TDG ​Capítulo 56 Asesinato

​Capítulo 56 – Asesinato

Después de que Nie Li le enseñara la primera parte del canto de cultivo
del [Físico Marcas Celestiales], Nie Yu lo memorizó y encontró un sitio
libre para empezar a practicar.

A medida que la noche avanzaba,
la oscuridad se iba haciendo más y más espesa. Había algunas sombras
saltando rápidamente a través del bosque.

De repente, Nie Li
sintió algo en la distancia. Se dio cuenta de que unas sombras se
estaban moviendo en las cercanías del acantilado. Nie Li frunció el ceño
ligeramente y ondeó su mano derecha. Una sombra apareció en el aire y
se fue flotando a través del bosque.

Nie Li invocó al Demonio
Espiritual sin fusionarse con él. Un Demonio Espiritual es incapaz de ir
a la batalla a menos que se fusione con el cuerpo del Espiritista
Demonio. Sin embargo, el Espiritista Demonio puede sentir  lo que ve y
oye el Demonio Espiritual, algo muy útil en algunas ocasiones.

El
aura de un Demonio Espiritual ordinario puede ser fácilmente percibida,
sin embargo, la Sombra del Diablo puede ocultar su rastro. Por lo tanto
es especialmente útil para espiar y explorar terrenos.

La
Sombra del Diablo pronto encontró algunas figuras en la distancia. A
través de los ojos de la Sombra del Diablo, Nie Li puede ver claramente
tres personas vistiendo ropas negras y escondiéndose en el bosque.

Controlando
al Demonio Espiritual: Sombra del Diablo y escondiéndolo detrás de un
árbol, confirmó la localización de estas tres personas. Esas personas
estaban hablando en ese momento entre ellos
“Este es el territorio de la Familia Marcas Celestiales”

“Debemos
tener cuidado, aún hay varios expertos de Rango Oro en la Familia
Marcas Celestiales, si nos encontramos con ellos, ¡Moriremos!”

“¿Estás
seguro de que este mocoso llamado Nie Li está actualmente en una
casucha* bajo las montañas? [N/T: Pone literalmente casa rota, pero creo
que lo dice de manera despectiva]

“Por supuesto, lo he
comprobado durante el día. Los padres de ese mocoso no son Peleadores,
por lo que podemos matarlos sin que nadie se entere.”

A través
de la Sombra del Diablo Nie Li escuchó su conversación. ´¿Son de la
Familia Sagrada?´ Por lo que parecía, estas tres personas tenían la
intención de ir tras él. En cualquier caso, estos tres deberían ser
solamente de Rango Plata.

La voz de una de las personas le
resultaba familiar a Nie Li. De repente se acordó, ¡Uno de los tres era
El Diacono Yun Hua del Gremio Oscuro! Después del encuentro en la
Antigua Ciudad Orquídea, Nie Li estuvo memorizando las voces de las
personas.

Afortunadamente, todos los que habían ido eran Rango
Plata. La cantidad de expertos de Rango Oro es de unos pocos en toda
Ciudad Gloria. Cada uno de ellos tiene un letrero especial, por lo que
es muy difícil para los expertos de Rango Oro del Gremio Oscuro
infiltrarse en Ciudad Gloria. El más fuerte entre ellos solamente era El
Diacono Yun Hua del Gremio Oscuro.

Nie Li frunció el ceño y
desató una fuerte percepción desde Sombra del Diablo. Vagamente, Nie Li
sintió la fuerza de los tres expertos de Rango Plata. Uno de ellos es un
Rango Plata 5-Estrellas y los otros dos de Rango Plata 3-Estrellas.

“Esto será un poco difícil de manejar”, murmuro Nie Li frunciendo el ceño de nuevo.

Si
ellos fueran de Rango Plata 1-Estrella o 2-Estrellas, él podría
encargarse de ellos fácilmente. Sin embargo, ellos tenían un Rango Plata
5-Estrellas, que podría ser un poco difícil. Si esos tres conseguían
llegar a la casa de Nie Li, sería muy problemático.

Nie Li lo
pensó por un momento y luego dijo a Nie Yu, “Xiao Yu, ve rápido, y avisa
a los adultos. Diles que  hay varias personas del Gremio Oscuro en el
bosque”.

