SOTR Capítulo 639: Mejorando la formación de incineración de nueve puertas

SOTR Capítulo 639: Mejorando la formación de incineración de nueve puertas

Un rumor había comenzado a correr desenfrenado dentro del dominio eterno recientemente. Por
otra parte, el rumor tenía un rostro proverbial a unido a él, que era
porqué los que lo oyeron no podían dejar de mirar favorablemente en su
autenticidad.
Se
rumoreaba que dos tesoros del Imperio Eterno habían desaparecido
misteriosamente cuando la nación había cumplido su desaparición.
Ni
siquiera la Región Media 
Gran Escarlata, la fuerza que había aplastado
al Imperio Eterno, había podido descubrir esos dos tesoros.
Se decía que el día en que estos dos tesoros nacionales aparecieran
una vez más sería el día en que se reavivara el dominio eterno.


Mientras
tanto, otro rumor hablaba de un experto, experto en adivinación y
cálculo, que predijo que los dos tesoros, el Sello de Jade Imperial y el
Sello del Dragón Guardián, aparecerían durante la próxima Gran Ceremonia Eterna.
Aunque
este rumor no estaba extendido, todos entre las seis grandes sectas del Dominio Eterno habían oído hablar de ello uno u otro.
El rumor era muy parecido a la garra de un gato, arañando los corazones de los pesos pesados ​​de la secta; una picazón indescriptible que simplemente no desaparecería.









La atracción que estos dos tesoros tenían era innegable. La obtención de estos dos tesoros simbolizaba la propiedad de los símbolos de herencia del Imperio Eterno. Obtenerlas significaba comprender el derecho a unificar el dominio eterno bajo una sola autoridad. Casi todas las principales secciones del dominio eterno compartían una ambición similar a este respecto.

¿Quién no quería unificar y dominar el Dominio Eterno como su maestro?

¿Quién no quería recrear la gloria del Imperio Eterno y lograr la supremacía eterna?

Los beneficios fueron evidentes en términos del aumento de la situación y del monopolio de los recursos. Cualquier experto ambicioso trataría de reunir todo esto por sí mismos. El jefe del palacio Dan Chi, no fue la excepción.








Aunque el
peligro estaba esperando por todas partes para la Gran
Ceremonia Eterna de esta vez, y una tormenta devastadora parecía madura para
descender sobre la región, las oportunidades siempre coexistieron con el
riesgo.

Jiang Chen había mantenido un perfil inusualmente bajo a su regreso del monte. Espejismo Ondulante. Después
de enviar a los de la Secta del Árbol Precioso y curar el Miasma del Disgusto Divino de Ling Su, ya no tenía ninguna preocupación que él
necesitaba para cuidar. Sin embargo, no significaba que estuviera ocioso. En
su camino de vuelta de Ling Bi’er, Jiang Chen había decidido
perfeccionar aún más su formación de incineración de nueve puertas. Sin duda tenía mucho espacio para mejorar. En
aquel entonces, Jiang Chen sólo podía permitir que la formación
mostrara de cincuenta a sesenta por ciento de su máxima fuerza. En el mejor de los casos, podría defenderse contra un experto en el reino sabio del cielo.








“No sé qué desgracia afectará la Gran Ceremonia Eterna. Esta formación debe ser mejorada para cuando estoy ausente de la secta “. Jiang Chen no carecía de riqueza en este momento. Anteriormente, sólo había tenido varias decenas de miles de piedras espirituales de origen de rango superior que podía ahorrar. Pero ahora, literalmente tenía decenas de millones en su bolsillo, de las diversas cosechas que había tenido. Él no estaba corto en las piedras espirituales para las formaciones en absoluto. Por no mencionar que también tenía los dos conjuntos de banderas de formación de la Secta Antigua  de los Cielos Carmesíes . Estos dos conjuntos fueron las cartas de triunfo de la Secta de Antigua de los Cielos Carmesíes. Puesto que la bandera primaria y secundaria se podía utilizar por separado, Jiang Chen sacó el conjunto secundario para su uso.

