TDG Capítulo 41 Shen Fei

Capítulo 41 – Shen Fei


Si Chen Linjian fuese reacio a rendirse con los tesoros y continuar
explorando el palacio subterráneo, entonces su situación sería muy
peligrosa.
Afortunadamente, Chen Linjian es una persona decidida.

Cuando ellos regresaron al Fuerte de Piedra, las lágrimas de Huyan Lanruo caían sin detenerse al ver a Nie Li.

“Nie
Li, estas de vuelta. ¡Esto es grandioso!” dijo Huyan Lanruo cuando se
abalanzaba sobre Nie Li, abrazándolo estrechamente. Ese bondadoso pecho
estuvo unido fuertemente contra el pecho de Nie Li.
“¡Gracias por
sacrificarte para salvarme! De otra manera ¡Yo probablemente habría
terminado en el estómago del Simio Gigante Azul!” Huyan Lanruo con su
cara enrojecida miraba amorosamente a Nie Li.

“¡Estoy a punto de ser estrangulado hasta la muerte por ti! ¡Déjame ir!”

Nie
Li palmeó su cara. Huyan Lanruo se bañaba en su amor por un error. La
razón por la que él se sacrificó a sí mismo para bloquear al Simio
Gigante Azul era debido a que él quería que Ye Ziyun llegase a salvo.
¡No ella!
Viendo la mirada apenada de Nie Li. Ye Ziyun no pudo evitar
reír. Ye Ziyun ni siquiera se preocupaba por que una belleza como Huyan
Lanruo se abalanza a los brazos de Nie Li. Su cerebro estaba seriamente
atascado. Sin embargo, viendo que Huyan Lanruo estaba tan fuertemente
apegada a Nie Li, el corazón de Ye Ziyun se sentía ligeramente amargo, y
resopló ligeramente.
“¡Es el Gremio Oscuro!” Los hombres de Chen Linjian dijeron con asombro, tomando un gran bocado de aire frió.
Chen
Linjian miró hacia el exterior de la Fortaleza de Piedra y vio a varias
personas vestidas con túnicas negras. Con esto el color de su cara
ligeramente cambió, él bajo su voz y dijo: “¡Por aquí!”
Chen Linjian llevó al grupo de personas dentro del denso bosque detrás del Fuerte de Piedra.

“¡Sean
cuidadosos! ¡No dejen ninguna huella!” Bajo la amenazan del Gremio
Oscuro, el grupo frenéticamente corrió ligeramente rápido. Todos ellos
sabían las graves consecuencias si es que ellos fuesen capturados por el
Gremio Oscuro.
Nie Li miró detrás de ellos, ponderando dentro de su
corazón. A pesar de que ellos recientemente se vieron cara a cara, Nie
Li ya había recordado el aura del líder. El líder también había visto su
cara. Por tanto, incluso si él regresara a la Ciudad Gloria, todavía
tendría que ser bastante cuidadoso. De otra manera, si lo reconociesen,
él sería su blanco.
Además de la Familia Sagrada, también estaba el
Gremio Oscuro constantemente amenazando a la Ciudad Gloria. Un sentido
de urgencia apareció en el corazón de Nie Li. Él tenía que mejorar su
fuerza tan rápido como fuese posible. De otra manera, cuando el peligro
llegase, él no tendría la fuerza para protegerse a sí mismo.
Luego de
obtener la Lámpara del Demonio Espiritual: Sombra del Diablo, él debía
incrementar rápidamente su cultivo al Rango Plata. Luego de integrarse
con el Demonio Espiritual: Sombra del Diablo, él sería capaz de
protegerse a sí mismo.
El Rango Plata sería extremadamente difícil de alcanzar para las personas normales, pero para Nie Li, no era tan difícil.
Una
vez que Nie Li y el resto llegaron a la Ciudad Gloria, las personas del
Gremio Oscuro no serían capaces de atraparlos. Solo entonces, todos se
sentirían aliviados.
Las noticias del grupo de Chen Linjian
regresando rápidamente se esparcieron dentro de la Ciudad Gloria. Lo que
era más impactante era lo que consiguieron Chen Linjian y su grupo.
Había
montones de tesoros que eran realmente asombrosos. Una gran subasta fue
levantada y muchas de los objetos de Chen Linjian fueron vendidos a un
muy alto precio.
El entusiasmo de la Ciudad Gloria rápidamente ardió.
Muchas personas empezaron a viajar a las Ruinas Antiguas de la Ciudad
Orquídea con la esperanza de obtener buenos botines para sí mismos.

La
gran tormenta producida no tenía ninguna relación con Nie Li. Él
consiguió la Lámpara del Demonio Espiritual: Sombra del Diablo que había
codiciado anteriormente, y también, inesperadamente ganó una página
faltante del Libro Temporal del Demonio Espiritual. La cosecha que
consiguió en este viaje estaba mucho más allá de sus expectativas.
Al
mismo tiempo, había otras noticias que dejaron a Nie Li pensando
profundamente. Él había oído que antes  de que Chen Linjian y su grupo
regresaran a la Ciudad Gloria, Shen Yue ya había llegado. Más aún, nadie
más había regresado con Shen Yue.
¡Esto es muy extraño!

