LDK Capítulo 437 – Corriendo hacia una pared de acero

LDK Capítulo 437 – Corriendo hacia una pared de acero

En el momento en que la Matriz Dorada de Plata Azul se activó, las llamas se oscurecieron. 
¡Entonces la matriz absorbió todas las llamas! Pero la calabaza llameante no sería derrotada tan fácilmente. Volteó su boca un poco y arrojó otra ráfaga de fuego, saliéndose disparada del dominio de la matriz dorada.

¡Todo esto sucedió en un abrir y cerrar de ojos!


Ella es una difícil! La expresión de Tang Wulin se endureció. Necesitaban derrotarla lo antes posible, de lo contrario los agentes de la ley llegarían para respaldarla.


La calabaza giró hacia abajo y expulsó a la mujer en un fuego ardiente. La furia llenó sus ojos. “¿Qué demonios están haciendo ustedes niños?”


Antes de que pudiera continuar interrogándolos, la luz dorada brilló debajo de ella y su cuerpo se puso rígido.


Tang Wulin aprovechó esta apertura y le ordenó a su hierba de plata azul que la atara. Ye Xinglan luego se precipitó y empujó su espada contra el pecho de la mujer. Xie Xie también actuó, apareciendo detrás de la mujer y deslizando su Daga del Dragón de Luz en su cuello. ¡Sus movimientos estaban en perfecta sincronización!







Contra un solo oponente, no había nada mejor que los Grilletes de Rueda Estelar de Xu Xiaoyan. ¡Su poder era absoluto!

Justo
cuando pensaban que habían derrotado a la mujer, la Espada del Dios de la Estrella y la
Daga del Dragón de Luz a centímetros de quitarle la vida, los ojos de
la mujer brillaron y el grito de un fénix atravesó el aire.
La luz ardiente brillaba bajo su ropa, estallando para envolver todo su cuerpo en un instante. Los
anillos de luz aparecieron por todo su cuerpo, y con ello, la
intensidad de las fluctuaciones de poder del alma subió a un nivel aún
más alto.
Ella
era varias veces más fuerte que antes, el poder del alma
manifestándose a su alrededor como un gigantesco anillo de llamas.
Un patrón dorado apareció en la calabaza encima de ella, y creció a dos pies de diámetro.


Las
llamas a su alrededor forzaron a Ye Xinglan y Xie Xie a alejarse de
ella, luego continuaron deteniéndose en sus cuerpos y se alimentaron del
poder del alma.
El grito del fénix continuó creciendo más fuerte. La mujer se puso derecha. Ella comenzó a exudar un aire de grandeza mientras una armadura carmesí se manifestaba para cubrir todo su cuerpo. Un casco de fénix se materializó en el ser, ceñido a su cabeza. La armadura de cuerpo carmesí trazó la elegante silueta de su figura femenina. Las venas de fuego se extendieron desde sus hombros hasta las yemas de sus dedos. Un ardiente emblema de fénix dorado estaba grabado en su peto. La armadura en sí no era particularmente hermosa, pero enfatizaba su encanto femenino y la elevaba a otro nivel.







“¡Armadura de batalla!”, Balbuceó Tang Wulin. Entonces una amarga sonrisa se formó en sus labios. Por
la complejidad del diseño y la fuerza de las fluctuaciones de poder,
Tang Wulin sabía que llevaba una armadura de batalla de una palabra.
Ella había usado los anillos de luz de antes como método de almacenamiento. La armadura normal de una palabra no podía fusionarse con el usuario después de todo. ¡Sin embargo, este era un juego completo de armadura de batalla de una palabra! ¡Esta mujer de cinco anillos ahora poseía un poder comparable a la de un maestro del alma de siete anillos!


Yan Feng estaba furiosa ahora mismo. Ella
había estado de buen humor cuando se dirigió a la Pagoda del Espíritu
esta mañana para registrarse como una maestra de armadura de batalla de una palabra.
Ella
era la maestra de armadura de batalla de una palabra 
más joven en Ciudad Espíritu del Cielo, y esto le dio el poder para firmar un contrato de
retención con grandes beneficios.
La
Pagoda del Espíritu prometió invertir en ella y llevarla al nivel de
dos palabras, sobre lo cual podría ser considerada una figura poderosa
en el continente.
Sin embargo, justo después de que ella dejó la Pagoda del Espíritu zumbando de alegría, ¡fue emboscada por un grupo de niños! Estos niños tampoco eran débiles, y lograron obligarla a sacar su armadura de batalla. No podía haber sabido que la banda de Tang Wulin no significaba ningún
mal, y se había sentido genuinamente amenazada por la Espada del Dios de la Estrella y
la Daga del Dragón de Luz.


En
el momento en que Yan Feng sacó su armadura de batalla, la voz de Wu
Zhangkong sonó en los oídos de todos en el grupo de Tang Wulin.
“Si pueden derrotarla, cumplirán la cuota para esta ciudad”.





