TDG Capítulo 124 Banquete

TDG  Capítulo 124 – Banquete

En verdad es cierto: Ye Han está calificado para ser llamado
excepcional, no tiene defectos. Huyan
Lanruo ha visto a Ye Han desde que ella tenía trece años y en secreto lo
admiraba. Pero, ¿Por qué cambio
de opinión?
“¡Es normal que uno cambie!”

Una figura cruzó por la mente de Huyan Lanruo. Desde ese evento, Huyan Lanruo no pudo
olvidarse de él. Sin embargo, Nie
Li se ha estado escondiendo de ella todo este tiempo, lo que la hizo enfurecer. Después, se enteró de que Nie Li se
mudó a la Mansión del Señor de la Ciudad.
‘Debe ser esa pequeña zorra, Ye Ziyun, quien me le arrebató. Me niego a creer que el hombre en el que
yo, Huyan Lanruo, ha puesto su mirada es capaz de escapar de mí! Pensó furiosa Huyan
Lanruo. Empujaba orgullosamente
su pecho hacia delante.
Cierto, la Mansión del Señor de la Ciudad!
¿Nie Li participará en este banquete?
“No hay problema en ir a echar un vistazo”. Huyan Lanruo
pensó un rato, volvió la cabeza, y le dijo a Huyan Xiong, “Está bien, voy
a ir, sin embargo, estando allí usted no será capaz de controlarme en lo que yo
haga!”
Huyan Xiong nunca pensó que Huyan Lanruo cambiaría de opinión tan rápido. Él sentía que algo no estaba bien, con
ese pensamiento, de inmediato dijo: “Hija, no me digas que vas a causar
problemas en el  banquete? No seas imprudente! Entonces mejor no vamos a ese banquete”.
Él es muy consciente del temperamento de Huyan Lanruo. Él sabe que ella es totalmente capaz
de causar problemas en el banquete.
“Irrumpir en el banquete de la Mansión del Señor de la Ciudad?¿Yo,
su hija, es así de perra? “
Huyan Lanruo miró a Huyan Xiong.
Huyan Xiong casi asintió con la cabeza, pero de inmediato se quedó
quieto. La personalidad de Huyan
Lanruo es igual que la de su madre.
En un abrir y cerrar de ojos, Huyan Lanruo se transformó en
alguien con una apariencia amable, mimada, y actuando como una niña mimada,
“Papá, ¿cómo puedes decir eso?
 Soy
una hermosa chica adorable que a todo el mundo le gusta ver!
 Esta noche, tengo que vestirme bien. Los chicos en el banquete no podrán
apartar su mirada de mí! “
Cuando terminó de hablar, Huyan Lanruo tarareando a su habitación.
Huyan Xiong se sorprendió un poco por un momento. Miró la espalda de la figura de Huyan
Lanruo y sonrió amargamente. Él
solo puede esperar que ella no cause problemas en el banquete de la Mansión de
la Ciudad, ya que él es incapaz de controlar esta hija suya.
Huyan Xiong ha estado junto a Ye Zong desde que eran jóvenes. Han pasado por la vida y la muerte
juntos, y él es uno de los hombres de confianza de Ye Zong. Toda la Familia Huyan es también uno
de los partidarios sólidos de la Familia del Viento Nevado. Por lo tanto, Huyan Xiong no estaba
demasiado preocupado por eso.
Después de experimentar la batalla anterior, Ciudad Gloria estaba
en un estado de alerta. Varias
áreas importantes han tenido más guardias de lo habitual. Después de escuchar acerca de que la
Mansión del Señor de la Ciudad había sido asaltada, todos los ciudadanos en
Ciudad Gloria sintieron pánico. Después
de todo, el Gremio Oscuro nunca ha sido tan arrogante como para hacer esto
antes. Aparte de los ciudadanos,
las distintas familias también estaban en un estado de tensión. Hubo dos motivos para el banquete, una
es para aliviar la presión que todo el mundo está sufriendo actualmente, la
otra es para pasar algunos mensajes a cada familia.
Por lo tanto, en el banquete de esta noche, cada familia envió a
sus miembros más clasificados.
