SOTR Capítulo 352: Una cadena de peleas desvergonzadas

SOTR Capítulo 352: Una cadena de peleas desvergonzadas

Para
Jiang Chen, el entrenamiento con Liu Wencai no había resultado en ganancias
tan grandes como las de éste, pero tampoco había sido un desperdicio
total para él.

La experiencia práctica siempre fue útil.

La técnica y la fuerza de Liu Wencai no eran realmente malas. Poseía un potencial sumamente alto. Cuando
Jiang Chen se había enfrentado a él, descubrió que tal vez porque Liu
Wencai era hijo de un cazador, había utilizado la sangre de varias
bestias para refinar sus meridianos desde que era joven. Esto había resultado en el fenómeno de dragones y tigres en su sangre, músculos y meridianos.

Este fenómeno podría ser un factor innato, o podría ser algo que se cultiva después de que uno nació también.






“Liu Wencai puede ser alguien que puede ser moldeado. Es
una lástima que su humilde trasfondo hiciera que su secta lo dominara, y
llegó incluso más lejos en el mundo cuando perdió a su respaldo. Su potencial probablemente permanece sin explotar, y podría estar más allá de la imaginación de la gente “.

Jiang Chen descubrió que Liu Wencai estaba más allá de lo común después de una noche de combate.

Jiang Chen ajustó su respiración y descansó después de regresar a su habitación. Después de la batalla fue el mejor momento para nutrir el espíritu de uno. Cultivar, refinar y reforjar el poder de los espíritus vería los mejores resultados durante este tiempo.

Finalmente,
Jiang Chen abrió los ojos cuando el momento de reunirse estaba casi
sobre él, y una leve sonrisa apareció por los bordes de sus labios.









Había tenido algunos logros después de una noche de combate.

Dejó su residencia y llegó a la Arena de los Cien Desafíos.

Era
el segundo día de los encuentros, y era evidente que cada candidato
estaba lleno de entusiasmo, y el espíritu de no querer perder estaba
escrito en sus rostros.

Los candidatos del cuadrante de tierra eran realmente más ambiciosos y trabajadores.

Estos candidatos vacilaron entre el segundo nivel y el primer nivel preliminar en sus sectas. Serían capaces de unirse a las filas del primer nivel con un poco de fortuna.








Llegar al primer nivel los convertiría en discípulos principales, capaces de recibir el verdadero legado de la secta.

Se podía ver que todos se esforzaban por alcanzar este objetivo.

Jiang Chen respetó solemnemente a todos los que tenían sueños.

Sin embargo, también hubo excepciones, como los discípulos de la Secta del Sol Púrpura. Jiang Chen había sentido su aspecto hostil desde temprano en la mañana.

Era obvio que se habían reunido anoche para discutir cómo vengarse de él y poner la pelota en su corte.

Aunque
estos discípulos pueden no tener la relación más fuerte con Ouyang
Jian, la aplastante derrota de este último fue una afrenta a la cara de
la secta.








Los discípulos de la Secta del Sol Púrpura naturalmente no permanecerían impasibles cuando su secta hubiera perdido la cara.

“Un montón de basura que solo sabe formar grupos. Ninguno
de ellos puede soportar siquiera un golpe cuando están separados.
“Jiang Chen no podía ser molestado con estos discípulos.

Encontró un lugar relativamente vacío y se sentó con las piernas cruzadas, esperando silenciosamente los desafíos del nuevo día.

Liu Wencai se acercó en poco tiempo también, pero esta vez no estaba solo. Había alguien más con él, y esta persona más bien sorprendió a Jiang Chen.

Esto era porque él sabía quién era la persona con Liu Wencai.






La nueva persona era el gordo de la Secta del Espíritu Eterno que Jiang Chen había seleccionado para su primera victoria. Este hombre divertido tenía una cara en forma de pico en lo alto de su cuerpo rotundo. Su rostro era redondo en el fondo y se afilaba en la parte superior. Acompañado de dos piernas delgadas, sus proporciones corporales eran bastante extrañas.

En otras palabras, era delgado en los extremos y grueso en el medio.

Sus cejas también tenían un poco de carácter. Estaban imbuidos de un sentimiento cómico. Sus ojos delgados formaban una línea cuando sonreía, pero una aguda sensación de astucia le impregnaba los ojos.

Parecía abierto y honesto, pero en realidad estaba lleno de planes.








Esa fue la primera impresión de Jiang Chen sobre el pequeño gordo. Pero después de la batalla de ayer, Jiang Chen pensó más cálidamente de este tipo.

Éste era el primer tipo que había conocido que se había atrevido a llevar una actitud pasiva a la batalla.

Uno
tenía que saber que si alguien que estaba siendo desafiado se desentendía de su pelea, pueden muy bien enfrentarse al castigo.

