TDG Capítulo 138 ¿Pueblo?

TDG  Capítulo 138 – ¿Pueblo?

Du Ze, Lu Piao y el resto miraban hacia la distante oscuridad. Una enorme sombra movía lentamente la
cabeza, su figura poco a poco se hacía cada vez más y más visible. Se trata de una bestia demoniaca
enorme que estaba en el aire. Es
tan grande como una fortaleza enorme.
Incluso
el Gigante de la lámpara infernal parecía insignificante a su lado.
Al ver a la bestia demoniaca que estaba en el aire acercarse poco
a poco, Du Ze, Lu Piao y el resto estaban tensos. Esta bestia demoniaca debe ser aún más
terrorífica  que el Gigante. Incluso si quieren huir ahora, ya es
demasiado tarde.
Pero … ¡Nie Li sigue ahí!

Ante el peligro de muerte, estaban aturdidos sin poder moverse.
“Incluso si muero, iré a ayudar a Nie Li!” La mirada de
Du Ze con una determinación inquebrantable, y corrieron hacia donde estaba el
Gigante.
Lu Piao echó un vistazo a Xiao Xue y se sorprendió por un momento. Sin embargo, después, siguió a Du Ze,
con Xiao Xue en sus brazos. A
pesar de que seguro que Xiao Xue lo regañara por hacer esto, no puede renunciar
a un hermano como Nie Li.
Wei Nan, Zhu Xiangjun y Zhang Ming también los seguían de cerca, y
comenzaron a buscar a Nie Li por todas partes.
Nie Li estaba sin aliento. Por
suerte, el Gigante de la lámpara infernal no continuó atacándolo, de lo
contrario, sería muy problemático.
 Parece
que la página remanente del Libro del Espíritu Demoniaco Temporal  realmente dañó al Gigante.
“Fush, Fush” La sombra en el cielo se acercaba
lentamente. Esta cosa es
absolutamente monstruosa. Antes él,
el Gigante de la lámpara infernal parecía un tierno cachorrito.
¡Woosh! ¡Woosh! ¡Woosh!
Una red hecha de hilo fue disparada por  criatura gigantesca, y enrolló al Gigante.
El Gigante gemía mientras lucha, sin embargo, fue incapaz de
liberarse de la red.
A medida que descendía lentamente la criatura gigantesca, arrojó
sus patas delanteras hacia adelante, atravesando el cuerpo del Gigante y se lo
llevó volando.
Su tamaño es extremadamente grande. El Gigante que había acabado con los
fantasmas escarlatas se convirtió en una presa. Fue capturado por la criatura enorme. El Gigante de la lámpara infernal
ilumino su lámpara una última vez antes de morir.
¿El Gigante
de la lámpara infernal fue asesinado?
Esa criatura enorme que estaba en el aire ni siquiera miró a Du
Ze, Lu Piao y el resto cuando se fue volando. Tal
vez para esta criatura gigantesca, Du Ze, Lu Piao y el resto no eran nada más
que polvo.
“Nie Li, Nie Li!” Du Ze, Lu Piao y el resto gritaban constantemente,
mientras buscaban a Nie Li.
Sin embargo, aparte de la pila montañosa de lenguas, no había
nadie allí, tampoco veían a Nie Li Xiao y Ning’er. ¿Será que Nie Li Xiao y Ning’er fueron
devorados por el Gigante?
Las lágrimas comenzaron a caer de los rostros de Du Ze, Lu Piao y el
resto .
“¡Él va a estar bien!”
“¡Si usted muere por algo como esto no voy a perdonártelo por
toda mi vida. Nie Li, sal de ahí!
“Lu Piao sujetó con una mano a Xiao Xue y con la otra frenéticamente excava
entre la montaña de lenguas
“¡Nie
Li, no mueras!” Du Ze y el resto también estaban excavando frenéticamente
en busca de de Nie Li.
Ellos continuaban buscando hasta que en un cerro pequeño de
lenguas finalmente encontraron a Nie Li. Los
katars en las manos de Nie Li todavía estaban en una posición defensiva
mientras jadeaba en busca de aire. Parece
que apenas respiraba. Incluso
Xiao Ning’er está en una postura extraña, aferrada fuertemente  a Nie Li.
