TDG Capítulo 237 Espada Helada del Caos

TDG  Capítulo 237 – Espada Helada del Caos

Bajo
estimulación de la Ley de la Muerte, las Leyes de la luz y la oscuridad de Nie
Li se hicieron aún más refinadas y puras.
Las
alas de Nie Li al instante se habían extendido, esparciendo una energía
majestuosa por todo el entorno, todo viniendo de él.
*¡Bang
Bang Bang!*
Las
explosiones se escucharon por todas partes.
Al
detectar el repentino flujo de energía de gran poder, Xiao Yu se volvió a Nie
Li mirándolo asombrado. Lo que
emanaba del cuerpo de Nie Li eran las Leyes de la oscuridad y la luz, su pureza
estaba en una etapa inimaginable.

Mientras
Nie Li estaba luchando contra la Ley de la Muerte, los cautivos expertos Rango
Semidiós fueron rescatados por Xiao Yu.
“¡Muchas
gracias por su ayuda!”
“¡Muchas
gracias, joven maestro!” Todos los expertos Rango Semidiós expresaron su
gratitud hacia Xiao Yu.
“Agradézcanle
a él, no a mí.” Los labios de Xiao Yu mostraron una mala expresión al ver
en dirección a Nie Li.
Cuando
los expertos Rango Semidiós volvieron sus miradas hacia Nie Li, un espectáculo
imponente llenó sus visiones. Nie
Li se movía silenciosamente en el aire, rodeado por el aumento de las ondas de
los dos tipos de poder de la ley.
¡Pensar
que las leyes de la luz y la oscuridad en verdad aparecieron en un solo cuerpo! ¿Exactamente a qué familia pertenecía
este joven maestro?
Mientras
tanto, Nie Li se dio cuenta de que dentro de su cuerpo, además de las leyes de
la luz y la oscuridad, había un tercer tipo de energía que aumentaba
gradualmente su poder. Fue la Ley
de la Muerte del Dios de la Muerte.
“¡En
presencia de mí, el Dios de la Muerte, te atreves a comportarte de manera
atroz! ¡Estás buscando la muerte!”
El dios de la muerte rugió furiosamente mientras un millón de cuervos negro se
materializaron, atacando a Nie Li.
Nie
Li de repente comprendió algo.
El
Dios de la Muerte era solo el espíritu de la ley. Dado que Nie Li ya había absorbido y
fusionado con una parte de la Ley de la Muerte, estaba empezando a comprender. La chispa divina del Dios de la Muerte
se hizo añicos y por el momento no se puede restaurar; Por lo tanto, ahora es el momento en
que el Dios de la Muertes es más débil.
¡Si
Nie Li es capaz de apoderarse de la Ley de la Muerte, entonces, el Dios de la
Muerte, sin duda, moriría!
¡El
Dios de la Muerte sintió miedo, así que no podía esperar para matarlo!
La
Ley de la Muerte se reunió poco a poco hacia el centro de la palma de Nie Li,
con su aura constantemente girando. Nie
Li ya estaba trabajando en comprender plenamente el poder de la ley.
La
Ley de la Muerte rápidamente se está reuniendo en el lugar ya que Nie Li seguía
destruyendo y reconstruyendo el poder de la ley. Dado que la Ley de la Muerte es
similar a las leyes de la oscuridad y la luz, dominarla no fue difícil.
*¡Bang
Bang Bang!*
Los
cuervos volaban delante de Nie Li y explotaron.
Al
sentir que su Ley de la Muerte estaba siendo amenazada, el Dios de la Muerte se
volvió aún más furioso.
“¡Así
que arrogantemente tratas de alterar mi origen, dentro de mi propio territorio! ¡Voy a convertirte en polvo!” El Dios
de la Muerte manipuló frenéticamente el poder de la ley, formando un par de
manos rojas gigantes que chocaron contra Nie Li.
El
par de enormes manos emitía una presión de pulverización. Las caras de todos los expertos Rango
Semidiós cambiaron drásticamente a medida de que percibieron esta aura.
Aunque
la chispa divina del Dios de la Muerte se ha roto y ya no estaba en el pináculo
de su fuerza, el Dios de la Muerte seguía siendo un Dios espiritual. Además, con esta tumba como su origen,
su fuerza era equivalente a cuando tenía un cuerpo divino. Incluso si el Dios de la Muerte por lo
general solo tuviera la fuerza de un experto Rango Semidiós, siempre y cuando
se encontrara dentro de esta tumba, el Dios de la Muerte podría aplastar fácilmente
las leyes de los otros expertos. Por
eso los expertos Rango Semidiós no podían desafiar al Dios de la Muerte.