Solo
con la fuerza de Shen Yue, ¿Cómo es posible que pasara a través de
todas las áreas peligrosas y regresará a la Ciudad Gloria?
Pensando
nuevamente, cuando encontraron a las personas del Gremio Oscuro en las
Ruinas Antiguas de la Ciudad Orquídea, Nie Li repentinamente pensó en
una posibilidad. Tal vez, exista alguna asociación secreta entre la
Familia Sagrada y el Gremio Oscuro. El debería haber pensado en esto
antes.
Varios signos sobre la Familia Sagrada en su vida pasada y la
traición hacia la Ciudad Gloria, todo mostraba  que ellos hace tiempo
habían olvidado su responsabilidad como Guardianes de la Ciudad Gloria.
Si eso era así, entonces existiría una gran posibilidad de que
estuviesen trabajando con el Gremio Oscuro.
En su vida pasada, Nie Li
no tenía mucho conocimiento sobre el Gremio Oscuro. Era sabido que el
Gremio Oscuro tenía su base construida en las Santas Montañas
Ancestrales, en una locación extremadamente secreta y segura.
Tal
vez, cuando la Familia Sagrada traicionó a la Ciudad Gloria en su vida
pasada, ellos decidieron ir hacia el Gremio Oscuro. De otra manera
¿Dónde más podrían haber ido?
‘¡Maldita sea! ¡¿Por qué solo ahora me doy cuenta de esto?!’

Nie
Li fuertemente apretó sus puños, exponiendo las venas de ambos brazos.
El día en que la Ciudad Gloria cayó, el vio cómo su Familia moría a mano
de las Bestias Demoníacas con sus propios ojos. Más tarde, él  estaba
junto con los sobrevivientes de la Ciudad Gloria y había entrado al
Desierto Sin Fin, donde vio a Ye Ziyun morir frente a él, causando que
el viajase por todo el Continente Divino como si fuese un nómada.
Una
luz pasó frente a los ojos de Nie Li. Tanto si se tratase de la Familia
Sagrada o el Gremio Oscuro ¡Ambos deberían ser destruidos!

Instituto de la Santa Orquídea, Biblioteca.
Luego de que Nie Li regresara, nuevamente se concentraría en entrenar junto a Du Ze, Lu Piao y los otros*.
[Editor: Cuyos nombres ya olvidamos.]

Luego
de regresar, la cultivo de Nie Li había crecido a saltos y sin límites
diariamente. La página faltante del Libro Temporal del Demonio
Espiritual* continuamente jugaba un papel sin parar al operar en el
Reino Alma  de Nie Li.

Con la cooperación de su Reino Alma, su Fuerza Alma lentamente crecía.

Tres
días después, con la ayuda de muchas Hierbas de Niebla Púrpuras y
Elixires, la cultivo de Nie Li había finalmente alcanzado el Rango
Bronce de 2-Estrellas.
Si el pudiese alcanzar el Rango Bronce de
3-Estrellas antes del examen en un tiempo de dos meses, y expusiese eso
durante el examen, entonces Nie Li y el resto podrían ser capaces de
ganar un alto nivel de atención del instituto, y serían tratados como
genios del cultivo. No importaba si era el director del Instituto de la
Santa Orquídea o los Altos Rangos dentro de la Ciudad Gloria, cada uno
sería capaz de llamar la atención como genios. Una vez que Nie Li ya
hubiese sido identificado como un genio, la Familia Sagrada no sería
capaz de tocarlo fácilmente.
Todavía había mucho tiempo hasta la prueba en dos meses*. Nie Li tenía un tiempo más que suficiente.

Aparte de la cultivo de Nie Li, la de Du Ze, Lu Piao y los demás también crecía a grandes pasos y sin parar.

En
ese momento, Shen Yue no estaba más en los ojos de Nie Li. Como el
tiempo pasaba, Shen Yue se habría dado cuenta que la distancia entre él y
Nie Li crecía más y más, y finalmente, estaría fuera de su alcance.
En ese momento, un mensaje fue difundido salvajemente a través del instituto.

“¿Lo sabes? ¡La señorita Huyan Lanruo ha estado buscando a Nie Li diariamente en la clase de Aprendices de Peleadores!”
Las noticias se habían vuelto más y más escandalosas, y nadie sabía si eran verdad.