“¡Lo sabía! Tienes
una vida resistente! “Lu Piao locamente rió, rastros de lágrimas aún
brillaban en sus ojos.
“¿Maldita sea, ustedes en realidad pensaron que había muerto? Después de regresar, ¿cómo podría
estar muerto? “Nie Li respiró de alivio y miró a sus alrededores. Después de confirmar que el Gigante ya
no era una amenaza, se sintió aliviado.
A pesar de que no entendieron lo que quiso decir Nie Li con la
segunda frase, Du Ze y el resto comenzaron a reír.
De repente, parece que notaron algo. Miraron extrañados a Nie Li.  Xiao Ning’er esta firmemente adherida a la
parte inferior del cuerpo de Nie Li.
 Esa
postura es simplemente ambigua no importa cómo se mire.
“No he visto nada.” Du Ze se volteo.
Lu Piao miraba a Nie Li con desdén, sacudió la cabeza y dijo con
una expresión avergonzada, “Nie Li, ¿qué le has hecho a la diosa
Ning’er?”
Se olvidó de que él todavía está llevando a  Xiao Xue en sus brazos.
Wei Nan y el resto del trío también se rieron y giraron sus
cabezas.
Nie Li sonrió con amargura, la saliva y las lenguas del Gigante de
la lámpara infernal contienen sustancias alucinógenas. Una vez que alguien es capturado y
descuidadamente inhala estas sustancias, las víctimas serán arrojadas a un
estado de conciencia parcial. Él
es consciente de Ning’er estaba soñando en su estado, sin embargo, fue hasta el
punto de que estaba fuertemente aferrada a Nie Li. Incluso cuando utilizó la fuerza, Nie Li
no podía liberarse de Xiao Ning’er.
Al ver Wei Nan y el resto girando la cabeza, Nie Li recuperó un
poco de ropa de su anillo interespacial y envolvió con ella a Ning’er y en
silencio esperó a que se despertara.
Un momento después, Xiao Xue despertó primero.
“¡Lu Piao, usted está tomando ventaja de mí otra vez!”
Xiao Xue todavía estaba un poco confundida. Después de ver a Lu Piao, se le
quedaron mirando y ella comenzó a darle una paliza. Ella, una vez más, volvió a su estado
de chili pequeño.
Lu Piao tenía una cara amarga y dijo, “¡Xue’er, te he
salvado!”
Xiao Xue finalmente recordó lo que sucedió antes. Ella recuerda que, efectivamente, Lu
Piao la salvó, Du Ze y el resto  actualmente la miraban con la boca abierta.
 De inmediato volvió a su apariencia de
señorita.
 Se aferró al brazo de
Lu Piao con ambas manos y dijo, “Lu Piao, gracias por salvarme.
 Eres demasiado impresionante, te adoro
tanto”.
Al oír la voz dulce y suave de Xiao Xue, sin saber por qué, Du Ze
y el resto temblaron un montón.
Esta mujer cambia demasiado rápido ……
De hecho, las mujeres son organismos de vida extremadamente
terroríficos.
“No …… No hay necesidad de darme las gracias.” Dijo
Lu Piao, con voz temblorosa. Él
no sabe por qué, pero el aspecto dulce y suave de Xiao Xue le puso la la piel
de gallina. Prefería  ver a la habitual Xiao Xue en su lugar.
Todo el mundo está en un estado de alerta máxima. Después de experimentar esa batalla,
las Bestias demoniacas de los alrededores no se atrevían a acercarse a ellos,
lo que les permitio descansar.
Xiao Xue
parece haberse dado cuenta de algo, se quedó mirando a Nie Li Xiao y Ning’er
que estaban en una postura extraña juntos y se quedó en silencio por un
momento. Así, que  Xiao Ning’er y Nie Li ……
“Sí.” Xiao Ning’er gimió, despertándose. Cuando vio su postura, su rostro se
volvió extremadamente rojo.
Nie Li avergonzado sonrió y dijo: “La situación antes era
demasiado peligrosa, yo ……”
“Entiendo.” Xiao Ning’er dijo en voz baja, bajando la
cabeza, con una mirada tímida.
“Gracias”
“Uh,
de nada. Eso es lo que debo
hacer. “
Nie Li Xiao coloca a Ning’er en el suelo.
