RGE Capítulo 48 – Competencia (2)

“Demasiado llamativo. hermano aprendiz Zhao, ¡dale una paliza y haz que la secta se sienta orgullosa!”

“Que esa bonita cara vea cuán fuerte es nuestra Secta Heng Yue. ¡Vamos, hermano Zhao!”

“La Secta Xuan Dao es demasiado arrogante. Hermano Zhao, ¡debes hacer que se vea miserable! ¡Incluso se atrevieron a decir algo como que solo usan el 50% de su poder!”

“La Secta Xuan Dao es demasiado astuta. Ya tienen una excusa lista para cuando pierdan. ¡Estaré observando, hermano Zhao! ¡Vamos!”

Todos los discípulos de la Secta Heng Yue estaban enojados. Esas palabras del anciano de la Secta Xuan Dao dañan su autoestima.

Las caras de los ancianos de la Secta Heng Yue se oscurecieron. Permanecieron en silencio, pero sus ojos se volvieron fríos y sus miradas hacia la secta Xuan Dao se hicieron menos amigables.

Sun Dazhu se rio entre dientes. Sonrió y le susurró a Wang Lin, “Discípulo, mira esto con cuidado. Esta competencia será más intensa que antes. Esta es la primera vez que la Secta Xuan Dao se atreve a ser tan arrogante.”

Wang Lin miró a los enojados discípulos interiores y luego miró a Liu Feng. Todavía había una capa de niebla negra en su cuerpo que impedía que Wang Lin viera su nivel de cultivo.

Liu Feng se paró en el escenario y dijo suavemente, “Hermano Zhao, ya que nuestro anciano de la secta ha hablado, solo usaré el 50% de mi poder en esta lucha.”

Zhao Long era de media estatura. Su complexión era oscura y su cuerpo se veía muy fuerte. En lugar de un cultivador, parecía más bien un guerrero en el mundo mortal.

Miró con cautela a Liu Feng. Juntó las manos y dijo, “Hermano Liu, por favor!” Cuando terminó de hablar, dio un paso, luego aparecieron lotos blancos uno por uno a su alrededor y flotaron alrededor de su cuerpo.

Rastros de qi de espada aparecieron en lotos blancos. Se oían sonidos de viento golpeando la ropa de Zhao Long, pero no había viento.

El jefe de la secta, Huang Long, sonrió. “La cuchilla de loto de Zhao Long ya ha alcanzado el rango medio. Muy bien.”

El anciano de cara roja dijo con orgullo, “Jaja, jefe de secta, Zhang Long es mi discípulo favorito. Su talento es muy bueno y trabaja muy duro. Esta cuchilla de loto es algo que él mismo sacó del pabellón de espadas. Después de cinco años, ya ha alcanzado el rango medio.”

El anciano Xu sonrió y dijo a los discípulos de los alrededores, “La cuchilla de loto es conocida por su poder de ataque. Ustedes, discípulos interiores, deben aprovechar esta oportunidad para aprender de él.”

Wang Zhuo entrecerró los ojos. No lo mostró en su cara, pero pensó, “¿Cuchilla de loto? Hmph, también lo sé. Dame cinco años y seré más fuerte que él.”

“El hermano Zhao usualmente está tan callado. No esperaba que él ya hubiera alcanzado ese nivel con la cuchilla de loto.” Sun Hao lo envidiaba en secreto y lo observaba cuidadosamente.

En el escenario, Zhao Long gritó, “Hermano Liu, esta cuchilla de loto mía es muy poderosa. Debes tener cuidado.”

En ese momento, los lotos que flotaban alrededor de Zhao Long empezaron a girar rápidamente y el qi de espada cayó sobre Liu Feng.

La expresión de Liu Feng se mantuvo tranquila. Rápidamente se movió hacia atrás y formó una señal con esta mano y gritó, “¡Pantalla de agua!” En ese momento, el cielo se oscureció y aparecieron motas de luz. Eran gotas de agua.

