LDK Capítulo 75 – La historia de la carne estofada

LDK Capítulo 75 – La historia de la carne estofada

“Muy bien!” Tang Wulin sonrió; es Ya empezaba a sentir hambre.El plato de carne estofada se preparó hirviendo la carne en un frasco de color marrón claro de barro. Después de la limpieza de la carne, se añadieron rebanadas de cebolla y jengibre. El frasco se utilizó para atrapar la humedad y mantener los sabores durante el proceso de guisado. Tan
pronto como la carne cambia de color, diez o así diferentes tipos de
especias fueron rociados en el frasco antes de la larga duración de cocimiento comenzó.
La carne entonces se volvería suave y tierna, y los sabores de las especias se combinan bien con la carne. Este era un plato bien conocido en Ciudad mar del este.La tienda era de tamaño pequeño, y la mesa de cocinar estaba situada fuera de la tienda. Había un centenar de llamas, y en la parte superior de la mesa había frascos de barro llenos de la sabrosa carne cocida. El vapor que salía de estos frascos causaba pequeñas vibraciones en los párpados. Suaves sonidos de zumbido resonaban en los frascos como una fragancia dulce y picante que atraía a los transeúntes en el camino.







Dentro de la tienda, sólo había cinco mesas cuadradas de tamaño mediano. Con una ocupación máxima de una veintena de clientes, la mitad de la tienda ya estaba llena en este momento.

Ahora era mediados de otoño y la temperatura estaba disminuyendo a medida que pasaban los días. La entrada dio la bienvenida a los clientes con un chorro de calor y la fragancia de la carne estofada. Esto fue una sensación cómoda de experiencia.

Gu Yue mostró una expresión de shock a Xie Xie. “Me sorprende que un joven y rico maestro como tú comiera en una tienda del camino!”

Xie Xie no se molestó en discutir con ella esta vez. “-La
carne cocida de esta tienda solía ser la favorita de mi madre, y me
aventuré aquí de vez en cuando.” Mientras hablaba, ya se había metido en
la tienda y había escogido un asiento en la mesa más alejada de la
tienda.

Tang Wulin empujó a Gu Yue antes de seguir a Xie Xie en la tienda. El Se sentó frente a Xie Xie.






“¡Oh! Xie Xie ha venido, y trajo amigos con él. ¿Los platos habituales? “El jefe era un hombre de mediana edad. Tenía un delantal manchado de aceite atado alrededor de su cintura y una amplia sonrisa en su rostro.

“En. Tío Li, gracias.” Xie Xie sonrió al tiempo que le daba las gracias.

Tres
raciones de estofado de ternera se les entregó en un corto momento,
junto con tres cuencos de arroz y dos fuentes de vegetales.

“Es la primera vez que veo que has traído amigos contigo.” El tío Li sonrió mientras hablaba, acariciando la cabeza de Xie Xie, como si Xie Xie fuera su propio sobrino.

Tang Wulin se sorprendió al mirar a Xie Xie. Xie Xie estaba obsesionado con la limpieza, y su cama era de lejos la más limpia en el dormitorio. Pero en este momento, no parecía importarle que este dueño de la tienda del camino lo estuviera tocando. Además, sonrió sin ningún signo de encogimiento. “Gracias Tío Li”






Tanto la imagen que Tang Wulin y  Gu Yue tenían de Xie Xie fue derrumbada por su comportamiento actual.

Xie Xie les preguntó: “¿A qué esperan? Dense prisa y comer.” Ya estaba abriendo la tapa de la jarra de barro mientras hablaba. En ese momento, una espesa ola de fragancia salió de la olla. El caldo era de color oro oscuro, y pequeños trozos de carne eran visibles en su interior. Estos trozos eran tan tiernos que instantáneamente se derrumbaron cuando Xie Xie empujó uno con sus palillos.

Cogió un pedazo con cuidado y lo descansó en su tazón de arroz, antes de comerlos juntos. Su rostro se iluminó con satisfacción.

Tang Wulin había perdido su paciencia hace tiempo. Siguió el ejemplo de Xie Xie y empezó a comer.

“Esto es delicioso.” Él expresó algunas palabras de alabanza ya que realmente era sabroso. La
fragancia fuerte de la carne y el caldo era un hermoso conjunto de
frescura y salinidad que fue perfectamente complementado por el arroz.
Fue una combinación perfecta.






Gu Yue probo un bocado y rompió en una sonrisa.

Esta era una pequeña tienda, con luz amarilla oscura y muebles desgastados. Pero la comida era asombrosamente deliciosa. Carne, caldo, acompañamiento y arroz; Estos cuatro platos proporcionaron a sus clientes con calidez y confort.

Aunque
los tres habían recibido un entrenamiento especial durante tres meses, este tipo de momento que nunca había sucedido durante su riguroso
entrenamiento. Una atmósfera armoniosa existía alrededor de ellos.

“Tío
Li, me gustaría diez más.” Xie Xie dijo al tío Li porque sabía
demasiado bien las habilidades de comer de cierta persona.

Tang Wulin se rascó la cabeza torpemente. “Gracias.”






