SOTR Capítulo 646: Huang’er, Bi’er y los afectos persistentes de las mujeres jóvenes

SOTR Capítulo 646: Huang’er, Bi’er y los afectos persistentes de las mujeres jóvenes

Naturalmente, todas las reglas eran siempre ventajosas para los fuertes y desventajosas para los débiles. El segmento de artes marciales de la ceremonia no fue la excepción. La
diferencia en la fuerza significaba diferencia en los niveles, y la
diferencia en los niveles significaba diferencia en el tratamiento.

La primera prioridad de esta competición eliminatoria fue proteger los intereses de los genios de cuarto rango. Cualquier
discípulo que no perteneciera a una secta de cuarto rango no estaría
capacitado para convertirse en un candidato sembrado, por muy talentosos
que fueran. Además, hubo diferencias incluso entre los discípulos de la secta de cuarto rango. Todos los genios por encima del reino sabio se clasificaron como primeros sembrados. Los
cultivadores del reino origen del noveno nivel fueron categorizados
como segundas sembrados, y todos los que estaban debajo del reino origen del noveno nivel fueron categorizados como terceros sembrado.(creo que lo había explicado antes pero aqui lo dejo de nuevo, un sembrado es un termino generalmente usado en el boxeo para la clasificacion de los boxeadores)

Esto fue para proteger a los primeros sembrados de funcionar en uno al otro antes de llegar a los últimos veinte participantes.








Si
bien esta regla parecía ser injusta a primera vista, también era la
regla más común y popular en las competiciones de artes marciales.
También hizo un cierto grado de sentido. Después de todo, todos en el mundo de las artes marciales perseguían la fuerza. Por lo tanto, era natural que aquellos que tenían gran fuerza y ​​talento recibirían mejor trato que otros.
Jiang Chen estaba asumiendo actualmente la falsa identidad de Mu Gaoqi. Naturalmente, le resultaba inconveniente presentarse a su verdadero nivel cuando se disfrazaba de Mu Gaoqi. Como resultado, fue categorizado como un tercer sembrado. Por supuesto, Jiang Chen no necesita participar en la primera ronda de
la competencia como el discípulo de una secta de cuarto rango.
Los
varios cientos de genios que no pertenecían a sectas de cuarto rango
comenzaron a luchar intensamente unos contra otros para obtener un lugar
para ellos mismos.
Jiang Chen observó el concurso de la primera ronda por un breve momento. A
pesar de que los genios participantes todos aclamados de la segunda o
tercera categorías de sectas, rápidamente se hizo evidente que incluso
las sectas de quinto o sexto rango no faltaban de los genios.
Esto era especialmente cierto para las sectas de aproximadamente calificación trigésimo quinto.









Cada
una de estas sectas contenía una serie de expertos en el reino origen, y algunos de ellos habían llegado incluso al reino origen del
noveno nivel.
Había por lo menos veinte a treinta cultivadores que habían alcanzado el reino origen del octavo nivel. Los cultivadores en el reino origen del séptimo nivel estaban prácticamente en todas partes. Por supuesto, la mayoría de estos jóvenes de la secta de quinto o sexto rango estaban en el reino origen de sexto nivel. Después de todo, estas sectas de segunda categoría en el Dominio Eterno ni
siquiera llegaron a poseer la misma cantidad de recursos, talentos y
suministros que una secta de cuarto rango.
Después de observar la competencia por un tiempo, Jiang Chen creyó que
había de hecho un pequeño grupo de personas entre estos genios de secta de
segunda y tercera categoría que realmente poseían la
habilidad de luchar por un lugar en la clasificación.
Las Pruebas de Dragones Ocultos de Dominio Eterno sólo clasificarían a los 100 mejores candidatos. Jiang Chen estimó que estas 
sectas de segunda y tercera categoría tomarían hasta un quinto de las franjas disponibles. “Parece que el análisis del jefe del palacio Dan Chi es correcto. Nadie debajo del reino origen de nivel séptimo tiene alguna posibilidad de ganar un lugar en el ranking “.