Mansión del Señor de la Ciudad, Patio de Ye Ziyun
Nie Li ha despertado. A
pesar de que todavía se siente débil, no tenía ninguna lesión importante. Nie Li entiende su situación actual
muy bien. Su fuerza l alma ha
sido completamente absorbido hasta dejarlo seco. Él normalmente necesitaría decenas de
días para restaurarla completamente. Sin
embargo, por alguna razón, solo necesito de tres a cinco días para restaurarla.
Sintiendo la fuerza alma en su cuerpo, se dio cuenta de que, a
pesar de su fuerza del alma es menos de lo que solía ser, se ha vuelto más
puramente refinado.
‘Tal vez es por el Libro del Espíritu Demoníaco Temporal.” Nie Li reflexionó para sí mismo. El Libro del Espíritu Demoníaco
Temporal tiene un poder muy misterioso; por
ello, ha mantenido la página remanente con él todo el tiempo. Cuando él estaba
luchando con el Demonio del Abismo, sintió que el poder concedido por la página
remanente entró en su reino alma.
Cuando Nie Li despertó, vio a Ye Ziyun y Xiao Ning’er cuidándolo a
su lado. Esto causó que Nie Li se
sintiera un poco avergonzado, pero al mismo tiempo, se sintió conmovido por la
escena.
“Jaja, es de mañana! Esta
siesta fue genial! “Nie Li se rió entre dientes, moviendo las manos de Ye
Ziyun y Xiao Ning’er.
Ye Ziyun froto sus ojos y resopló, “¿Mañana? Ya es casi de noche”.
Sin embargo, al ver Nie Li tan vivo Ye Ziyun finalmente sintió
alivio en su corazón.
Desde que Nie Li ha despertado, Xiao Ning’er  estaba muy feliz y solo podía mirar profundamente
a Nie Li.
A pesar de que estaba inconsciente, Nie Li sabía exactamente
cuánto tiempo había pasado. Tal
vez, es uno de los hábitos que adquirió en su vida pasada. Esa percepción extraordinaria no podía
ser explicada por el sentido común. Nie
Li saltó de la cama y se estiró.
Nie Li pensó en secreto, ‘Mi fuerza se ha recuperado alrededor del
ochenta por ciento. Mi fuerza  alma se volvió más fuerte de lo que solía ser. No tengo ningún problema.”
Desde Nie Li está tan vivaz, no debe haber ningún problema. Después de permanecer en silencio por
un momento, Ye Ziyun habló: “Mi hermano mayor, Ye Han, ha regresado hoy. Esta noche, voy a ir a un banquete en
honor de su regreso, Ning’er permanecerá aquí para cuidarte “.
Cuando terminó, Ye Ziyun se dio la vuelta, preparándose para
salir. Sin embargo, la idea de que
Nie Li y Xiao Ning’er pasarán algún tiempo juntos hizo que su corazón se
sintiera un poco amargo.
¿Por qué se fue? Ye
Ziyun se lo preguntaba sí misma; Sin
embargo, no tenía una respuesta para eso.
Ye Han? Nie Li
recordó su vida pasada cuando estaba hablando con Ye Ziyun. Lo que sabe de Ye Han es muy poco. Nie Li solo sabe que Ye Han es el hijo
adoptivo de Ye Zong, y que él se crió junto a Ye Ziyun. En cuanto a otros cosas, no sabe nada
más.
Nie Li no podía entender por qué Ye Ziyun no mencionó nada sobre Ye
Han en el pasado.
Cuando recordó la batalla final en su vida anterior, Nie Li no recordaba
nada sobre Ye Han. Era como si esa
persona nunca hubiera existido!
Él es un chico misterioso!
“¿Cómo no podríamos participar en tal banquete?” el brazo
izquierdo de Nie Li se enganchó en el cuello de Xiao Ning’er y su brazo derecho
se enganchó en el cuello de Ye Ziyun, “Jaja, vamos. Vamos a echar un vistazo! “
Aunque Xiao Ning’er sentía un poco rara, ella todavía lo aceptó. Ya que Nie Li es este tipo de persona.
Ye Ziyun dijo enojada: “Nie
Li, quita tu mano de mí! De lo
contrario, voy a pelear contigo! “
“Oye,
eres un poco pequeña. Ah ….!
Nie Li
sintió dolor en su cintura al ser golpeado y gritó.
Mansión del Señor de la Ciudad, Salón de Recepciones, Banquete.