“Hermano
Piedra, esto es …” Liu Wencai acababa de abrir la boca y estaba a
punto de hacer presentaciones, cuando el pequeño gordo extendió una mano
carnosa y detuvo a Liu Wencai.

El gordo se rió entre dientes, “hermano menor Wencai, no hace falta hacer presentaciones. Yo, gordo Lu, hace tiempo que deseo conocer al Hermano Piedra.”






Este pequeño gordo era un discípulo de la Secta del Espíritu Eterno, llamado Lu Yali. Sin embargo, debido a que tenía la forma de una pera gorda, la gente a menudo se burlaba de él llamándolo como Lu Pear 1.(Lu Pera en español)

“Hermano Piedra, mi nombre es Lu Yali, pero la gente me llama Lu Pear. Encantado
de haberte conocido y por favor, cuida de mi en el futuro. “El
pequeño gordo era uno que se calentaba con los demás por sí mismo y no se
sentía distante.

“Hola.” Jiang Chen estrechó la mano con el pequeño gordo.

Liu Wencai estaba un poco incómodo en el lateral. No
había pensado que gordo Lu lo encontraría hoy, y no había pensado que
gordo Lu quisiera conocer a Jiang Chen sin importar qué.








Aunque los dos eran de la misma secta, e interactuaron un poco normalmente, no había mucha amistad entre ellos.

Además,
aparte de unos cuantos parásitos en el cuadrante místico, no tenía
amigos íntimos en el cuadrante de tierra, así que estaba más bien en su
guardia cuando gordo Lu apareció de repente.

Sin
embargo, según su comprensión de gordo Lu , este individuo había jugado
siempre el papel no-demasiado-glamoroso de un payaso en la secta debido a
su forma del cuerpo.

A menudo se burlaban de él, se mofaban de él y lo golpeaban o maldecían.

Sin embargo,gordo Lu siempre había sido bastante optimista. Siempre
estaba sonriendo, y este tipo de técnica de supervivencia le permitió
tallar un pequeño espacio para sí mismo entre la generación más joven de
la Secta del Espíritu Eterno.








Sin embargo, debido a su personalidad, algunos de los verdaderos genios le miraban adecuadamente. Por lo tanto, gordo Lu no tenía ningún amigo realmente bueno con el que él podría hablar en la secta.

Por eso Liu Wencai no lo había rechazado cuando gordo Lu vino a buscar a Liu Wencai.

Se dijo que uno no debería estirar la mano para dar una sonrisa.

Mirando a gordo Lu, también quería encontrar gente para formar un grupo. Basado
en la observación de ojos fríos de Jiang Chen, gordo Lu era también uno
de ésos en una situación torpe en la secta del Espíritu Eterno.

De lo contrario, ninguno de los discípulos más normales llegaría a formar un grupo con él ahora.








No fue rechazado por la idea, y los encuentros comenzaron cuando los tres charlaban y reían.

Ninguno de ellos entró en la lista de desafíos del primer lote.

Sin embargo, el nombre de Jiang Chen apareció en la lista de los que fueron desafiados poco después.

“Hermano Piedra, que tengáis éxito desde el principio”, dijo Liu Wencai.

Gordo Lu rió entre dientes, “¡No importa! Las victorias y las pérdidas cuando eres desafiado no cuentan en la puntuación final después de todo. “








Éstas eran las reglas de supervivencia de gordo Lu. Estaba bien si se quitaba algo de su rostro para mejorar sus posibilidades de supervivencia.

La mayoría de los candidatos a ser desafiados harían todo lo posible por consideraciones de cara.

A los cultivadores no les gustaba perder. Así
que incluso ellos fueron los que fueron desafiados y este duelo no
contó para nada, la mayoría de los candidatos no estaban dispuestos a
perder y convertirse en el telón de fondo para la victoria de otra
persona.

Esta era la razón por la cual la competencia era muy feroz. Los candidatos como gordo Lu sin principios eran muy raros.

El oponente de Jiang Chen era un discípulo de cuarto nivel de la secta del árbol precioso en el ring de hielo.








Tenía intenciones de contener su fuerza. Así que cuando se enfrentó a este oponente, fingió estar tratando bastante duro, pero no usó ninguno de sus cartas de triunfos.

Por
lo tanto, lucharon hasta el final del límite de tiempo, con lo que
Jiang Chen apenas logró utilizar la ventaja del ring para evitar que
su oponente ganara.

Incluso si alguien que estaba siendo desafiado ganó, tendrían que dejar el ring.

Cuando Jiang Chen bajó del ring, se encontró con la sonrisa burlona de gordo Lu y una extraña sonrisa. “Hermano
Piedra, te ves como un hombre bueno con rasgos fuertes, pero ¿quién
hubiera pensado que tus habilidades de actuación son incluso mejores que
las mías, de gordo Lu?”

