MGA: Capítulo 417 – Batalla de Ingenios

MGA: Capítulo 417 – Batalla de Ingenios

“Intención asesina como esta no está formada por la acumulación de uno o dos días. Solo después de matar a un sinnúmero de expertos, uno puede tener esa intención asesina. ¿Entonces este es el más poderoso dentro de los asesinos?”

En
ese instante, incluso Chu Feng frunció el ceño porque podía sentir que
la intención asesina del Viejo de las Cien caras no era una broma.
Ese viejo realmente tenía fuerza que podría matarlo.


“Como es así, te concederé tu deseo. Te dejaré experimentar el poder de mi Hacha Fantasma Asura “.


Chu Feng sonrió fríamente, luego la luz brilló en su mano derecha. El Hacha Fantasma Asura fue agarrada dentro de su palma. Al mismo tiempo, agitó su hacha y una cuchilla de luz de color negro apareció y avanzó hacia el Viejo de las Cien caras.


La
taberna no era muy grande y, a tal distancia, con una fuerza de
ataque tan ilimitada, el Viejo de las Cien Caras casi no tenía dónde
esquivar.
Sin embargo, él no entró en pánico. Sin temor, y con un pensamiento, una capa de formación espiritual de color azul surgió de su cerebro y apareció frente a él.


*boom*







Una explosión sonó y una gafara de ondas se extendió. La Formación Espiritual del Viejo de las Cien Caras se condensó y en
realidad había bloqueado la cuchilla de luz de color negro de Chu Feng.


Pero
al mismo tiempo, el Viejo de las cien caras bloqueó el ataque de Chu Feng,
ya se había dado la vuelta, y mientras sostenía un talismán de ataque,
rompió la formación espiritual del viejo de las cien caras, se convirtió
en una línea de luz y salió volando
de la taberna.


El viejo de las cien caras no era simple. Con la fuerza actual de Chu Feng, era muy difícil obtener ventajas si intercambiaba golpes con él. Antes de tener una seguridad absoluta, sería prudente que escapara primero. Entonces, desde el principio, nunca había planeado pelear de verdad con el Viejo de las Cien Caras. Él había planeado escapar.


“Mierda. Él preparó formaciones espirituales de antemano “.


Sin
embargo, justo cuando salía volando de la taberna, Chu Feng se detuvo
en el aire porque descubrió asombrado que afuera de la taberna había aún
más formaciones espirituales.
El viejo de las cien caras había puesto formaciones espirituales por adelantado.







Además, hubo muchas Formaciones Espirituales. Hubo absolutamente no solo una o dos. Había por lo menos una docena y sellaron la ciudad, atando a Chu Feng dentro de ella.

“Qué mocoso astuto. Sin embargo, ¿cómo podría yo, que he visto tu terrorífica velocidad
antes, no tener precauciones antes de venir y atacarte?” Justo en ese
momento, la risa del Viejo de las Cien caras volvió a sonar.


“¿Me has visto antes?” Chu Feng frunció el ceño con fuerza. Se sentía como si el viejo de las cien caras pareciera entenderlo claramente.


“Jaja, sin ocultar nada, soy el maestro de Como Embriagados o Soñando. Ese día, cuando peleabas contra Song Qingfeng y los demás, yo estaba al acecho. Ya conozco tus métodos claramente en mi corazón “.


“Comprendes dos habilidades secretas sin igual. Una
es una débil armadura de color verde que puede proteger tu cuerpo, la
otra es una garra de tigre de color blanco que contiene poder de
matanza.
Sin embargo, tu fuerza es demasiado débil y todavía no puedes usar el verdadero poder de estas habilidades secretas sin igual. En este momento, lo más fuerte es la velocidad, mientras captas una
habilidad marcial corporal de color azure que se parece a un dragón “.


“Esa habilidad marcial es extremadamente rápida. Nunca
había visto una habilidad marcial corporal tan profunda, así que creo
que ha superado el rango 8 y es una habilidad marcial de rango 9 “.







“Sin embargo, aunque esa habilidad marcial es rápida, solo es adecuada para perseguir y escapar. No se puede usar libremente, ya que no puede cambiar ágilmente en la batalla “, dijo indiferente el Viejo de las Cien Caras. De hecho, él entendía las cosas de Chu Feng con extrema claridad.

“Haha, entiendes completamente mis habilidades, pero como sabes que
puedo correr muy rápido, ¿crees que puedes atraparme en este espacio
sellado?” Chu Feng sonrió ligeramente y dijo.


“¿Lo que estás diciendo es que mi velocidad de poner Formación
Espiritual no es tan rápida como la que corres?” El Viejo de las Cien Caras
sonrió y preguntó.


“Pruébalo y lo sabrás”.


* whoosh *


Chu Feng gritó explosivamente y el dragón azure debajo de él ya había
volado y se convirtió en una línea de luz cuando comenzó a avanzar  rápidamente en el cielo.


Y
al mismo tiempo, el viejo de las cien caras también deseó y colocó las
formaciones espirituales como deseaba y quería envolver a Chu Feng.
Pero
no podía hacer nada ya que la velocidad con la que él creaba
formaciones espirituales realmente no era tan rápida como la carrera de
Chu Feng.







“Eres lo suficientemente rápido, pero si reduzco la formación espiritual que te está sellando, no importa cuánto más rápido corras, ¿a
dónde puedes ir?”


El Viejo de las Cien Caras no estaba agitado. Ya no persiguió a Chu Feng. Él aterrizó en el suelo, y comenzó a cambiar la Formación Espiritual que él preparó de antemano.


