Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

TDM Capitulo Secundario 12

TDM Capitulo Secundario 12 Los dioses mirando desde lejos, y otros

Hay una expresión, “los globos oculares saldrán volando de sus órbitas”, que describe la sorpresa. Esta expresión describía perfectamente la sorpresa de Alda.

TLN: Obviamente una expresión japonesa, es decir, estar tan sorprendido de que tus ojos se vayan a salir de sus órbitas.

“¿No hay error en esto, Curatos?” preguntó.

“No hay ningún error”, dijo el leal dios subordinado de Alda, Curatos, el dios de los registros.

“La activación simultánea de múltiples fragmentos del Rey Demonio… la sangre sellada por Nineroad, los cuernos que estaban en posesión de los Vampiros de Raza Pura y la tinta que había desaparecido…” murmuró Alda.

“Es probable que ahora haya adquirido el caparazón que tenía Gubamon”, agregó Curatos. “No pude confirmar esto a través de los ojos de Iris Bearheart, pero es posible que ya esté en posesión de otros fragmentos también”.

El sellado de los fragmentos del Rey Demonio había sido realizado por Alda, Vida y los tres campeones sobrevivientes, uno de los cuales era Nineroad. Ahora se desconocía la ubicación de muchos de los fragmentos que Vida había sido responsable de sellar.

Alda y sus seguidores sospecharon que Merrebeveil, el Dios malvado del Slime y los Tentáculos, había sellado algunos fragmentos, pero nunca habían obtenido ninguna prueba positiva de ello.

Pero el problema no era la ubicación de los fragmentos. Fue el hecho de que había al menos cuatro fragmentos dentro del cuerpo de una sola persona sin los sellos. En circunstancias normales, esa persona debería haber perdido la cordura y haberse vuelto loca hace mucho tiempo.

Si fueran alguien más que el Rey Demonio.

“Esta ‘Monstruosidad’ podría ser potencialmente la verdadera segunda venida del Rey Demonio”, dijo Alda.

Estas palabras enviaron una ola de inquietud a través de los dioses y Espíritus Familiares presentes aquí, como si sacudieran todo el Reino Divino.

“Eso es imposible; ¡El alma del Rey Demonio fue dividida y sus pedazos fueron sellados por poderosos dioses! ¡Mi señor, algunos de ellos deberían estar con usted!” gritó un espíritu heroico cuyo nombre había hecho eco a través de las tierras cuando aún estaba vivo.

Su voz casi sonaba como un grito de terror. Pero su reacción fue una de las mejores; no había un pequeño número de Espíritus Familiares que ni siquiera podían hablar.

Así de temido era el Rey Demonio Guduranis. Los presentes aquí eran aquellos sin cuerpos físicos que habían ascendido más allá de la vida mortal, pero debido a esto, era fácil para ellos entender lo que significaría tener sus almas rotas, profundizando su miedo.

“Precisamente. Incluso ahora, algunos de los fragmentos del alma del Rey Demonio Guduranis están en mi posesión”, respondió Alda tranquilizadoramente.

Un aire de alivio se extendió entre los que se habían reunido en este Reino Divino. Sin embargo, Alda sospechó que los fragmentos de las almas del Rey Demonio que él no poseía estaban, de hecho, contenidos dentro de esa Monstruosidad.

“Entonces, Curatos, ¿qué hay de esa Monstruosidad?” preguntó Alda.

“Desafortunadamente, mi señor, Iris Bearheart ha dejado de creer por completo, por lo que no podemos determinar su ubicación actual”, dijo Curatos. “En cuanto al alma de Mikhail que había sido atrapada…”

“Ya veo.”

Iris Bearheart había sido una creyente devota a pesar de ser joven, pero desde que renunció a su fe en Alda, su conexión mental se había debilitado. Y justo cuando le había enviado a Alda una fuerte oración, así habían terminado las cosas.

“¿Podrían Heinz y sus compañeros oponerse a esta monstruosidad?” Curatos preguntó en voz baja.

“Eso todavía es imposible actualmente”, respondió Alda.

