Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

LTBE Capitulo 586

LTBE Little Tyrant Doesn’t Want to Meet with a Bad End Capitulo 586 Wilhelmina

 

 

(dado que hubo muy pocos que dieron su opoinión sobre si hacía yo las traducciones directo del chino se dejará como estaba antes  esperando a los del ingles para sacar los capitulos)

 

 

 

Docenas de cuernos de guerra tribales resonaron simultáneamente en el desierto como una sinfonía siniestra que presagia destrucción.

Este era un espectáculo que uno hubiera esperado ver en una guerra masiva entre dos razas, pero el enemigo aquí era un solo hombre. Tal situación no tenía precedentes, pero nadie podía decir que no estaba justificada, ya que él era descendiente del clan más favorecido de Sia.

Para los desviados, el creador de Reyes era una existencia que tenía que ser eliminada incluso si eso requería el sacrificio de muchos de sus soldados. Así de grandes eran su fuerza y ​​potencial, lo que se podía ver en las dificultades de los tres soberanos de raza.

Detrás de las formaciones de los desviados, el cuerpo del desviado que portaba la espada era un completo desastre, el monstruo gigante de tres brazos tenía uno de sus brazos casi borrado, y el desviado alado tenía las alas y las garras congeladas y destrozadas. Estos tres desviados de nivel de origen 1 miraron al hombre con miradas temerosas, sin atreverse a subestimarlo más.

Se vieron obligados a seguir las órdenes del Soberano Desviado, pero no a costa de sus propias vidas. Teniendo en cuenta que el enemigo había sufrido heridas mucho peores que ellos, concluyeron que la mejor manera de minimizar sus pérdidas era inundar al enemigo con sus soldados y desgastarlo.

Miles de soldados que habían sobrevivido al ataque inicial de Lluvia de muerte sacaron sus armas y cargaron contra Roel. Detrás de ellos, los sacerdotes desviados supervivientes levantaron sus bastones para canalizar un hechizo del ejército al que los trascendentes ordinarios nunca soñarían con oponerse.

Así, Roel se sumergió aún más en una posición desventajosa.

Ya estaba en malas condiciones. A pesar de su habilidad, Cuerpo Indestructible, todavía estaba perdiendo la sensibilidad en su cuerpo debido a sus graves heridas, y su conciencia se desvaneció. Sin embargo, todavía se recompuso para dar pelea.

Con eso, comenzó la segunda ola de batalla.

Roel tuvo que retraer su barrera de viento de color amarillo pálido debido a su alto costo de maná, y lluvia de muerte también estaba en enfriamiento después de que los ataques del soberano de raza la dispersaron antes. Solo podía hacer todo lo posible para conservar energía peleando con el uso mínimo de su aura helada y lava.

Aun así, no fue tarea fácil llegar a él. Su aura helada derribaba cualquier flecha que volara en su dirección, y los soldados desviados que cargaban a menudo se veían obligados a detenerse en seco por los pilares de lava aleatorios que se elevaban desde el suelo, dejándolos incapaces de acumular impulso.

“Grar!”

Rugidos bestiales sacudieron el campo de batalla.

Un desviado de Nivel  de Origen 2 tomó la delantera y balanceó su afilada hoja directamente hacia el cuello de Roel. Roel tomó represalias con un destructivo puñetazo de lava que destruyó no solo al desviado de nivel de origen 2, sino también a varios enemigos directamente detrás de él.

Al mismo tiempo, el aura de escarcha traicionera que persistía en los alrededores redujo significativamente la velocidad de los enemigos que se acercaban, evitando que se abalanzaran sobre él a la vez. Esto le dio un tiempo precioso a Roel para tratar con ellos un grupo a la vez.

Desde el primer encuentro, parecía que los desviados estaban siendo severamente superados, pero los tres soberanos de raza no se desconcertaron en absoluto.

Después de todo, para eso servían los trascendentes más débiles en el campo de batalla. Su misión era apilar al enemigo y desgastarlo para que los altos trascendentes pudieran tener una mejor oportunidad de luchar contra el enemigo.

Con el paso del tiempo, Roel se acercó gradualmente a su límite.

Sus innumerables heridas y fracturas entumecieron sus sentidos. Una niebla de sangre peculiar se deslizó de la herida cortante de su brazo derecho. No podía curar su brazo ni levantarlo, y la herida estaba agotando continuamente su energía y maná en medio de la batalla.

No era lo mismo una batalla real que leyendas y mitos.

No fue fácil enfrentarse a un ejército de miles, especialmente cuando había muchos trascendentes de Nivel  de origen 2 en sus filas. Roel solo pudo mantenerse firme debido a la naturaleza de sus habilidades y su capacidad de maná.

