TDG Capítulo 451 – Pabellón Nota Celestial

TDG  Capítulo 451 – Pabellón Nota Celestial

Había muchos secretos ocultos
dentro del Libro del Espíritu Demoníaco Temporal. Muchas figuras poderosas lucharon por
él, desde que apareció en este mundo.
Sin embargo, el libro en sí
también tenía su propia inteligencia, y estaba buscando constantemente a su
maestro.
Nie Li había sospechado desde la
época en que Ciudad Gloria fue destruida. En
aquel entonces, había experimentado todo tipo de sufrimiento. Había sido el único que quedó con vida
en su escape. Y en su momento de
crisis, cuando estaba colgando de un hilo entre la vida y la muerte, de alguna
manera, logró entrar en el palacio del desierto y obtuvo el Libro del Espíritu
Demoníaco Temporal. Y, por eso,
que había recibido la oportunidad de renacer.
Parecía como si todo hubiera sido
predeterminado.
Como el karma.

Sin embargo, Nie Li sospechaba
que este asunto no era tan sencillo.
Sin el Libro del Espíritu
Demoníaco Temporal, nunca encontraría ninguna respuesta, no importa lo mucho
que buscara.
El mayor problema era que no
podía permitir que cayera en las manos del Emperador Sabio. Si eso sucediera, entonces nadie sería
capaz de detener al Emperador Sabio de refinar el Reino Ruinas Dragón y
convertir todo en un vacío eterno.
Todos los seres queridos de Nie
Li también desaparecerían de este espacio-tiempo. Eso era algo que definitivamente no
permitiría.
“El Emperador Sabio
definitivamente notará el aura del Libro del Espíritu Demoníaco Temporal. Sin embargo, si tenemos el Artefacto
Asesino de Dioses, entonces podemos ocultar el aura del Libro del Espíritu
Demoníaco Temporal”, explicó Yu Yan.
Nie Li se quedó en silencio. Por alguna razón, que estaba más allá
de su comprensión, su Reino Alma tembló ligeramente. La vid dentro de su Reino Alma seguía
creciendo, como si estuviera tratando de llenar el infinito vacío. Como si estuviera buscando algo.
“El Emperador Sabio todavía
está dormido en este momento, por lo que no será capaz de percibir el Libro del
Espíritu Demoníaco Temporal. No
hay nada de lo que tengamos que preocuparnos. .
Sin embargo, todavía carecemos de los medios para enfrentarnos a sus
bestias” Nie Li recordó las seis bestias demoníacas Rango Deidad del
Emperador Sabio, todas eran extremadamente poderosas y habían estado observando
continuamente el Reino Ruinas Dragón. En
el instante en uno de ellos apareciera… eran seres que Nie Li no podía
manejar en su estado actual. 
Yu Yan también se quedó en
silencio.
Esas seis bestias demoníacas
Rango Deidad hacían guardia en los Ocho Picos Desolados. Desde ese lugar, ni un solo movimiento
en el Reino Ruinas Dragón sería capaz de escapar a su vigilancia. Por lo general, los seis no abandonarían
sus puestos, porque ninguna de las sectas principales valía lo suficiente para
que actuaran.
“¡Antes de que rompamos el
sello del Mundo Diminuto, hay algún lugar que tengo que visitar!” Nie Li
recordó con una sonrisa.
“¿Dónde?”, Preguntó Yu
Yan.
Nie Li le dio una sonrisa
misteriosa, pero no respondió.
Pabellón Nota Celestial
Cientos de flores brotaban y los
árboles agitaban sus exuberantes ramas verdes, llenas de vida. Era como un paraíso, que era tan
elegante como la música de la cítara que llenaba el ambiente.
Pájaros cantaban en el bosque,
junto con la música de la cítara.
Un grupo de mujeres jóvenes estaban
hablando dentro de un pequeño pabellón. Toda
la escena era animada y rebosante de vida.
La atención de todos estaba
centrada en Xiao Ning’er y Ye Ziyun. Desde
que las dos se unieron a la Secta Nota Celestial, habían sorprendido a todos
con su talento.
Ambas habían venido del Mundo
Diminuto, y poseían Raíces Espirituales Celestiales de Grado 9 9. Incluso los ancianos de la Secta Nota
Celestial no podía evitar sentir celos por sus sorprendentes talentos.
Xiao Ning’er y Ye Ziyun eran
discípulos de los dos ancianos más poderosos de la Secta Nota Celestial.
 En este momento, sus cultivos ya
habían alcanzado el Reino Dao del Dragón.
En toda la historia de la secta
Nota Celestial, era raro que alguien llegue al Reino Dao del Dragón en un
tiempo tan corto.
Xiao Ning’er y Ye Ziyun definitivamente
