MGA Capitulo 4779

MGA Capitulo 4779 – No hay forma de arrepentirse.

“Song Xi, ¿realmente te han hecho eso?”

“¿Por qué no lo dijiste antes?”

Preguntó el anciano principal del Patio Misterioso del Norte.

También había preguntado a Song Xi, pero éste no dijo nada.

En ese momento, cuando el anciano principal del Patio Misterioso del Norte volvió a preguntar, Song Xi asintió con la cabeza.

“Pero, ese nivel de cultivo de Li Jiaojiao está por debajo del tuyo, ¿cómo te forzó a eso ……”

Preguntó el anciano principal del Patio Misterioso del Norte.

Song Xi no contestó, estaba un poco indeciso, pero gritó aún más agresivamente.

“Song Xi, dime qué está pasando”.

“Buscaré justicia para ti”. Dijo Chu Feng.

Al escuchar esas palabras, Song Xi miró a Chu Feng, y al ver los ojos firmes pero enfadados de Chu Feng, Song Xi ya no dudó, sino que lo soltó.

“Nangong Yuliu también estaba presente”.

“¿Fue realmente Nangong Yuliu?”

La ira de Chu Feng aumentó instantáneamente, especialmente cuando pensó en ello, justo ahora cuando advirtió a Nangong Yuliu que no lo provocara de nuevo.

Esa mirada de suficiencia en los ojos de Nangong Yuliu cuando lo miró.

Al principio, Chu Feng sólo pensaba que Nangong Yuliu sólo le estaba provocando.

Sólo ahora se dio cuenta de que Nangong Yuliu ya había golpeado a Song Xi.

“Chu Feng, mi injusticia no puede ser aclarada, y nadie me creerá además de ti…”

“Nangong Yuliu es muy poderoso, por lo que si me quiere muerto, no podré vivir”.

“Pero tienes que vengarme, debes vengarme, sólo puedo confiar en ti”.

“Tu hermano, yo, ahora… ya no soy un hombre”.

“Esta venganza, debes ayudarme a tomarla”.

“O si no no podré descansar en paz”.

Song Xi volvió a gritar de dolor, llorando aún más fuerte, y al mismo tiempo, aplicó fuerza y se quitó los pantalones.

Después de bajarse los pantalones, tanto Chu Feng como el anciano principal del Patio Misterioso del Norte, no pudieron evitar quedarse helados.

La descendencia de Song Xi había sido realmente cortada.

(chu feng espero que le hagas sufrir 1000 veces mas a ese, no te vengo diciendo que lo mates desde que aparecio pero no me haces caso xd)

“Cómo pudo pasar esto”.

“El castigo de la flagelación con espinas es sólo una flagelación con espinas por todo el cuerpo, ¿per cómo puedes insultar a alguien así?”

El anciano principal del Patio Misterioso del Norte también se enfureció y siseó con fuerza.

Pero Song Xi negó con la cabeza.

“No son ellos, fue Nangong Yuliu, él vino”.

¡¡¡Con sólo estas palabras, quedó claro por quien habia sido cortada la descendencia de Song Xi!!!

“¿A qué vienen esos gritos?”

Justo en ese momento, los ancianos del Salón de Castigo también vinieron aquí debido a los gritos del anciano principal del Patio Misterioso del Norte.

“Has llegado justo a tiempo, ¿cómo es que haces las cosas de esta forma?”

“¿Cómo te atreves a permitir que personas ajenas al Salón de Castigo abusen de los castigos?”

El anciano principal del Patio Misterioso del Norte cuestionó airadamente.

Pero ante el anciano principal del Patio Misterioso del Norte, estos ancianos del Salón del Castigo se rieron despectivamente.

“Abuso del castigo, ¿cómo es que no lo sabemos?”

“Además, quién abusó del castigo sólo hay que ir a buscarlo, ¿para qué nos gritas?”

“Eres el maestro del Patio Misterioso del Norte, ¿ni siquiera tienes la capacidad de tomar decisiones para tus propios discípulos?” El anciano del salón de castigos dijo.

“Ya que saben que soy el anciano principal del Patio Misterioso del Norte, ¿cómo se atreven a hablarme así?”

“¿Cuáles son sus identidades?”  Preguntó el anciano principal del Patio Misterioso del Norte.