“¿Gente del Gremio Oscuro?” Los ojos de Nie Yu
destellaron con miedo. A su joven edad ella había oído como de
terrorífico es el Gremio Oscuro. “Entonces, ¿A dónde vas a ir tú?
Hermano Mayor Nie Li, ¡Vayamos  juntos!”

“Estaré bien. No voy a
enfrentarme a ellos. Me quedaré aquí y los mantendré vigilados. Ve
rápido y díselo a los adultos. En este grupo de gente, hay uno que es un
Rango Plata 5-Estrellas. ¡Un Rango Oro debe de venir!”. Dijo Nie Li.

Para
prevenir ataques de Bestias Demoníacas, el territorio de la Familia
Marcas Celestiales tiene un Rango Oro anciano (mayor) patrullando cada
día. Todo lo que ella necesitaba hacer, es llamar a la patrulla.
“Xiao Yu, ¡Rápido! ¡No te puedes retrasar más!” Apremió Nie Li ansiosamente.

Nie
Yu miró con preocupación a Nie Li, pero finalmente asintió. Su pequeña
figura se perdió rápidamente en la distancia. Viendo a Nie Yu alejarse
corriendo, Nie Li se sintió un poco aliviado. Él tenía dos razones para 
enviar a Nie Yu con los adultos. Una era conseguir ayuda, la otra es
enviarla lejos. De esa manera él podría centrarse en hacer frente a la
situación.

Nie Li cuidadosamente escondió su figura y lentamente
se aproximó al lugar donde estaban en ese momento los tres hombres
situados.

Aunque la fuerza de los oponentes era grande, el
enemigo estaba a la vista y Nie Li estaba oculto, por lo que no era
imposible luchar.

El Diacono Yuan Hua encabezaba a los dos Peleadores Rango Plata 3-Estrellas y lentamente avanzaban a través del bosque.

“¿Que
está pasando?” El Diacono Yun Hua de repente sintió algo extraño. Como
si algo estuviese espiándolos. En cualquier caso este tipo de
sensaciones era muy vago, él no podía encontrar el origen de ese
sentimiento.

“¿Algún problema, señor?” Preguntó uno de los Rango Plata 3-Estrellas, perplejo.

“¿He
sentido algo?” El Diacono Yun Hua frunció el ceño. Inquieto, un gran
Tigre Demoníaco apareció en el aire de la nada. Con su mirada llena de
frialdad miró al bosque que le rodeaba.

¡Él es un Espiritista Demonio de Rango Plata 5-Estrellas con un Demonio Espiritual: Tigre Estrella Negra!

´Eso
ponía las cosas más difíciles´. Nie Li frunció el ceño por un momento,
escondiéndose en las sombras, conteniendo el aliento. La Sombra del
Diablo también escondida detrás de unos árboles no se movía.

La distancia entre Nie Li y el Diacono Yun Hua era de cincuenta a sesenta metros aproximadamente.

El
Tigre Estrella Negra es un Demonio Espiritual que solamente es Rango
Plata, es imposible para él detectar a Nie Li a tanta distancia. En
cuanto a la Sombra del Diablo, que está oculto a cinco metros de El
Diacono Yun Hua, había desaparecido por completo en la forma de Vacío.

Los
ojos del Tigre Estrella Negra brillaban en color cían. Él barrió los
alrededores, pero no encontró nada. El Diacono Yun Hua se sintió
aliviado y dijo, “Quizá estoy pensando demasiado”.

El Diacono
Yun Hua llamó de vuelta al Tigre Estrella Negra. Cuando desligas a tu
Demonio Espiritual su aura puede ser fácilmente detectada por otro
Espiritista Demonio, por lo que hay que tener mucho cuidado.

“Dos
de nosotros esperarán aquí. Liu Qing, ve a investigar si hay alguien
patrullando el terreno de la Familia Marcas Celestiales y envíanos una
señal.” Dijo El Diacono Yun Hua en tono bajo.

Respecto a eso,
sigue siendo bastante peligroso, por lo tanto no está dispuesto a
arriesgarse. Liu Qing se sintió un poco depresivo, pensando, ´¿Por qué
tengo que ir yo?´

En cualquier caso él no se opuso a El Diacono
Yun Hua. El no tenía elección por lo que asintió y se dirigió a la parte
baja de las montañas.

El Diacono Yun Hua y el otro que se llamaba Liu Yan iban bajando a su propio ritmo.

Viendo a Liu Qing separándose de Él Diacono Yun Hua, Nie Li levanto las cejas levemente, ´Esta es una buena oportunidad´.

