes estará
estrictamente prohibido. También es por eso que nuestro club se llama Lluvia
Sanadora.”
Después de
aclararse la garganta una vez más, guardó el papel. ¿Qué, eso fue todo?
“Hoy,
como parte de la orientación, haremos un pequeño viaje a Seúl.”
Desde aquí
fue lo que escribí. Los miembros del club formarían grupos de dos personas e
irían a Seúl.
“Tendremos
un tema para cada viaje. Como hoy es una orientación, tendremos un viaje gratis
sin nada complicado. Pero en lugar de viajar solos, nos dividiremos en grupos
de dos”.
Aquí, Kim
Suho sería emparejado con Chae Nayun y se metería en problemas mientras miraban
alrededor de un museo. En cuanto a ese problema, podría experimentarlo pronto.
“Entonces
comenzaremos con un sorteo.”
El sorteo
estaba completamente basado en la suerte, pero yo podía elegir mi destino.
Gracias a mi Don, ‘Observación y Lectura’, pude ver claramente el contenido de
los lotes. Con la mano en la barbilla, me puse a pensar. ¿Debería elegir a Kim
Suho? ¿O Chae Nayun?
“Yo iré
primero”.
En ese
momento, Yoo Yeonha dio un paso adelante. La vi sacar un nombre sin pensarlo
mucho. Al instante siguiente, me di cuenta de que pasé por alto una información
vital. Era la singularidad conocida como Kim Hajin.
El lote
sorteado por Yoo Yeonha tenía el siguiente nombre.
“Kim
Hajin”.
Mi corazón se
desmayó inmediatamente. Pero no hubo ningún cambio en la expresión facial de
Yoo Yeonha.
Con su
máscara habitual en su sitio, me miró con una mirada tranquila.
**
Afortunadamente,
todo lo demás había permanecido sin cambios. Kim Suho se convirtió en pareja
con Chae Nayun, y Yi Yeonghan se convirtió en pareja del presidente del club.
Después de
terminar el sorteo, los miembros se reunieron por parejas y se pararon frente
al Portal.
Portal, la
tecnología de vanguardia que utiliza la ciencia mágica y la ingeniería. Con una
altura de 15 metros y un ancho de 30 metros, esta gigantesca puerta fue
construida en más de cien lugares en toda Corea. Con él, ir de Seúl a Busan
llevaba menos de 3 segundos.
“Cadete
Kim Hajin. Confirmado.”
El operador
del portal nos dio un sello. Este sello resonaría en el Portal y nos llevaría a
Seúl.
“Vamos.”
El presidente
del club entró primero. El siguiente en entrar en el portal azul fue Kim Suho,
Yi Yeonghan, Chae Nayun… y finalmente yo.
Una extraña
sensación envolvió mi cuerpo, pero sólo por un momento.
En un abrir y
cerrar de ojos, el paisaje circundante se transformó en un lugar desconocido.
Una mezcla futurista de azul y gris, tenía que ser la Estación del Portal de
Seúl. Con sólo dos pasos, había cruzado el Mar del Este.
“Son las
12 P.M. ahora mismo, así que nos encontraremos aquí a las 6.”
Como el
Portal en el que estábamos estaba conectado a Cube, no había nadie alrededor.
Pero el portal de al lado que conecta Seúl con Busan debería estar lleno de
gente. Después de todo, ambas eran ciudades globales.
<< Nota: Ciudades
Globales – ciudades con características de la globalización y del constante
crecimiento de la urbanización >>
“Por
ahora, síganme.”
Siguiendo al
presidente del club, recibimos otro sello de los empleados del Portal antes de
dejar la Estación del Portal.
Después de
salir, pude ver inmediatamente las palabras: “Estación Yongsan”.
“Pueden
ir a donde quieran como pareja usando el sistema de transporte público. Por
hoy, no le pediremos que redacten un informe, pero asegúrense de volver a las
6. Si llegan tarde, serán penalizados”.
Con una
advertencia del presidente del club, los cadetes se marcharon en parejas.
Yoo Yeonha no
me dijo nada, pero la seguí de momento.
Cuando estaba
comprobando cómo la estación de Yongsan cambió de lo que sabía, Yoo Yeonha de
repente se detuvo. Después de darse la vuelta rápidamente, soltó bruscamente.
“Separémonos.”
“…Hm?
Oh, sí, claro.”
Lo más
probable es que Yoo Yeonha planeara visitar el gremio que dirigía su padre.
