MGA: Capítulo 27 – Marcas extrañas

MGA: Capítulo 27 – Marcas extrañas

“Chu Yue, parece que tu cosecha no es mala”. El sonido de Chu Wei llegó y su grupo también se acercó lentamente.

“Esto
… Ustedes fueron y cazaron Hierbas del Espíritu Cielo, ¡e incluso
consiguieron tantos!” Cuando Chu Wei y los demás llegaron y vieron las Hierbas del Espíritu Cielo en los brazos de Chu Yue, quedaron completamente
conmocionados.

El precio de una Hierba del Espíritu Cielo fue equivalente a 20 Hierbas del Espíritu Tierra. Así que los 13 Hierbas del Espíritu Cielo en los brazos de Chu Yue ya eran más preciosos que todo lo que tenían Chu Wei y los demás.

“No, estos no fueron cazados por nosotros. Me fueron entregados por Chu Feng. “Cuando Chu Yue dijo eso, ella metió las 13 Hierbas del Espíritu Cielo en el bolso de su cintura.

Cuando ella hizo ese movimiento, casi todos babearon de admiración. Especialmente las dos personas que humillaron a Chu Feng antes. Incluso tuvieron el corazón para morir por la colisión del tofu (nose que es esta frase, quiza algo asi como morir facilmente o languidamente).






[TN: No está destinado a ser traducido literalmente, pero suena divertido.]
Fue
porque su provocación a Chu Feng en este momento era como mendigos con
dos monedas de cobre jactándose de su riqueza ante una persona rica con
miles de monedas en la cintura.
Fue extremadamente risible.

“Chu Yue, estás diciendo que Chu Feng te dio esto, ¿es posible que …?”

Chu
Wei y los demás perdieron todo el color de sus caras cuando de repente
recordaron las bolsas de Chu Feng que estaban extremadamente llenas.

“Chu Wei, Chu Yue, algo sucedió, Chu Feng él …”

En ese momento, Chu Xue y los demás corrieron rápidamente y su rostro era extremadamente feo.






“Chu Xue, ¿qué pasó? ¿Chu Feng te intimidó?”

Cuando
vieron la aparición de Chu Xue que parecía haber perdido su alma y
también las heridas de Chu Gao en su pierna, todos los de la Alianza Chu
los rodearon e incluso pensaron que era Chu Feng quien intimidaba a Chu
Xue y los demás.

Y cuando Chu Xue describió los eventos que sucedieron, todos se callaron.

De
acuerdo con lo que Chu Xue dijo, para salvarla, Chu Feng fue rodeado y
atacado por tres expertos de nivel 5 del reino espíritu. Debería haber estado en peligro, e incluso si no hubiera muerto, habría quedado lisiado.

Pero vieron a Chu Feng justo ahora. No solo no estaba arañado, sino que estaba lleno de vitalidad. ¿Cómo se parecía eso a una persona herida?








¿Y qué significa eso? Significaba
que Chu Feng no pudo perder contra tres expertos del reino espíritu  de nivel 5, o que al menos podía retirarse con todo intacto.

¿Cómo tiene Chu Feng ese tipo de fuerza? Ni siquiera querían seguir pensando en ello, porque, como lo hicieron, tuvieron más miedo.

“Chu
Yue, ¿dijiste que Chu Feng está bien?” Preguntó Chu Xue con una cara
llena de emociones, y al mismo tiempo sintió que era inconcebible.

“Mm, Chu Feng está bien. Acabamos de verlo. “Chu Yue asintió y dijo.

“Eso
es genial, Chu Feng está bien, eso es realmente genial … sollozo …”
Su felicidad extrema instantáneamente se convirtió en tristeza, y Chu
Xue se arrojó a los brazos de Chu Yue, lloró mientras decía:








“Chu Yue,
estaba equivocada, estábamos equivocados, solo tu tenías razón … Chu
Feng no es nuestro enemigo, él es el más valiente de nuestra familia Chu
… Si no fuera por Chu Feng, entonces tendría … sollozo … “

Frente
a esa escena, Chu Yue se sintió aún más satisfecha, ya que parecía que
Chu Xue realmente miraba a Chu Feng de una manera diferente.

“Parece que realmente hemos mirado mal a Chu Feng”. Chu Wei suspiró y había un poco de vergüenza en su rostro. Conociendo la experiencia de Chu Xue, todos miraron a Chu Feng de una manera diferente.

Y
cuando todos los discípulos abandonaron la Montaña de la Medicina
Espiritual, un grupo formado por ancianos estaban en el círculo medio de
la Montaña de la Medicina Espiritual.

En ese momento, Su Rou, el maestro del Edificio de Habilidad Marcial y varios ancianos se reunieron allí. Estaban mirando los cadáveres cercanos de los 3 discípulos mientras fruncían el ceño.






Pero, con su posición, solo podían mirar y no tenían derecho a hablar.

Porque al lado de esos cadáveres, una persona que vestía una túnica blanca estaba observando cuidadosamente. Esa persona era muy importante en la Escuela del Dragón Azure, e incluso los ancianos principales tenían que tener cuidado con él.

