SM Capítulo 1138

SM Capítulo 1138: Sellos de la Legión Divina Armoniosos

Yang Qi se estaba acercando con un arte energetico del Cuerpo intacto, que por supuesto era la perdición del Sello de la Legión Divina. Orgulloso Cielo tenía el último de los tres Sellos de la Legión Divina y actualmente era incapaz de mantenerlo bajo control. Contrariamente a lo esperado, ¡de repente salió volando a la luz!

El último de los sellos también parecía un diablillo dorado.

Yang Qi hizo un gesto de llamada y el sello voló hacia él con la velocidad de un rayo. No había nada que Orgulloso Cielo pudiera hacer para detenerlo.

El rostro de Orgulloso Cielo cayó. Nunca podría haber adivinado que algo así sucedería, o que todas sus artes energéticas serían inútiles en ese momento. Desafortunadamente, él no era el verdadero dueño de la Gran Necrópolis y, por lo tanto, no podía usarla para evitar que Yang Qi se acercara al Sello de la Legión Divina en su interior.

Sin embargo, una vez que el Sello de la Legión Divina voló fuera del control de Orgulloso Cielo, supo que no había nada que pudiera hacer al respecto.

“Bien, Yang Qi, no debería aprovecharme de ti. Desde que obtengo la Gran Necrópolis y el Rey Asesino Inmortal, te dejaré tener mi Sello de la Legión Divina. Pero la Gran Necrópolis y el Rey Asesino Inmortal son míos. Una vez que esté en el mundo divino, no importará. Allí no podrás hacerme nada “.

Manteniendo un agarre de hierro sobre la Gran Necrópolis, se giró y saltó al pasaje. Intensos sonidos retumbantes resonaron, seguidos de una onda de choque, luego él y la Gran Necrópolis desaparecieron.

Yang Qi estaba a punto de perseguirlo cuando la tercera pieza del Sello de la Legión Divina se unió con su pieza compuesta existente, rodeándolo en un impenetrable y arremolinado campo de energía.

Las tres piezas del Sello de la Legión Divina finalmente fueron una.

El sello se había roto hacía mucho, mucho tiempo, y por fin, estaba completo de nuevo. Yang Qi ahora podría aceptar el legado del triple sello y lograr un bautismo que conduciría a una transformación completa. Nadie podría adivinar qué resultaría, ya que a lo largo de todo el tiempo, incluso en el mundo divino, solo el Señor Soberano y Yang Qi habían poseído el Sello de la Legión Divina completo.

“¡Maldición!” Yang Qi gruñó. La verdad era que no estaba nada feliz de tener el Sello de la Legión Divina completo, y estaba completamente sorprendido de que Orgulloso Cielo hubiera permitido que sucediera. Simplemente había abandonado el Sello de la Legión Divina y había escapado. Yang Qi originalmente había intentado quitar el Sello de la Legión Divina de Orgulloso Cielo como una forma de obligarlo a luchar. Había esperado aprovechar la oportunidad para luego sellar a Orgulloso Cielo y evitar que llegara al mundo divino.

En cambio, Orgulloso Cielo abandonó la pelea, dejó que el Sello de la Legión Divina volara hacia él y aprovechó ese momento para huir.

La luz dorada atravesó a Yang Qi como para transformarlo por completo. Y el poder de los tres Sellos de la Legión Divina era algo contra lo que no podía luchar. Aparentemente, esa luz quería despojarlo de su cuerpo intacto, pero afortunadamente estaba siendo reforzado por el Jade  Mahātmā y el rollo de piel de oveja.

Así que desató su Gran Magia del Monarca Sabio y redirigió el poder del Sello de la Legión Divina hacia él, lo que provocó que se deslizara hacia un estado de iluminación aún más profundo.

La luz dorada surgió en el Camino Antiguo hacia los Dioses, alejando todo, incluidos los tesoros y la energía vital, hasta que toda el área quedó completamente vacía.