El grupo de Heinz probablemente le causaría una herida grave a Vandalieu e incluso derrotaría a algunos de los no muertos, insectos, plantas y vampiros que eran sus subordinados. Pero derrotarlo al final sería difícil. Alda vio las cosas de esta manera.

Heinz finalmente había adquirido el trabajo Guía, muy recientemente. La inquietud por el hecho de que él no fue quien realmente derrotó al vampiro de raza pura Ternecia había obstruido su crecimiento.

Pero como poseía el trabajo de guía, se desarrollaría significativamente en el futuro.

“Será posible algún día”, dijo Alda.

Al igual que Bellwood, quien había resistido el ataque del ejército del Rey Demonio con muchos sacrificios, pero al final derrotó a Guduranis.

 

 

 

Shimada Izumi y Machida Aran habían reencarnado en el mundo extranjero de Origen y luego asesinados por Murakami, otra persona que había reencarnado en el mismo mundo, poniendo fin a su segunda vida.

Los dos eligieron convertirse en Espíritus Familiares de Rodcorte, el dios de la reencarnación, en lugar de reencarnarse para vivir su tercera vida en Lambda. Ahora, existían dentro del Reino Divino de Rodcorte.

Aran tenía una apariencia divina; había un halo dorado brillante flotando sobre su cabeza, y alas de un blanco puro que se extendían desde su espalda.

“En serio, solo somos personal de apoyo. Ser un ángel es patético “susurró en un tono serio.

Estaba mirando un monitor de PC con los ojos entrecerrados; simplemente parecía un asalariado disfrazado de ángel. No importa cuán alta sea la calidad de ese cosplay.

Izumi, que vestía un traje, suspiró mientras le hablaba. “Eso es lo que nos dijo, ¿no?”

“Es cierto, pero no pensé que sería tan malo”, dijo Aran. “¿No crees que es un poco demasiado? De varias maneras.”

“Así es la vida”, dijo Izumi, desestimando las quejas de Aran.

Ella no tenía el halo ni las alas de un ángel. Su apariencia era exactamente la misma que cuando estaba viva en Origen.

La razón por la que había tal diferencia entre las apariencias de Izumi y Aran era simplemente por la diferencia en las imágenes que tenían.

Los espíritus familiares eran seres que consistían solo en una mente; sus apariencias cambiaban dependiendo de sus propias voluntades y de las imágenes que los demás tenían de ellos al mirarlos.

La apariencia de Aran se basó fuertemente en su imagen de un ángel de estilo occidental, mientras que Izumi mantuvo su propia apariencia de su vida en Origen.

Si fueran reconocidos por la gente, su apariencia se vería aún más influenciada por esto; podrían convertirse en cosas como komainu* o zorros dependiendo de las religiones y leyendas que los involucren.

TLN*: Komainu son estatuas de perros-leones que se encuentran en los santuarios sintoístas.

Pero como Rodcorte no fue reconocido por nadie más que aquellos a los que había reencarnado y los dioses de las diversas palabras, era poco probable que Izumi y Aran fueran influenciados por la gente.

“Al convertirse en espíritus familiares, fueron liberados de sus cuerpos físicos y ascendieron a seres de la mente”, dijo Rodcorte. “El hecho de que no posean un cuerpo físico es lo mismo que cuando eran meramente espíritus, pero su esencia ahora es diferente. Es probable que su estado actual e inestable continúe durante algún tiempo. Asegúrense de permanecer juntos hasta que se estabilicen”.

Izumi y Aran obedecieron las órdenes de su nuevo maestro, turnándose para recopilar información sobre los mundos a través de los ojos de las personas en Lambda y Origen mientras apoyaban el círculo de sistemas de transmigración.

Sin embargo, la herramienta para realizar esta tarea fue la PC frente a Aran. Por supuesto, no había forma de que realmente hubiera una PC allí.

La verdad era simplemente que los poderes de Izumi y Aran como Espíritus Familiares extrajeron sus formas de las imágenes en sus mentes.

“Si no te gusta, puedes convertirlo en una bola de cristal o un libro de magia”, dijo Izumi.

Pudieron cambiar sus poderes para tomar cualquier forma. Sin embargo, no había garantía de que cambiar sus formas les permitiera realizar las mismas tareas.

