LDK Capítulo 317 – Mil piedrazos rompen la guadaña

LDK Capítulo 317 – Mil piedras rompen la guadaña

Lo siento por no subir caps más seguido, he estado sin dinero asi que he tenido que trabajar más y no he tenido mucho tiempo para traducir.
———

La Guadaña de Demonio de Xu Yucheng definitivamente tuvo un largo alcance. Para evitar que se aprovechara de eso, Tang Wuling arrojó su puño con garras directamente hacia él.

Xu Yucheng, ahora recuperado del ataque espiritual de los Ojos de Demonio Purpura, miró a Tang Wulin directamente a los ojos. Aflojó
su agarre de su guadaña y deslizó su mano hacia el borde curvo de la
hoja, luego, su expresión tan impasible como siempre, cortó hacia la garra entrante con
su guadaña acortada.

Una nota crujiente resonó en el aire, y la oscuridad violeta subió por el brazo escamado de Tang Wulin. Xu Yucheng tomó prestada la fuerza de su choque para saltar hacia atrás.

Sin embargo, se tambaleó un par de veces mientras se retiraba. Claramente, había subestimado la fuerza de Tang Wulin.

Ahora
que Xu Yucheng abrió un poco de distancia entre ellos, sería difícil
para Tang Wulin penetrar el alcance de la Guadaña de Demonio nuevamente.
Estaba en desventaja tanto en el alcance como en el poder del alma.








Era demasiado tarde para usar Atadura. Xu Yucheng simplemente trituraría toda la hierba de plata azul que Tang Wulin le arrojó.

Xu Yucheng quedó atónito ante la fuerza de Tang Wulin.


Aunque Tang Wulin reveló un impactante anillo dorado, solo tenía dos anillos del alma y el poder del alma para la lucha. Fue sobre esta base que Xu Yucheng confiaba en poder vencer a Tang Wulin en una competencia de poder. Incluso cuando se vio obligado a retirarse, aún confiaba en poder vencer a Tang Wulin.


Ahora, sin embargo, se dio cuenta de que la fuerza de Tang Wulin estaba más allá de sus expectativas. A pesar de la disparidad en el poder del alma, su choque había resultado en su completa y total pérdida. Temblores incontrolables todavía lo agarraron del impacto.


Probablemente piense que me especializo en armas largas. Desafortunadamente para él, mi Guadaña de Demonio es igual de buena para las peleas de cerca. Puedo usarlo como un arma corta en su lugar. Él podría ser capaz de liberar fuerza explosiva, pero no hay manera de que pueda seguir así por mucho tiempo.


El juicio de Xu Yucheng era exacto, pero no sabía qué tan diferente era Tang Wulin en vista de la situación.







¿Intentando abrir la distancia?

La hierba de plata azul se disparó para obstaculizar a su oponente mientras Tang Wulin blandía su garra una vez más.

La esencia de sangre del Cuerpo del Dragón Dorado surgió, dispersando al instante la neblina negra que rodeaba su brazo derecho. Luego levantó su brazo, el brillante brillo dorado de su garra oscureciéndose mientras él cortaba hacia abajo. Cinco oleadas de luz dorada oscuro salieron disparadas.

Una escena magnífica se desenmarañó ante los espectadores, exigiendo toda su atención. Incluso Wu Siduo abrió los ojos con asombro.

Observaron cómo Tang Wulin levantaba su brazo, luego bajaba y soltaba esas cinco oleadas de luz. Las oleadas rompieron el cielo, acercándose rápidamente a Xu Yucheng.

La aprensión apareció en la cara de Xu Yucheng, pero llegó demasiado tarde. Solo logró darse la vuelta y sostener su guadaña por delante antes de que el ataque lo alcanzara.








El ensordecedor chirrido del metal desgarrante resonó y Xu Yucheng fue arrojado al suelo.

Él tosió un poco de sangre, su tez más pálida de lo normal. A pesar de su condición, su guadaña solo tenía algunas grietas. Él realmente era digno de ser un ranker.

La mitad inferior de su cuerpo estaba enterrada en el suelo, como si fuera un clavo a la espera de ser martillado.

Tang Wulin descendió sobre él, su garra en alto preparándose para atacarlo. Xu Yucheng solo podía levantar débilmente su guadaña en defensa.

Sonidos metálicos perforaron el aire cada vez que la garra de Tang Wulin chocaba con la guadaña. Aunque sus ataques no fueron rápidos, cada uno tuvo un tremendo poder. Xu Yucheng se hundió cada vez más en el suelo con cada golpe, y las grietas en su guadaña se extendieron como una telaraña.

La sangre comenzó a salir de su boca y nariz, luego sus oídos y ojos. Las siete aberturas de la cabeza tenían sangre saliendo de ellas, el flujo solo aumentaba con cada golpe.










Cuando aterrizó el quinto golpe, Xu Yucheng tosió una lluvia de sangre y su guadaña se hizo añicos. Un momento después, desapareció en un destello de luz blanca.

Esto…

Todos mirando boquiabiertos.

¡Ese era el Inmortal! ¡Acababa de derrotar al Inmortal Xu Yucheng, rankeado 19 en el Ranking de Jóvenes Genios!

Incluso
si consumió mucho poder del alma para defenderse de los ataques de Tang
Wulin, ¡todavía era un Ancestro del Alma de cuatro anillos! ¡Fue uno de los dos únicos Ancestros del Alma en el primer grado!

Fue derrotado? ¿Solo así?

Cuando Tang Wulin derrotó a Xu Yucheng, Xie Xie desató toda su fuerza también.










