MGA Capítulo 4767

MGA Capítulo 4767 ¿Perdió la Apuesta?

La llegada de Nangong Yuliu hizo que los corazones de los ancianos del Patio Misterioso del Norte que acababan de calmarse colgaran de nuevo.

Aunque la fuerza personal de Nangong Yuliu era inferior a la de Xia Yan, sus antecedentes eran igual de extraordinarios.

Si Xia Yan y Chu Feng se conocían, entonces la crisis de Xia Yan se había resuelto.

Pero Nangong Yuliu, definitivamente no lo dejaría en paz.

El propósito de su venida aquí hoy era bien conocido por todos.

El Señor anciano principal del Patio Misterioso Norte había estado observando la situación alrededor.

Cuando vio que Chu Feng se acercaba, se apresuró a transmitir en secreto un mensaje a Chu Feng, diciéndole que se escondiera.

Sin embargo, Chu Feng no sólo no se escondió, sino que aceleró sus pasos y atravesó la multitud, apareciendo frente a Nangong Yuliu.

“Viniste bastante rápido”.

Después de que Chu Feng apareciera, tomó la iniciativa de hablar con Nangong Yuliu.

“Cómo te atreves a volver, pensé que te estabas escondiendo”.

Nangong Yuliu realmente se sorprendió un poco al ver a Chu Feng, pero su tono pronto se volvió sarcástico de nuevo, “Pero es cierto, puedes esconderte del primer día pero no mucho más, tarde o temprano todavía tienes que enfrentar lo que pasó hoy.”

“Chu Feng, el cartel está listo para ti”.

Mientras Nangong Yuliu hablaba, sacó una ficha de su saco del cosmos.

Al ver eso, el rostro del Señor anciano principal se puso verde, y en cuanto a los discípulos que estaban reunidos alrededor, hubo aún más charla.

Anteriormente, Chu Feng había apostado contra Nangong Yuliu que si Chu Feng era capaz de romper el récord de Señor Dugu Lingtian dentro del Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra, entonces Nangong Yuliu tendría que disculparse con Zhao Shi.

No sólo disculparse, sino que Zhao shi pudo darle diez bofetadas.

Sin embargo, si Chu Feng era incapaz de romper el récord de Señor Dugu Lingtian.

Entonces Nangong Yuliu le daría a Chu Feng un cartel y le diría que se lo colgara todo el tiempo y que nunca se lo quitara.

Ahora, Chu Feng había salido del Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra y no había batido el récord de Señor Dugu Lingtian.

Era Chu Feng quien había perdido esta apuesta.

Y naturalmente, este cartel estaba preparado para Chu Feng.

Sólo que ese cartel en sí, tenía una cadena en él era exactamente igual a una cadena utilizada para atar a un perro, lo que tenía el significado de insultar a Chu Feng como un perro.

Sin embargo, las palabras que contenía eran aún más insultantes.

Fueron ocho grandes caracteres

— Soy el perro de Nangong Yuliu.

(pa no se ustedes pero pido la muerte de este yuliu y una bien dolorosa)

“Chu Feng, cuélgalo”. Nangong Yuliu lanzó el cartel a Chu Feng.

Chu Feng extendió la mano y tomó el cartel, y lo examinó cuidadosamente.

En ese momento, la gente miraba a Chu Feng con ojos sin pestañear, y todos pensaron que Chu Feng realmente iba a colgar este cartel humillante alrededor de su cuello.

Sin embargo, sólo vieron a Chu Feng sonreír débilmente, y luego, con un movimiento de su gran manga, lanzó ese cartel a la persona que estaba al lado de Nangong Yuliu.

Aunque no dijo nada, la gente sabía lo que quería decir Chu Feng.

Chu Feng estaba regañando a la persona que estaba al lado de Nangong Yuliu, regañándolo por ser el perro de Nangong Yuliu.

“Chu Feng, ¿ni siquiera entiendes el principio de querer apostar y aceptar la derrota?” Preguntó Nangong Yuliu.

“Nangong Yuliu, ¿no eres también un  discípulo verdadero, así que por qué no fuiste a la caza en el Reino de la Prisión de las Bestias Feroces?” preguntó Chu Feng.

“Iré si quiero, no iré si no quiero, ¿qué te importa?”

“Tú y yo apostamos el uno contra el otro, puede haber gente que pueda testificar eso, Chu Feng… no está bien que lo niegues”. Dijo Nangong Yuliu.

“Ay, es una pena …….”

“Si también estuvieras dentro del Reino de la Prisión de las Bestias Feroces, definitivamente no te atreverías a hacer una cosa tan estúpida”. Dijo Chu Feng.

Nangong Yuliu, que no tenía ni idea de lo que hablaba Chu Feng, decidió en cambio que Chu Feng se negaba a admitir su deuda después de ver que se negaba a ponerse el cartel, por lo que su mirada se volvió sombría: “Chu Feng, ¿intentas obligarme a ponértelo?”

“Nangong Yuliu, yo, Chu Feng, nunca me retracto de mi palabra”.

“Es que realmente no hay ninguna razón para que lleve este cartel, así que me temo que lo has preparado para nada”. Dijo Chu Feng.

“Chu Feng, no necesitas fingir aquí, ya he oído que te has subido a la espalda de Xia Yan”.