“Shimada-san, solo dices eso  porque  sabes que es imposible, ¿verdad?” dijo Arán.

“Lo digo porque has estado haciendo la misma queja una y otra vez”, dijo Izumi.

Las imágenes en sus cabezas no eran fáciles de cambiar. Cuando intentaron pensar en herramientas que fueran fáciles de usar, siempre llegaron a las PC, tabletas y teléfonos móviles.

Si solo estuvieran interesados ​​en la apariencia de sus poderes, podrían convertirlos en bolas de cristal, losas de piedra o incluso ábacos. Pero no se podía evitar el hecho de que encontrarían su trabajo más difícil tratando de usar estos.

Esto no era un problema de sus disposiciones ni nada por el estilo; esto era algo que casi siempre sucedía cuando las personas que habían vivido previamente en civilizaciones tecnológicamente desarrolladas ascendían para convertirse en Espíritus Familiares.

“Aunque no creo que haya necesidad de dedicarte a ser místico solo porque te has convertido en un ángel”, agregó Izumi.

A diferencia de Aran, que repetidamente se quejaba de lo mismo, ella no parecía insatisfecha por el hecho de no parecerse mucho a un ángel.

“Está bien ser lo mismo que hemos sido hasta ahora, ¿no?” Izumi continuó. “De hecho, creo que es más fácil que tener que usar bolas de cristal para hacer el mismo trabajo que podríamos hacer con las PC”.

“Eso es cierto, pero ya sabes~…”

Para Aran, convertirse en un Espíritu Familiar había sido un cambio tan pequeño que solo tenía estas quejas subjetivas para hacer.

No había perdido ninguna habilidad para sentir emociones, ni sus recuerdos de cuando era humano se desvanecieron. Lo único que había cambiado era su percepción del tiempo.

Por supuesto, ya no sentía fatiga física ahora que no tenía un cuerpo físico, pero sí fatiga mental.

Y lo más sorprendente, aún podía comer y beber después de convertirse en un Espíritu Familiar.

“Bueno, supongo que eventualmente me acostumbraré”, dijo Aran antes de tomar un sorbo de su café instantáneo.

El café era de la misma marca que había consumido con frecuencia en Origen.

Por supuesto, el café instantáneo de Origen no había sido traído al Reino Divino. Aran lo había reproducido a partir de sus propios recuerdos.

Los dioses de las leyendas de todos los tiempos y lugares solían celebrar fiestas; así era como se servía la comida y la bebida en tales fiestas.

“Hmm, Shimada-san, ¿podrías darme un café?” preguntó Arán. “La elaborada por goteo”.

Los alimentos y bebidas que los dioses podían producir dependían de su naturaleza y divinidad. Los nuevos espíritus familiares como Aran e Izumi solo podían producir cosas con las que estaban muy familiarizados cuando eran humanos.

“Más tarde,” dijo Izumi. “Deberías haber bebido algo más que café instantáneo y enlatado”.

“… No tengo respuesta a eso”, dijo Aran.

Los dos estaban teniendo este tipo de conversación sin sentido, pero sus manos estaban trabajando. Estaban comprobando si había algún problema con el círculo de sistemas de transmigración y arreglando pequeños errores.

Mientras hacían este trabajo, también estaban recopilando información sobre Murakami, Tsuchiya y la Octava Guía, los que no habían podido encontrar mientras aún estaban vivos en Origen, así como información sobre Vandalieu y sus compañeros en Lambda.

Habían pensado que serían monitoreados por su nuevo maestro Rodcorte mientras hacían esto, pero ese no fue el caso. Había ciertas tareas que debían hacerse, pero parecía que Rodcorte no tenía interés en decir nada sobre cualquier otra cosa que hicieran mientras hicieran su trabajo.

Bueno, podría ser solo porque no tendría sentido monitorearnos,  pensó Izumi.

Había tan poco que los dos podían hacer en realidad. A pesar de que alguna vez fueron individuos reencarnados, no pudieron enviar mensajes a las personas de Origen y Lambda.

Por supuesto, interferir directamente también era imposible.