“¿Sí?” Xie Xie levantó la cabeza hacia Tang Wulin.Tang Wulin le dio una cara de desamparo mientras le respondía: “Tu nombre no es bueno en absoluto. Estaba tratando de darle las gracias.”Xie Xie dio una sonrisa amarga, sus ojos un poco rojos. “Mi madre me dio este nombre. Ella me dijo que ella escogió este nombre como ella había tenido suerte sobre algo que estaba agradecida. Lo mejor que le pasó en su vida fue ese encuentro casual con su padre,
pero … “Su rostro se volvió más pálido en ese momento, su mano
agarrando con fuerza sus palillos.
“-¿Tu madre?” -preguntó Tang Wulin con cautela. Aunque sabía que la familia de Xie Xie era rica, era la primera vez que oía hablar de los asuntos de su familia.Xie Xie frunció los labios antes de hablar. “Padre está siempre ocupado durante el día. Incluso cuando la madre estaba gravemente enferma, no volvió a casa. En los últimos momentos de su vida, sólo deseaba volver a ver a su padre, pero llegó demasiado tarde. Nunca podré olvidar esa noche; Las lágrimas de madre, y el arrepentimiento en sus ojos cuando su agarre en mi mano finalmente perdió su fuerza. Lo odio. ¡Lo odio! Odio mi nombre también. Si no fuera por ese encuentro casual, madre no tendría … “







Al llegar a este momento, Xie Xie se dejó caer sobre la mesa.

En este lugar, parecía que Xie Xie había dejado caer toda esa franqueza glacial que había puesto cuando lo conocieron. Esta fue también la primera vez que compartió sus pensamientos privados con ellos.

En ese momento, el tío Li se acercó a su mesa con jarras de ternera. Mientras colocaba los frascos sobre la mesa, suspiró. “Este niño es muy lamentable. A su madre le encantaba llevarlo a mi tienda. Pero después que su madre se fue, vino aquí solo con sólo los recuerdos de su madre para acompañarlo. ¡No puedes culparlo por eso! Es raro verlo aquí con amigos. Estoy tan feliz por él. Es un niño tan joven, pero tiene un corazón tan pesado. Por favor, ayúdale si puedes. ¡Ay, qué horrible!”

Tang Wulin dio unas palmaditas en la espalda de Xie Xie. Gu Yue, sin embargo, se sentó en la misma posición, mirando hacia adelante en el llanto de Xie Xie. Sus ojos parecían llenarse de algo.






“Hey, no llores. Retomaré mis palabras y te dejaré invitarme hoy.” Gu Yue dio una patada a Xie Xie.

Xie Xie levantó la cabeza y se secó las lágrimas con las mangas. “¡No que yo apestaba al olor del dinero!”

Gu Yue frunció los labios antes de comentar, “Así que a este mocoso le encanta ser rencoroso”.

Xie Xie se echó hacia atrás con vehemencia: “Nacemos el mismo año y tú eres incluso varios meses más joven que yo. Si soy un mocoso, ¿qué eres? ¿Mocosa malcriada?”

Gu Yue abrió una nueva jarra de barro y bajó la cabeza para consumirla. Ella habló mientras comía, “No voy a pelear con alguien que acaba de llorar.”






Cuando el trío salió de la tienda de carne, el tío Li observó sus figuras y suspiró. “Los niños en estos días tienen un apetito tan grande !.”

La
comida de ternera estofada no sólo había traído a Tang Wulin y sus
amigos calor, sino que sin saberlo había tejido lazos fuertes entre los
tres.

Asado a la parrilla salada era lo siguiente en la cola. Estos asados a la parrilla grandes y frescas estaban sesgados a través de brochetas de
bambú antes de ser enviados a la parrilla de carbón y cubierto con una
pizca de sal.

Tang Wulin mostró plenamente el comportamiento de un dios glotón. Mientras los tres iban de un extremo al otro de la calle de comida, su conversación estaba llena de felicidad y risa.

“Estoy
llena ahora.” Gu Yue se sostuvo en el hombro de Tang Wulin para el
apoyo, mientras que Xie Xie hizo lo mismo en el otro lado.







Tang Wulin sonrió cuando dijo: “-Si su apetito no es lo suficientemente grande, no trate de comer como este Dios glotón.”

Xie Xie puso los ojos en blanco. “-¿Qué dios glotón? Usted es simplemente un comilón. Eso es lo que quería decir cuando vi por primera vez tu enorme apetito.”

Tang Wulin tarareó, “Vamos, vamos a seguir comiendo, ya que estás pagando por ello”.

Xie Xie gritó asombrado, “¿Todavía tienes espacio para comer?”

´-¿No ha comido este tipo lo suficiente para igualar a toda una vaca mientras bajábamos por esta calle?´






Tang Wulin contestó con orgullo: “¡Sí!”

“¡Ah! ¿Qué es eso?” Gu Yue les dijo repentinamente.

Tang Wulin y Xie Xie levantaron la cabeza y siguieron la mirada de Gu Yue. Parecía que había una conmoción cerca de la entrada de la calle de comida y había muchos transeúntes alrededor.

¡La posición de la tienda parecía ser la de la tienda de carne estofada!

LDK Capítulo 70 ¡Forja para mí entonces!
LDK Capítulo 78 - Reaparición de las escamas doradas