MGA: Capítulo 24 – ¿Te atreves a casarte conmigo?

MGA: Capítulo 24 – ¿Te atreves a casarte conmigo?

“¿Pareces realmente entender este poder espiritual?”

El corazón de Chu Feng se tensó. Él simplemente comenzó a usar el llamado poder espiritual así que no lo entendió demasiado.

Pero
también sabía que era probable verdad cuando la chica dijo que ni siquiera
había uno dentro de 10 mil que tenía el poder espiritual.
Era muy obvio que esta chica extremadamente talentosa no lo tenía.

Además,
su tratamiento hacia él cambió 180 grados, mostrando que este poder espiritual era algo bastante impresionante que la gente común no tenía.

“Pero por supuesto. El poder espiritual es el favor de los cielos, es traído por la naturaleza e inalcanzable por la cultivación “.






“Se puede decir que aquellos que tienen el poder espiritual son dragones entre los hombres. No solo su talento de cultivación sería extremadamente fuerte, su observación no tendría rival. No es de extrañar que mi hermana mayor te haya mirado y haya pedido a nuestra Alianza Alas que te invite.”

“¿Tu hermana mayor?”

“Me olvidé de las auto-presentaciones. Me llamo Su Mei, 14 años. Y ciertamente conoces a mi hermana mayor. Ella se llama Su Rou “.

“¿Eres la hermana del anciano (es mujer pero elder no distingue entre hombre o mujer) Su Rou?” Chu Feng no esperaba eso. La chica frente a él era pura y dulce, pero Su Rou era extremadamente encantadora. Aunque los dos eran mujeres muy hermosas, no eran similares.

Pero después de una mirada más precisa, Chu Feng descubrió que la chica frente a él se parecía un poco a Su Rou. En este momento, la niña todavía era un poco joven, pero en unos pocos años sería una belleza deslumbrante.






Lo que
sorprendió a Chu Feng fue que, de todos modos, el no estaba relacionado con
Su Rou, ¿por qué Su Rou trató de atraerlo a la Alianza Alas sin
ningún motivo? ¿Fue que su fuerza ya fue expuesta el día del examen?

Después de algo más cuidadoso, había esa posibilidad. Después de todo, la fuerza de Su Rou era inconmensurablemente profunda y había capas de mecanismos en el palacio subterráneo. Pudo haber sido capaz de engañar a los discípulos, pero engañar a los ancianos realmente tendría bastante dificultad.

“¿Es tan sorprendente? Pero en realidad no hay nada tan sorprendente. Mi hermana vio que eras una persona talentosa, así que quería desarrollarte un poco “.

“Por mis observaciones, tienes los requisitos para unirte a la Alianza Alas. Como
uno de los miembros de la Alianza Alas, por la presente te invito
oficialmente a unirte “. Hablando hasta ese punto, Su Mei entrecerró los
ojos y le dio a Chu Feng una sonrisa pura, dulce, limpia e
incomparable.






Al
principio, a Su Mei no le gustaba mucho Chu Feng, y la razón era
obviamente porque Chu Feng rechazó la invitación de la Alianza Alas. Chu Feng fue la primera persona en la historia en rechazar la invitación de la Alianza Alas.

Pero
sabiendo que Chu Feng tenía el poder espiritual extremadamente raro,
también sabía que el lugar en el que Su Rou tenía sus ojos era,
naturalmente, el poder espiritual.

Por lo que ella sabía, en todo el patio exterior, ninguna persona tenía el poder espiritual y era como una leyenda.

En
resumen, cualquier persona que tuviera el poder espiritual tendría
logros ilimitados en el futuro y estaría destinada a ser una persona
extremadamente fuerte. Entonces, para una persona como Chu Feng, obviamente no podía dejarlo ir e hizo todo lo posible por atraerlo.






Al ver la dulce sonrisa de Su Mei, Chu Feng supo que la chica quería atraerlo a la alianza con su aspecto. Era
imposible que el corazón de Chu Feng no se conmoviera frente a tanta
belleza, así que sonrió al principio, pero luego dijo con firmeza: “Me
niego”.

“Bastardo”. Al escuchar las palabras de Chu Feng, Su Mei estaba tan enojada que se levantó de un salto. La
gentileza previa desapareció instantáneamente y se mordió los dientes
con rabia mientras señalaba a Chu Feng mientras decía airadamente:

“Chu Feng, ¿quién crees que eres? ¿Cuántas personas desean unirse a la Alianza Alas pero son rechazadas por nosotros? Hoy te invito personalmente y aún así te niegas. ¿Tu cerebro está atrapado por una puerta?”

“Entonces, ¿y qué si tienes el poder espiritual? Al final, estás en el 5º nivel del Reino Espíritu. Ni siquiera es comparable a la gente de la Alianza Alas”.








Enfrentándose a las feroces maldiciones de Su Mei, Chu Feng no se agitó ni se enojó y la ignoró por completo. Continuó cogiendo las Hierbas del Espíritu Santo en el piso, y las que pudo recoger lo hizo. De repente, él tenía una mirada en blanco.