Podían ver y escuchar una gran cantidad de información a través de los ojos y oídos de las personas pertenecientes al círculo de sistemas de transmigración de Rodcorte, pero eso era todo.

Por supuesto, tampoco podían manipular los sistemas y decidir arbitrariamente dónde reencarnarían las personas.

En la situación actual, incluso sus habilidades de trampa, Cálculo e Inspección, no eran de mucha utilidad.

“¿Qué piensas de los movimientos de Murakami y la Octava Guía?” preguntó Arán.

“Parece que Pluto está planeando algún tipo de suicidio a gran escala”, dijo Izumi. “En cuanto a Murakami, parece que nos mató con motivos que son incluso más fáciles de entender de lo que pensaba”.

“Ya veo ~ bueno, no hay otra opción que dejar que las cosas sucedan como lo harán”.

Izumi y Aran sintieron ira hacia Murakami y los demás responsables de matarlos, simpatía hacia Pluto y sus compañeros, y lamentaron no haber hecho lo que tenían que hacer cuando “protegieron” a Pluto y sus compañeros de los laboratorios de investigación al principio. Pero estas emociones no llegarían a nadie ahora.

Lo único que podían hacer era reunir suficiente información para persuadirlos una vez que llegaran a este Reino Divino.

“Entonces, ¿qué pasa con Lambda?” preguntó Izumi.

Aran puso ambas manos sobre su cabeza. “Me rindo”, dijo. “Vandalieu-kun es demasiado bueno liderando personas. Rápidamente son arrastrados al círculo del sistema de transmigración de Vida, por lo que el metraje simplemente se corta”.

Al igual que su maestro Rodcorte, Aran e Izumi solo podían obtener información a través de los ojos de aquellos que pertenecían al círculo de sistemas de transmigración de Rodcorte. No pudieron obtener información de los Scylla, que eran una raza creada por Vida.

Sin embargo, Vandalieu había intercambiado palabras con varias personas en el antiguo Ducado de Sauron, incluidos los maridos de Scylla.

Pero Vandalieu siguió guiándolos inconscientemente al círculo del sistema de transmigración de Vida, por lo que era imposible recopilar información continuamente.

Aun así, habían logrado enterarse de los eventos de la batalla con Gubamon gracias a Iris Bearheart y Rick Paris.

Y a través de los recuerdos de las personas que estaban investigando a Vandalieu desde lejos, como el emperador del Imperio Amid, Marshukzarl y el mariscal de la nación escudo Mirg, Thomas Palpapek, recopilaron información con éxito a pesar del gran retraso.

Sin embargo, no había muchas novedades en esto.

“Creo que deberíamos dejar de bajar la guardia contra él solo porque no tiene habilidades trampa”, dijo Aran.

“En realidad, es más tramposo que nosotros”, comentó Izumi.

Vandalieu poseía cinco fragmentos del Rey Demonio y más de diez mil millones de maná. Y aunque no poseía aptitudes para otros atributos de la magia, podía usar los hechizos de atributos de fuego, agua y viento (solo rayos) a través de la habilidad Magia del Espíritu Muerto, donde utilizaba espíritus muertos, a diferencia de la magia espiritual*.

TLN*: No sé la diferencia entre los espíritus que se usan en la magia espiritual y los “espíritus muertos” que se usan en la Magia del Espíritu Muerto. Habrá que ver si el autor aclara esto más adelante.

 

Las habilidades de Vandalieu eran extrañas. Incluso en Origen, ser capaz de borrar pequeñas montañas con facilidad era imposible excepto por monstruos y héroes legendarios.

“Tiene la intención de que se enfrente a  Amemiya  y los demás, ¿no es así? Nuestro maestro, quiero decir”, dijo Izumi.

“… Dependiendo de cómo se usen sus habilidades, tienen una oportunidad”, dijo Aran. “Las predicciones de mi habilidad de Cálculo dicen eso, pero…”

En Origen, Aran había podido creer en los resultados producidos por los cálculos de su habilidad.

En Origen, si se usaba el poder organizativo de los Valientes y cada nación prestaba su ayuda, había una posibilidad de victoria, incluso si no había forma de evitar pérdidas horribles que harían que uno quisiera taparse los ojos.