Era de la mente de hacer sus diseños más grandiosos. Por
lo tanto, decidió usar la bandera de formación de la Secta Antigua de los
Cielos Carmesíes para construir la Formación de Incineración de
Nueve Puertas.









La base de la formación había sido construida hace mucho tiempo. Cambiar a una bandera de formación más potente sin duda lo fortalecería aún más. Gracias
a la Secta Antigua de los Cielos Carmesíes, Jiang Chen ahora tenía una
comprensión decente de algunos de los misterios profundos de las
formaciones.
Usando eso, logró mejorar aún más la Formación de Incineración de Nueve Puertas. Utilizó casi un millón de piedras espirituales para mejorarla.
Cada detalle y paso requerido para mejorar la formación se hizo a la perfección. Después
de pasar cuatro días completos en la tarea, Jiang Chen finalmente hizo
la actualización de la Formación de Incineración de Nueve Puertas.
Después de que la formación se había mejorado, fue al instante diez veces más sofisticado de lo que era antes.
“Ni
siquiera el arte de división(separación creo que le puse anteiormente no recuerdo bien) de la formación ejecutado por el grupo de tres
de Cao Jin puede encontrar una brecha en una formación a este nivel!”
Desde que Jiang Chen sabía de la arte de división de la formación, había
diseñado deliberadamente su formación para contrarrestarlo.
Cerró todos los agujeros que pudo encontrar en esta formación.







Además, la única razón por la que el trío había logrado entrar en el Monte. Espejismo Ondulante fue porque la formación externa de la Secta Antigua de los
Cielos Carmesíes se había debilitado masivamente a través de los años.
Muchos defectos habían aparecido en la formación misma, y ​​las venas espirituales debajo de ella habían sido bloqueadas. En realidad, su éxito no se debió a la fuerza del trío en absoluto. Si no fuera así, ni siquiera tres expertos del reino emperador habrían podido dividir la formación antigua con sus artes.
Por supuesto, el monte. Espejismo Ondulante era sólo una parte del anillo exterior de la Secta Antigua de los Cielos Carmesíes. Era
obvio que la Secta Antigua de los Cielos Carmesíes no se había
molestado en hacer su formación exterior demasiado complicada.
Además, la secta tenía que dejar un rayo de esperanza a su heredero. Si construyeran la formación externa para ser impermeables a todo, ¿cómo entrarían entonces sus herederos? Al final, el monte. Espejismo Ondulante era sólo una parte de las formaciones exteriores de la Secta Antigua de los Cielos Carmesíes. No era el núcleo de la formación de la secta. El
área prohibida de la herencia más allá del altar era el verdadero
núcleo de la formación de la Secta Antigua de los Cielos Carmesíes.
Fueron esas formaciones las que fueron la verdadera prueba de la verdadera fortaleza de la secta.









Si
Jiang Chen no hubiera tenido el recuerdo de la secta(se refiere al sable sin nombre), ni siquiera
habría recolectado indicios de cómo operaba la formación, y mucho menos
entrar en ella.
Teniendo
en cuenta la amplitud de su experiencia que Jiang Chen poseía durante
su vida anterior, el hecho de que incluso él no había sido capaz de
averiguar cómo funcionaba la formación demostró cuánto esfuerzo la Secta Antigua  de los Cielos Carmesíes había puesto en sus formaciones centrales
internas.
La
disposición del acantilado del antepasado y la torre de la herencia
habían sido estrechamente entrelazadas el uno con el otro.
En comparación,  la formación del Monte Espejismo Ondulante sólo podía considerarse trivial en el mejor de los casos. No había sido construido para sellar completamente el camino desde el exterior en absoluto.
Jiang Chen caminó por la formación varias veces y se sintió relativamente satisfecho con su obra. “No he pasado tres años en la Secta Antigua de los Cielos Carmesíes en vano. Mi
habilidad en las formaciones ha alcanzado un nivel diferente de
competencia, y puedo usar las formaciones mucho más flexibles de lo que
solía.
Un experto en reino emperador de primer nivel no debería ser capaz de romper esta formación “.