El
poder de la ley del Dios de la Muerte pudo reprimir a los otros expertos, pero
eso no funcionaba en contra de Nie Li. Los
poderes de la ley dentro de Nie Li se habían formado individualmente.
Las
manos escarlata golpearon a Nie Lie con una fuerza sin precedentes. La dominante energía incluso ejerció
una presión terrible sobre Xiao Yu. Su
cara cambió y él gritó en un tono de urgencia, “¡Nie Li, cuidado! ¡Corre!”
A
pesar de los gritos de Xiao Yu, Nie Li se quedó en el mismo lugar, como si no
hubiera oído la advertencia.
¿Podría
ser que algo le pasó a Nie Li? Xiao
Yu se disponía a correr para salvar a Nie Li, pero ya era demasiado tarde.
*¡Auge!*
Las
dos manos gigantescas se reunieron y trituraban a Nie Li bajo sus palmas.
Un
imponente choque de energías se desató en la zona circundante.
Viendo
la escena, Xiao Yu tembló ligeramente y una expresión de profunda tristeza y pena
podía ser vista en su rostro. A
pesar de que no había estado con Nie Li por mucho tiempo y pensó que Nie Li tenía
una boca de mal gusto, en general, Xiao Yu todavía creía que Nie Li era alguien
con el cual era digno de asociarse. Para
alguien con un talento tan extraordinario como Nie Li, muriendo aquí era
realmente una gran pena. Además,
había dos chicas que lo esperaban afuera.
La
furia surgio de Xiao Yu ya que dio un gran golpe con su espada, cortando hacia
el enorme corazón negro en el centro de la habitación.
Aparte
de los sentimientos de pena, los otros expertos Rango Semidiós sintieron un
miedo profundo aumento en sus corazones. Ahora
que Nie Li ha muerto, ¿significa que no serán capaces de escapar de esta Tumba
Ancestral? El espacio aquí había
sido cerrado herméticamente y bajo la presión de la poderosa ley del Dios de la
Muerte, ni siquiera tenían la más mínima oportunidad de escapar.
“¡Jajaja! ¿Ha intentado tomar mi ley de la
muerte mientras estaba en mi territorio?” Una risa histérica vino del Dios
de la Muerte. “Tengo que
admitir que tenías un talento muy extraordinario. ¡Sin embargo, dado que te atreviste a
amenazarme, morirás!”
En
ese momento, en las entrañas de las palmas de las manos enormes, Nie Li estaba
envuelto en sus alas. Las leyes
de la Oscuridad y luz giraban constantemente a su alrededor. Las dos palmas de las manos de ambos
lados de hecho habían sido forzadas a doblarse y Nie Li no sufrió ninguna
lesión.
Cuando
las enormes palmas cayeron sobre él, Nie Li había aspirado al instante su
entorno extrayendo la Ley de la Muerte, tomando la energía para sí mismo. Dado que el par de manos se formaron a
partir de la Ley de la Muerte, el actuar de Nie Li naturalmente hizo un agujero
en ellas.
El
cuerpo de Nie Li estaba lleno del poder de la ley de la muerte que había
adquirido; el Dios de la Muerte se
confundió y pensó que Nie Li había sido destruido por la Ley de la Muerte.
Ya
que Nie Li continuó comprendiendo la Ley de la Muerte, gradualmente tomo el
origen de esta. De ambos brazos
brotaron unas piezas de pinchos de huesos, como si fueran protectores de
brazos.
Mientras
seguía acostumbrándose a la Ley de la Muerte; en
este punto, sería extremadamente difícil para amenazarlo con la Ley de la
Muerte. Sin embargo, comprender a
fondo la ley del Dios de la Muerte no era una tarea fácil.
La
risa salvaje del Dios de la Muerte resonó en la tumba. Observó a Xiao Yu cargar con su espada
hacia el corazón negro y se rió observándolo, “El más fuerte entre ustedes
ha sido eliminado por mí. ¿Solo
quedan ustedes, y sin embargo, aún planean luchar?”
“¡Todos
hacia él!” Los expertos Rango Semidiós se miraron, reunieron sus poderes
de la ley, y se lanzaron hacia el corazón negro como si fueran cometas.