Pero aquellos reencarnados en Lambda no podrían traer el equipo y las armas que usaron en Origen, y no tendrían las posiciones sociales o las conexiones necesarias para obtener la ayuda de todas las naciones.

Izumi y Aran pensaron que sería una misión de alta dificultad desde el principio, pero Rodcorte no parecía tener intención de rendirse.

“Bueno, lo más problemático es la forma en que actúa, o mejor dicho, los principios detrás de sus acciones”, dijo Aran. “Él trata a los No-muertos igual que a las personas… o si lo miras de otra manera, solo ve a las personas vivas como iguales a los No-muertos. Eso ya lo sabíamos, pero… por eso mató a Raymond y Rick de la resistencia en esa situación.”

Aran vio la forma en que Vandalieu había matado a Raymond y Rick como problemática.

Incluso Aran se enojó por lo que Raymond y sus hombres le habían hecho a la raza Scylla “por el bien de la gente”. No le gustó nada, y se sintió cómodo al declarar que había que detenerlo.

Pero pensó que Vandalieu debería haber hecho uso de los hermanos sin matarlos. En lugar de castigarlos, debería haber negociado y establecido una relación de cooperación.

En la Tierra y en Origen no siempre se hizo justicia y no se castigó todo mal. Esto fue especialmente cierto en la política. Esto era de conocimiento común.

Y los Valientes en Origen habían operado con este conocimiento común en mente. Lucharon contra terroristas y capturaron criminales. Pero no hicieron cosas como causar guerras civiles caóticas en dictaduras militares matando a sus líderes, ni revelaron los lados oscuros de los servicios secretos de las grandes naciones, causando dificultades para que esas naciones se manejaran a sí mismas.

El mundo, las naciones y las muchas personas no pueden protegerse solo con palabras bonitas y ilusiones. En Origen, este hecho se había arraigado profundamente en las mentes de Izumi y Aran.

Pero lo que Vandalieu había hecho en el antiguo Ducado de Sauron, aunque la escala de sus acciones era bastante diferente, era lo contrario de lo que hicieron los Valientes.

Había formado una relación de cooperación con Iris Bearheart y la organización que dirigía, pero el movimiento de resistencia había retrocedido considerablemente por la muerte de Raymond y Rick.

“Antes decía que es racional o al menos trata de ser racional, pero eso estaba mal. Está muy impulsado por las emociones”, dijo Aran. “No creo que eso en sí mismo sea algo malo, y sin embargo me hace pensar favorablemente en él como persona”.

“Esto me hace sentir cada vez más inseguro sobre si estará dispuesto a hablar con los Valientes”, dijo Izumi. “Por cierto, ¿dónde está nuestro maestro?”

“… Está ocupado lidiando con las fallas del sistema que ocurrieron cuando las almas de Rick, Raymond y sus hombres se rompieron”, dijo Aran. “No creo que llamarlo obtenga ninguna respuesta por un tiempo”.

El trabajo de Rodcorte se había vuelto un poco más fácil, pero aún necesitaba dedicar mucho tiempo al sistema cuando las almas estaban rotas.

“Parece que tampoco se ha dado cuenta de las cartas que llegaron de los dioses de Origen y Lambda”, dijo Izumi.

 

 

 

El aventurero clase S del Imperio Amid, Tronido Schneider, chasqueó la lengua mientras leía la carta que le había entregado un monstruo tipo pájaro que había sido especialmente entrenado por un domador. Y luego rápidamente escribió una respuesta.

“Tch, me tomé el esfuerzo de salir en un bote y todavía van y me envían estas cartas problemáticas”, murmuró.

Su miembro del grupo, Lissana, era en realidad la forma reencarnada de Jurizanapipe, el Dios malvado de la Degeneración y la Intoxicación, que había traicionado al Rey Demonio y se había unido a Vida y al campeón Zakkart. Hacía unos meses había recibido un Mensaje Divino de Ricklent, el genio del tiempo y la magia.

Como un creyente secreto de Vida, Schneider se había embarcado en un bote hacia el Continente Demoníaco, un continente que consiste enteramente en Nidos del Diablo, con sus compañeros hace varios días. Estaban obedeciendo las instrucciones del Mensaje Divino de visitar al dios de la guerra Zantark, quien era ampliamente considerado un dios caído que se había fusionado con un dios malvado.