Satisfecho, Jiang Chen creó fichas de formación de jade. Esta vez sin embargo, refinó sólo tres fichas. Guardó uno para sí, uno para Gouyu, y estaba planeando dar a Huang’er el último.

Sin
embargo, cuando Jiang Chen llegó a pasar la ficha de jade a Huang’er,
dijo: “Sir Jiang, he oído que la Gran Ceremonia Eterna es un
procedimiento extremadamente grandioso. Huang’er desea seguirte y ampliar sus horizontes. ¿Es aceptable?”

Jiang Chen miró inexpresivamente a Huang’er por un momento. Entonces
recordó que era probable que estuviera llena de aburrimiento después de estar encerrada dentro de la residencia durante varios años. Estar encerrado todo el tiempo tampoco estaría bien por su enfermedad. Después
de pensar por un momento, Jiang Chen asintió con la cabeza, “Es bueno
que la señorita Huang’er viaje y desvíe tu aburrimiento si te sientes
sofocada.
Sin embargo, la Gran Ceremonia Eterna esta vez es particularmente peligrosa … “








Huang’er sonrió encantadora: “-No, no, no tengo miedo. Si algo me pasa, entonces sólo Huang’er es culpable. Te garantizo que el anciano Shun no te causará problemas, ji, ji.”

Jiang Chen no temía que el anciano Shun lo molestara. Más bien, le faltaba un poco ese viejo. Muchos años ya habían pasado. Se preguntó si el anciano Shun había encontrado la madera Requiem. Aunque
la condición de Huang’er era muy estable en este momento, la Maldición de Atadura de la Generación todavía existiría como una amenaza oculta después de una
década o dos. La maldición no podía ser erradicada
completamente sin la madera Requiem, y por lo tanto la condición de
Huang’er en la actualidad no podía ser considerada buena.

Huang’er era una persona increíblemente inteligente y comprensiva. Inmediatamente adivinó que Jiang Chen estaba preocupado por su enfermedad cuando vio la mirada un tanto extraña en su rostro.








“Sir Jiang, toda la vida y la muerte están gobernadas por el destino. Gracias a su hábil tratamiento, Huang’er nunca ha vivido una vida más fácil que estos últimos tres años. Estoy satisfecha con esto. “La actitud de Huang’er fue increíblemente optimista. En realidad, consoló a Jiang Chen. Jiang Chen raramente estaba impresionado por nadie, pero admiraba mucho el temperamento optimista y magnánimo de Huang’er.

De
las muchas mujeres con las que había llegado a conocer, Gouyu era audaz
y vigorosa, Dan Fei tranquila y elegante, Ling Bi’er reservada como
hielo, y Ling Hui’er linda e inocente. Por último, pero no menos importante, Wen Ziqi fue cultivada y refinada. Sin embargo, nadie podía compararse a la señorita Huang’er en términos de manera sobrenatural y magnánima.








Señorita Huan’er parecía tener el porte de una noble señorita bien educada desde su nacimiento. Sus palabras y acciones eran siempre perfectamente apropiadas y amables. Lo que era aún más raro era su bondad innata y su falta de competitividad. Jiang
Chen no estaba familiarizado con la verdadera identidad de Huang’er,
pero podía adivinar que su nacimiento no era nada común.
De hecho, ella podría ser más grande que su imaginación.

Ya
que Huang’er iba a la Gran Ceremonia Eterna, Jiang Chen no
tuvo más remedio que dar a Xue Tong la última ficha de formación.
Él le instruyó cuidadosamente sobre cómo usarlo. Afortunadamente, Xue Tong era una persona extremadamente confiable. Él memorizó cualquier cosa que Jiang Chen dijo en su corazón y lo ejecutaba estrictamente a la letra. Fuera
de todos los guardias personales de Jiang Chen, la capacidad de Xue
Tong para ejecutar los asuntos era incomparable entre todos ellos.







