SOTR Capítulo 581: La Isla Divina

SOTR Capítulo 581: La Isla Divina

Jiang Chen pasó los ojos por la zona y notó que la mayoría de los participantes ya se habían reunido aquí. En
pocas palabras, había cincuenta cultivadores, incluyendo los siete del Palacio real de la píldora. Parecía que el Vice maestro de salón Yue había entrado con
el tercer grupo de candidatos y se había reunido con el anciano Yun Nie.

El
anciano Yun Nie y otros tres ancianos habían tomado posiciones
estratégicas, cubriendo las cuatro direcciones cardinales para proteger a
sus jóvenes genios. Estaban genuinamente preocupados porque los dos wyverns cambiarían los objetivos y empezarían a lanzarse en picada.

Cuando vio a Jiang Chen, el anciano Yun Nie le llamó. “Jiang Chen, ven aquí”.

Aunque Jiang Chen no tenía miedo de los dos wyverns, no podía aparecer demasiado fuera de lo común en este momento. Aumento su velocidad y entró en la formación defensiva.






Mu Gaoqi rechinó los dientes. “Wang Han no estuvo bien cuando atrajo a esos dos monstruos aquí!”

Jiang Chen sólo sonrió. En realidad, era casi lo contrario. Si
Wang Han no hubiera sido lo suficientemente inteligente para atraer a
los dos wyverns a esta zona, habría sido brutalmente perseguido por los
dos tarde o temprano.

Jiang Chen examinó su entorno. Un lago grande tomó su lugar majestuoso en el fondo del valle, y cada uno utilizaba su orilla del este como punto de la reunión. El lago rebosaba de poder espiritual, manifestado por una delgada niebla. Parecía misterioso e insondable, provocando una infinita fuente de imaginación. El
lago era como una bella durmiente, llena de atracción mágica que hechizaba  irresistiblemente las miradas curiosas de quienes la veían.









En medio de esa vasta extensión acuosa, Jiang Chen vio un grupo de islas. Estaba
claro que el poder espiritual estaba casi desbordando de esas islas,
amorosamente derramándose en el aire y entrelazándose alrededor de las
islas.
Gracias a la evaporación del poder espiritual, los rayos de luz
presentaban paz y prosperidad en el aire, dando a las islas un aire
excepcionalmente divino, como si fuera un reino inmortal de gran
fortuna.
Jiang Chen reconoció esas islas como el verdadero núcleo del monte. Espejismo Ondulante, y el centro del antiguo jardín de hierbas! A
pesar de estar muy lejos del abundante poder espiritual que se
derramaba y fluía en el aire por encima de las islas, todavía se sentía
refrescado físicamente y mentalmente mientras flotaba sobre el viento.
Apenas esta indirecta hizo evidente cuán rico era el poder espiritual de las islas.
“Parece
que las islas serán el punto principal de la discordia en los últimos
tres días.” Jiang Chen discretamente volvió su atención a la batalla violenta en el cielo por encima de él.
Se
dio cuenta de que, aunque todas las sectas estaban enganchando a los
wyverns con entusiasmo, también guardaban un ojo codicioso en las islas del
lago.







El perímetro defensivo de abajo seguía apretando mientras más cultivadores de reino sabio comenzaban a unirse a la batalla. El Palacio real de la píldora no fue una excepción ya que otros dos ancianos se
unieron a anciano Yun Nie y Vice maestro de salón Yue en el frente de batalla.
Aunque
los dos wyverns eran bastante feroz, les resultaba difícil mantenerse
al día con el creciente número de cultivadores de reino sabio que se unían a
la batalla.
Los más extraordinarios de los genios jóvenes del dominio eterno estaban excitados para unirse también. Por
ejemplo, en el lado del Palacio de la Espada Sagrada, Wang Han había
recuperado su arrogante actitud después de haber ajustado su estado.
Se había cambiado a un traje blanco pristinamente, y se dirigió hacia el lado del Palacio real de la píldora. Él dio a Jiang Chen una mirada de ira, con el fuego bailando en sus ojos, “Chico, no creas que esto ha terminado!”
Jiang Chen se encogió de hombros y sonrió débilmente, claramente no prestando atención a esas palabras. Jiang
Chen trataría incluso a Wang Jianyu del Palacio de la Espada Sagrada
como si el otro fuera un pedo simplemente, y ni decir un mero Wang Han.









Wang Han sintió que había perforado una bola de algodón cuando vio lo bien que Jiang Chen lo estaba ignorando. En su ira, sintió de repente la vista de Shen Qinghong por el rabillo del ojo. Él
sonrió fríamente: “Viejo hermano Shen, eres un genio de la generación
más joven del Dominio Eterno, y como tal debe ayudar a asumir las cargas
de nuestros mayores. Como el primer genio en el Palacio real de la píldora, ¿estás planeando sólo mirar desde fuera a un lado? “

El anciano Yun Nie repentinamente miró furiosamente. “Wang Han, si quieres ir a la batalla, eres totalmente libre de ir. ¿Por qué estás corriendo tu boca aquí?”