Descubrió con asombro en un lugar no muy lejano, que apareció una cuenta púrpura. Esa cuenta era del mismo tamaño que una perla, pero contenía una energía espiritual extremadamente fuerte.
(las cuentas son como esas pelotitas de los rosarios)

“¿Qué es esto?” Chu Feng tomó la cuenta y la evaluó cuidadosamente.

“Waa, ¿verdad? ¡Es una cuenta espiritual! “Al ver esa brillante cuenta púrpura, Su Mei corrió apresuradamente y sus ojos se iluminaron.

“¿Reconoces esto?”, Preguntó Chu Feng con curiosidad.








“Por supuesto que sí. Es la medicina espiritual de mayor calidad, la Cuenta Espiritual “.

“De varios centenares de Hierbas del Espíritu Santo, solo uno se convertiría en una Cuenta Espiritual. No
puedes refinar la Cuenta espiritual, pero si la tragas directamente, se
formará en energía espiritual y será absorbida por el dantian. Es por eso que la Cuenta Espiritual es extremadamente preciosa. El precio de uno de ellos equivale a 100 taels de oro “.
(taels es una unidad monetaria china)

“He
estado deambulando por el círculo interno de la Montaña de la Medicina
Espiritual durante todos estos días solo para esta Cuenta Espiritual. Nunca hubiera pensado que lo conseguiría antes de irme. Soy muy afortunada. “Su Mei dijo emocionada.

“Así que esto es una medicina espiritual de alta calidad que no requiere refinación. De hecho, es algo bueno “. Chu Feng se rió entre dientes y no metió la cuenta en la bolsa. Por el contrario, lo puso en su propio bolsillo.








“¡¿Quieres quedártelo para ti ?!” Al ver eso, Su Mei gritó airadamente.

“Por supuesto que no, dentro de un tiempo, te daré un poco más de Hierbas del Espíritu Santo”.

“Estas Hierbas del Espíritu Santo fueron originalmente mías, y es bastante bueno que esté dispuesta a darte la mitad. En cualquier caso, la Hierba del Espíritu Santo es solo medicina espiritual de alta calidad. ¿Cómo podrían incluso compararlo con la cuenta espiritual de mejor calidad?”

“No puedes decirlo así. Si no fuera por mí, entonces ya habrías sido dividida en dos por esas 
Hierbas del Espíritu Santo. ¿Cómo podrías estar parada aquí y dividiendo estas Hierbas del Espíritu Santo conmigo? “

“Tú…”









Su Mei aplastó los dientes con rabia, pero estaba indefensa. Aunque
las acciones de Chu Feng fueron muy desvergonzadas, ella todavía quería  reclutar a Chu Feng a la Alianza Alas, por lo que solo podía
soportarlo.

Después de eso, Chu Feng contó un poco, y
a excepción de la Cuenta Espiritual en su bolsillo, reunió un total de 78 Hierbas del Espíritu Santo. Fue un número absolutamente inimaginable. Además, la energía espiritual contenida en estas Hierbas del Espíritu Santo era muy rica. Eran de muy alta calidad, y eran mucho mejores que los refinados anteriormente por Chu Feng.

Chu Feng solo tomó 30 y dejó 48 para Su Mei. Podía sentir que la energía espiritual en su bolsillo era equivalente a al menos 50 Hierbas del Espíritu Santo. Así que incluso si estuviera dividido así, aún ganó mucho.

Pero Chu Feng no esperaba que Su Mei solo tomara 40, y con eso, Chu Feng tenía 38. El significado de Su Mei era muy claro. Ella estaba maldiciendo a Chu Feng para ser “3-8”.








[TN: “Tres-ocho” es un insulto.]

Chu Feng solo podía calificar sus acciones de pueriles. Dejar
8 Hierbas del Espíritu Santo para maldecir era realmente algo que una
persona derrochadora haría, ya que el precio de una Hierba del Espíritu Santo
era igual a un tael de oro.

Un tael de oro era igual a 100 taels de plata. Fue suficiente para que una familia común pasara sus vidas sin preocuparse por la ropa o la comida.

“Chica, ¿por qué me estás siguiendo? No te enamoraste de mí, ¿verdad?”








Después de dividir las hierbas del Espíritu Santo, Chu Feng decidió abandonar la Montaña de Medicina Espiritual. Los 10 días se terminaron y tuvieron que abandonar el círculo interno antes de que el cielo se oscureciera. Pero, Chu Feng no esperaba que Su Mei lo siguiera.

Para ser honesto, tener una persona tan hermosa que caminó con él fue algo muy satisfactorio. Pero, mientras caminaban, encontraron a mucha gente.

Cuando se lanzaron todo tipo de miradas de odio hacia Chu Feng, el no se sintió cómodo. Sintió que Su Mei estaba trayendo odio hacia él intencionalmente.

“De hecho, me he enamorado de ti. ¿Te
atreves a casarte conmigo? “Pero cuando Su Mei dijo esas palabras
mientras se reía, Chu Feng estuvo instantáneamente en caos.

MGA: Capítulo 23 - Ni una en diez mil
MGA: Capítulo 25 - La furiosa Su Mei