MGA Capitulo 4595

MGA Capitulo 4595 – El camino por recorrer aún es largo

La mirada de Chu Feng se centró en el cementerio Asura.

Originalmente, fue capaz de reconocer el cementerio Asura en virtud de su intuición.

Pero ahora, era como si sintiera una llamada.

No podía explicar este sentimiento, si tenía que decirlo, era como si hubiera algún tipo de poder misterioso que lo estaba convocando.

Esta convocatoria hizo que el cementerio Asura estuviera lleno de tentaciones para Chu Feng.

“Hermano Chu Feng, podemos conseguir la Perla Sagrada Curativa, no hay necesidad de luchar por un lugar.”  Song Yun aconsejó a Chu Feng.

La razón por la que aconsejaba a Chu Feng era porque sabía qué tipo de gente venía a participar en esta reunión de reclutamiento matrimonial.

Aunque el talento de Chu Feng era extraordinario, esta reunión de reclutamiento reunió el grupo más fuerte de jóvenes espiritistas mundiales de la Galaxia de las Nueve Almas, y su fuerza no era algo con lo que esos jóvenes de la Galaxia de la Luz Santa pudieran compararse.

“Consigamos primero la Perla Sagrada Curativa para ti.” Chu Feng sonrió, luego él y Song Yun continuaron su viaje.

Originalmente, este Reino del Cementerio estaba poco poblado, pero cuanto más te acercabas al Bosque del Embarazo, más figuras podías ver, y la mayoría de ellas eran de la generación más joven, e incluso si había figuras más viejas, todas ellas acompañaban a la generación más joven aquí.

Pero de repente, estallidos de rugidos resonaron detrás de ellos.

Inmediatamente después, el vacío comenzó a temblar.

Mirando hacia atrás, había incontables bestias gigantes, caminando por el aire.

Las caras de las bestias eran idénticas, cada una de ellas alcanzaba mil metros de altura y diez mil metros de largo.

Pero había miles de estas bestias.

Estas bestias feroces arrastraban un enorme carro detrás de ellas, y el carro era tan grande como un continente flotando en el aire.

Cuando este carro apareció, los cultivadores cercanos se retiraron inmediatamente, y Chu Feng también fue arrastrado a un lado por Song Yun.

Y el carro era rápido, obviamente viniendo de lejos, pero en un abrir y cerrar de ojos, pasó por delante de Chu Feng y los otros, llevando un poderío horroroso, y desapareció en dirección al Bosque del Embarazo.

“¿Casa Gongsun?”

“Qué batalla”.

Aunque el carro se alejaba cada vez más, la bandera que ondeaba en el carro todavía podía ser vista claramente por Chu Feng, mirando las tres palabras de la Familia Gongsun en la bandera, y pensando.

“Esa es una de las dos familias espiritistas mundiales más fuertes la Galaxia de las Nueve Almas, la Familia Gongsun, se dice que esta vez, el Viejo Demonio Negro, envió un total de siete invitaciones, tres de las cuales fueron entregadas a la Familia Gongsun.” Song Yun explicó.

“Entonces, ¿cual es la otra familia?” Chu Feng preguntó.

“La otra familia es la familia Zhuge.”

“Se dice que la familia Zhuge, ha recibido cuatro invitaciones.”

“Y el número total de puestos que pudieron participar en la reunión de reclutamiento matrimonial fue sólo de diez.” Song Yun dijo.

“¿Eso significa que los otros tres lugares deben ser creados en el Bosque del Embarazo?”  Chu Feng preguntó.

“Aigoo, tan inteligente, digno de ser mi hermano Chu Feng.”  Song Yun dijo con una sonrisa.

“Menos halagos, no es difícil de adivinar”.

“Chica, entonces los jóvenes de más fuertes de la familia Gongsun y la familia Zhuge, ¿en qué reino estan?” Chu Feng preguntó.

“Escuché que tanto la familia Zhuge como la familia Gongsun tienen varios descendientes de espiritistas mundiales que han dominado el poder de la transformación del dragón de rango cuatro.”

“Transformación del Dragón de rango cuatro”

Al escuchar el nivel de la transformación del dragón de rango cuatro, Chu Feng se dio cuenta de que los jóvenes espiritistas mundiales de la Galaxia de las Nueves Almas no debían ser subestimados, después de todo, el nivel de la transformación del dragón de rango cuatro ya se podía comparar a los Exaltado Supremos de rango ocho.

“Y el joven más fuerte de la Familia Zhuge se llama Zhuge Fei Luan, mientras que el de la Familia Gongsun se llama Gongsun Yuntian, es sólo que los dos han sido famosos por muchos años, y ahora que han estado en reclusión por tanto tiempo, se desconoce en qué reino se encuentran sus tecnicas espirituales ahora.”   Song Yun continuó.