Con
su actual fuerza, enfrentarse el solo contra tres personas era muy
difícil, sin embargo enfrentarse contra un único Peleador Rango Plata
3-Estrellas, sería mucho más fácil. Aunque el cultivo de Liu Qing es más
alto que el de Nie Li en dos es, él es un Peleador y Nie Li es un
Espiritista Demonio.

Nunca nadie antes ha visto el Demonio
Espiritual que usa Nie Li, Sombra del Diablo. La gente ordinaria no
puede saber las capacidades del Demonio Espiritual Sombra del Diablo.

Bajo
el control de Nie Li, Sombra del Diablo cambio a una luz negra,
flotando rápidamente hacia Nie Li fusionándose con él. Causando un
repentino cambio en su cuerpo.

Nie Li observó que Lie Qing no se
había alejado mucho y entonces una media sonrisa se dibujó en su boca.
Con un pensamiento, deshizo su forma y se aproximó lentamente a Liu
Qing.

“¿Qué está pasando?” Después de que Liu Qing corriera
varios cientos de metros, sintió de repente una extraña aura. Se detuvo y
observó con suspicacia a su alrededor.

En el silencio de la noche, a parte del susurro de los árboles provocados por la brisa, no había más movimientos.

“Probablemente
estoy pensando demasiado”, Liu Qing se rió de sí mismo, y continuó
avanzando. Redujo su paso, pensando para sí mismo que podía hacer algo
para satisfacer a El Diacono Yun Hua, sin necesidad de poner en riesgo
su vida.

Nie Li aguantó el aliento, acercándose silenciosamente
hacia Liu Qing. Con la habilidad de esconderse del Demonio Espiritual
Sombra del Diablo, sería difícil para una persona normal detectar su
aura.

Cinco metros, tres metros, dos metros,… Liu Qing no tenía ni idea de lo cerca que estaba de él.

De
pronto, Liu Qing sintió una sensación de amenaza desde su interior y
una espina de desesperación se le  clavó en el corazón. De repente, se
sorprendió girando sobre sí mismo mientras lanzaba una patada
giratoria.  Sin embargo, esa patada no golpeó nada. No había nadie
detrás de él.

“¿Qué es exactamente los que está pasando?”, Liu
Qing sentía que esa sensación en su corazón se mantenía. Él sentía
claramente un instinto asesino a su alrededor, pero cuando se giraba no
encontraba nada.

Justo cuándo Liu Qing se estaba tranquilizando,
una figura apareció de repente a su lado. ´Psh´, una fría luz destelló
en la oscuridad contra el cuello de Liu Qing.

El cuello de Liu
Qing fue atravesado y un rastro de sangre fresca salió disparada. Su
boca estaba abierta pero no decía nada. Sus ojos lentamente se cerraron.
´Plop´ y su cabeza cayó al suelo.

Liu Qing no entendió como llegó su muerte, ni que fue exactamente lo que le atacó.

Desde
que empezó su cultivo hasta ahora, él había experimentado cientos si no
miles de ataques, pero nunca había experimentado ese tipo de ataque
antes.

En cualquier caso, ya no tendría la oportunidad de saberlo.

Después de golpear exitosamente, Nie Li regresó a la forma de Vacío para esconderse.

Se quedó acechando alrededor del cuerpo de Liu Qing, preparando la siguiente emboscada.

Nie
Li no podía estar satisfecho con los resultados de su primer ataque
furtivo. Antes de su ataque su instinto asesino lo había delatado, y
aunque finalmente golpeó con éxito, Nie Li lo consideraba un fracaso.

Un
verdadero asesino podría matar a sus enemigos sin ser percibidos.
Debido a que Nie Li acaba de empezar a fusionarse con el Demonio
Espiritual Sombra del Diablo, su control sobre las habilidades de Sombra
del Diablo no las tiene completamente dominadas aún. Tener un fallo es
normal. Además de lograrlo en su primer intento.
Si esto lo hiciese
cualquier otro, estaría extremadamente satisfecho con los resultados,
sin embargo Nie Li es muy estricto consigo mismo, está buscando la
perfección.

Nie Li silenciosamente se ocultó en las sombras,
esperando pacientemente. El aire del bosque se llenó con un ligero olor a
sangre.

“¿Qué está pasando?”, El Diacono Yun Hua frunció el
ceño. Sentía en su interior que algo no iba bien, saltó hacia delante y
Liu Yan lo siguió de cerca.