Las gotas de agua se reunieron como un rayo frente a Liu Feng, formando una pantalla de agua. Brilló colores del arco iris y se veía muy bonita.

El anciano Ouyang sonrió levemente y les dijo a los discípulos detrás de él, “La cuchilla de loto de la Secta Heng Yue es una técnica muy difícil de dominar. Todos deben recordar que, si se encuentran con esta cuchilla de loto, no deben tratar de hacerle frente, sino evitarla, a menos que sean como Liu Feng, que tiene una raíz espiritual de agua pura y puede controlar el agua a voluntad.”

Todos los discípulos asintieron en acuerdo, todos excepto el hombre de mediana edad que estaba detrás, que tenía una mirada de desdén en su rostro.

En el escenario, el qi de espada lloviendo sobre Liu feng golpeó la pantalla de agua. La cara de Zhao Long se hundió. Esta pantalla de agua era demasiado extraña. En el momento en que el qi de espada aterrizó en esta , desaparecieron sin ningún efecto.

Frunció el ceño y estaba a punto de usar la misma técnica de nuevo, pero vio a Liu Feng soltando una sonrisa. Liu Feng dijo, “Hermano Zhao, ¡intenta tomar esta cuchilla de loto!”

El agua se onduló y el qi de espada salió disparado de la pantalla de agua hacia Zhao Long. La misma técnica, el mismo qi de espada.

La expresión de Zhao Long cambió. Se movió rápidamente hacia atrás, pero el qi de espada era demasiado rápido. Apretó los dientes y tiró talismanes amarillos de su bolsa. Los talismanes amarillos se encendieron sin fuego y se convirtieron en una niebla negra.

El qi de espada aterrizó sobre la niebla negra y se disipó. La niebla negra logró bloquear la mayor parte del qi de espada antes de desaparecer, pero un poco este lo atravesó y perforó el cuerpo de Zhao Long.

Zhao Long fue lanzado al aire por el qi de espada. Tosió sangre mientras volaba en el aire. Finalmente se estrelló contra el suelo. Después de luchar por un tiempo, no pudo levantarse.

Había muchos agujeros pequeños en todo su cuerpo, sin embargo, ninguno de ellos era tan serio, por lo que no estaba en peligro de muerte.

Liu Feng tenía una expresión de orgullo en su rostro. Salió del escenario y dijo, “El discípulo escucho al maestro y solo usó el 50% de su poder en el rebote del agua.”

El anciano de cara roja se movió rápidamente. Su cuerpo se convirtió en una niebla roja y aterrizó al lado del cuerpo de Zhao Long. Su expresión se oscureció cuando acarició el cuerpo de Zhao Long varías veces y le dio algunas píldoras preciosas. Después de eso, dijo. “Un muy buen reflejo de la pantalla de agua. Solo alguien de la octava capa o superior puede atravesarlo. Mi discípulo no es tan fuerte todavía, ¡así que la derrota es normal!”

Uno por uno, los discípulos de la Secta Xuan Dao revelaron miradas de alegría al hablar entre ellos.

“Solo es un discípulo de sexta capa y cree que puede pelear con el hermano Liu Feng. Supe al instante que íbamos a ganar la primera ronda.”

“Es verdad. La pantalla de agua del hermano Liu es muy poderosa, incluso el anciano no puede dejar de alabarla. Deben estar soñando si creen que pueden romperla.”

“Cierto. Los discípulos de la Secta Heng Yue se debilitan año tras año. En estos últimos días, revisé a los discípulos interiores de la secta y ninguno de ellos es una amenaza para nosotros.”

“Eso no es cierto del todo. Ninguno de los discípulos vestidos de púrpura de la Secta Heng Yue ha aparecido todavía. Escuché del anciano que esos son los discípulos principales de la secta Heng Yue.”

Bookmark(0)
RGE Capítulo 46 - Extraño Anciano
RGE Capítulo 49 - Competencia (3)