“El anciano principal del Patio Misterioso del Norte es tan imponente”.

“Podría decirte la verdad, no es por tu estatus que has venido a visitar la prisión hoy y te han dejado entrar”.

“Más bien, nuestro Señor Maestro del Salón tiene una orden de que si Chu Feng viene aquí, se le puede dejar entrar”.

“Sólo gracias a la bendición de Chu Feng puedes entrar”.

Los ancianos del Salón de Castigos dijeron.

“Tú ……”

El anciano principal del Patio Misterioso del Norte estaba furioso, rechinando los dientes.

Sin embargo, no se atrevió a hacer nada a estos ancianos del Salón del Castigo.

No era que tuviera miedo de estos pocos Ancianos del Salón de Castigo, sino que tenía miedo del maestro del Salón de Castigo.

“Señor anciano principal, vámonos”.

Chu Feng dejó caer estas palabras y se marchó enseguida.

Al ver esto, el anciano principal del Patio Misterioso del Norte, por su parte, se apresuró a seguirlo.

“Chu Feng, en este asunto no tenemos pruebas, así que no debes volver a buscar problemas con Nangong Yuliu”.

El anciano principal del Patio Misterioso del Norte aconsejó a Chu Feng.

“Lo sé”.

“Ahora que la Maestra de Secta acaba de encarcelarme en la mazmorra del Dragón Oculto, la actitud de la Maestra de Secta es igual a la de la Secta Marcial del Dragón Oculto”.

“Yo, Chu Feng, soy una persona que no le gusta a la Maestra de Secta, una persona que no le gusta a la Secta Marcial del Dragón Oculto”.

(eso, matalos a todos, destruye la secta del dragon oculto)

“Y en cuanto al estatus de Nangong Yuliu, no sólo es un  discípulo verdadero, también fue un gran discípulo del Dragón Oculto, y en cuanto a su abuela, es un gran Anciano del Dragón Oculto de la Secta Marcial del Dragón Oculto, Chun Yue”.

“Es alguien muy querido y cuidado”.

“Y yo, Chu Feng, sólo seré despreciado”.

“Señor anciano principal, no se preocupe, yo, Chu Feng, tengo autoconciencia”.

Chu Feng mostraba una sonrisa amarga, era un compromiso impotente.

Con esas palabras, Chu Feng se levantó y marchó hacia su propia residencia.

El anciano principal del Patio Misterioso del Norte, por su parte, escoltó a Chu Feng durante todo el camino.

Mientras observaba a Chu Feng caminar abatido hacia su propio palacio, quiso aconsejarle, pero no sabía cómo hacerlo.

Su corazón le dolía por Chu Feng, podía sentir, justo ahora, la ira de Chu Feng, y también podía sentir la impotencia de Chu Feng.

Pero realmente no sabía cómo aconsejar a Chu Feng.

Como anciano principal del Patio Misterioso del Norte, debería haber defendido a Chu Feng y a Song Xi, pero no pudo, no tenía la capacidad, ni el valor.

……

A última hora de la noche, en el Patio Dragón del Este, dentro de un magnífico palacio.

Nangong Yuliu estaba tomando una copa con muchas esclavas.

Aquellas esclavas estaban vestidas con ropas reveladoras, y Nangong Yuliu estaba aún más desaliñado, la escena era muy desagradable.

Pero, de repente, la puerta del vestíbulo se abrió y una mujer entró corriendo.

Esta mujer, con su aspecto encantador y su figura extremadamente buena, si fuera otra persona la que irrumpiera mientras Nangong Yuliu se estaba divirtiendo, Nangong Yuliu se pondría definitivamente furioso.

Sin embargo, al ver a esta mujer, Nangong Yuliu hizo un guiño a aquellas esclavas.

Cuando todas las esclavas se fueron, Nangong Yuliu se levantó y se dirigió hacia la discípula.

“Jiaojiao, ¿qué te trae por aquí?”

Resultó que esta discípula era Li Jiaojiao, la que había incriminado a Song Xi.

“Hermano Mayor Nangong, tengo miedo, escuché que Chu Feng no murió y fue dentro del Reino de la Prisión de las Bestias Feroces, dominando el poder del Rey de la Prisión”.  dijo Li Jiaojiao.