Los dos compañeros de equipo de Xu Yucheng quedaron atónitos ante su derrota. Xu Xiaoyan se aprovechó de esto, finalmente haciendo su movimiento.

Disparó una lanza de hielo hacia el joven de la izquierda, atravesando el aire como un rayo. Justo cuando los dos jóvenes notaron la entrada de la lanza de hielo,
una luz violeta brilló a los ojos del que estaba a la derecha.


Xu Xiaoyan era indudablemente un maestro en la explotación de las aperturas momentáneas que revelaban sus oponentes. Como la fuerza de su alma marcial no se podía comparar con la de sus
compañeros, entonces ella había concentrado sus esfuerzos en esta
dirección.


La trayectoria de la lanza de hielo puso al joven en un aprieto. Si quería esquivarlo, caería directamente en las manos de Xie Xie. Xie
Xie activó la Tormenta del Dragón de Luz mientras lanzaba las Cuchillas del Dragón de Luz, con su
apariencia como un radiante torbellino de muerte mientras se dirigía
hacia los dos jóvenes grises.
Entre el ataque de tenazas y el impacto de la derrota de Xu Yucheng, no hubo suspenso en su destino. La luz blanca brillaba, señalando su desaparición. En cuanto al joven restante, los Ojos de Demonio Purpura lo sorprendieron. Uno de los clones de Xie Xie cortó rápidamente su cuello.


Solo
gracias a la fuerza conservada de Xie Xie y su profunda comprensión de su tercer habilidad del alma, pudo acorralar a los dos con tanta
facilidad.









Xu
Yucheng no estaba bien versado en el arte de intrigar, había confiado
en la fuerza bruta pura para cargar a través de cada batalla hasta el
momento.
Esto resultó en que sus dos compañeros de equipo estuvieran exhaustos y listos para la cosecha.


El aura dorada de Tang Wulin se desvaneció cuando disipó el Cuerpo del Dragón Dorado, revelando una tez algo pálida. Su batalla con Xu Yucheng pudo haber sido breve, pero no retuvo nada
desde el principio e incluso sacó una de sus cartas de triunfo.


Xu Yucheng había estado conmocionado hasta la muerte al final. Tang
Wulin no había olvidado la evaluación de Yang Nianxia de que el cuerpo
de Xu Yucheng era demasiado frágil para contener un anillo de almas de
mil años.
Su plan era simple; dominar a Xu Yucheng desde el principio! Frente a la fuerza absoluta, no importaba incluso si el poder del alma de Xu Yucheng era más fuerte. Tang Wulin simplemente golpeó a Xu Yucheng hasta que su cuerpo ya no pudo aguantar más.


Fue gracias al Cuerpo del Dragón Dorado que pudo llevar a cabo un plan tan atrevido. Sin esta habilidad y las mejoras físicas que provocó en su cuerpo, le habría sido imposible suprimir a Xu Yucheng tan a fondo.











Tang Wulin
jadeó pesadamente, pero una sonrisa radiante floreció en sus labios de
la misma manera que se reagrupó con sus compañeros de equipo. Por extraño que parezca, Xie Xie se quedó allí sin el más mínimo indicio de la emoción de un vencedor. Por el contrario, llevaba una expresión pensativa.

Tang Wulin tuvo cuidado de no molestarlo. Estaba claro que estaba en medio de algún tipo de iluminación.

Wu Siduo todavía estaba sentada, pero un fuego brilló en sus ojos mientras miraba a Tang Wulin. Ella siempre había supuesto que Tang Wulin era el subordinado de Yang Nianxia, aunque todos sus anillos del alma eran purpuras. ¡Él solo tenía dos, después de todo!

Cuando la salvó en su batalla contra Luo Guixing, dejó una profunda impresión en ella. Sin embargo, ahora, él estaba impregnado en sus recuerdos. Finalmente entendió lo que significaba disfrazarse como un cerdo para devorar a un tigre.

¡Este tipo es tan bueno escondiéndose! No estoy segura de los demás, ¡pero la fuerza que mostró en su batalla contra Xu Yucheng no es menor que la de Yang Nianxia!








“Capitán”, gritó Xu Xiaoyan con una sonrisa. Gu Yue se levantó y regresó a su lado.

Para
que Wu Siduo lograra ubicarse entre los diez primeros del Ranking de
jóvenes genios, no había necesidad de dudar de su inteligencia. Al instante conectó los puntos y entendió la relación entre los cuatro.

¡Así que esa chica del equipo de Luo Guixing fue su compañera todo el tiempo!

“¡Vamos!” Wu Siduo se puso en pie de un salto, con un brillo frío en los ojos.

Ella no estaba resignada a la derrota.

Uno contra cuatro? ¡Y qué!










Tang Wulin se volvió hacia Gu Yue. Él la miró profundamente a los ojos. El fuego que ardía en sus profundidades le decía todo lo que necesitaba saber. El tiró de la manga de Xu Xiaoyan. “Solo vamos a observar”.

“¿Eh?” Ella lo miró con asombro.

Tang Wulin respondió con una sonrisa tranquilizadora. “Cree en Gu Yue”.

“Está bien”. Xu Xiaoyan estuvo de acuerdo inmediatamente. “¡Hermana Gu Yue, buena suerte!”

“Mn.” Gu Yue asintió, luego dio tres pasos hacia adelante. Miró a Wu Siduo con una mirada tranquila, su comportamiento tan sereno como un lago inmóvil.






Bueno espero avanzar algo más en estos días, pueden realizar un aporte en paypal.me/devilmon.

LDK Capítulo 316 - La batalla final
LDK Capítulo 318 - Uno contra uno