SOTR Capítulo 715: Ninguno dejado vivo

SOTR Capítulo 715: Ninguno dejado vivo

Este loco plan se había entretejido cuando Jiang Chen se encontró con Ling Su y supo del valle de él. Sin embargo, solo había sido una idea al azar que necesitaba bastante refinamiento para convertirse en un plan adecuado. Fue solo cuando dejó la ciudad Tai-ah en el caos que decidió ejecutar esta loca idea.

Sabía por Ling Su que el Miasma del Disgusto Divino dentro de Chillido del Infante era extremadamente mortal. En ese momento, Ling Su había sido envenenado poco después de haber puesto un pie en las afueras. Pero
Jiang Chen había liderado este grupo al menos cincuenta kilómetros
directamente al interior del valle, ¡donde el Miasma era el más espeso!
El aterrador Miasma era indetectable incluso para los expertos del reino emperador. Además,
dado que todos se enfocaban en Jiang Chen, nunca se habían detenido
ante ninguna amenaza planteada por la ubicación en sí.
Estaban en guardia contra los trucos, formaciones o emboscadas de Jiang Chen.








Así
que las cosas progresaron tal como Jiang Chen había predicho, el grupo
había puesto cada pizca de atención en él y no en el valle.
Era este punto ciego psicológico que Jiang Chen había aprovechado al máximo en su emboscada. La
razón por la que los había involucrado en un ir y venir, dejarlos
discutir entre ellos y activar la Formación de Artificio Mayor era todo
un medio de ganar tiempo, ¡el tiempo suficiente para que el veneno se
filtrara!
Todo resultó exactamente como Jiang Chen había predicho. Sin derramar una gota de sangre, había firmado las órdenes de ejecución de todos los perseguidores en los dos grupos.


El rostro de Gong Wuji estaba pálido mientras los labios del anciano Hao temblaban como una hoja. Parecían perros derrotados, esperando el golpe final. Incluso
en las profundidades de la desesperación, los ojos del anciano Hao aún
mostraban un brillo final de optimismo, “Jiang Chen, nuestros rencores
no son irreconciliables.
Si me salvas, prometo recomendarte a la Secta del Cielo de Nueve Soles. ¡Con tu talento, definitivamente estás calificado para convertirte en uno de los diez grandes discípulos! En
cuanto a la muerte de Cao Jin, podemos empujar todo sobre la Capital
Celestial Eterna, “El anciano Hao estaba desesperado por vivir incluso
cuando sus ojos amenazaban con cerrarse sobre él.









Gong Wuji no pudo contenerse, “¡Eres un cobarde, Hao!”

El Miasma del Disgusto Divino  había invadido su conciencia por ahora, y se
dieron cuenta, para su sorpresa, de que ni siquiera podían lograr un
ataque final. El anciano Hao ignoró por completo los insultos
de Gong Wuji y rogó a Jiang Chen con todas sus fuerzas mientras aún le
quedaban fuerzas. “¡Héroe Jiang, Sir Jiang! Juro
en nombre de la Secta del Cielo de Nueve Soles que yo, el anciano Hao, te
ayudaré a entrar a la Secta del Cielo de Nueve Soles si me salvas la vida. Con tu talento, incluso Yong Xingyun no es rival para ti, mucho menos Cao Jin. Solo piense, se convertirá en el discípulo más joven y más fuerte de una secta de primer rango en diez años. Alcanzarás
alturas tales que podrás despreciar a todos los genios jóvenes de las
Ocho Regiones Superiores, o incluso a todo el Continente del Abismo
Divino … “Uno tenía que decir que el anciano Hao fue rápido en ofrecer
cosas tan atractivas.

(jajaja heroe jiang ajjaja son demasiado chistosos estos chinos xD)






Sin embargo, Jiang Chen no reveló nada más que el ridículo hacia la oferta que era completamente inútil para él. El anciano Hao se puso aún más ansioso cuando el miedo dentro de su corazón amenazó con superar su razón. Su deseo de vivir había superado toda dignidad y sentido del honor. El anciano Hao en realidad se arrodilló y rogó: “¡Sir Jiang, estoy dispuesto a servirle como mi maestro! ¡Estoy dispuesto a servirte como un sirviente o incluso un esclavo! Te garantizo que me mantendré leal y seré juzgado por los cielos si siquiera pienso en convertirme en traidor “.

¿Estaba dispuesto a convertirse incluso en un sirviente o esclavo?

Cao Meng estaba tan disgustado que incluso él estalló en una ronda de maldiciones, “¡¿Qué mierda, Hao Yi ?! ¿De verdad eres tan cobarde? ¿Vas a tirar la dignidad de nuestra secta a los vientos?”

“¡Cállate! ¡No estaríamos en tal aprieto si no fuera por su problemático sobrino! “El anciano Hao replicó con furia.