De hecho, solo habían pasado unos días desde que zarparon. A pesar de que Lissana recibió el Mensaje Divino de Ricklent hace meses.

Pero eso tampoco se podía evitar. Incluso si Schneider se comportaba de maneras inauditas, seguía siendo el único aventurero de clase S en la región occidental del continente. Hubo varios aventureros de clase A que se decía que eran sus iguales, pero ni un solo aventurero lo superó.

En otras palabras, estaba inesperadamente ocupado.

En particular, Schneider había seguido negándose a asociarse con el Imperio utilizando sus numerosos logros y valor militar. Por lo tanto, su estatus social oficial no era diferente al de un civil común. Esto significaba que cualquiera podía pedirle cosas siempre que tuviera el dinero.

Por lo tanto, muchas solicitudes llegaron a la bandeja de entrada de Schneider.

Incluso después de que Lissana recibió el Mensaje Divino, terminó las solicitudes que ya había aceptado y completó las solicitudes que no pudo rechazar. Finalmente, unos meses después, el año había cambiado y Schneider por fin había podido zarpar.

“¿Qué estaba escrito en esa carta?” preguntó Dalton, el Elfo Oscuro con cresta, quien probablemente no se habría sentido incómodo de ser llamado uno de los marineros de este barco.

Schneider resopló. “Es una solicitud de algún duque en algún lugar para cazar a la resistencia en el Ducado de Sauron que invadieron hace años e investigar el origen de algunos No-muertos que destruyeron un fuerte”, dijo. “¡No puedo lidiar con estas cosas! ¡Están tratando de matar a este viejo!”

“Sí, es verdad que no puedes lidiar con eso. Además de ser un dolor, estarías resentido con la gente honesta que apoya la resistencia”, coincidió Dalton. “Sin embargo, si eres un viejo o no, es otra cuestión”.

Schneider estaba actualmente garabateando su respuesta de: “¡Guarda tus tonterías de hablar dormido para cuando estés dormido!” Su verdadera edad era la de una persona mayor en Lambda, o un poco más allá de la mediana edad en la Tierra.

Sin embargo, había mantenido la apariencia juvenil de un hombre de unos veinte años. Tenía cabello rubio platinado que insistió en que era blanco, piel tonificada y músculos que cubrían todo su cuerpo como una armadura.

Lissana, que estaba tomando el sol en la cubierta mientras un dragón del tamaño de una persona le aplicaba aceite perfumado, y la mujer enana Merdin, la que tenía más sentido común entre los miembros de este grupo, estaban de acuerdo con Dalton.

“Yo no llamaría viejo a cualquiera que sale a caminar sobre el mar ‘por razones de salud’”, dijo Lissana.

“Sí, tú también estabas corriendo como un idiota. Deberías haber seguido corriendo hasta el Continente Demoníaco”, dijo Merdin.

Diciendo que era bueno para su salud, Schneider había estado dando paseos por el océano todas las mañanas. Para ser más precisos, habían estado corriendo por la superficie del agua sin usar magia.

“En serio, no sé por qué pueden hacer algo así…” susurró el Dragón, recordando lo aterrador que era. La vista de Schneider, Dalton y Zorcodrio, que en realidad era un vampiro de raza pura conocido por su apodo Zod, corriendo por la superficie del océano.

Si estuvieran usando magia, no sería más que una actuación hábil. Los magos capaces de usar magia de atributo viento para crear masas de aire debajo de sus pies o magia de atributo agua para endurecer la superficie del agua debajo de ellos no eran raros.

Pero incluso desde el punto de vista del Dragón, estos tres eran monstruos para poder hacer esto solo con pura fuerza física. Definitivamente no quería ser pateado por esas ridículamente poderosas piernas.

“¿Qué? Incluso Merdin y Lissana pueden hacer eso”, dijo Schneider.

“¡Lo hacemos con magia y Objetos Mágicos!” exclamó Merdín.

“No creas que soy igual que tú. Estoy a cargo del trabajo mental”, dijo Lissana.

