TDG Capítulo 231 Chispa Divina Destrozada

TDG  Capítulo 231 – Chispa Divina Destrozada

“Este Dragón Jiao Zombi claramente
ha estado viviendo felizmente en el lago, pero ahora hay alguien que insiste en
cazarlo. Un hombre normal es inocente; sin embargo, será culpado por ese
tesoro. ¡Si ese es el caso, entonces voy a quitarte esa perla de color
escarlata y salvaré su vida!”, Exclamó Xiao Yu mientras saltaba. Der la
nada aparecieron Dragones de agua y, uno tras otro, abrazaron al Dragón Jiao
Zombi, como si fueran un manto y se quedaron pegados a él.

Xiao Yu flotaba al lado del Dragón Jiao
Zombi, cuidadosamente extendió su mano, y retiró la perla de color escarlata de
la frente del Dragón Jiao Zombi.
 El cuerpo del Dragón Jiao Zombi que había
adquirido un color rojo rápidamente se transformó de nuevo a su forma original.

Xiao Yu hizo un gesto con la mano
derecha y los dragones de agua desaparecieron rápidamente, liberando al Dragón
Jiao Zombi. Él miro asustado a Xiao Yu, entonces, se sumergió de nuevo en el
lago, sin atreverse a arrebatarle la perla escarlata que antes poseyó.

Xiao Yu descendió y aterrizo en la
orilla. Se volvió hacia Xiao Ning’er y dijo, “Ning’er, te has integrado
con el Gorrión Relámpago Celestial. Aunque esta preciada perla no es
especialmente idónea para tu atributo, todavía puede ayudar enormemente a tu
cultivo. ¡Te la regalo!”

 Al oír hablar a Xiao Yu, Xiao Ning’er sacudió
inmediatamente la cabeza y dijo: “Lo siento, este artículo es demasiado
precioso. ¡No puedo aceptarlo!” Ella débilmente entiende lo que está
pasando: Xiao Yu estaba interesado en ella. Sin embargo, rápidamente se negó ya
que ella no quería que Nie Li malinterpretar su relación con él.

 (Por algo es la waifu, yo sabía que tu no le
ibas al netorare ning’er)
“Dado que Ning’er no está dispuesta
a aceptarlo, ¿por qué no me lo das?” Nie Li sonrió mientras caminaba
delante de Xiao Ning’er, arrebatando la perla de las manos de Xiao Yu.


Xiao Yu estaba un poco aturdido y no
pudo reaccionar. ¿Cómo puede haber una persona tan descarada en este mundo? ¿Cuándo
le dijo a Nie Li que le iba a dar la perla?
“Entonces es suya,” Dijo Xiao
Yu terminando el tema. A pesar de que la perla era un tesoro raro, para Xiao
Yu, obviamente, no era algo muy importante.


 Nie Li lo guardó y le guiño un ojo a Xiao
Ning’er. Esta perla tendrá un enorme beneficio para el cultivo de Ning’er. Sin
embargo, si ella lo aceptaba, entonces tendría que deberle a Xiao Yu un
tremendo favor. Por otro lado, si lo aceptaba Nie Li, entonces no habría tantos
problemas. El deberle algo no le daría ninguna presión.


 “Entonces, te lo agradezco,” Nie Li
agitó las manos. En la mente de Nie Li, incluso si le debe a alguien, si es
necesario el actuara en su contra.


Ye Ziyun no pudo evitar reírse. Estaba
acostumbrada a la desvergüenza de Nie Li. Antes, cuando Ye Han le había dado la
pulsera de Jade de Hielo, Nie Li también había lo había aceptado en su lugar.
En ese entonces él se lo entrego, a pesar de su falta de voluntad para
portarlo.


Al ver la expresión en los ojos de Nie
Li, Xiao Ning’er se sonrojo un poco. Ella bajó la cabeza sin decir una palabra.
“Vamos”, Dijo Nie Li ya que quería buscar más Frutas Espirituales del
Origen. Todavía quedaba algo de tiempo para que el Maestro del Reino Abismal
eligiera a su discípulo. Debería haber suficientes.