Cuando
el Jefe del Palacio Dan Chi había formado una alianza con la Secta del Árbol Precioso, ya mencionó la Gran Ceremonia Eterna y el Reino
Paramount a Jiang Chen.
En
ese momento, le dijo a Jiang Chen que sólo aquellos que se habían
cultivado al nivel del séptimo nivel de origen podían garantizar un
lugar en el ranking de Dragones Ocultos del Dominio Eterno.
Jiang Chen hizo un cálculo rápido. Podría
entrar en el top 100 y asegurarse un lugar en los ensayos de Dragones
Ocultos de dominio eterno mientras pudiera sobrevivir tres rondas
de batalla.
No necesitaba participar en la primera ronda de batalla. Lo que significaba que podía asegurarse un lugar en el ranking,
siempre y cuando pudiera derrotar a sus oponentes en la segunda y
tercera ronda de batalla.
Shen Qinghong del Palacio real de la píldora y Jun Mobai eran todos genios del reino sabio. Naturalmente, fueron categorizados como primeros sembrados. Ling Bi’er y Nie Chong estaban en el pico del reino origen del noveno nivel. Se clasificaron como segundas semillas. No había duda de que estos cuatro eran puntos garantizados en el ranking de Dragones Ocultos del Dominio Eterno. Por lo tanto, la única cosa que estaban compitiendo era una colocación más alta. Fue
más bien porque todo el mundo pensaba que Jiang Chen era Mu Gaoqi que
todos dudaban de sus posibilidades de ganar un lugar en absoluto.









Los discípulos de todas las sectas de cuarto rango estaban dispersos por toda la audiencia. Era obvio que los del Palacio de la Espada Sagrada apuntaban al Palacio real de la Píldora . Con
Wang Han como su líder, los genios del Palacio de la Espada Sagrada se
sentaron en el lado opuesto de los discípulos del Palacio real de la píldora. Todos
parecían agresivos y asesinos, y continuamente ardían sus auras para
ejercer presión sobre los discípulos del Palacio real de la píldora. Esto fue especialmente cierto en el caso de Wang Han. Su
odio por ‘Mu Gaoqi’ en este momento fue el segundo después de su odio por
Jiang Chen, porque él fue ridiculizado por ‘Mu Gaoqi’ antes. Incluso su odio por Shen Qinghong se había trasladado al tercer lugar.

“Mu Gaoqi …” Los ojos fríos de Wang Han se fijaron en la figura de Jiang Chen desde lejos. Su intención asesina se desbordaba, y no se molestó en ocultar una parte de ella.








Innumerables intenciones asesinas sin forma atacaron a Jiang Chen continuamente, como un ejército interminable. La intención de Wang Hang de avanzar y mostrar su poder era bastante obvia. Sin
embargo, no importa lo duro que empujó su aura de nivel sabio hacia
Mu Gaoqi, sus esfuerzos siempre desaparecieron como una roca que se
hunde en el mar sin dejar rastro. Este resultado sorprendió grandemente a Wang Han.

El Palacio real de la píldora era una secta enemiga. Naturalmente, el Palacio de la Espada Sagrada había investigado a los discípulos enemigos por dentro y por fuera. Esto era especialmente cierto para Mu Gaoqi, ya que era conocido por poseer una constitución de espíritu de madera innata. El
Palacio de la Espada Sagrada había evaluado a Mu Gaoqi varias veces, y
llegó a la conclusión de que era un genio del dao de la píldora de un
potencial marcial promedio, una personalidad tímida y un reino inestable
de la conciencia. Era exactamente porque Mu Gaoqi era una
persona en la mente de Wang Han que había atacado continuamente al otro
en secreto con su aura de nivel sabio.








Sus intenciones eran obvias. Quería destruir totalmente la conciencia y la voluntad de luchar de Mu Gaoqi. De hecho, quería que Mu Gaoqi tuviera un colapso mental. Si
la conciencia de un genio de dao de la 
píldora  se desmoronaba, entonces su
así llamado talento en el dao de píldora podría no ser nada. Los planes siempre parecían ideales en la mente, pero la realidad en la ejecución sorprendió grandemente a Wang Han. Ejerció
su poderosa conciencia sin renunciar, pero no sólo la conciencia de Mu
Gaoqi no se desmoronó bajo presión, ni siquiera frunció el ceño por el
estrés. Era como si el discípulo no hubiera notado su aura de nivel sabio.