Ye Zong y los altos mandos de las diversas familias y nobles
estaban en la sala superior hablando en voz baja. Los jóvenes estaban charlando
en el pasillo. Jóvenes maestros y
señoritas de varias familias llegaron, incrementándose de 50 a 60 personas.
Entre los jóvenes: Ye Han era, sin duda, en el que se centró la
atención, al estar rodeado de una multitud.
Chen Linjian tenía ambos brazos sobre el pecho, mirando a Ye Han, y
dijo, “Ye Han, mucho tiempo sin verte!”
Aunque él es un poco más joven que Ye Han, él es el único aquí que
no es más débil que Ye Han.
“De hecho, ha sido dos años!” Ye Han cortésmente le
devolvió la sonrisa.
“En estos dos años, ha avanzado del rango oro 1 estrella a
rango oro 3 estrellas. Es
realmente extraordinario! “Shen Fei lo alagó.
“Joven Maestro Shen es muy halagador.”
A pesar de que está rodeado de una multitud de personas, Ye Han
todavía mantenía su apariencia tranquila e indiferente. Su mirada recorrió alrededor de la
multitud,  parecía estar buscando algo. La calma y su frialdad  llamaron la atención de los miradas de las
damas de los alrededores.
Es cierto que Ye Han es el compañero ideal para los corazones de
estas señoritas. Debido al hecho
de que Ye Han aún tiene que casarse, algunas de las mujeres se han negado a
casarse, aunque él ya sea un poco viejo.
De repente, una conmoción estalló entre la multitud. Una joven, que llevaba un hermoso
vestido, entró por la puerta principal. En
ese momento, la atención de toda la sala se centró en el cuerpo de esa señorita.
Ese rostro delicado la 
hacía parecer  una diosa. El vestido elegante se arrastraba por
el suelo. Sus hombros que
quedaron expuestos, eran de color blanco cremoso.
Varios chicos estaban mirándola con estupor..
“Se rumorea que la hija de la Familia Huyan es una tigresa,
pero eso es solo su carácter!”
Aunque Huyan Lanruo es llamada una tigresa,  la elegancia de vez en cuando revelaba causaba
que los demás se sorprendieran.
“Si pudiera casarme con tal tigresa, incluso si me convierto
en un marido dominado como Huyan Xiong, todo valdrá la pena!”
Incluso
la mirada indiferente de Ye Han brilló, revelando el interés en ella.
Huyan Lanruo caminó lenta y elegantemente a la mitad de la sala. Los chicos de los alrededores abrieron
un camino para ella. Entre las
generaciones más jóvenes, los más influyentes eran Ye Han, Chen Linjian, y Shen
Fei. Luego de ellos, iría Huyan
Lanruo. Aparte de su fuerza y
talento, cada uno de ellos son sucesores de sus familias, y representaban a las
familias detrás de ellos.
Huyan Lanruo miró a Ye Han, ligeramente asintió con la cabeza y
dijo: “Hermano mayor Ye Han, mucho tiempo que no nos vemos.”
“Mucho tiempo sin verte. Todavía
recuerdo que antes de irme, Lanruo era una chica joven e inmadura. Nunca imaginé que en dos años, sería
tan encantadora. “Dijo riendo Ye Han.
Las chicas de los alrededores que miraban a Huyan Lanruo, le lanzaban
miradas de envidia. Tanto si se
trataba de la apariencia o la familia, todos ellas eran inferiores en comparación
con ella.
Cuando tenía doce o trece años, Huyan Lanruo se confesó Ye Han. Sin embargo, el amor que aparecía en
una joven desaparece rápidamente.
“Hermano Mayor Ye Han, es demasiado halagador.”
Cuando Huyan Lanruo estaba hablando con Ye Han, ella parecía estar
un poco distraída. Miraba constantemente
a su alrededor,  parecía estar buscando
algo.
Sintiendo el cambio en la actitud de Huyan Lanruo Ye Han estaba un
poco decepcionado.
 Cuando eran
pequeños, Huyan Lanruo una vez confesó su amor hacia él.
 Aunque Ye Han no está enamorado de
Huyan Lanruo, el cambio en su actitud le hizo sentirse un poco decepcionado.

¿Qué hombre no quiere ser el centro de las mujeres, y disfrutar de
estar sumergido en el amor de estas mujeres?
TDG Capítulo 123 Joven maestro de la Mansión del Señor de la Ciudad
TDG Capítulo 125 Regalo