En este momento, no había dudas al respecto: Yang Qi era el mayor experto en el mundo mortal. Mientras no fuera al mundo divino, nadie tendría la menor esperanza de vencerlo.

‘Lo entiendo. Entonces asi es como es. El Sello de la Legión Divina es verdaderamente poderoso ‘. Cuando las tres piezas del Sello de la Legión Divina se combinaron, todavía eran un diablillo dorado. Sin embargo, este diablillo dorado era muy realista y activo. De hecho, empezó a respirar lentamente, como si tuviera voluntad y dao propios. ¿Estaba a punto de resucitar?

Absorbiendo el poder que se estaba liberando, Yang Qi envió simultáneamente su divinidad naciente al Sello de la Legión Divina para explorarlo y, con suerte, descubrir exactamente qué era. Mientras lo hacía, una voz antigua habló de repente.

“Por fin … finalmente he vuelto a la vida … no, no es así. Pero estoy despierto. El Señor y la legión de dioses me bendijeron con poder para que pudiera convertirme en la entidad más poderosa del mundo divino. Pero ese poder me destruyó. El poder puro no se puede controlar … ¿Quién era? ¿Quién me trajo de regreso?”

La voz era todo lo que quedaba de la voluntad del Sello de la Legión Divina, y Yang Qi podía decir que era profundamente débil, pero al mismo tiempo, extraordinariamente fuerte.

Trató de hablar con él. “Fui yo. Te traje de vuelta. Soy el portador del Sello de la Legión Divina. Te dividieron en tres partes, una de las cuales me dieron, y las otras dos logré recuperar. ¿Quién eres tú? Tu voluntad está dispersa. ¿Por qué estabas instalado en el Sello de la Legión Divina?”

“Tu….”

Tan pronto como la voluntad de Yang Qi lo tocó, gritó tan fuerte que parecía que podría destruir su  divinidad naciente. Era como el trompeteo de un mamut divino, lleno de pura locura. Sin embargo, nadie más que Yang Qi podía escucharlo.

“¿Quién soy? ¿Quién soy…? ¿Cómo es que no puedo recordar quién soy …? ”

Yang Qi casi muere por las meras reverberaciones de la voz. Afortunadamente, había estado preparado para algo como esto y usó el Arte Divino Purrfecto para protegerse.

“¿Quién eres exactamente? ¿Incluso no sabes quién eres? Si no es así, ¿cómo podría saberlo? En respuesta a la rápida respuesta de Yang Qi a las preguntas, el remanente roto de la voluntad emitió crujidos, como si pudiera colapsar. Luego se hundió en el silencio.

“¿De qué entidad todopoderosa eres remanente? No me digas que solías ser el rey de los mamuts divinos.” Yang Qi permaneció dentro de la luz dorada, el Sello de la Legión Divina sentado allí temblando en su palma, fusionándose con su energía hasta que pareció ser parte de él.

El sello se estaba convirtiendo en un diablillo dorado real, sentado allí con los ojos cerrados, la túnica ondeando como si estuviera en el viento. Parecía extraordinario, pero al mismo tiempo, completamente tranquilo y sereno. Una densa corriente de texto fluyó por su cuerpo, todos los cuales eran nombres. Parecían tan numerosos como las estrellas en el cielo, hasta el punto en que no podían numerarse. Todos ellos eran miembros de la legión de dioses que habían bendecido al Señor Soberano, pero Yang Qi no reconoció ninguno de sus nombres.

Al mirar el pasaje hacia el mundo divino, Yang Qi pudo ver que estaba tan turbulento como siempre, y no podía ver nada al otro lado. Parecía probable que, del otro lado, hubiera violentos flujos de energía que conducirían a un destino aleatorio en el mundo divino. Y probablemente, el regreso era imposible.

Si entraba, ¿alguna vez podría salir? No lo sabía.