Estaba bien con eso. Planeaba unirme a Kim Suho sin importar lo que hiciera Yoo
Yeonha.
“Otra
vez”.
Pero como si
la hubiera vuelto a enfadar, me miró con la mano en la cadera.
“No me
hables con tanta indiferencia.”
<<
Nota: En coreano, hay una manera clara de hablar cortésmente o casualmente (como
entre amigos). Yeonha usa un discurso estrictamente educado, mientras que MC
usa el habla informal que sería entre amigos / personas de la misma edad.
>>
“…Huh?”
“Esta es
la segunda advertencia. No habrá una tercera vez.”
Sabía que no
estaba mintiendo. Si lo hiciera por tercera vez, ella podría vengarse de mí de
una manera impensable.
“Sí, lo
entiendo. Me disculpo.”
“…
Tsk.”
La joven Yoo
Yeonha se fue sin despedirse. Estaba claro cuánto le desagradaba.
Así, Yoo
Yeonha y yo nos separamos después de sólo 5 minutos de llegar a Seúl.
**
“Ufff,
pensé que estaba perdido.”
Después de
cambiar de autobús tres veces, finalmente llegué al Museo Nacional de Armas. En
este museo se exhibieron réplicas de armas descubiertas por Corea.
Hoy en día,
un incidente ocurriría aquí. Con el corazón tembloroso, entré.
-Papá, ¿qué
es eso?
-Oh, esa es
la Espada de los Cuatro Tigres…
Tal vez
porque era un fin de semana, el museo estaba lleno de padres e hijos que
esperaban convertirse en Héroes.
Pero no importaba
el tamaño de la multitud, tenía que haber gente que destacara. Chae Nayun y Kim
Suho fueron ejemplos de ello, pero por ahora sólo podía ver a Chae Nayun.
“…lo
quiero.”
Rechinando
sus labios, estaba mirando un arco de una vitrina.
Pero mi objetivo
hoy no era Chae Nayun. Mirando alrededor, empecé a buscar a alguien. No me
llevó mucho tiempo. Los rasgos altos y guapos del personaje principal
destacaban fácilmente.
Acercándome a
él furtivamente, escaneé el arma que Kim Suho estaba buscando. Afortunadamente,
era un arma que conocía.
“¿Será
esta la famosa Espada de las Siete Ramas?”
Antes de la
unificación de la península coreana, el rey de Baekje, el reino más poderoso de
la época, había entregado esta espada de hierro al emperador japonés. Era un
arma histórica que se dice que fue encontrada en la última habitación de la
mazmorra Wiryeseong.
<< Nota:
Wiryeseong – fue una capital de dos tempranas capitales de Baekje, uno de tres
reinos de Corea. >>
“¿Hm?
Ah…”
La mirada de
Kim Suho se volvió hacia mí apartando la mirada de la Espada de las Siete
Ramas. Sin embargo, parecía que no tenía palabras. Tenía una buena idea de por
qué.
“Kim
Hajin”.
“Ah,
claro. Lo siento, no esperaba encontrarte aquí, así que lo olvidé”.
Con una
sonrisa amable, señaló a otra sección del museo.
“Aparentemente,
el rifle que usó Napoleón está aquí. ¿Lo has visto?”
“…el
rifle de Napoleón?”
“Sí.
Aparentemente, fue una recompensa de una Mazmorra en Francia.”
Según mi
entorno, cualquier arma usada por una figura legendaria podría convertirse en
un artefacto. Como ese era el caso, no fue raro que hubiera un rifle de
Napoleón, aunque no lo mencioné en mi novela.
Aunque quería
un arma rara, no estaba realmente interesado en una réplica.
“No, no
creo que tenga tiempo.”
Respondí sin
querer y sin celo.
Me sentí
extraño hablando con el protagonista que escribí. No estaba seguro de cómo
describir este sentimiento, pero definitivamente no me agradaba.
Kim Suho era
guapo, excepcional en artes marciales y tenía una personalidad fantástica. Era
demasiado perfecto, así que se sentía inhumano. Por eso algunos lectores
apoyaban a Shin Jonghak.
De todos
modos, debería ser hora.
Golpeé el
suelo con mis zapatillas.
“Entonces…”
Justo cuando
Kim Suho decía algo…
*¡BOOM!
Un sonido
estruendoso resonaba en el museo. En un instante, todo el mundo se quedó en
silencio.
*Koong.
*Koong. *Koong. Golpes repetidos resonaron a través del silencio mortal.