“¿Hermano Nie Li, ya que has venido hasta
aquí, estás tratando de convertirte en el discípulo del Maestro del Reino
Abismal? Con la capacidad del Hermano Nie Li, incluso si no se las arregla para
convertirse en el discípulo del Maestro del Reino Abismal, de todas maneras
tendrá un futuro extraordinario.” Dijo riéndose Xiao Yu.


 “No me importa ser el discípulo el
Maestro del Reino Abismal, pero tengo planeado ayudar a mis amigos en su futuro
y encontrar maestros para ellos. Para vivir en este mundo, hay que tener un
respaldo. Hay más sombra bajo un gran árbol. Ha habido innumerables genios que
han caído porque no había nadie que los apoyara.” Respondió Nie Li.


Ante las palabras de Nie Li, Xiao Yu se
rió sin querer. ¡Así que Nie Li llevó a sus amigos a la selección de discípulo
del Reino Abismal solo para encontrar un apoyo?
“Hermano Nie Li, ¿por qué no
hablamos de esta pequeña?” Dijo Xiao Yu, “Si me das Ning’er, voy a
ser su defensor. ¿Qué te parece?”


Al escuchar las palabras de Xiao Yu, una
luz escalofriante cruzó por los ojos de Nie Li. “Ning’er no es un objeto.
Ella no puede ser “dada”. Si le gustas, no voy a interponerme. Sin
embargo, si a ella no le gustas y tú no lo entiendes, podría terminar
tratándote mal”.



Las cejas de Xiao Yu se movieron
ligeramente ya que él se rió, “Solo estaba bromeando.” Viendo la
expresión de Xiao Yu, Nie Lie no podía decir si Xiao Yu bromeaba o hablaba en
serio. En cualquier caso, Nie Li todavía no estaba muy feliz con Xiao Yu. Xiao
Yu ya trató de provocarlo varias veces. Si no hubiera sido por la gran
diferencia de poder, Nie Li hace rato habría hecho algo al respecto.


Xiao Yu hizo un gesto con las manos y la
horquilla volvió a él. Antes, Xiao Yu había utilizado esta horquilla y envió
volando la lanza relámpago de Cang Ming. La mano de obra de esta horquilla de
jade era exquisita. Parecia, transparente y brillaba sin que ninguna onda de
energía estropeara su superficie. Sin embargo, viendo la mano de obra de esta
horquilla de jade, Nie Li podía sentir que el artesano definitivamente no era
una persona común. Esta pequeña horquilla de jade contenía una infinita
creatividad artística. 




Nie Li no pudo evitar murmurar para sí
mismo: “Un hombre hecho y derecho de verdad utiliza una horquilla de jade
como su arma.”


Nie Li miró los dedos que Xiao Yu había
utilizado para mantener la horquilla. Eran largos y delgados. Sus dedos blancos
jade se veían como los dedos de una mujer que nunca había hecho ninguna tarea
en toda su vida.


Nie Li se quedó mirando durante mucho
tiempo a Xiao Yu y no pudo evitar resoplar con desdén. Xiao Yu era tan hermoso
que de ninguna forma parecía un hombre.


Sintiendo el desdén de Nie Li, Xiao Yu
tosió y dijo: “Esta horquilla de jade era un recuerdo de mi madre.”


Nie Li se encogió de hombros y dijo:
“¿Por qué me lo dices? Nunca te lo pregunte”. 



“Tú…” Xiao
Yu se sintió indignado ya que la expresión de Nie Li ya había dicho todo. Sin
embargo, después de un breve momento, Xiao Yu logró calmar su corazón y dejó de
preocuparse por lo que pensara Nie Li.