Desafortunadamente, aunque tenía el Sello de la Legión Divina completo, había perdido los medallones heredados del Rey Asesino Inmortal y la Carta del Monarcas de Miriada de Mundos con Orgulloso Cielo.

Eso definitivamente podría considerarse una gran pérdida.

La ventaja era que la voluntad del Rey Asesino-Inmortal se había despertado y no había forma de que Orgulloso Cielo pudiera controlarlo. En el mejor de los casos, podrían llegar a un acuerdo de algún tipo.

Por ahora, Yang Qi no se preocupó por el Sello de la Legión Divina; lo estudiaría lentamente en los días venideros. Según su mejor suposición, no sería capaz de desatar sus aspectos más poderosos hasta que estuviera en el mundo divino.

Por ahora, quería determinar qué otros avances había hecho. “¿Han mejorado mucho mis artes energéticas?”

Al final resultó que, había muchas diferencias con respecto a antes.

Su escala psíquica estaba ahora en quinientos, colocándolo justo al borde del nivel Aterrador pico. Su índice de poder estaba en más de nueve mil novecientos, apenas por debajo de diez mil. Definitivamente ahora estaba al mismo nivel que los dioses. Además, algo se estaba gestando dentro de él.

No era otro que una pieza creciente de divinidad. Por una variedad de razones relacionadas con las leyes mágicas, no se había completado. La divinidad solo podía tomar forma verdaderamente en el mundo divino. Simplemente no podría suceder en el mundo mortal.

Por el momento, Yang Qi estaba animado y lleno de temple. Lo primero que tenía que hacer era unificar completamente la Edad del Dao Inmortal y establecer un orden férreo que nunca se desharía. Eliminaría por completo a los Ejecutores del Camino Antiguo y luego elegiría a algunas de sus personas más confiables para que lo acompañaran al mundo divino. Quería que su padre y sus hermanos fueran allí, pero en este momento no podrían sobrevivir allí. Quizás el mejor curso de acción sería hablar con Brahma sobre la situación.

Desdibujándose en movimiento, dejó el Camino Antiguo hacia los Dioses. Sintió una fuerza poderosa tratando de evitar que lo hiciera, pero simplemente se encogió de hombros. Se decía que una vez que caminaba por el Camino Antiguo hacia los Dioses, nunca podría regresar. Pero eso no era cierto para alguien como Yang Qi, que ya era tan fuerte como un Dios Menor.

‘Me pregunto si el Camino Antiguo hacia los Dioses eventualmente desaparecerá. No muestra ningún signo de desaparecer en este momento, pero tengo la sensación de que sucederá tarde o temprano. Necesito entrar en el mundo divino antes de que eso suceda, de lo contrario, es posible que nunca entre. Incluso con el Sello de la Legión Divina, es posible que no pueda atravesar las barreras y quede atrapado en el mundo mortal. Y eso sería una gran tragedia ‘.

Necesitaba ocuparse de los ejecutores lo más rápido posible, unir su imperio y elegir a las personas que iban a ir al mundo divino, antes de que se volviera inaccesible.

¡RUMBLE!

Pronto estuvo sumido en el caos primordial, donde vio la enorme formación de hechizos formada por la Puerta hacia los Dioses, así como la formación creada por la Liga del Monarca Sabio. Desafortunadamente, los ejecutores habían logrado igualar la pelea.

La formación de la Liga del Monarca Sabio era una construcción relativamente nueva, mientras que la Puerta hacia los Dioses había existido durante millones y millones de años. Como resultado, se abrieron agujeros en los cimientos de la Liga del Monarca Sabio, y Brahma no estaba a la vista.

‘¿Qué está pasando aquí?’, Pensó Yang Qi, mirando a su alrededor. ‘¿Cómo consiguieron los ejecutores de repente más expertos de su lado?’

 

170 Capitulos adelantados en patreon

+ de 200 Capitulos (todos los que tengamos traducidos hasta la fecha) adelantados en patreon

Bookmark(0)
SM Capítulo 1137
SM Capítulo 1139