“Jiaojiao, ¿cómo puedes también escuchar esas cosas? Ese Chu Feng sólo esta faroleando, ¿ realmente le crees?”

Nangong Yuliu se rió sarcásticamente.

“Pero he oído que ese Chu Feng es audaz y tiene una relación extremadamente buena con Song Xi”.

“Si supiera que fuimos tú y yo, Hermano Mayor Nangong, quienes incriminamos a ese Song Xi, Chu Feng definitivamente no descansaría en paz”.  dijo Li Jiaojiao.

“Jiaojiao, eres mía, sin mencionar que trabajas para mí”.

“No tengas miedo, conmigo protegiéndote, nadie puede intimidarte”. Dijo Nangong Yuliu.

“Pero aún tengo miedo, después de todo, mi cultivo es débil, me temo que no soy rival para ese Chu Feng”. Li Jiaojiao todavía tenía una mirada de pánico en su rostro.

“No tengas miedo, te prometo que Chu Feng no podrá sobrevivir mucho tiempo”.  Dijo Nangong Yuliu.

“Hermano Mayor Nangong, ¿hablas en serio de lo que has dicho?” preguntó Li Jiaojiao.

“¿Cuándo te he mentido alguna vez?”

“También podría decirte que en toda la Secta Marcial del Dragón Oculto, aparte de Zuoqiu Youyu y Zuoqiu Yanliang, a los que no me atrevo a tocar, no hay ni un solo discípulo al que yo, Nangong Yuliu, pueda ponerle los ojos encima”.

“Incluso ese Li Muzhi, tarde o temprano, tendrá que caer en mis manos”. Dijo Nangong Yuliu.

“Hermano Mayor Nangong, eres muy poderoso”.  dijo Li Jiaojiao.

“Por supuesto que soy poderoso, no es que no lo hayas visto antes”.

“Parece que lo has olvidado, no pasa nada, te dejaré recordarlo aquí”.

Con esas palabras, Nangong Yuliu se quitó la ropa limpiamente y abrió los brazos para que Li Jiaojiao entrara en ellos.

“No te muevas”.

Li Jiaojiao no sólo dio un paso atrás, sino que, mientras hablaba, su palma se movió y una cuenta apareció en su palma.

Y esa cuenta era como un espejo, reflejando el cuerpo de Nangong Yuliu en este momento, así como su boca lasciva.

Incluso Nangong Yuliu, al verse así, fue un poco incapaz de mirarlo, se apresuró a ponerse la ropa y preguntó con incredulidad.

“Jiaojiao, ¿qué estás haciendo?”

“Jiaojiao, no hagas tonterías”.

Mientras Li Jiaojiao hablaba, primero guardó la cuenta en su mano, mientras su otra palma tocaba su saco del cosmos, seguida de un movimiento de su gran manga.

Con un puf, una figura fue, de hecho, arrojada por esta, aterrizando justo al lado de Nangong Yuliu.

Era una mujer, con la sangre y la carne revueltas, como si hubiera sido golpeada con saña por muchas espinas.

A pesar de estar cubierta de moretones, todavía se podía decir que… era Li Jiaojiao.

“Hermano Mayor Nangong, sálvame”.

Li Jiaojiao, que estaba cubierta de sangre, gritó inmediatamente de dolor cuando vio a Nangong Yuliu.

Nangong Yuliu, por su parte, dirigió su mirada a la mujer que tenía delante, que estaba completamente vestida.

“No eres Li Jiaojiao, ¿quién eres?”  preguntó Nangong Yuliu con voz ronca.

“Nangong Yuliu, te dije que no te metieras conmigo de nuevo.”

“De lo contrario, no podrías arrepentirte”.

Cuando esta mujer dijo esto, no sólo su mirada se volvió más fría, sino que incluso su rostro y su ropa cambiaron.

Mirando a la persona que tenía delante en ese momento, Nangong Yuliu tenía una expresión de sorpresa.

“Chu Feng, ¿¡eres realmente tu?!”

 

(Mierda nos dejo en al mejor parte el autorxD, a esperar a mañana  para la venganza)

 

Más de 20 Capitulos adelantados en patreon

(Ultimo capitulo subido en patreon mga 4797)

Bookmark(0)
MGA Capítulo 4778
MGA Capitulo 4780