Wang Han seguía siendo un poco cauteloso cuando se trataba del anciano Yun Nie, así que se rió en voz alta. “¿El llamado primer genio del Palacio real de la píldora es sólo un título para reclamar fama falsa? ¿Una mentira que representa las edades? Dado
que parece ser el caso, todos ustedes deben echar un vistazo a cómo yo,
un genio del Dominio Eterno , peleo con los monstruos! “








Él
explotó explosivamente en el aire después de esas palabras, estimulando
su energía para hacer que su espada estallara con luz.
La luz de la espada desgarraba el vacío al inscribir un arco helado que brillaba con el esplendor de la galaxia. Finalmente impactó en un golpe, golpeando la parte trasera de uno de los wyverns.
Atacar a los wyverns cuando tantos expertos también estaban atrayendo su atención era simplemente aprovechando la situación. El golpe parecía impresionante, pero al final, fue un mero pinchazo en la espalda. Sin embargo, incluso eso fue suficiente para hacer a Shen Qinghong bastante deprimido.
Después
de todo, Wang Han era un cultivador de reino sabio, y ya había captado las
técnicas iniciales de vuelo, mientras que él, Shen Qinghong, permanecía
ese pequeño paso lejos del reino sabio.
Por lo tanto, él no podría unirse a este tipo de lucha, incluso si él quería. Obviamente, Wang Han se burlaba de él. El
rostro de Shen Qinghong era un poco blanco cuando la mirada de sus ojos
bailó, sintiéndose como cuchillas que le cortaban el corazón mientras
observaba cómo las figuras se balanceaban y se tejían en el aire.
Para alguien tan orgulloso como Shen Qinghong, las repetidas humillaciones que había experimentado durante este 
viaje al monte. Espejismo Ondulante había disminuido en gran medida su confianza en sí mismo.








Fue más bien Jiang Chen quien sonrió misteriosamente a un lado, “¡Wang Han está acabado ahora!”

Sus
palabras acababan de aterrizar en los oídos de los demás cuando el otro
wyvern de repente percibió la presencia de Wang Han y soltó un largo
aullido de furia. Arrojó el aire con sus alas, forzando a los cultivadores del reino sabio a saltar hacia atrás en un retiro precipitado. Abrió la boca y soltó lo que parecía ser una incesante oleada de relámpagos púrpura que golpeó a Wang Han con ferocidad rápida.

El rayo arrancó el aire cuando explotó en innumerables serpientes púrpuras que recorrían el cielo. Aunque
los cultivadores de reino sabio cerca de los wyverns tuvieron reacciones
rápidas, todavía no eran lo suficientemente rápidos como para atrapar un
rayo mientras serpenteaba a Wang Han a una velocidad aterradora.









Wang Han se
había sentido muy orgulloso de emboscar al wyvern cuando se encontró
inesperadamente frente a un cielo cubierto de relámpagos púrpura ásperos que se dirigían hacia él. El miedo sacó el color de su rostro y lanzó todos los pensamientos de reputación a los vientos. Se lanzó desesperadamente, lo más rápido que pudo, dejándose caer al suelo con un espantoso boom.

Estaba
muy familiarizado con el poder del rayo, y sabía que el escape en
cualquier otra dirección sólo daría como resultado que él fuera cortado
en dos por el filo del relámpago. Sólo por caída libre hacia abajo y golpeando en el suelo tendría una oportunidad de vivir.

De
hecho, los dos ancianos del Palacio de la Espada Sagrada abajo
reaccionaron rápidamente y arrojaron varios talismanes seguidos. Los
talismanes irradiaban luz verde para formar corrientes de corrientes de
aire verde, capturando misteriosamente todo el relámpago púrpura como
alfombras verdes.

Wham wham wham








El relámpago púrpura y las corrientes de aire verde se enfrentaron
entre sí con gritos de perforantes, enviando el aire alrededor
de ellos en la perturbación como ráfagas y turbulencias sacudieron el
aire.
La
velocidad de Wang Han no era para reírse, así que, aunque se había
estrellado contra el suelo y parecía estar muy deteriorado por el
desgaste, no había sufrido daños por el rayo.
Deprimido, se levantó del suelo y se dirigió hacia el cerco defensivo.
Shen Qinghong se echó a reír. “Wang Han, ¿es esto lo que querías decir con luchar contra ese monstruo?”
Muchos viendo en el suelo estallaron en risas escandalosas, obviamente divertidos por la caída cómica de Wang Han. Wang
Han siempre había poseído una actitud refinada, autodeclarándose a sí
mismo como el genio superior del dominio eterno.
Había perdido mucho rostro al caer de una manera tan innoble esta vez. Estaba
tan enfadado que casi escupió una bocanada de sangre, pero se conformó
con mirar furiosamente a Shen Qinghong, con intento asesino ilimitado
surgiendo de sus ojos.