“¿Así que Zhuge Fei Luan y Gongsun Yuntian son los más fuertes entre los jovenes espiritistas mundiales de la Galaxia de las Nueve Almas?” Chu Feng preguntó.

“Sí, pero hay rumores de que Zhuge Fei Luan y Gongsun Yuntian se pelearon, y Gongsun Yuntian no era rival para Zhuge Fei Luan.”

“Pero es sólo un rumor, ni la familia Zhuge ni la familia Gongsun lo han confirmado nunca.” Song Yun dijo.

“Así que es así.”

Chu Feng se tomó las palabras de Song Yun en serio, en su opinión, a menos que dejara la Galaxia de las Nueve Almas y la Galaxia de la Luz Santa y se fuera a las otras galaxias, estos jóvenes, tarde o temprano, se encontrarían con él.

“Hermano Chu Feng, ¿por qué haces tantas preguntas? No eres tan lujurioso como para querer competir con ellos y robar la nieta del Viejo Demonio Negro, ¿verdad?”

“No estoy siendo sarcástica, aunque tienes la Transformación del Dragón de rango tres, todavía eres un poco más débil que ellos, no debes tomar ningún riesgo.”  Song Yun le dijo a Chu Feng.

“¿Quién te dijo que soy tengo una transformación del dragón de rango tres? Tengo la Transformación del Dragón de rango dos”.

Chu Feng dijo esto y continuó en su camino, el Bosque del Embarazo ya estaba más lleno, ahora Chu Feng podía encontrarlo sin que Song Yun le indicara el camino.

“¿Qué?”

“Transformación del Dragón de rango dos, eso es aún peor.” Song Yun gritó fuertemente mientras los perseguía.

Finalmente, Chu Feng y Song Yun, llegaron al lugar donde estaba el Bosque del Embarazo.

El Bosque del Embarazo estaba formado por innumerables árboles altísimos, algunos de ellos tan altos que incluso estaban entre las nubes, y cuanto más te acercabas, más pequeño te sentías, como un grupo de gente normal que había llegado al mundo de los gigantes.

Pero una zona tan vasta del bosque estaba bloqueada por una formación espiritual, que fue obra del viejo Demonio Negro.

Sin embargo, ahora en el Bosque del Embarazo se estaba abriendo una puerta espiritual, para permitir a los jóvenes que quisieran participar en la Competencia de Reclutamiento entrar en ella y aceptar el desafío.

Sólo que había requisitos de calificación para aceptar el desafío.

Primero, deben estar dentro de los cien años de edad.

En segundo lugar, era la técnica espiritual, uno debe ser un espiritista mundial de Capa Santa Marca Dragón, y si uno no cumple con este estándar, no puede entrar en el bosque del embarazo.

Sólo en términos de las condiciones, si se trataba de un joven de menos de cien años o un espiritista mundial de Capa Santa Marca Dragón, era en realidad bastante común.

Pero si las dos condiciones se unieran, sería demasiado duro.

Fue debido a la dureza de esta condición incluso, que el corazón de Chu Feng estaba tan impresionado en este momento.

“Tanta gente, ¿todos son de Capa Santa Marca Dragón?”

Cuando Chu Feng llegó a la entrada del Bosque del Embarazo, pudo ver grandes grupos de personas alineadas para ser examinadas por los hombres del Viejo Demonio Negro, y casi todos pudieron entrar con éxito en el Bosque del Embarazo.

Esto podría indicar que dentro de la Galaxia de la Luz Santa, estaban presentes maestros espiritistas mundiales extremadamente raros.

Sin embargo, cuando fueron colocados en esta Galaxia de las Nueve Almas, no eran la gran cosa.

“¿Es esta la diferencia entre las dos galaxias?”

“Algo interesante”.

Después de exclamar, Chu Feng, sin embargo, sonrió.

Una vez más, Chu Feng sintió la diferencia entre la Galaxia de la Luz Santa y la Galaxia de las Nueve Almas.

Pero fue la diferencia lo que hizo que Chu Feng se sintiera emocionado, a Chu Feng… siempre le había gustado aceptar desafíos, sólo cuando se encontraba con alguien más fuerte podía hacerse más fuerte, sólo al continuar avanzando en medio de los desafíos, esto… se llamaba crecimiento.

La velocidad de crecimiento de Chu Feng había sido muy rápida, especialmente cuando se comparaba con el principio, su velocidad de crecimiento era demoníaca.

Pero después de ver estos genios espiritistas mundiales de la Galaxia de las Nueve Almas, una vez más se dio cuenta de que el camino que tenía por delante era aún muy largo.

¿Querer derrotar a la Mansión Sagrada de los Siete Reinos?

Al menos, debe comenzar con la derrota de estos compañeros.

MGA Capítulo 4594
MGA Capítulo 4596

Deja una respuesta