“¿Cómo es eso posible? ¿Desde cuándo este Mu Gaoqi se hizo tan poderoso? “Wang Han no creyó por un segundo que Mu Gaoqi había cambiado. Observó a Mu Gaoqi con ojos fríos por un breve instante.









Wang Han llegó a una cierta conclusión preliminar, “Hmph. Parece que el Palacio real de la píldora es consciente de que falta el cultivo marcial de Mu Gaoqi. Es por eso que han enviado a un experto para disfrazarse como subordinado de Mu Gaoqi para protegerlo. Si este experto no es un maestro disfrazado, ¿por qué entonces tendría que envolverse en una capa a plena luz del día?”

Como cuestión de hecho, Huang’er había estado sentada obedientemente, a un lado de Jiang Chen todo este tiempo. Parecía desinteresada en las batallas que ocurrían en la arena. Sin
embargo, su atuendo misterioso hizo que Wang Han la entendiera mal como
un experto enviado por el Palacio real de la píldora para proteger a Mu Gaoqi.








Esta fue la primera vez que Huang’er se asociaba con Jiang Chen en tan estrecha proximidad. Aunque
Jiang Chen se había disfrazado de Mu Gaoqi y había ocultado su propia
aura, Huang’er podía sentir la sensación de seguridad que normalmente
Jiang Chen le daba. En el pasado, el olor de un joven del sexo opuesto sólo había llenado a Huang’er de repulsión. Pero Jiang Chen era muy diferente de los demás.

El
origen de Huang’er, la amplitud de su visión, el ambiente en el que
vivía cuando era joven y el nivel de personajes con los que previamente
había estado en contacto eran infinitamente más sofisticados que
cualquier cosa vista en el dominio eterno. Sin embargo, Huang’er nunca había sentido tal calor natural de cualquier otro joven excepto Jiang Chen. Él
la hizo a ella, una mujer joven que nunca había sentido ninguna emoción
ambigua durante sus veinte años de vida, sentirse un poco embriagada.

En efecto.








Aunque
era cierto que Jiang Chen nació del Reino del Este y así ocupó el nivel
más bajo de este mundo, el temperamento que poseía no podía ser
comparado con nadie que ella había visto nunca.
Huang’er
no había pensado de esa manera cuando se enteró por primera vez de
Jiang Chen, y ni el anciano Shun cuando empezó a prestarle atención.
Pero
cuando Jiang Chen dedujo fácil e indiferentemente que estaba sufriendo
de la Maldición de Atadura de la Generación en el interior de la Montaña del
Espíritu Eterno, una grieta apareció en las paredes con las que Huang’er
se había rodeado.
Más
tarde, cuando Jiang Chen irrumpió en el reino origen bajo el Árbol
Precioso del Rosado 
Amanecer y desencadenó un fenómeno natural, la
grieta en sus paredes creció más y más.
Cuando llegaron a interactuar todos los días en Valle Rosado, y ella
llegó a ser testigo de cada paso del rápido crecimiento de Jiang Chen,
llegó a reconocer el temperamento único de este joven de muchas
perspectivas diferentes.


Después de que Jiang Chen fue encarcelado en el monte. Espejismo Ondulante durante tres años, y cuidando el Valle Rosado en su ausencia,
Huang’er finalmente entendió lo que buscaba cada día.









Sí, era esta figura orgullosa, solitaria e incomparable que estaba contemplando. Incluso
si se hubiera disfrazado, aunque hubiera ocultado su aura, Huang’er
podría, con los ojos cerrados, sentir el temperamento único con el que
parecía haber nacido. Las cuchillas cantaban y las espadas resonaban por encima de la arena, y una suave brisa acariciaba su rostro bajo la capa. De repente, Huang’er deseó que este momento pudiera durar para siempre. Ella
deseó fervientemente que este débil sentimiento de felicidad pudiera
ser preservado para siempre, hasta que los mares se secaron y las rocas se pudrieran.

