Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

MGA Capitulo 5585

MGA Capitulo 5585 Grandes cosas están por suceder

Después de que Luanshi Shusheng se fue, Jie Tian encontró al Maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos.

Le contó al maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos sobre su encuentro con Luanshi Shusheng dentro del  Mar Estrella Inmemorial.

Sin embargo, tenía un dato que no contó, y era Chu Feng. Relató casi todo el proceso, pero no mencionó nada sobre Chu Feng.

No quería que el Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos supiera que había caído en manos de Chu Feng.

“Hay muchos personajes de la antigüedad que han sobrevivido”.

“Pero alguien del calibre de Luanshi Shusheng debe ser tomado en serio”.

“Tian’er, déjame echarles un vistazo a los dos pergaminos que te dejó.” El Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos extendió la mano.

“Abuelo, esto es lo que Luanshi Shusheng me dejó”. Jie Tian también apresuradamente, entregó los dos pergaminos al maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos.

Swish…

El Maestro de la mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos tomó los pergaminos y primero estableció una formación defensiva.

La formación defensiva era pequeña y solo lo bloqueaba, dejando a Jie Tian afuera porque esta formación defensiva no era una defensa contra el exterior, sino contra el interior.

Tenía miedo de que hubiera trampas dentro de los dos pergaminos, por lo que utilizó esta formación defensiva para bloquearlo a él y a la formación dentro de ellos cuando la observara para evitar un accidente que pudiera herir a Jie Tian.

Dentro de la formación defensiva, el Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos comenzó a utilizar sus medios para observar cuidadosamente.

Y a medida que la observación se profundizaba, la cautela en su rostro se disipó.

“Aunque el viaje al  Mar Estrella Inmemorial fue improductivo, conocer a Luanshi Shusheng puede haber sido tu destino”. El maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos lanzó los dos pergaminos de vuelta a Jie Tian.

“Abuelo, ¿puedo practicar entonces?” Preguntó Jie Tian.

“Sí.” El Maestro de la mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos asintió con la cabeza.

Al oír esto, Jie Tian también parecía encantado.

De hecho, lo había observado hace tiempo, y según sus observaciones, ninguno de los dos pergaminos era peligroso tampoco.

Sobre todo el pergamino que le habría permitido conocer mejor la Línea de Sangre del Gobernante, las formaciones que hay en ella le serían de gran ayuda.

Pero confiaba mucho en su abuelo, cuya confirmación le hacía estar más seguro de sí mismo.

“Xianhai Yu’er, ¿cómo es su habilidad?” Preguntó de pronto el Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos, y mientras hablaba, miró hacia la estela de piedra que era la entrada al  Mar Estrella Inmemorial.

Aunque el  Mar Estrella Inmemorial ya no estaba allí, la estela de entrada permanecía.

Era como si tuviera la intención de anunciar al mundo que Xianhai Yu’er era quien finalmente había logrado conquistar el Mar Estrella Inmemorial.

En este momento, el rostro de Jie Tian se congeló, no estaba dispuesto a responder a la pregunta, pero habló de todos modos.

“Entre los jovenes del mundo del cultivo marcial de hoy en día, ella es la más fuerte”.

“Ahora soy, de hecho, inferior a ella”. Dijo Jie Tian.

Cuando escuchó a Jie Tian decir las palabras que no era tan fuerte como ella, el Maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos se sorprendió bastante, y luego preguntó:

“No has luchado con Xianhai Shaoyu, así que ¿cómo puedes concluir que ella es la más fuerte?”.

“Sin duda está por encima de su hermano”.

“Pero no te preocupes, Abuelo, dame algo de tiempo y la superaré”. Jie Tian dijo esto con gran confianza.

Al ver a Jie Tian así, el Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos no dudó, en su lugar sonrió y asintió con la cabeza:

“Tian’er puede superarla naturalmente”. Tras expresar su confianza, el Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos volvió a preguntar: “Entonces, Tian’er, ¿dónde quieres ir después a entrenar?”.

“Abuelo, quiero volver al terreno sagrado de la mansión para cultivar”.

“Mi cultivo no es malo, es sólo que mis raíces no son sólidas, es por eso que mi poder de batalla es más débil que el de Xianhai Yu’er, quiero solidificar mis raíces.” Dijo Jie Tian.

“Bien, entonces regresa”. El Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos expresó su aprobación.

“Abuelo.” Pero de repente, Jie Tian volvió a hablar, pero quería decir algo.

“¿Qué quieres decir?” El maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos preguntó.

Jie Tian vaciló un poco ……

“Pero no está de más decir que puedes hablar cualquier cosa con este Abuelo”. El maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos dijo.

Al ver esto, Jie Tian dijo entonces: “Luanshi Shusheng dijo que mi propia línea de sangre no era débil, y que sería mejor que no cultivara la Línea de Sangre del Gobernante, sino que me centrara en cultivar mi propia línea de sangre.”

Jie Tian estaba un poco asustado y dijo todo esto con la cabeza inclinada, sin atreverse a mirar directamente al Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos.

“Heh ……”

El Maestro de la  Mansión Sagrada de los Siete Reinos primero se rió, antes de decir:

“La Línea de Sangre del Gobernante es la línea de sangre más fuerte de Espiritista Mundial, no hay duda sobre este asunto”.

“Tian’er tu propia línea de sangre naturalmente no es débil, si cultivaras tu propia línea de sangre, de hecho tendrías un tiempo más fácil cultivándola, pero tu altura final sería inevitablemente limitada.”