La túnica blanca de esa persona era muy especial, ya que estaba llena de marcas extrañas y patrones especiales. La túnica blanca era muy grande también. No solo ocultó la ropa de la persona, sino que también ocultó su rostro y cubrió a toda la persona.

“Después de todos estos años, él ha reaparecido por fin”. Finalmente, una voz envejecida salió de la túnica blanca.

“Anciano Zhuge, ¿estás diciendo … es el Cementerio de los Mil Huesos?” Su Rou se levantó y preguntó.

“¿Qué otra cosa podría ser aparte del Cementerio de los Mil Huesos?”








“Los ancianos del patio interior realmente descuidan demasiado sus deberes. Solo informas después de que aparece el Cementerio de los Mil Huesos. ¿Sabes que todos ustedes retrasaron muchas cosas?”

“Simplemente un montón de cubos de arroz. Todos ustedes son basura. ¿Por qué incluso los necesito? “Después de la pregunta de Su Rou vino el regaño enojado del viejo de traje blanco. Todos pueden sentir la ira de esa persona.

“Hmph” Después de ese regaño, el anciano agitó su gran manga y desapareció sin siquiera dejar un rastro de él.

Después de irse, todos se relajaron y exhalaron profundamente. En
frente de esa persona, realmente ni siquiera se atrevieron a respirar
profundamente, y nadie se atrevió a subir y hacer una pregunta como lo
hizo Su Rou.

“Este viejo hombre. ¿No es demasiado excesivo? Este Cementerio de Mil Huesos ya era como una ilusión, e incluso los hechizos que él configuró no pudieron detectarlo. ¿Cómo deberíamos saber cuándo aparecería? “, Dijo Su Rou mientras echaba humo.






“Sé un poco más tranquila. Fue realmente muy difícil para nuestra Escuela del Dragón Azure encontrar a esta persona. No solo nosotros, incluso el jefe de la secta tenía que ser extremadamente respetuoso. Realmente
no podemos ofender a esta persona “. Ouyang subió y disuadió a Su Rou, y
temió que ofendería a ese anciano de bata blanca.

“Hmph, veo que él solo se unió de manera poco genuina a la Escuela del Dragón Azure. La
búsqueda de los tesoros del cementerio de los mil huesos sería su verdadero
objetivo.” Su Rou resopló con frialdad y no aceptó eso.

“Se dice que el Cementerio de Mil Huesos contenía tesoros, pero esos eran solo rumores. Hoy, cualquiera que ingrese morirá, por lo que no se puede confirmar si es verdad o mentira “.

“El Cementerio de los Mil Huesos ya es visto como un lugar peligroso, y los sentimientos de todos están preocupados por eso. Si Zhuge puede romper este Cementerio de los Mil Huesos, entonces, que pasa si los tesoros se le dan a él?”








“Solo temo de que él no esté preparado”. Su Rou frunció los labios.

“Chica,
habla un poco menos.” Ouyang estaba obviamente indefenso mientras
se enfrentaba a la obstinada Su Rou, “Así es, ¿la Alianza Alas lo invitó?”

“Ahh, ese chico realmente me hace doler la cabeza. Escuché a Su Mei decir que rechazó la invitación.” Su Rou suspiró al mencionar a Chu Feng.

“¿Ah?” Ouyang se distrajo un poco, pero luego sonrió y dijo: “Este chico es bastante interesante”.

Chu Feng regresó a su residencia, y lo primero que hizo fue bañarse cómodamente. Pero justo cuando se quitaba la ropa y antes de siquiera entrar al baño, la cara de Chu Feng cambió mucho.






“Esto … Esto es …”

Mirando su propio pecho, la mirada de Chu Feng parpadeó y su rostro era extremadamente feo.

Porque en su pecho, apareció un patrón extraño. La razón por la que fue extraño fue porque esos patrones se crearon a partir de innumerables símbolos.

Cada símbolo era como si estuvieran vivos. Se movían en la piel de Chu Feng, y era extremadamente horrible.

Chu
Feng usó su mano y con fuerza frotó su pecho varias veces e intentó
borrar los patrones extraños, pero no importaba qué, esos símbolos estaban como viviendo bajo su piel y no tenía manera de deshacerse de ellos.






Al ver esos
densos símbolos que nadaban de un lado a otro en su propia piel, Chu
Feng estaba incomprensiblemente deprimido, pero no podía hacer nada.

“Parece que no me he librado de la maldición del Cementerio de los Mil Huesos”.

De repente, Chu Feng sonrió aliviado. Sabía que este era el recuerdo que el Cementerio de los Mil Huesos le dejó. No
importaba si esa cosa era buena o mala, el actual él estaba indefenso
de cualquier manera, por lo que solo podía dejarlo a la suerte.

Como no podía hacer nada al respecto, Chu Feng no se molestó en pensar más. Bien podría pretender que no pasó nada. Entonces, saltó al baño y disfrutó de su vida actual.

Bookmark(0)
MGA: Capítulo 26 - Chu Feng es una persona feroz
MGA: Capítulo 28 - El cambio de actitud