Por un lado, las Piedras de la Corona eran habilidades potentes que no se podían resistir. Por otro lado, fue sostenido por la bendición de Sia, Ser Hacia la Muerte, que lo alimentó con maná adicional después de su enfrentamiento anterior con los soberanos de raza.

Pero no había mucho que la bendición pudiera hacer. La intensa batalla agotó su maná a un ritmo aterrador, mucho más allá de lo que estaba recibiendo de Ser Hacia la Muerte. La estratagema de los soberanos de raza estaba funcionando: estaba siendo desgastado gradualmente.

A medida que la conciencia de Roel se nublaba cada vez más, su mente se involucró hasta el punto en que solo había un pensamiento que se repetía en su mente, haciéndose eco del deseo más simple de todos los seres vivos: quiero vivir .

Era como si se hubiera convertido en una máquina de matar impulsada por un simple deseo de seguir viviendo.

El silencio solo volvió al desierto casi una hora después. Para entonces, el paisaje se había vuelto muy diferente al anterior.

De pie en lo alto de una colina hecha de cadáveres, Roel atravesó con su espada el pecho de un desviado y, por instinto, torció la espada para enviar a su enemigo al inframundo. Luego, instantáneamente cambió su peso sobre la espada para sostener su cuerpo, que ya estaba al borde del colapso.

Un breve respiro le aclaró un poco la mente. Levantó la cabeza para mirar las colinas de cadáveres esparcidos por el desierto, así como a los soldados desviados que los rodeaban temblando de miedo.

Los desviados no eran una raza sin inteligencia; también poseían emociones básicas.

A pesar de la débil respiración de Roel y sus pasos inseguros, su figura se había mantenido infalible sin importar cuántos desviados se acumularan sobre él. Era como si fuera un monstruo imperecedero o un berserker bendecido por el Dios de la Guerra; siguió manteniéndose firme sin importar lo que le arrojaran. Antes de que los desviados se dieran cuenta, su perfil ya se había convertido en una fuente de miedo para ellos.

Al verlo de pie sobre miles de cadáveres de sus hermanos, incluso el soldado desviado más valiente se encontró perdiendo su voluntad de lucha.

Los cuernos de guerra se habían detenido en algún momento, y ya casi no había soldados cargando contra Roel. El desierto previamente abarrotado parecía mucho más vacío. En este punto, los soberanos de raza se habían recuperado significativamente de sus heridas, pero su miedo solo se profundizó cuando sintieron un peligro mayor que antes por parte de Roel.

La batalla de una hora había infligido innumerables heridas de diferentes tamaños en el cuerpo de Roel. Tres espadas sobresalían de su espalda, y una lanza corta estaba empalada en su muslo izquierdo. La sangre fresca tiñó todo su cuerpo de rojo, y su rostro estaba borroso por la filtración de maná.

Todo lo que se podía ver eran sus brillantes ojos dorados.

 

Era como un demonio saliendo de las profundidades del infierno. A pesar de su débil aliento, los tres soberanos de raza no dudaron de que tan pronto como se acercaran a él, agarraría con fuerza uno de sus tobillos y los arrastraría hacia el abismo con él.

Un silencio desconcertante se extendió por el campo de batalla.

Nadie estaba haciendo un movimiento. Los soberanos de raza dudaban en atacar, mientras que los soldados desviados estaban aterrorizados. Fue solo a instancias del Soberano Desviado que los tres soberanos de raza finalmente lanzaron su ataque.

Casi como si hubieran estado de acuerdo, los tres soberanos de raza recurrieron simultáneamente a ataques de largo alcance, un campo en el que se sabía que los desviados eran particularmente malos.

El desviado alto con espada balanceó su espada en diagonal, desatando un arco de sangre que dividió el mundo en dos. El desviado gigante de tres brazos lanzó su puño, liberando una onda de choque que hizo temblar la tierra que recuerda a un cometa. El desviado alado arrojó rayos amenazantes desde el cielo.

Estaban recurriendo a una guerra de desgaste. Esto fue lo que se les ocurrió a los temerosos desviados para frenar a Roel, pero fue una estratagema efectiva.

Para defenderse de los bombardeos de los soberanos de raza, Roel lanzó sus hechizos una vez más, pero tanto el aura de escarcha a la deriva como la lava que brotaba eran incomparablemente más débiles que antes.

Una enorme explosión sacudió el mundo en el momento en que esos tres poderes convergieron.

¡boom!

Un pilar cegador de maná brotó hacia el cielo.

En este choque final, los soberanos de raza finalmente pudieron mostrar sus verdaderas capacidades después de ser reprimidos en la fase inicial de la batalla. La explosión envió arena y rocas zumbando en todas direcciones, destrozando a los desviados en las inmediaciones en pedazos.

La figura de Roel también desapareció en medio de la luz cegadora.

Guardar Capitulo
Please login
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
error: Content is protected !!
Scroll al inicio