Jiang Chen sabía que este pequeño gordo era astuto y no hablaba mucho con él. Se sentó con las piernas cruzadas con una sonrisa.








No se había sentado hace mucho tiempo antes de que su nombre fuera elegido de nuevo.

“Esto es raro. Usted acaba de sentarse y ha sido seleccionado de nuevo. ¿Está alguien jugando con usted? “Liu Wencai sentía que era injusto, ya que las teorías de la conspiración llenaban su mente.

Su
oponente había cambiado al candidato de primer nivel de la Secta del
Viento Fluido, y estaba en el ring de hielo otra vez.

El candidato de primer nivel de la Secta del Viento Fluido era dos niveles más altos que Ouyang Jian. Este fue un rival fácil de enfrentar.

Desde que había sido elegido, Jiang Chen naturalmente no evadiría la batalla.








Entró en el ring y comenzó a pelear. Con su personalidad, él no elegiría perder incluso si era él que era desafiado.

Él absolutamente no aceptó el método de gordo Lu de la supervivencia en esto.

Por supuesto, incluso si era un discípulo de primer nivel, no podía obligar a Jiang Chen a usar todas sus fuerzas.

Jiang Chen actuó aún más poderosamente esta vez, finalmente convirtiendo el duelo en una dura batalla en la que casi perdió.

Otro encuentro en el que apenas había ganado, casi se podría decir que fue una victoria pírrica.

Jiang Chen bajó del ring con ‘agotamiento’ en su rostro.








La sonrisa en la cara de gordo Lu se hizo aún más pronunciada. Fue
gracioso, incluso Liu Wencai pensó que Jiang Chen había gastado
demasiada energía en dos encuentros sucesivos, lo que llevó a su
cansancio.

Sin embargo, la extraña sonrisa de gordo Lu también explicó que sabía que Jiang Chen todavía estaba actuando.

El
espectáculo que los dos habían puesto ayer había permitido a gordo Lu obtener una comprensión profunda de Jiang Chen y sus habilidades de
actuación. Por lo tanto, sólo él sabía que Jiang Chen estaba haciendo absolutamente un acto.

“Hermano mayor gordo, no molestar a Hermano Piedra”, dijo Liu Wencai. “Ha peleado dos veces seguidas y ha hecho grandes esfuerzos. Debe descansar y recuperarse. De lo contrario, si es su turno de ser el retador, ¡estará en una posición débil entonces! “

Lu gordo rió entre dientes. “Bien bien.”








Tan inteligente como él era, sabía que era suficiente simplemente conocer algunas cosas y no revelarlas a fondo. Era suficiente tener una comprensión tácita. Poner las cosas al aire libre significaba que podían quedar arruinados por su propia inteligencia.

Esta vez, algo más extraño sucedió.

Jiang Chen ni siquiera había calentado su asiento antes de que su nombre fuera elegido de nuevo. Aún era el que estaba siendo desafiado.

Esta vez, incluso gordo Lu sintió que había algo aquí, para no decir nada más de Liu Wencai. -preguntó gordo Lu con aire pensativo-. “Los vientos son un poco extraños hoy. ¿Puede ser tal coincidencia que uno sea seleccionado para ser desafiado tres veces seguidas? “

También había preguntas en el corazón de Jiang Chen.








Sin embargo, la cosa a evitar cuando un cultivador luchaba un duelo era especulación salvaje. Desde que había sido elegido, si era real o una trampa, ¿qué tenía que temer?
Su oponente esta vez era He Yan de la Secta del Sol Púrpura.
“¿He Yan? Él figura como el número cuatro entre los diez principales discípulos de la Maestra Shuiyue. ¡Es
un candidato sembrado en los veinte primeros en el cuadrante de la
tierra! “Aunque la fuerza de gordo Lu no era particularmente fuerte, sus
habilidades de chismes eran muy practicadas.
Sabía todo tipo de noticias aleatorias, inteligencia e información con gran familiaridad como el dorso de su mano.
“Humph! Cansar a alguien a través de varias rondas de peleas sucesivas. ¡Qué vergonzoso! “Liu Wencai no estaba desconfiado ahora, pero sentía que la Maestra Shuiyue había hecho esto a propósito.
Primero había arreglado que dos fuertes oponentes desgastaran a Jiang Chen, y luego envió a sus propios discípulos al final. Maestra Shuiyue estaba absolutamente manipulando la selección!
Liu Wencai estaba muy enojado y sintió que se  había cometido una gran injusticia contra 
Jiang Chen.

SOTR Capítulo 351: Entrenamiento bajo la luna
SOTR Capítulo 353: ¿Cuál es el punto de mantener la basura?