Los tres caminaron con Nie Li buscando a
los demás y a las Frutas Espirituales del Origen. Al mismo tiempo, en otra
región de la primera capa de la Tierra de la Muerte de Nueve Capas, Lu Piao, Du
Ze, Duan Jian y otros cuatro caminaban juntos. Ellos de alguna manera, habían
logrado encontrarse y ahora estaban buscando a Nie Li Ye Ziyun, y Xiao Ning’er,
además de la Fruta Espiritual del Origen.
“¡Finalmente encontramos una Fruta
Espiritual del Origen!” El cuerpo de Lu Piao estaba cubierto de heridas:
signos de una batalla. Resopló y dijo, “Estos idiotas se atrevieron a
intentar quitarnos nuestra Fruta Espiritual del Origen. Estaban buscando
morir”.


A poca distancia, había esparcidos
decenas de personas, todos parecían muertos.
Esas personas estaban revolcándose en la
miseria. Ellos fueron los que habían encontrado primero la Fruta Espiritual del
Origen cuando Lu Piao pasó sobre ellos. Lu Piao había insistido en tomar lo que
era suyo por derecho, por lo que le habían dado una paliza desagradable. Sin
embargo, Lu Piao solamente se enojó. Cuando Duan Jian finalmente los alcanzó,
Lu Piao y Duan Jian tenían que devolverles el favor.


¿Qué clase de monstruo era ese tipo
alado? No importa lo mucho que atacaron, nunca atravesaron sus defensas.
Además, su fuerza era también muy alarmante y casi había destrozado sus huesos.
Si alguien se levantaba, sería golpeado hacia abajo. Esto continuó hasta que
nadie se atrevía a levantarse de nuevo.”


¡Hum! ¡Hum! ¿De verdad se atrevieron a
golpearme, no saben que tengo un defensor?” Resopló Lu Piao. Sin embargo,
al mirarse golpeado y herido, se volvió a deprimir. Duan Jian había
intercambiado varios golpes con sus oponentes, pero no tenía ni un rasguño. Lu
Piao compraba su cuerpo con el de Duan Jian y no pudo evitar suspirar. Era muy
frustrante el compararse con Duan Jian. Parece que tenía que trabajar más para
fortalecer su físico; de lo contrario, si otra pelea estallara, seria derrotado
estrepitosamente. Otra vez.


Después de obtener la Fruta Espiritual
del Origen, el grupo continuó su búsqueda. Una vez que Lu Piao y su grupo se
alejaron, esas personas se levantaron de nuevo, gimiendo.


“¿De dónde vienen esas
personas?”


“Joven maestro de la familia ¿A
dónde se fueron?” “Solo queríamos la Fruta Espiritual del Origen. ¿Por
qué teníamos que sufrir asi?” Dijo deprimido un hombre con la cara
magullada e hinchada. Había sido el más golpeado. Había sufrido un torrente de
golpes en el rostro hasta que sus lágrimas casi salieron.


 Este grupo de personas se encontraban en un
estado extremadamente lamentable. Lo más probable es que requerirían unos meses
para recuperarse de sus heridas. Lu Piao y el grupo continuaban buscando el
rastro de Nie Li y el resto. Dado que no sabían en qué dirección deben andar,
terminaron caminando en línea recta, y entraron gradualmente en lo profundo de
la Primera Capa de la Tierra de la Muerte de Nueve Capas. A pesar de que la
primera capa era relativamente segura, también acechaban muchos peligros.


De vez en cuando, los esqueletos
aparecieran desde el suelo. Estos eran los expertos que habían muerto en la
Tierra de la Muerte de Nueve Capas. Después de estar rodeados de un aura de
muerte durante tanto tiempo, sus cuerpos se convirtieron en monstruos
aterradores.


Duan Jian tomó la iniciativa y mató a
los esqueletos que estaban en el camino. Los demás se habían fusionado con sus
espíritus demoníacos y entraron en la batalla.