“¿Trabajo mental…?” repitió el Dragón.

Lissana le lanzó una mirada que parecía que podría matar a alguien. “¿Tienes algo de lo que quieras quejarte, Luves?” preguntó, mostrando las escamas rosadas y la lengua larga que eran prueba de que ella era un dios malvado.

“¡No es nada!” Gritó Luves… o más bien, Luvesfol, el  Dios Dragón Malvado Furioso.

Luvesfol, el que había sellado a Fidirg, el Dios Dragón de los Cinco Pecados, en los pantanos al sur de Talosheim, creó a Rey Escamado como su sacerdote y robó la fe de los Hombres Lagarto de Fidirg. Fue herido después de que Vandalieu destruyera su  Clon Espiritual, y ahora estaba escapando al Continente Demoníaco, pensando que lo matarían si se quedaba donde estaba.

Sin embargo, los dominios de los dioses durmientes como Vida se interpusieron en su camino y, dado que estaba herido, no había podido moverse como quería. Le tomó tiempo escapar y, desafortunadamente para él, el día que finalmente logró abandonar el continente Bahn Gaia fue el día en que Schneider y su grupo zarparon.

Normalmente, no habría habido ningún problema. Era casi imposible hacerle algo a Luvesfol, que existía en un Reino Divino con un cuerpo mortal. De hecho, sería imposible siquiera notar la existencia de Luvesfol.

“¡Maldito e inútil Dragón!”

“¡Te he encontrado por fin!”

“¡Realmente no sé qué está pasando, pero estás en el camino!”

De hecho, no habría habido ningún problema si no hubiera existido la forma reencarnada de un dios malvado, un Vampiro de raza pura que poseía una fuerza equivalente a la de un dios a pesar de ser simplemente miembro de una de las razas intelectuales del mundo, y un aventurero que mata dragones.

Habiendo vivido en la región sur del continente durante unos cien años, Luvesfol tardó en notar la presencia de estos tres. Su Reino Divino fue violado y los ataques fueron lanzados contra él de un solo lado, y después de eso, Dalton y Merdin se unieron para golpearlo hasta convertirlo en pulpa.

Lissana había sido una vez un dios malvado del ejército del Rey Demonio, y Zod había luchado contra el ejército del Rey Demonio junto a los campeones bajo el mando de Vida. Por supuesto, sabían de Luvesfol, que los había traicionado y se unió al ejército del Rey Demonio después de la caída del dios emperador Dragón Marduke.

Y sabían de todo lo que había hecho después.

Ahora, Luvesfol se había materializado como un pequeño Dragón. Los dioses podían obtener un cuerpo físico débil a cambio de no poder usar la mayoría de sus poderes divinos. Esto normalmente sería increíblemente arriesgado, pero Luvesfol se había visto obligado a este estado.

Era un sello, en cierto modo.

“Luves, tus manos se han detenido”, dijo Lissana. “¿No te he enseñado que necesitas aplicar el aceite de manera uniforme?”

“¡Yo sé!”

“Asegúrate de masajearme adecuadamente también, ¿de acuerdo? Ah, y no he olvidado que usaste tu aliento contra mí con el fin de sacar provecho de la batalla entre Vida y Alda.

“Uf, ¿recuerdas todo?”

“Por favor, ten en cuenta que también recuerdo que tu traición durante la batalla contra el ejército del Rey Demonio provocó el colapso de las líneas del frente, obligándonos a una batalla infernal para tratar de retirarnos”, agregó Zod.

Luvesfol gritó de terror. Para Lissana y Zod, era alguien que ciertamente merecía ser asesinado. Y había una sola razón por la que aún no lo habían matado… ya que había traicionado al dios dragón y se había unido al ejército del Rey Demonio, si moría, su alma regresaría al círculo del sistema de transmigración del Rey Demonio y sería reencarnado un día.

Como el sistema del Rey Demonio actualmente no tenía a nadie administrándolo además de haber sido siempre inestable para empezar, no había garantía de que incluso los dioses pudieran reencarnarse con sus recuerdos y personalidades intactas a menos que hicieran preparativos como lo hizo Lissana. Había una gran posibilidad de que renacieran como goblins o ranas gigantes con recuerdos y personalidades completamente nuevos.