De
hecho, después de que él la cambió, la Formación Espiritual que
originalmente selló esa área en realidad había empezado a reducirse
rápidamente.
Eso causó que Chu Feng gradualmente se convirtiera en un pájaro en una
jaula porque en esa tierra ya no tenía espacio para volar libremente.


“Jaja, corre! ¡Sigue corriendo! ¡Déjame ver cómo seguirás corriendo! “Al ver a Chu Feng que se vio
obligado a volar cada vez más y más cerca debido a su Formación
Espiritual, el Viejo de las Cien caras se rió a carcajadas.


“¡Maldición,
maldición!” En esa situación, Chu Feng comenzó a agitar incesantemente
su Hacha Fantasma Asura para atacar la Formación Espiritual que se hacía
cada vez más pequeña mientras trataba de escapar de las ataduras de la
Formación Espiritual porque si eso continuaba, 
no tendría lugar para escapar y el viejo de las cien caras lo mataría fácilmente.







Pero fue inútil. El viejo de las cien caras realmente no era simple. No solo su poder de batalla era muy fuerte, incluso la Formación
Espiritual que él estableció era anormalmente firme y Chu Feng no pudo
usar el Hacha Fantasma Asura para romperla.




“Rindete. Para evitar que escapes, he refinado no pocas Rocas de Formación Espiritual para estas Formaciones Espirituales. Su grado de firmeza definitivamente supera tu imaginación “.

Cuando el Viejo de las Cien Caras habló, dejó de cambiar la Formación Espiritual y se elevó en el aire.


Debido a la distancia del espacio, ya podía atacar libremente. Con tanta distancia, no importaba cuánto más rápido fuera la velocidad de Chu Feng, estaría dentro de su rango de ataque.


“Muere.”


Mientras hablaba, el Viejo de las Cien Caras agarró. De
su palma, innumerables cadenas de Formación Espiritual se dispararon
explosivamente y las cadenas de Formación Espiritual se entrelazaron y,
al final, se convirtieron en una gran mano de Formación Espiritual tan
siniestra como una serpiente, y apuntaban a atrapar a Chu Feng.







“Maldición.”
Al ver eso, Chu Feng se apresuró a guiar a su dragón azure para que evadiera porque la fuerza de la mano de Formación Espiritual no permitía
ninguna subestimación. Si lo atrapara, posiblemente sería aplastado forzosamente hasta la muerte.

“Jaja, corre! ¡Sigue corriendo! Déjame ver cuánto tiempo puedes correr “. Al ver eso, el Viejo de las Cien caras se rió y también extendió su otra mano. Otra gran mano formada por cadenas de formación espiritual voló y también tuvo como objetivo atrapar a Chu Feng. Era como un juego de gato y ratón, e incluso estaba sonriendo tan intensamente.

“Maldición”.

En el espacio muy pequeño, incluso si la velocidad de Chu Feng fuera más rápida, ciertamente recibiría restricciones. En
una situación como esa, las dos manos de Formación Espiritual del Viejo de las Cien Caras se abrieron paso cada vez más cerca, y muy pronto iban a
alcanzar a Chu Feng.

* whoosh *

Pero
justo cuando las manos de la Formación Espiritual iban a agarrarlo,
un extraño ángulo se levantó de las comisuras de la boca de Chu Feng.





Poco
después, el Hacha Fantasma Asura de Chu Feng se asió una vez más y el dragón
azure que tenía debajo se giró e, inesperadamente, voló hacia la
dirección del viejo de las cien caras.
Su velocidad de giro era extremadamente rápida, como si no estuviera restringida por nada.


Con tal distancia, la velocidad de Chu Feng era simplemente comparable a la velocidad de la luz. Casi con un parpadeo, llegó frente al viejo de las cien caras.


En ese instante, la cara del viejo de las cien caras cambió mucho. Sin embargo, él tampoco era alguien que era débil. Él, que era un Espiritista Mundial de capa azul, notó las intenciones de Chu Feng casi de inmediato cuando Chu Feng se giró.


Entonces, sus pasos cambiaron y baguas aparecieron cuando pisó. Se convirtió en una mancha de luz, y con ángulos inteligentes, escapó hacia afuera.

(baguas creo que es esto: El pa kua o ba gua es el nombre que recibe un símbolo de origen
chino compuesto por ocho trigramas ordenados de una manera determinada
alrededor de un centro, el yin-yang.)


Lo hizo porque había estudiado seriamente el Dragón que Viaja a través de los Nueve Cielos de Chu Feng. Sabía que a pesar de que la habilidad marcial tenía una velocidad muy rápida, tenía una debilidad. No pudo cambiar ágilmente las direcciones, y aún más, no pudo girar libremente. Mientras
la dirección hacia la que escapó fuera lo suficientemente difícil, Chu
Feng ni siquiera debería pensar en acercarse a él.







* whoosh *

Pero
justo cuando el viejo de las cien caras evadió el ataque de Chu Feng, él en
realidad lo había seguido, ya que también cambió de dirección junto con
él, como si fuera una sombra. ¿Cómo el Dragón que Viaja a través de los Nueve Cielos tiene incluso una debilidad? Claramente, Chu Feng ya lo había comprendido a fondo y se convirtió en uno de sus movimientos en la batalla.

Con el Dragón que Viaja a través de los Nueve Cielos, casi con un parpadeo, Chu Feng alcanzó al Viejo de las Cien Caras. Además,
el Hacha Fantasma Asura estaba en su mano, y con sonidos que rasgaban el
viento y su única y terrible presión, desgarró violentamente hacia el
cuerpo del viejo de las cien caras.

MGA: Capítulo 416 - Demonio Asesino Loco
MGA: Capítulo 418 - Apostar Todo