eran los más poderosos competidores a la posición de Maestro de la Secta.
“Hey Ning’er, ¿Sabías que el
Gran Anciano solo está favoreciendo a Ziyun? ¡Eso
es muy descarado! ¡Me siento
enojado por ti! ¿Por qué es la
única que tiene permitido entrar en el Dominio Nube Celestial, mientras tú no
puedes?” Una mujer, que tenía más de treinta años, exclamó mientras fingía
indiferencia. Mientras tanto, sus
ojos estaban iluminados con una luz oscura y siniestra.
Su nombre era Xuan Yue, la
hermana mayor de Xiao Ning’er.
 Eran
discípulos bajo la misma maestra.
“Hermana Mayor Xuan Yue, el
linaje de Ziyun era compatible. Es
por eso que fue enviada al Dominio Nube Celestial.” Xiao Ning’er frunció ligeramente
el ceño mientras ella reveló su disgusto. Ella
era inteligente, no había forma de que no podía ver que Xuan Yue estaba
tratando de enfrentarlas. “Ziyun
es mi mejor amiga, así que detente.”
Xuan Yue torció los labios hacia
un lado. “Ning’er, estás
siendo tonta. ¿La tratas como un
amigo, pero ella piensa de la misma manera?”
Xiao Ning’er de repente se puso
de pie y miró a Xuan Yue, “Hermana Mayor Xuan Yue, compruébalo tu misma.
 No hables a espaldas de los demás. Eso solo baja tu integridad”.
Ella se dio la vuelta, dejando de
hablar con Xuan Yue.
Una luz viciosa llenó los ojos de
Xuan Yue, pero pasó rápidamente. Es
cierto que ella era la hermana mayor de Xiao Ning’er, pero su Maestra claramente
favorecía más a Ning’er. ¿Quién
sabe cómo Xiao Ning’er había conseguido esos misteriosos elixires? Ella se los había dado a la Maestra, y
después de que los consumió, su cultivo había aumentado considerablemente. Desde entonces, la Maestra favoreció a
Ning’er.
Un grupo de discípulos de élite
se reunieron junto a Xiao Ning’er.
 Cada
uno poseía un nivel de influencia dentro de la Secta Nota Celestial.
No era solo Xiao Ning’er, Ye
Ziyun era igual. También había
recibido una gran cantidad de atención por sus extraordinarios talentos. Además del talento, desde que llegó a
la secta, su cultivo se había disparado a pasos agigantados. Su número de seguidores también habían
aumentado constantemente.
Las dos se habían convertido en
las personas más influyentes en la Secta Nota Celestial.
Xuan Yue estaba extremadamente
deprimida. A pesar de que había
llegado a la Secta Nota Celestial hace mucho tiempo, ella no se podía comparar
a una chica que se había unido recientemente. Ella
definitivamente no podía aceptar eso. En
su lugar, ella planeó abrir una brecha en la relación entre Xiao Ning’er y Ye
Ziyun. Pero no importa lo mucho
que lo intentara, Xiao Ning’er siempre la ignoraba.
“Hermana Menor Ning’er, quizá
las palaba de la hermana mayor fueron un poco excesivas. Pero estoy preocupada por ti. Xiu Ming de la Secta Fase Menor nos va
a visitar pronto. Tienes que
aprovechar tus oportunidades. Joven
Maestro Xiu Ming tiene un talento extraordinario. Él es también el hijo del Gran Maestro
de la Secta, prácticamente se ha decidido que él será el próximo Maestro de la
Secta. Si construyes una buena
relación con él, estarás un paso más cerca de convertirte en el Maestro de la
Secta Nota Celestial. Ante esa
posición Ye Ziyun ya no tendría nada que hacer.” Xuan Yue sonrió mientras frunció
los labios. Ella se negó a creer
que Xiao Ning’er no estaría motivado por esa información.
¿No era la posición de Maestro de
la Secta la razón por la que Xiao Ning’er se esforzaba tanto?
“Dado que la hermana mayor
Xuan Yue presta tanta atención a este Joven Maestro Xiu Ming, entonces ¿Por qué
no vas a por él?
 ¿Por qué darme
la oportunidad?” Xiao Ning’er respondió casualmente y sin el más mínimo cambio
en su voz.
¡Xuan Yue no entendía por qué
Xiao Ning’er iría tan lejos como ignorar la posición de Maestro de la Secta,
todo para acercarse a una persona, Nie Li! Si
la construcción de una relación con alguien como el Joven Maestro Xiu Ming la
apartaba de Nie Li, entonces nunca lo haría.

Xuan Yue frunció los labios de
nuevo, mientras que en el interior, ella se reía fríamente de Ning’er. Esta chica se hacía pasar por alguien
perfecta y santa, pero Xuan Yue se negó a creer que ella no le importaba ser
Maestro de la Secta.
TDG Capítulo 450 – Artefacto Asesino de Dioses
TDG Capítulo 453 - Una solicitud