En este momento, Nie Li y su grupo
también estaban adentrándose un poco más en la Tierra de la Muerte de Nueve
Capas. De repente, Nie Li sintió unas poderosas auras, proveniente de una
fuente no muy lejana. Estas auras pertenecían a expertos Rango Semidiós. Había
docenas de ellos que volaban cerca del suelo, hacia las profundidades de la
Primera Capa.
“¿Que está pasando? ¿Por qué han aparecido
aquí tantos expertos Rango Semidiós?”, Preguntó Nie Li mientras miraba a
Xiao Yu.


Las cejas de Xiao Yu se estrecharon un
poco. De hecho, era un poco extraño que aparecieran tantos expertos Rango
Semidiós en esta zona. Era muy probable que se hubieran reunido para buscar
algo.


“Ni idea”, Xiao Yu negó con la
cabeza.


“Pensé que lo sabía todo. Así que
también hay cosas que no sabes.” Nie Li sonrió.


Xiao Yu se sintió aturdido por un
instante al oír esas palabras. “Tenemos que ir a echar un vistazo. ¡Ustedes
síganme por detrás, voy a garantizar su seguridad!” Dijo Xiao Yu mientras
aterrizaba.
Nie Li reflexionó mientras miraba a Ye
Ziyun y Xiao Ning’er. Habló en voz baja, “Vamos a seguirle y echar un
vistazo. Pero no crean ciegamente sus palabras. Si la situación se vuelve mala,
vamos a huir”.


Escuchando las palabras de Nie Li Ye
Ziyun no pudo evitar cubrir su boca y en silencio se rió. Xiao Ning’er también
estaba sonriendo. Nie Li siempre había sido astuto. Había muy pocas personas
que podrían hacer que sufra una pérdida.


Nie Li Ye Ziyun, y Xiao Ning’er lo
siguieron desde lejos. Xiao Yu no tuvo más remedio que retrasar sus pasos,
moviéndose hacia atrás junto a ellos tres.



Tierra de la Muerte de Nueve Capas, en lo profundo de la Primera
Capa 

Un rugido aterrador sonaba a lo largo de
la Primera Capa de la Tierra de la Muerte de Nueve Capas ya que todo el suelo tembló.


*¡Temblor!* *¡Temblor!* *¡Temblor!*


Una enorme tumba se levantó del suelo,
acompañada por el colapso de innumerables esqueletos. La tumba se levantaba
cada vez más hacia el cielo. En el techo de la tumba había montones de
esqueletos humanos. Las paredes estaban llenas de todo tipo de detallados
patrones de inscripción, infundidos con un aura siniestra y aterradora.


Una enorme figura flotaba en silencio
por encima de la tumba. Era un enorme esqueleto qu tenía todo el cuerpo lleno
de pinchos afilados. Los picos de hueso de vez en cuando cambiaban en alas o en
una armadura. Una interminable cantidad de poder de la ley giraba en torno a la
criatura.
Cerca de cincuenta a sesenta expertos Rango
Semidiós que estaban volando a lo lejos, sus rostros estaban llenos de éxtasis
y emoción.


“¡Es la chispa divina destrozada
del Dios de la Muerte!”


El dios de la muerte era un experto Dios
Espiritual que ejercía la Ley de la Muerte. Sin embargo, hace millones de años,
de repente desapareció. Nadie sabía a dónde había ido. Algunos dicen que el Dios
de la Muerte había muerto en una batalla con el Maestro del Reino Abismal.


Sin embargo, no era más que un rumor.
Entre las leyes, la Ley de la Muerte estaba después de la Ley del Tiempo y del
Espacio, la Ley del Abismo, y un puñado de otras leyes. La mayoría no creía que
el Dios de la Muerte de verdad hubiera sido destruido.
¡Nadie pensó que en un lugar como este encontrarían
la chispa divina destrozada del Dios de la Muerte!
TDG Capítulo 230 Perturbando la paz de la mente
TDG Capítulo 232 El método de entrada