Xiao Ning’er se ha dado cuenta de que había muchas lágrimas en su
ropa y de que ella tuvo antes un contacto íntimo con Nie Li. Pensando en esto volvió
a sonrojarse. Ya entiende lo que
está pasando. Lo más probable,
cuando ella fue atrapada por el Gigante y estaba a punto de morir, Nie Li
corrió desesperadamente a rescatarla. Pensando
en ello ahora, Xiao Ning’er sentía algo dulce en su corazón.
La ropa en la que estaba envuelta aún permanecía con el aroma de
Nie Li. Xiao Ning’er llevaba la
ropa, aunque era un poco más grande.
Nie Li se puso de pie, y estiró su cuerpo. Luego miró a Du Ze y el resto y dijo:
“Antes sentí que el Gigante fue atacado. Sin
embargo, todo estaba demasiado oscuro, así que no podía saber que estaba
sucediendo. Entonces, ¿qué pasó?”
Du Ze y Lu Piao se miraron el uno al otro. Después de calmar la conmoción que
sentía en su corazón, Du Ze dijo, “Justo ahora, una criatura enorme apareció
en el cielo. Parecía un extraño
pez con alas. Por otra parte,
también tiene muchas garras afiladas que escupían sustancias similares a hilos. Después de que atrapó al Gigante se lo
llevó lejos.
“Nunca
he visto a una bestias demoniaca tan grande antes. ¡Cielos! ! Era del tamaño de al menos la mitad de
la Ciudad Gloria “, dijo Lu Piao, exagerando un poco.
Al oír lo que Lu Piao y los otros dijeron, Xiao Xue y Xiao
Ning’er, que se había desmayado antes, se abrieron sus ojos. Esto es simplemente un poco demasiado
impactante. ¿Du Ze y Lu Piao están bromeando? Ese
Gigante ya era muy grande y ahora hay una criatura que es incluso más grande y ¿qué
se lo había llevado?
En este lugar de hecho el Gigante de la lámpara infernal ha
desaparecido. Parece que Du Ze y
Lu Piao no estaban mintiendo.
“¿Qué bestia demoniaca es exactamente?” Nie Li frunció
el ceño, mirando el cielo oscuro. Algo
que puede capturar al Gigante tan fácilmente, Nie Li no podía pensar en nada
por el momento. Aunque Nie Li sabe
mucho, no es omnisciente.
En este mundo, hay demasiadas incógnitas. Incluso él mismo sentía que había
muchos misterios aquí, incluyendo este espacio oculto.
Ya se trate de este espacio oculto o el Libro del Espíritu
Demoniaco Temporal, sintió que estas cosas no venían de este mundo.
Después de sobrevivir a este  desastre, Lu Piao y el resto se calmaron. A pesar de que todavía tienen un poco
de miedo, se sentían un poco excitados también. En la Ciudad Gloria, apenas se veía
una bestia demoniaca y ni hablar de algún misterio.
No importa si es el fantasma escarlata, el Gigante de la lámpara
infernal o bestia aterradora que volaba, todos les dieron una sensación de
terror y asombro.
Du Ze miraba a Nie Li y le preguntó: “Nie Li, ¿A dónde vamos?”
“Vamos a seguir explorando más adentro. Tenemos que buscar las veintitrés piedras
de luz para activar la matriz de teletransporte para volver. “, Dijo Nie
Li. No pueden estar atrapados
aquí por mucho tiempo. A pesar de
que tienen suficientes alimentos en sus anillos interespaciales para alojarse
aquí por uno o dos años, Nie Li no está dispuesto a seguir aquí.
En su vida anterior, el Señor Ye Mo pasó un mes y medio antes de
volver de aquí. Por lo tanto,
puede estar seguro de que hay piedras de luz en este lugar.
En este momento, todo el mundo miraba hacia la montaña distante. En la ladera, parece que hay pequeñas
luces intermitentes.
“No podría ser otra vez el Gigante de la lámpara infernal, ¿cierto?”
La cara de Lu Piao cambió.
“No es el Gigante Nie Li negó con la cabeza. Las pequeñas luces en las montañas
parecen como las luces de un pueblo. No
podía ser que hay viviendo  aquí, ¿cierto?
Bookmark(0)
TDG Capítulo 137 Explosión Yin-Yang x2
TDG Capítulo 139 Cristal de Sangre