Los
rumores fueron locamente esparcidos por todo el instituto. Después de
todo, los asuntos sobre dos chicas buscando arrebatar a un mismo chico
eran bastante raros. Y más aún, el punto clave es que eran Huyan Lanruo 
y Xiao Ning‘er. Ambas eran bellezas que raramente se encontraban en el
Instituto de la Santa Orquídea. Tales talentosas señoritas. Si aquel que
estuviese en la vista de las dos fuese un genio, entonces estaría bien.
Sin embargo, el único por el que las dos estaban detrás, resultaba ser
un estudiante de la clase de Aprendices de Peleadores. Esto hizo que
todo el mundo estuviese asombrado.
Huyan Lanruo visitaba la
Biblioteca en el Instituto de la Santa Orquídea un par de veces y fue
evadida por Nie Li. También se decía que cada día luego de la escuela,
Huyan Lanruo custodiaba la puerta de la academia a la espera de Nie Li.
“Nie
Li, si el equipo que hace cumplir las leyes dentro del instituto
encuentra que has estado escalando la pared de salida, ¡Entonces las
consecuencias no serán buenas!” Lu Piao dijo, mientras reía y miraba a
Nie Li.
Nie Li tenía una mirada amarga y dijo: “Si yo fuese capaz de
salir por la puerta, entonces tendría que correr de esa loca y
problemática mujer.”
“Nie Li, honestamente dinos ¿Cómo hiciste para
meterte con la señorita Huyan Lanruo?” Lu Piao preguntó, simplemente
debido a que él estaba celoso, envidioso y odiaba a Nie Li por eso. Ser
perseguido por una belleza como Huyan Lanruo, y Nie Li actuando tan
indiferente, causaba que Lu Piao se quedase sin habla. Si este  fuese

Lu
Piao, entonces no habría algo como que lo persiguiera Huyan Lanruo, él
mismo iría a esa puerta. Sin mencionar la tentación de Huyan Lanruo.
Simplemente tocar ese pecho tan pesado sería excitante. Si Nie Li no les
hubiese dicho que le gustaba Ye Ziyun, ellos sin duda hubiesen pensado
que le gustaban los hombres.
“Yo no hice nada para meterme con ella… ¡Esta mujer es simplemente ridícula!” Nie Li dijo con una sonrisa amarga.
“Entonces
no hay elección. Parece que tendré que escalar esta pared contigo de
hoy en adelante.” Du Ze río y se encogió de hombros. Él no se molestó a
sí mismo con todo este chisme, él solo quería centrarse en su
entrenamiento, y cambiar el destino de su Familia. Y Nie Li le había
dado la oportunidad para hacerlo, por lo tanto, él le serviría a Nie Li
con su vida.
En ese momento, unas pocas personas con insignias a una
buena distancia de ellos gritaba: “Hey, ¿A cuál clase ustedes
pertenecen? ¿Qué están haciendo aquí? ¡Deténganse!”
Nie Li y el resto se dieron una mirada entre ellos.

*Shu,
shu, shu* Seis figuras volaron sobre las paredes del Instituto de la
Santa Orquídea y se veían a la distancia. Unos pocos estudiantes
actualmente se estaban reuniendo.
“¡Haha! Shen Fei, escuché que tu
prometida peleo con Huyan Lanruo por un chico ¿Esto es verdad?”
ridiculizándolo un valiente y alto adolescente de dieciséis o diecisiete
años de edad se acercaba mientras se echaba a reír.
La Clase de
Genios dentro del Instituto de la Santa Orquídea estaba dividida en
muchos grupos, y la relación entre estos grupos no era tan harmoniosa.
Este chico se llamaba Ye Hong, un primo de Ye Ziyun. Él todavía era
alguien con bastante prestigio dentro de la Clase de Genios, con un
grupo de personas siguiéndolo. Usualmente, ellos eran los enemigos de
Shen Fei.
Escuchando las palabras de Ye Hong, Shen Fei fuertemente
cerró su puño, al punto de exprimir su sangre fuera de su mano. A pesar
de que esto todavía no había sido confirmado como algo autentico.
¡Aun si era un loco chisme dentro del Instituto de la Santa Orquídea, esto hacía de Shen Fei el más humillado!

“He
escuchado de mi hermana que no le gustas a esa chica. En ese caso ¿Por
qué forzarla? Simplemente déjala libre ¡Y así evitaras ser cornudo un
día!” Ye Hong se reía. Él era el primo de Ye Ziyun, lo que es más, él
había escuchado una o dos cosas del asunto de Xiao Ning‘er. Bajo la
influencia de Ye Ziyun, él se habría opuesto a Shen Yue en la clase cada
vez que pudiese.
A pesar de que Shen Fei estaba deprimido, él se
estaba preguntando porqué Ye Hong le molestaba todo el tiempo. Sin
embargo, él no tenía ninguna opción. La identidad de Ye Hong firmemente
lo presionaba hacía abajo. Y lo que era más, incluso si él estaba
furioso, él evitaría una confrontación directa con Ye Hong. Sin embargo,
con respecto a este asunto, Shen Fei no podía soportarlo por más
tiempo. Él resopló: “Nadie puede arrebatarme a mi mujer. ¡Si yo no puedo
tenerla, entonces ninguno ni siquiera puede soñar con tenerla!”

Bookmark(0)
TDG Capítulo 40 Lámpara del Demonio Espiritual: Sombra del Diablo
TDG Capítulo 42 La Edad No Reflejan Su Conocimiento