Sin embargo, la posibilidad de que pudieran reencarnarse como algo nuevo con sus recuerdos, personalidades y poder milagrosamente intactos no era nula.

Entonces, normalmente, habrían destruido por completo el cuerpo de Luvesfol y sellado su alma, tal como lo había hecho Schneider con los dragones ancianos que había exterminado en el pasado, pero… no habían podido preparar el ritual de sellado del alma en su lugar de viaje en barco, por lo que Luvesfol estaba en este estado como un pequeño Dragón ahora.

“No es que no sienta pena por ti, pero cada vez que lo hago, sigo recordando otra cosa mala que hiciste, así que no puedo simpatizar”, dijo Lissana.

“Tienes razón”, dijo Dalton. “¿Debería darle un puñetazo entonces?”

“Dalton, es más débil que un Wyvern en este momento, por lo que moriría si lo golpearas”, dijo Merdin.

Luvesfol estaba siendo atormentado por Lissana y Zod, pero Merdin y Dalton tampoco sentían simpatía por él.

Lo estaban tratando como a un esclavo criminal.

Pero parecía que Luvesfol tenía algún conocimiento sobre el Continente Demoníaco y el paradero de Zantark, por lo que todavía estaba siendo tratado mejor que los esclavos criminales normales.

Las pistas que podía dar estaban en el nivel de, “Él podría estar en algún lugar por allí”, pero era mucho mejor que nada.

Y gracias a él, habían logrado obtener información sobre Vandalieu.

“Los fragmentos del Rey Demonio, ¿eh? ¿Estará bien, usando cosas así?” se preguntó Schneider.

“Hmm, la verdad es que Zod y yo no sabemos ningún detalle sobre ellos”, dijo Lissana. “Y no tengo ningún recuerdo de hace cien mil años; Solo puedo recordar eventos que sucedieron después de que me reencarné en este cuerpo de elfo.”

“También fui sellado hace cien mil años, y estuve dormido hasta hace poco”, agregó Zod.

Nadie habría sugerido tratar de usar los fragmentos del Rey Demonio en el período inmediatamente posterior a la derrota del Rey Demonio. Por lo tanto, Zod y Lissana no sabían mucho sobre ellos. Solo sabían tanto sobre ellos como Schneider y los otros dos.

“Hemos luchado contra monstruos cuyos fragmentos del Rey Demonio estaban alborotados, y Dragones Ancianos que los mantuvieron para usarlos como cartas de triunfo, pero fueron sorprendentemente manejables”, dijo Schneider. “Se vuelven incapaces de usar la magia elemental y sus movimientos se vuelven descuidados… normalmente, al menos”.

Este había sido el caso de los enemigos en posesión de los fragmentos del Rey Demonio a los que se habían enfrentado Schneider y sus compañeros. Los fragmentos en sí tampoco habían planteado problemas; Schneider y sus compañeros simplemente necesitaban colocarles sellos estrictos después de derrotar a sus dueños.

“E-ese Dhampir usó la sangre del Rey Demonio para hacer cañones de armas y disparó proyectiles hechos de los cuernos del Rey Demonio usando el hechizo Telequinesis. ¡Es cierto!” dijo Luvesfol.

Vandalieu había usado magia con calma, incluso si era magia sin atributos, con dos de los fragmentos del Rey Demonio activos a la vez.

Probablemente era peligroso para Schneider y su grupo trabajar bajo sus suposiciones anteriores.

“Bueno, no sirve de nada preocuparse por eso. Si las cosas se ponen realmente mal, estoy seguro de que Ricklent le dirá algo más a Lissana. Más importante aún, necesitamos encontrar a Zantark”, dijo Schneider, dirigiendo sus pensamientos hacia el Continente Demoníaco aún invisible que estaba en algún lugar al otro lado del océano. “Según las leyendas, el Continente Demoniaco tiene una fuente de juventud”.

“No es que necesites esa fuente”, dijo Merdin.

Guardar Capitulo
Please login
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
error: Content is protected !!
Scroll al inicio