Pero no importa lo que dijo, Jiang Chen permaneció inamovible. Incluso si quisiera adquirir algunos sirvientes o esclavos, definitivamente no elegiría a alguien como Hao Yi. Si
Hao Yi pudiera rendirse a Jiang Chen ahora por cobardía, entonces no
había forma de saber cuándo lo traicionaría en el futuro también. Jiang Chen no tenía intención de mantener una amenaza potencial como esa.

“Anciano Hao, hay un dicho aquí, ‘no morirás si no te matas a ti mismo’. Si no estuvieras tan decidido a cazarme, no habrías puesto un pie en este camino sin retorno. Que
descanses en paz. “Jiang Chen sonrió débilmente,” Como me lo pediste,
haré una excepción y te dejaré con un cadáver intacto “. Los fríos ojos
de Jiang Chen miraron a Gong Wuji, los del Salón Nota de Trueno y
la Secta del Gran  Roc.








Gong Wuji palideció. Su fuerza lo había abandonado por completo desde que el Miasma del Disgusto Divino se había apoderado de su conciencia. Él no podía moverse en absoluto. Cuando vio la mirada hostil de Jiang Chen, Gong Wuji no pudo evitar sentirse entumecido. Había sido una persona cruel y despiadada durante la mitad de su vida, podía imaginarse lo que Jiang Chen podría hacer. No quedaba otro futuro, Jiang Chen iba a matarlo ahora.

“Gong Wuji, ¿No fue divertido destruir mi Palacio real de la píldora? ¿No fue divertido masacrar a los discípulos de mi secta? ¿No
creías que mi dominio eterno era solo una hormiga debajo de tu bota?  
“La voz de Jiang Chen se hizo más y más fría,” Entonces, ¿cómo es? ¿Cómo se siente ser una hormiga tú mismo?”

No importa cuán fuerte fuera uno, el miedo siempre vendría cuando un cuchillo carnicero colgara sobre su cabeza. Gong Wuji no fue una excepción. Pero, sobre todo, no podía aceptarlo. Esta situación, toda esta trampa era tan ridícula que bordeaba en lo increíble. Soy un santo rey de una secta de primer rango y un experto en el reino emperador. Soy una persona importante que gobierna el Continente del Abismo Divino. ¿Pero realmente voy a morir de la mano de un niño de la región inferior hoy?









¡No acepto esto! Los ojos de Gong Wuji estaban inyectados en sangre. Rugió con todos sus pulmones, “¡No andes pavoneandote, mocoso! Has
ofendido a mi Capital Celestial Eterna, y aunque la victoria es tuya
hoy, un día aprenderás el significado del arrepentimiento “.

Jiang Chen dijo con frialdad: “Incluso si ese día existe, no vivirás para verlo”.

Las dagas voladoras destellaron súbitamente y de repente cortaron el aire. Una brillante luz dorada se envolvió alrededor del cuello de Gong Wuji.

¡Crack!

Con un chasquido audible, la gran cabeza de Gong Wuji se separó de sus hombros. Sus ojos estaban muy abiertos, incrédulos; rabia y resentimiento claro en sus ojos. El anciano Hao tembló cuando vio la decapitación de Gong Wuji.








Jiang Chen no se detuvo allí. Uno
por uno, decapitó a todos los altos mandos de la Capital Celestial Eterna y la Región Media Gran Escarlata y almacenó sus cabezas. Naturalmente, también se llevó todos sus anillos de almacenamiento sin dudarlo. Desafortunadamente,
todos los que habían venido a cazar a Jiang Chen habían sido lo
suficientemente inteligentes como para dejar sus objetos de valor en
casa, aparte de algunas piedras espirituales para las necesidades
básicas. ¡La única excepción fue una vez más, Gong Wuji! Gong Wuji tenía muchos objetos de valor escondidos. Jiang Chen, naturalmente, los tomó para sí mismo.

Sin embargo, Jiang Chen dejó vivos a los de la Secta del cielo de Nueve Soles. No necesitaba matarlos ya que el Miasma del Disgusto Divino ya había penetrado profundamente en sus mentes. A menos que se haya inventado un antídoto en este momento, ni siquiera los dioses mismos podrían salvarlos.








Después de todo, la tensión que estaban sufriendo era diferente de la de Ling Su. Ling
Su había sido infectado con Miasma del Disgusto Divino en las afueras
del valle, pero también había salido del valle de inmediato. Estas
personas se habían quedado en el lugar donde el Miasma del Disgusto Divino era el más denso durante mucho, mucho más tiempo. Solo los cielos sabían exactamente cuánto 
Miasma del Disgusto Divino se había infiltrado en sus cuerpos. Se podría decir que su envenenamiento fue varios miles de veces peor que el de Ling Su.