“¡Hum,
luchando como un montón de animales acorralados!” El dios de la muerte
resopló con frialdad mientras un sinnúmero de prisiones hechas de huesos se
formaron en el cielo, atrapando a los expertos Rango Semidiós.
Todos
los expertos Rango Semidiós golpearon frenéticamente las prisiones de huesos. Sin embargo, un momento después,
numerosos huesos se unieron fuertemente a sus cuerpos, haciéndolos incapaces de
dar un solo paso y bloqueando su visión.
Los
huesos siguieron persiguiendo a Xiao Yu pero el resopló con frialdad y las
destrozo con la espada en su mano.
*¡Boom!*
*¡Boom!* *¡Boom!*
Los
huesos se rompieron en pedazos por la mano de Xiao Yu.
“Oh
…” El dios de la muerte mostró asombro en su voz. Los huesos con los que incluso los
Rango Semidiós se sentían impotentes de verdad fueron hechos pedazos por Xiao
Yu. “¡¿Esa espada es … la
Espada Helada del Caos?!”
Cuando
Xiao Yu destruyo los huesos, una niebla helada de color blanco se formó en el
aire, instantáneamente los congelaba al tocarlos. Los huesos congelados rápidamente se
hicieron añicos por la Espada Helada del Caos.
“¡La
Espada Helada del Caos es algo que pertenece al Maestro del Reino Abismal! ¿Cuál es tu relación con él? El Maestro del Reino Abismal
definitivamente no le daría la Espada Helada del Caos a un extraño. Por lo que sé, el Maestro del Reino Abismal
no tiene ningún hijo, solo tiene…” El dios de la muerte de repente
emitió una aguda rosa. “Jaja,
ese viejo bastardo del abismo fue el que me dejo en mi estado actual. Nunca pensé que iba a venir
directamente a mi puerta. ¡Jajaja!
¡Ejerciendo una fuerza mayor, solo para descubrirlo sin querer!”
*¡Woosh!*
*¡Woosh!* *¡Woosh!*
Cuerdas
escarlata rodaron hacia Xiao Yu.
“¿Viejo
murciélago, me quieres capturar? ¡No
es tan fácil!” Xiao Yu resopló con frialdad mientras la Espada Helada del
Coas en su mano dibujó una esfera de hielo, envolviéndose en su interior.
“Si
ese viejo Ming llegara personalmente, tal vez daría un poco de miedo. ¿Pero tú? ¿Hmph, piensas que con solo portar la
Espada Helada del Coas, serás capaz de hacerme algo?” El Dios de la Muerte
rió con frialdad mientras decenas de miles de cuerdas de color escarlata se
volvían fuertes como el acero.
*¡Boom!*
*¡Boom!* *¡Boom!*
Las
cuerdas escarlata golpearon el escudo de hielo, causando que aparecieran
grietas en la superficie de este.
La
cara de Xiao Yu mostraba preocupación por todas partes. A pesar de que tenía la fuerza de un Rango
Semidiós, ahora que estaba en el territorio del Dios de la Muerte, la ley de la
muerte lo reprimía fuertemente y no podía ejercer ningún poder de la ley.
Cuando
él estaba pensando en maneras de contrarrestar al dios de la muerte, una de las
cuerdas, penetro en su escudo de hielo esférico y lo atrapo desde el cuello. Su energía comenzó a fluir a través de
esta cuerda hacia el vacío en el otro extremo. Xiao Yu sentía como el poder en su
cuerpo estaba siendo aspirado totalmente y no podía luchar para liberarse.
Sus
extremidades también fueron rápidamente envueltas.
“¡Tsk,
tsk, finalmente estas en mis manos, vamos a ver cómo te torturó hasta la muerte!”
El Dios de la Muerte rio salvajemente mientras las cuerdas flotaban lentamente delante
de Xiao Yu.
*¡Pa!*
La
cuerda atacó sin piedad el cuerpo de Xiao Yu, causando que se rompiera. Una marca roja apareció en la nacarada
piel blanca, debajo de la tela rasgada.
“¡Mm!”
Xiao Yu apretó los dientes y resistió gimiendo de dolor. Sus ojos se llenaron con una
determinación inflexible mientras el miraba fríamente el vacío.
“¡Hum,
quieres morir!”
La
cuerda nuevamente azotó el cuerpo de Xiao Yu. Su
nacarada piel blanca podría ser vista bajo la tela desgarrada mientras la
sangre salpicaba por todas partes.
TDG Capítulo 236 Alas de la Ley
TDG Capítulo 238 Apoderándose de la ley por la fuerza