“Cultivar la Línea de Sangre del Gobernante puede ser más difícil al principio, pero si puedes dominarla completamente, tus logros futuros definitivamente superarán con creces tu propia línea de sangre.”

“Tian’er, aunque Luanshi Shusheng fue una gran figura en la antigüedad, puede que sus percepciones no siempre sean correctas.”

“Bueno, Tian’er también siente que lo que dijo el Abuelo es lo correcto, así que Tian’er elige continuar cultivando Línea de Sangre del Gobernante,” dijo Jie Tian.

Al oír esto, la sonrisa en el rostro del Maestro de mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos se hizo notablemente más brillante y emotiva.

Sonrió y palmeó a Jie Tian: “Ese es mi buen nieto”.

Con un torbellino, el maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos dirigió su mirada hacia la multitud en la distancia, que seguía murmurando sobre la desaparición de Mar Estrella Inmemorial.

La desaparición del Mar Estrella Inmemorial era un gran problema para ellos.

Si se corriera la voz, conmocionaría a todo el Vasto Mundo de cultivo Marcial, pero poca gente sabía la verdad.

“Tal vez ya es hora”.

Mientras el Maestro  de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos hablaba, sacó una ficha.

La ficha contenía el poder de una formación extremadamente poderosa, pero la parte superior de la ficha estaba en blanco.

“Abuelo, ¿quieres anunciar algo?”. Al ver la ficha, Jie Tian preguntó con curiosidad.

“Durante tu prueba en el  Mar Estrella Inmemorial también ocurrió algo”.

“Hubo insinuaciones dadas dentro de la Era de los Dioses a las que tuve que responder”. Mientras el Maestro de la mansión de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos hablaba, comenzó a escribir en aquella ficha.

Jie Tian estaba a su lado, observando lo que el Maestro de la Mansión Sagrada de los Siete Reinos, dejaba en aquella ficha, y cuanto más la miraba, más asombrado se quedaba.

Y supo que pronto el contenido de esa ficha se extendería por todo el Vasto Mundo de cultivo Marcial. Y este asunto estaba destinado a convertirse en una sensación en el Vasto Mundo de cultivo Marcial.

Para la Mansión Sagrada de los Siete Reinos, la última vez que habían hecho algo así había sido cien mil años atrás.

……

En ese momento, Pescesita se encontraba en un barco de guerra extremadamente magnífico.

En la parte superior del barco había veinticuatro hombres del Clan Pez del Mar Inmortal con armadura, y alrededor de sus cinturas había dos placas de titulo.

En una se leía Mar Inmortal y en la otra Guardia del Templo.

Estos veinticuatro Guardias del Templo eran todas las existencias más poderosas dentro del Clan Pez del Mar Inmortal. También son los que han estado custodiando a Pescesita.

Justo ahora, Pescesita había informado a los veinticuatro guardias de sus experiencias en el  Mar Estrella Inmemorial.

“No puedo creer que haya un genio como Jie Tian en la Mansión Sagrada de los Siete Reinos del que nunca había oído hablar”.

“Y me pregunto quién es más fuerte, si él o ese Ling Xiao”. Alguien dijo.

“Da igual, de todas formas no es rival para nuestra señorita”.

“Comparado con este mocoso llamado Jie Tian, ese Luanshi Shusheng es la amenaza, la desaparición del  Mar Estrella Inmemorial está todo relacionado con él, la fuerza de esta persona definitivamente no debe ser subestimada.”

“Incluso los seres antiguos están empezando a despertar, la Era de los Dioses realmente no será pacífica”.

Incluso los veinticuatro guardias del templo, que habían visto mucho hablaban sobre esto, pero más que nada estaban preocupados.

La presencia de una figura como Luanshi Shusheng es una amenaza para cualquier poder.

En contraste con ellos, Pescesita estaba llena de alivio.

“Bueno, dentro del Mar Estrella Inmemorial ha pasado eso”.

“Por favor, vuelve y cuéntaselo a mi padre”. Dijo Pescesita.

“Su Alteza, ¿qué quiere decir con esto?”. Uno de los veinticuatro guardias del templo, una mujer, fue la primera en enterarse de que algo iba mal.

“Yo, por mi parte, no volveré, y no deberían seguirme”. Con estas palabras, un talismán apareció en la mano de Pescesita.

Al ver esto, los veinte guardias del templo golpearon al mismo tiempo, liberando su poder opresivo para atar a Xianhai Yu’er y al mismo tiempo bloquearla en medio.

Su poder era tan fuerte que Pescesita ni siquiera pudo abrir la boca para hablar.

Pero la voz secreta de Pescesita se reflejó en sus oídos.

“Oh, este talismán no necesito aplastarlo, puedo activarlo con mi mente”.

“No se preocupen por mí, volveré pronto”.

Tras resonar esta transmisión, el talismán se hizo añicos de inmediato, y al momento siguiente una poderosa fuerza cubrió a Pescesita para luego desaparecer de nuevo.

Pero lo que desapareció  no fue sólo el poder en que se convirtió el talisman, sino también Pescesita.

“Oh no.” Al ver esta escena, los veinte guardias del templo se pusieron todos pálidos.

 

PD: Estamos sin publicidad por el momento por un tiempo indefinido y no podremos mantener el sitio por mucho así que se agradecería alguna donación en lo posible saludos

 

 

Más de 20 Capitulos adelantados en patreon

(Ultimo capitulo subido en patreon mga 5614)

Guardar Capitulo
Please login
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
error: Content is protected !!
Scroll al inicio