Shen
Qinghong se había sentido un poco consciente de sí mismo antes, y un
poco desconfiado de Wang Han que había roto a través del reino sabio antes que él. Sin embargo, la visión de tan desaliñado Wang Han fácilmente disolvió el nudo en su corazón. Sintió entonces que no había nada que temer acerca de este Wang Han. Volviendo
el foco de su mirada a Jiang Chen, también sentía que este joven genio
no era tan irritante para los ojos como lo había creído por primera vez. Shen Qinghong había sufrido la burla y la risa de los genios del reino sabio durante este viaje al monte. Espajismo Ondulante, y cada vez, habían sido sus compañeros quienes lo habían defendido. La
comprensión de Shen Qinghong no era débil, y su estado mental había
sido templado repetidamente en este viaje, que era la forma en que podía
llegar a tales conclusiones.

Mu Gaoqi preguntó con curiosidad: “Hermano Chen, ¿cómo supiste que Wang Han estaba acabado?”








Jiang Chen sonrió débilmente, pero no respondió. Estaba claro para él que los dos wyverns veían a Wang Han como el culpable que había robado la hierba Emergente de Sabio. ¿Por qué si no lo hubieran perseguido durante días sin descanso? El golpe aparentemente atrevido de Wang Han no había hecho más que
exponer el hecho de que había entrado en su rango de ataque.
¡Por supuesto que lo atacarían! Sin
embargo, esta conclusión era algo que había salido de los diversos
rencores que se habían formado cuando los dos habían peleado sobre la
Hierba.
Era bastante difícil explicar sucintamente.
El anciano del Palacio de la Espada Sagrada también encontró esta situación bastante extraña. “Wang Han, estos dos wyverns parecen anormalmente fijados en ti. ¿Qué has hecho para que te odien así?”
Wang
Han miró furiosamente a Jiang Chen mientras intencionadamente levantaba
su voz, “Anciano mayor, esto es todo porque ese pequeño bastardo Jiang
Chen robó varios miles de hojas de Hierba Emergente de Sabio y me culpó a mi!”









Las
palabras de Wang Han habían sido pronunciadas en voz muy alta, de modo
que incluso los cultivadores que luchaban contra los wyverns en el aire
los habían oído claramente. Tocaron en los oídos de todos como si fuera un rayo de trueno.

Varios miles de hojas de Hierba Emergente de Sabio?

Todo el mundo dudaba de sus oídos en ese segundo. Diez hojas ya eran una pequeña fortuna, y un centenar era una gran transacción. Pero varios miles de hojas? ¿Qué clase de concepto era eso?

Incluso si todas las hojas de hierba en las seis grandes sectas se amontonaron
juntas, todavía no ascendería a varios miles de hojas, pero este
Jiang Chen tenía varios miles de ellos para sí mismo? Por lo tanto, la atmósfera en la escena instantáneamente se hizo bastante incómoda. Todos los ojos estaban en Jiang Chen, como si quisieran ver directamente a través de él.








Era bueno
que Jiang Chen se diera cuenta de antemano de que Wang Han ciertamente
revelaría esto si estaba lo suficientemente provocado. Así
que, cuando todos lo miraron, sus labios se curvaron un poco hacia
arriba mientras miraba a Wang Han como si estuviera mirando a un
completo idiota.

Mu Gaoqi fue el primero en saltar. “Wang Han, ¿no van a acusar falsamente a otros? Varios miles de hojas de Hierba Emergente de Sabio? ¿Qué clase de sueño crees que estás? “

Wang Han lanzó una larga carcajada. “¿Qué, Jiang Chen, tienes las agallas para hacerlo, pero ninguna para admitirlo?”

Era evidente que Wang Han estaba encantado de ver a todo el mundo mirar a Jiang Chen con ojos tan avaros. ¿No crees que eres demasiado, Jiang Chen? No te preocupes, te voy a calumniar primero sin importar si tienes o no la hierba!








Las actitudes de todos eran bastante congruentes cuando se trataba de asuntos como estos. Prefieren creer que es verdad que no. Por lo tanto, todo el mundo miró a Jiang Chen con huellas de juicio.

El
anciano Yun Nie resopló fríamente al ver los indicios de juicio y se
burló, “Wang Han, esta no es la primera vez que su Palacio de la Espada
Sagrada está pinchando un crimen en otra persona. Cuando
la puntuación de Jiang Chen estaba a la cabeza en las Batallas de
Píldoras, su secta dijo que algo estaba mal con sus líneas de sangre y
quería comprobarlos.
¿Quieres probar el mismo truco de nuevo? Usted ha heredado verdaderamente el estilo de Wang Jianyu. “

SOTR Capítulo 580: Encuentro con Wang Han otra vez
SOTR Capítulo 582: Estar enmarcado