Tras avanzar algunos metros, pudieron ver el cuerpo de Liu Qing en el suelo.

“¡Aquí
hay alguien!” Jadeó El Diacono Yun Hua e inmediatamente se puso alerta.
“El oponente ha matado a un Peleador Rango Plata 3-Estrellas, no muy
lejos de nosotros y sin ningún ruido. ¿Podría ser un oponente de Rango
Oro?”

Liu Yan se asustó cuando vio la escena, ´Liu Qing solo se
alejó algunos metros de nosotros, y ha sido asesinado sin ningún sonido.
¿Cómo lo pudo hacer el oponente?´

Lentamente ellos comenzaron a retirarse, espalda contra espalda, alertas, inspeccionando el bosque a su alrededor.
En la oscura noche, solo el sonido de los pájaros se podía oír en la quietud del bosque.

Ellos
no podían encontrar a nadie allí. Sin embargo, tenían el presentimiento
de estar siendo observados, por lo que tenían la piel de gallina.

Viendo
que tanto El Diacono Yun Hua como Liu Yan, no actuaban, Nie Li no hizo
ningún movimiento y se propuso a esperar en silencio.

Además, el
paso del tiempo era favorable para él. En poco tiempo, Nie Li podría
avisar al anciano de la familia. El tiempo iba pasando.
Después de notar que algo no iba bien, El Diacono Yun Hua frunció el ceño y dijo, “Nos vamos”.

Él es un hombre cauto. Como se ha encontrado un suceso inesperado, él retrocederá primero. No hay necesidad de arriesgarse.

Liu
Yan no podía esperar para irse de ese lugar, inmediatamente asintió con
la cabeza. El Diacono Yun Hua saltó listo para irse. Liu Yan junto a él
se estaba preparando para seguirle.

“¿Quieres irte? ¡Eso no será tan fácil!”

Una fría luz destelló en los ojos de Nie Li cuando el reapareció. Levantó su Hoz de Hueso y lanzó un tajo hacia Liu Yan.

Tras
entrar en la forma de Vacío, Nie Li había estado acechando a Liu Yan.
La distancia que los separaba era de solo cinco o seis metros. El
repentinamente aceleró.

En el momento en el que Nie Li apareció,
las pupilas de Liu Yan y El Diacono Yun Hua se contradijeron. “¿Quién?”
Era alguien que les había estado acechando durante todo ese tiempo y no
se habían dado cuenta.
“¡Muere!” Nie Li entrecerró sus ojos
liberando su escalofriante instinto asesino mientras lanzaba un corte
hacia Liu Yan a la velocidad del rayo.

Liu Yan reaccionó, su
cuerpo estaba emitiendo una luz. El tenía en su cuerpo dos guardabrazos
que levantó para bloquear el ataque de Nie Li, y en el mismo momento le
lanzó una patada.

Como Peleador Rango Plata, Liu Yan había ido a
cientos de batallas, y tenía mucha experiencia en combate. Al
encontrarse en una situación tan complicada, sus reacciones son rápidas.

Una
lástima que su atacante no sea una persona corriente, es Nie Li
fusionado con la Sombra del Diablo. Nie Li que se enfrentaba a Liu Yan
estiro sus brazos de repente.
La púa de la Hoz se movió
instantáneamente a la nuca de Liu Yan. Con un suave giro ´Pssh´, la púa
penetró en la parte trasera de la cabeza de Liu Yan.

Los ojos de Liu Yan se apagaban.

Incluso
en la muerte, era incapaz de entenderlo. ´¿Cómo podía alguien tener los
brazos tan largos?´. El fue  capaz de llegar a la parte trasera de su
cuello durante el ataque. En un momento Nie Li había matado a otro más.
Basado en la fuerza individual, Liu Yan era un poco más fuerte que Nie
Li.

En cualquier caso, Nie Li no se enfrentó a Liu Yan cara a
cara. En cambio, Nie Li realizo ataques repentinos. Al mismo tiempo el
ataque fue inesperado para Liu Yan. En tan corto periodo de tiempo, no
había manera de que hubiese podido reaccionar. Por lo tanto, le permitió
a Nie Li realizar el ataque furtivo con éxito, consiguiendo  un golpe
mortal

Bookmark(0)
TDG ​Capítulo 55 Marcas Celestiales Físicas
TDG Capítulo 57 ¿Quién los mató?