El sonido
parecido a las pisadas de una criatura gigante pronto nos llevó al sonido de
algo rompiéndose. El ambiente en el museo se alteró rápidamente.
“¡Kyaaaak!”
“¿Qué es
eso?”
Lo
desconocido llevó a la ansiedad, y la ansiedad rápidamente llevó al pánico. Los
visitantes comunes gritaban y comenzaron a correr. Sin embargo, sólo la muerte
esperaba afuera. El lugar más seguro era el interior del museo.
“¡Quédate
aquí! ¡No salgas!”
Sabiendo que
sería peligroso salir, Kim Suho gritó.
Actualmente,
el exterior del museo estaba siendo atacado por un monstruo de rango medio y
sus subordinados.
Sólo un
monstruo de rango medio representaba una pequeña amenaza. Un Héroe llegaría en
menos de un minuto, y 20 minutos bastaban para ocuparse de toda la situación.
Pero ese no
era el único problema.
Djinn.
Había un
Djinn aquí. En pocas palabras, fue un ataque de doble filo. Después de llegar a
una escena, los Héroes se dirigen a la zona más peligrosa. Dado que el museo
contaba con guardias de seguridad, era menos peligroso en comparación, dándole
menor prioridad. Aprovechando este hecho, la Asociación Djinn envió a un
asesino para que atacara a un niño que la Asociación de Héroes consideraba que
tenía un Don especial.
*Clang
Un sonido
agudo resonó. Sonaba a cristales rompiéndose. La fuente del sonido no estaba
lejos. Volteándose hacia la dirección del sonido, Kim Suho gritó.
“¡Chae
Nayun!”
Chae Nayun
había roto una vitrina y estaba sacando el arco que había dentro.
“¡¿Estás
loca?!”
“No,
estoy perfectamente cuerda.”
Aunque sólo
era una réplica, seguía siendo un objeto en exhibición. Sonó la sirena del
museo y se activó su mecanismo de defensa. En sólo tres segundos, todas las
salidas se cerraron. La gente entró en pánico aún más, pero afortunadamente, ni
siquiera un monstruo de rango medio podía romper las barreras que bloqueaban
las salidas.
“Esto es
mejor que detener a la gente una por una y advertirles.”
Con eso, se
aclaró la garganta y gritó a los ciudadanos en pánico.
“¡Todos!
¡Quédense quietos! ¡Es más seguro aquí! ¡También somos Héroes!”
“Oye,
tú…”
“Cállate.
No te quedes ahí parado, agarra un arma también.”
“¿Qué?
¿Por qué debería?”
“Porque
es el exterior lo que es peligroso”
Mirándonos…
No, mirando a Kim Suho, Chae Nayun creó una flecha mágica en su arco.
“Mira
allí.”
Señaló con
sus ojos. Un hombre con un abrigo negro estaba en ese lugar. Antes de que Kim
Suho pudiera decir algo, Chae Nayun disparó su arco sin vacilar.
“Oye,
no…”
Su flecha
mágica atravesó la garganta del hombre. Inmediatamente, Kim Suho se congeló.
Parecía aturdido por el repentino asesinato de Chae Nayun.
Cualquier
persona ordinaria habría muerto por su flecha. Sin embargo, el hombre agarró la
flecha que sobresalía de su cuello y la sacó. El poder de la magia negra surgió
de su mano, quemando la flecha hasta hacerla cenizas.
*Tap, tap.
El hombre se
dio la vuelta, mirando en la dirección de donde venía la flecha. Sus ojos
ardían de rojo, mientras una feroz hostilidad brotaba de él.
““…”
Sin duda, era
un Djinn.
La cara de
Kim Suho palideció. Al igual que Chae Nayun, destrozó una vitrina.
Sacó la
Espada de las Siete Ramas. Aunque era una réplica, su fiel reconstrucción la
hizo similar a un arma de alto grado. Debería ser lo suficientemente fuerte
para destruir a un Djinn de este nivel.
“Oh, es
un arma muy bonita. Oí que se divide en siete ramas.”
Chae Nayun se
acercó con una sonrisa de satisfacción y se puso al lado de Kim Suho.
También saqué
mi pistola. Pensé en pararme junto a ellos, pero después de considerarlo, di
dos pasos hacia atrás.
Todavía era
demasiado débil. Si me luciera demasiado y fuera el objetivo del Djinn, sería
mi fin.
_________________________________________________________________________________ 
TNE Capítulo 10
TNE Capítulo 13