Mirando la hora, Jiang Chen señaló que aún quedaban unos días antes del comienzo de la Gran Ceremonia Eterna. Por
lo tanto, aprovechó la oportunidad para entrar en el cultivo de puerta
cerrada durante varios días y refinar algunas píldoras.

Tenía entre dos y tres mil hojas de Hierba Emergente de Sabio en su poder ahora mismo. Cada hierba Emergente de Sabio podría utilizarse para refinar un caldero de píldoras heroicas de Sabio. En el mejor de los casos, una refinación resultaría en siete a ocho píldoras heroicas de sabio; en el peor de los casos, tal vez de cinco a seis píldoras. El valor total de la producción fue bastante alto.

Jiang Chen aprovechó la oportunidad para refinar más de cien píldoras heroicas de sabio. Desde que había ascendido al reino sabio, su demanda de píldoras había crecido con cada día que pasaba.

No
importa cuán superiores eran los recuerdos de Jiang Chen de su vida anterior, la
cultivación todavía era alcanzada en última instancia con la acumulación
de recursos innumerables. Ningún conocimiento teórico podría reemplazar esta verdad.








Aparte de las píldoras heroicas de sabio, Jiang Chen también refinó un caldero de las píldoras de la longevidad. Esta vez sin embargo, refinó con éxito un total de cinco píldoras de la longevidad. Cuatro de las cinco píldoras eran productos de rango medio, pero el último era en realidad de calidad superior. Agregando estos a las tres píldoras de longevidad que había dejado, Jiang Chen tenía un total de ocho Píldoras de Longevidad.

“Los expertos empíreos de nivel maestros de píldoras  de la antigüedad eran todos ricos más allá de la imaginación. La refinación de la píldora es verdaderamente una habilidad que crea riqueza. “Jiang Chen no pudo evitar suspirar tristemente. La
píldora de la longevidad que él había vendido – una píldora de rango
inferior no menos – en la subasta la última vez lo había hecho ganar sobre
decenas de millones de piedras espirituales. Si él subastara estas píldoras de rango medio y superior de nuevo, los precios sólo serían mucho mayores que antes.








La última vez que Jiang Chen refinó la Píldora de Longevidad, había tomado un total de siete días para tener éxito. Sin
embargo, sólo estaba en el reino origen de la tierra en ese momento, y la
fuerza de su conciencia en ese momento era muy inferior a su nivel
actual.
Esta
vez, la cantidad de tiempo que Jiang Chen pasó para refinar la Píldora
de Longevidad ni siquiera alcanzó la mitad de la cantidad de tiempo que
pasó la última vez.
La cantidad de conciencia que agotó fue también mucho menos que la última vez. Casi todos los aspectos de Jiang Chen se habían beneficiado mucho a medida que su cultivo y nivel de conciencia aumentaban.
Jiang Chen había oído hablar de los múltiples intentos del anciano Yun Nie de refinar la Píldora de Longevidad. No había tenido éxito ni una sola vez. Jiang Chen podía entender por qué. Después de todo, una píldora no era algo que pudiera refinarse sólo porque uno tenía una receta. Esto era particularmente cierto para una píldora extremadamente complicada como la Píldora de Longevidad. Había muchas cosas que necesitaban ser tomadas en consideración. Era poco probable que el anciano Yun Nie descubriera un camino hacia el éxito sin diez a veinte años de investigación.









Naturalmente,
Jiang Chen recordó que el Palacio Real de la Píldora había prometido al Honorado
Maestro Tian Ming, una píldora de la longevidad de la Secta del  Norte
Oscuro. Por lo tanto, Jiang Chen tomó tres Píldoras de Longevidad-
una píldora de rango inferior y dos píldoras de rango medio – y los
entregó al jefe del palacio Dan Chi.

SOTR Capítulo 638: Disipando el Miasma del Disgusto Divino, la Hermana Mayor revela sus pensamientos
SOTR Capítulo 640: Preparación para la Gran Ceremonia Eterna