La boca de Tang Wulin se contrajo. Maestro Wu, ¡oh Maestro Wu! ¿Cómo puedes hacernos esto? ¡Ella es una maestra de armadura de batalla de una palabra! ¡Ella es tan fuerte como un Sabio del Alma de siete anillos! ¿Cómo se supone que derrotaremos a alguien así?

Antes de que Tang Wulin pudiera continuar su línea de pensamiento, Yan
Feng señaló a Tang Wulin y la calabaza arrojó llamas hacia él.


No puedo hablar más con ella! Tang Wulin podía ver la inextinguible furia en sus ojos. Solo podían darlo todo. ¡No tenemos otra opción!


Tang Wulin respiró profundamente incluso cuando las llamas volaban hacia él. Sus tres anillos del alma purpuras desaparecieron, y en un instante, fueron reemplazados por uno solo dorado. La
luz dorada brotó de él cuando las escamas se ondularon para cubrir su
brazo derecho, y su mano se transformó en una garra de dragón.
Hilos de luz estelar salieron de su mano y se envolvieron a su alrededor, manifestándose como un guantelete. ¡No podía permitirse contenerse contra un verdadero maestro de armadura de batalla!


“¿Armadura de batalla?” Yan Feng fue sorprendida por el guantelete en la garra de Tang Wulin. ¡Imposible! ¡Es tan joven! ¡No hay forma de que pueda tener una pieza de armadura de batalla! ¡Vino también desde su cuerpo! ¿Podría ser una armadura de dos palabras?







Aunque era solo un guantelete de una palabra, era impensable que un niño tan pequeño lo tuviera. Yan Feng obtuvo su primera armadura de batalla cuando tenía veintiún años, y fue considerada una genio por eso. Ella había estado trabajando duro en los últimos años y finalmente se las arregló para crear un set completo.

Sin embargo, Tang Wulin estaba años por delante de ella.


En el instante en que Tang Wulin hizo su movimiento, también lo hicieron sus camaradas.


Posicionado en la retaguardia, Xu Lizhi hizo lo único que podía hacer. Lanzó bollos de sopa y bollos de frijoles a los demás. Tang Wulin cogió los bollos por la espalda con la mano izquierda e inmediatamente se los comió. Tenía que terminar esto lo antes posible. Incluso
una armadura de batalla de una palabra poseía la capacidad de
aumentar la recuperación de poder del alma de los usuarios.
Una batalla prolongada les garantizaba la derrota.


Tang Wulin pisoteó el suelo con el pie izquierdo y se lanzó hacia adelante, rompiendo el suelo. Su esencia de sangre hirviendo mientras el poder del Rey Dragón Dorado surgía dentro de él. Sus ojos se convirtieron en un dorado resplandeciente, y el aura opresiva de su esencia de sangre se juntó. Blandiendo su garra de dragón, la balanceó frente a él y dividió las llamas entrantes, abriéndole un sendero hacia Yan Feng.







Como capitán de su equipo y un maestro del alma de asalto, era el deber de Tang Wulin dirigir la carga. No podía retroceder ante un oponente. Tenía que crear una oportunidad para sus camaradas.

Su esencia de sangre y su poder del alma se dispararon bajo la influencia de los bollos de frijoles de sed de sangre. Escamas doradas cubrían todo su cuerpo ahora, pero brillaban más brillantes en su brazo derecho y su torso.

Él tiene almas marciales gemelas? Yan Feng se quedó con los ojos abiertos por la sorpresa.

Pero solo por un momento.

“¡Hmph!” Miró a Tang Wulin y se mantuvo firme. La calabaza que estaba encima de ella se apartó de Tang Wulin hacia sus camaradas, escupiendo llamas para aislarlo. Ella quería lidiar primero con el líder enemigo.

Yan Feng se encontró con la garra del dragón dorado de Tang Wulin con un puño propio. En el instante antes de que los dos chocaran, un rugido draconico estalló en el cuerpo de Tang Wulin. ¡Una cabeza de dragón dorado de medio metro de diámetro salió disparada de su puño hacia Yan Feng!






¡Era Dragón Dorado Conmociona los Cielos!

Puede
que Tang Wulin no haya roto el cuarto sello después de comer el camarón
rubí, ¡pero aún así habían aumentado su poder y refinado su control
sobre Dragón Dorado Conmociona los Cielos!

Las alarmas se dispararon en la cabeza de Yan Feng. Sintió que una poderosa fuerza apareció de repente frente a ella, y luego sus llamas fueron devoradas. La garra dorada se abrió y apretó su puño.

Tang
Wulin apretó más el puño en Yan Feng, y su armadura de batalla se
encendió en defensa, todas las venas ardientes en su armadura cobraron
vida. El emblema del fénix estampado en su peto comenzó a brillar ferozmente.

LDK Capítulo 436 - ¡Tu eres el corrupto aquí!
LDK Capítulo 438 - Hermana Mayor, ¡Esto es todo un malentendido!

Deja una respuesta