Después de que terminó de recorrer todo el campo de batalla, Jiang Chen intercambió una mirada con Huang’er y abandonó el valle. Hao
Yi y Cao Meng de la secta del cielo de Nueve Soles se movieron con dificultad durante un par
de días en el Valle del Chillido del Infante, pero ningún milagro vino a
salvarlos. Aproximadamente diez días después, Chillido del Infante ya no estaba incomodado por los gritos de los vivos.







———–








Medio mes después, Jiang Chen y Huang’er aparecieron en una gran ciudad al norte de la Región Tierra de Espada, Ciudad Dragón Próspero. Sin embargo, como habían cambiado sus disfraces una vez más, nadie podía identificarlos. Las
noticias de las tropas de la Capital Celestial Eterna y de la Secta del
Cielo de Nueve Soles desapareciendo misteriosamente se habían movido,
convirtiéndose en el chisme más popular del vecindario.

Jiang Chen buscó una organización de mercenarios en Ciudad Dragón Próspero.

“¿Necesita nuestros servicios, mi señor?” Esta organización mercenaria fue una de las más grandes de la ciudad. Dicho sin rodeos, era una pandilla. Pero, por necesidad, su organización era mucho menos rigurosa y estricta que una secta. De hecho, incluso aceptaron cultivadores errantes en sus filas. Esta
facción a menudo pasaba por las áreas grises de la ley y la sociedad,
llevando a cabo negocios que no necesariamente eran legales. Sin embargo, esta organización mercenaria era muy grande. Como resultado, también fue más respetuosa de la ley y amigable con los clientes.








Jiang Chen asintió, “Deseo transportar algo al Imperio Gran Escarlata”.

“¿Oh? ¿Cuántos paquetes? ¿Quieres que se evalúe su valor?”

“No hay necesidad. Estas cosas no tienen ningún valor para nadie más “, Jiang Chen negó con la cabeza.

“La región Tierra de Espada está bastante lejos de la Región Media Gran Escarlata. Si
estos artículos no tienen valor, entonces el costo del transporte será
bastante elevado “. Esta organización mercenaria se mostró desinteresada
cuando se enteró de que los artículos no valían demasiado. A menudo actuaban como mensajeros por un precio. La tarifa del servicio a menudo dependía del valor del artículo, pero normalmente era bastante alta. En particular, no apreciaron el transporte de artículos de poco valor, incluso si se les pagó por ello.






“No tienen ningún valor, pero me gustaría solicitar que sean entregados a su destino lo más rápido posible. Si
puede entregarlos dentro de un mes, estoy dispuesto a pagarle
quinientos mil piedras espirituales de origen de rango superior “.

Quinientos mil piedras espirituales de origen era el equivalente de cincuenta mil piedras espirituales de santo. Este precio obviamente sorprendió a la otra parte. ¿Está dispuesto a pagar tanto para transportar estas cosas? Estas cosas no valen nada, ¿no?

El
representante luchó por encontrar palabras, “Mi señor, aunque tenemos
una regla que nos prohíbe preguntar sobre la naturaleza de los bienes
que planea transportar, esta tarifa suya para el transporte de algo sin
valor es …”

“Como ya te dije, aunque estas cosas no valen nada para los demás, son de gran valor para el Imperio Gran Escarlata. Entonces, ¿puedes entregarlo en un mes? “








Después de meditar por un momento, la otra parte finalmente tomó su decisión, “Bien. ¡Emprenderé este trabajo y lo entregaré dentro de un mes! “

Aunque la Región Media Gran Escarlata estaba bastante lejos, tenían sus propias formas de hacer las cosas. ¡Si tuvieran que correr a toda velocidad hacia la Región Media Gran Escarlata, definitivamente era posible hacerlo en un mes! Jiang Chen colocó un anillo de almacenamiento “Esto contiene todos los objetos de valor. Recuerde, cada uno de estos artículos tiene mi sello único en él. El sello se romperá si echas un vistazo, y lo sabré “.






“No te
preocupes, entendemos las reglas de los negocios.” La persona aceptó el
anillo de almacenamiento y barrió su conciencia adentro. Dentro del anillo de almacenamiento había una caja tras otra, nada más. Como
Jiang Chen había dicho antes, estas enormes cajas estaban envueltas en
sellos especiales que le impedían ver dentro de las cajas.

“Aquí está su tarifa. Por
favor verifíquelo, “Jiang Chen empujó el anillo de almacenamiento que
contenía el pago de piedras espirituales al representante.

“Te recordaré que estas cosas son extremadamente importantes para Región Media Gran Escarlata. Debe entregarlos apropiadamente. De lo contrario, enfrentarás la ira de toda la Región Media Gran Escarlata “.

Obviamente,
una mera organización mercenaria no podría soportar la furia de toda la Región Media Gran Escarlata si se ganaran la ira de la región.





(jaja ya quiero otro cap para saber que expresión tendrían los de la gran escarlata jajas)

SOTR Capítulo 714: ¿Aniquilación completa?
SOTR Capítulo 716: Famoso en todas las regiones