 

“Pero incluso si Xia Yan te respalda, debes estar dispuesto a apostar y aceptar la derrota, esta es la regla de mi Secta Marcial del Dragón Oculto”.

“Ya que te niegas a usarlo, te ayudaré”.

Mientras Nangong Yuliu hablaba, se elevó en el aire y se dirigió directamente hacia Chu Feng.

Sin embargo, antes de que Nangong Yuliu pudiera acercarse a Chu Feng, varias figuras se detuvieron frente a él.

Esos eran el Señor anciano principal del Patio Misterioso del Norte, así como los ancianos.

“Nangong Yuliu, mi Patio Misterioso del Norte no es un lugar donde puedas ser desenfrenado”.

Esta vez, el anciano principal del Patio Misterioso del Norte exclamó su postura fuertemente.

Pero Nangong Yuliu, sin embargo, tenía una cara de desprecio.

“¿Puedes detenerme, puedes detener a mi abuela? Este Chu Feng ha apostado contra mí, y tarde o temprano, tendrá que cumplir su promesa”.

“Les aconsejo a todos que no se entrometan, o si no… sólo atraeran el fuego a sus propias tumbas”. Dijo Nangong Yuliu.

Pero el Señor anciano principal del Patio Misterioso del Norte todavía tenía un rostro firme, definitivamente no dejaría que Nangong Yuliu dañara a Chu Feng hoy.

Sin embargo, antes de que el Señor anciano principal pudiera hablar, Chu Feng fue el primero en hablar.

“Caballeros, yo, Chu Feng, sé lo que están pensando ahora mismo”.

“Yo, Chu Feng, sí hice una apuesta contra Nangong Yuliu, y yo, Chu Feng, no negaré este asunto, pero ya que no perdí, ¿por qué necesito llevar este cartel?”. Dijo Chu Feng.

“¿No perdió?”

“Dentro del Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra, por encima de esos seis picos sigue estando el nombre de Señor Dugu Lingtian, simplemente no has conseguido batir el récord del Señor Dugu Lingtian”. Dijo Nangong Yuliu.

“Señores, cosas como las habladurías no deben ser hechas por mi generación”.

“De esta manera, ahora… por qué no me siguen todos a ese Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra y vemos quién gana y quién pierde en esta apuesta”.

Mientras Chu Feng hablaba, inmediatamente se dio la vuelta y se alejó en dirección al Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra.

Al ver esto, el Señor anciano principal del Patio Misterioso del Norte, así como los ancianos le siguieron de cerca, estaban tratando de proteger a Chu Feng.

En cuanto a los demás espectadores, naturalmente no querían perderse un acontecimiento tan animado, y les siguieron.

“Hermano Mayor Nangong, ¿por qué este Chu Feng está tan confiado, podría ser… que las cosas han cambiado?”

Detrás de Nangong Yuliu, alguien se adelantó nerviosamente y preguntó.

“He ido a verlo con mis propios ojos, y todavía está inscrito allí el nombre de Señor Dugu Lingtian”. Dijo Nangong Yuliu.

“Entonces este Chu Feng, ¿ está haciendo el ridículo?”

Aquel discípulo tenía una mirada de desconcierto.

“Haciendo el ridiculo, ya que quiere jugar, vamos a jugar con él”.

Con un rostro desdeñoso, Nangong Yuliu se elevó en el aire, luego siguió a la multitud y se alejó junto a ella en dirección al Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra.

El Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra, aunque no pudo abrirse durante los días normales, como la formación espiritual era transparente, la situación dentro del Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra era claramente visible para la gente.

Los rumores de que Chu Feng y Nangong Yuliu iban al Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra para revelar el ganador de la apuesta también se hacían cada vez más rápidos.

No sólo esta gente era del Patio Misterioso del Norte, sino que muchas personas de los otros tres patios que habían oído las noticias también se unieron a la vasta procesión y se dirigieron juntos al Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra.

Querían ver cómo resultaba esta apuesta.

Sólo después de acercarse al Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra, el señor anciano principal del Patio Misterioso del Norte y los ancianos fruncieron el ceño.

Los que esperaban que Chu Feng perdiera, por otro lado, se volvieron más y más complacientes.

Antes de que se acercaran, ya podían ver las letras de esos seis picos de montaña del Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra.

Los seis picos de montañas tenían todos un nombre idéntico inscrito.

Ese no era otro que Dugu Lingtian.

“Chu Feng, ¿qué vas a decir ahora?”

Nangong Yuliu no sólo tenía una mirada de suficiencia, sino que apenas podía ocultar su alegría y no podía dejar de sonreír.

Ahora que tantas personas, juntas, habían sido testigos de la derrota de Chu Feng, le hizo aún más feliz.

“¿Cuál es la prisa?”

“Mira más de cerca”.

Mientras estas palabras salían de los labios de Chu Feng, sólo le vio hacer un sello con una mano.

Buzz–

En el momento siguiente, ¡¡¡los seis picos del Estanque de los Seis Dedos de Agua Negra realmente brillaron!!!

¡¡¡Iluminando con luces este cielo y tierra tan oscuros!!!

 

Más de 20 Capitulos adelantados en patreon

(Ultimo capitulo subido en patreon mga 4784)

Bookmark(0)
MGA Capítulo 4766
MGA Capitulo 4768