¿Qué maldición de atadura de la generación? ¿Qué generaciones de matrimonio? Ella ni quería pensar ni enfrentarlos. Sólo
deseaba que pudiera quedarse con este joven en esta tierra extraña
hasta que llegara la eternidad, aunque nunca confesara sus sentimientos
hacia él. Sin embargo, todas las cosas deben terminar, y su sentimiento de felicidad fue roto por el acercamiento de una figura hermosa.








La graciosa y perfecta figura de Ling Bi’er se acercó un poco y se sentó a un pie de distancia de Jiang Chen. “Hermano menor, Wang Han es traicionero y malévolo. Debes estar atento a él.”

Jiang Chen respondió con una sonrisa tranquila en su cara, “Él no es nada más que un saltamontes después del otoño. No será capaz de saltar por mucho más tiempo.”

Si estas palabras hubieran salido de Shen Qinghong o de la boca de alguien más, Ling Bi’er se habría sentido disgustada. Eso era porque nunca le habían gustado los hombres jactanciosos. Sin embargo, Ling Bi’er pensó que era natural cuando las mismas palabras salían de la boca de Jiang Chen. Ella soltó un suspiro silencioso en el interior cuando vio la confianza que Jiang Chen rebosaba. Fríamente distante y orgullosa como era, durante un tiempo se había sentido inferior a él.








Todavía
podía recordar cuando Jiang Chen había entrado por primera vez en el Palacio real de la píldora, sólo en el reino origen de primer nivel. En tan sólo cuatro cortos años, había saltado todo un reino para convertirse en un cultivador de reino sabio. Sin embargo, ella todavía estaba en el pico del reino origen. Nunca había podido dar ese último paso tan importante. En
apenas cuatro años desde su admisión, Jiang Chen había logrado mucho en
su cultivo, pero ella ni siquiera había logrado superar un solo pequeño paso.

Ling Bi’er rara vez estaba impresionada por alguien, pero Jiang Chen la había ganado completamente. Había desafiado los límites de sus creencias una y otra vez con sus asombrosos logros. Ya
sea por su talento en dao de píldoras o por su talento en dao marcial,
Jiang Chen era como un mar profundo y vasto cuyos límites de potencial
eran eternamente insondables.









Aunque Ling
Bi’er había pensado durante mucho tiempo en Jiang Chen como la que
había en su corazón, su temperamento frío y helado estaba destinado a
calentarse lentamente. Tenía tantas cosas que quería decirle a
Jiang Chen, pero cuando las palabras llegaron a su lengua, no tenía
idea de qué decir primero. La vista causó una leve ondulación en el corazón de Huang’er, pero rápidamente se desvaneció en nada. Era la sabia hija soltera de una casa noble. Mientras que su comportamiento era tranquilo y calmado, también poseía un orgullo que nadie podía entender verdaderamente.

Incluso
cuando el amor estaba involucrado, incluso cuando sabía que Ling Bi’er
era un rival poderoso, ella no sentía ni siquiera una pizca de celos. Me gusta lo que me gusta. ¿Por qué debo preocuparme de los demás? …








Proximo capitulo se titula :Capítulo 647: Jiang Chen confiere conocimiento en el Dao de la Espada

(bueno por mi parte creo que a jiang chen le hace falta un poco de esa picardía y audacia como la de Yun che de against the gods ajjsaja, quizas hacen falta aca espiritus divinos como los de against the gods xD, la unica violacion que se ha pegado fue a Dan fei pero ni siquiera lo recuerda ajajaj :(, me gustaría saber si la dejo embarazada :O y no me quiero spoilear , la otra vez me puse a leer los titulos de los capitulos finales y solo leyendo el titulo me llego ese vacio que se siente cuando terminas algo ajajaj al menos pude averiguar en que capitulos vuelve dan fei y en cual jiang chen asciende a los cielos 😛 Saludos y a esperar otro capitulo)

SOTR Capítulo 645: Ambicioso Ferviente
SOTR Capítulo 647: Jiang Chen confiere conocimiento en el Dao de la Espada