ED Capítulo 1686: Subyugador del Mal de los Nueve Mundos

ED Capítulo 1686: Subyugador del Mal de los Nueve Mundos

“¡Clank!” Las chispas salieron volando. Aunque todo esto requería palabras considerables para describirlo, todo sucedió en una fracción de segundo.

La espada ósea que apunta a Li Qiye se detuvo debido a que una lanza apareció de la nada. Li Qiye la empuñó con muchos grandes dao que lo acompañaban. Cada gran dao representaba a un Emperador Inmortal, principalmente de la Era de los Emperadores. ¡Incluso el emperador inmortal Ta Kong estaba allí!


Esta lanza representaba la intención de batalla de los emperadores y la voluntad de los habitantes de los nueve mundos. Esta estaba destinada a crear los nueve mundos, residiendo en cada pulgada de la tierra y en el corazón de todos.


“Como dije, ¡no se tiene piedad con los que conspiran con el  Ming 
Antiguo! ¡Mira, no importa dónde te escondas, abre tus ojos de perro! Los nueve mundos están eternamente protegidos, ¡váyanse al infierno!
”Su despiadada voz llenó el mundo con el hedor de la sangre.


Cualquiera se estremecería ante su mirada fría y sedienta de sangre; Incluso los emperadores inmortales no fueron la excepción.


“¡Pluff!” Instantáneamente arrojó la lanza hacia la reina imperial.


“¡Ah!” Su grito miserable no debería ser una sorpresa. Ella fue apuntalada instantáneamente en el suelo a pesar de tener el poder de un Rival de  Emperador. No había resistencia ante esta arma.







Sus lamentos de tormento hicieron eco en todo el mundo. Ella luchó, apuntando a sacar la lanza de su cuerpo. Sin embargo, fue inútil. Las leyes universales estaban bloqueando su cuerpo y refinando y separando lentamente su cuerpo. Su  luz santa se atenuó junto con su aliento sagrado. La sangre inicialmente blanca como la nieve comenzó a cambiar para revelar su verdadera oscuridad.

“¡Los nueve mundos no son para ti,  Ming Antiguo!” Li Qiye miró a la reina sin piedad.


Sin mencionar a la reina, incluso un verdadero emperador estaría muerto. Mientras la víctima tuviera el linaje de un Ming Antiguo, ¡no había escapatoria!


¡El Subyugador del Mal de los Nueve Mundos! Este era el nombre de esta lanza, pero en realidad no era un arma. Era un movimiento de matanza seguro, creado a partir de una acumulación de voluntades y poder de la tierra. [1]


¡Su existencia era para proteger los nueve mundos del Ming Antiguo!


Después del final de la Era del Ming Antiguo, esta raza no fue completamente eliminada porque tenía la Zona Corporal. Todavía tenían señores extremadamente poderosos escondidos dentro. Incluso el propio Li Qiye estaba indefenso contra este artefacto, este realmente indujo a dolores de cabeza.


Además, no siempre podía quedarse en los nueve mundos. Sin la preparación suficiente, el Ming Antiguo siempre podría regresar para convertir a los nueve mundos en su víctima.







Así, como el Cuervo Oscuro, Li Qiye tenía un gran plan. Firmó un acuerdo supremo y el Emperador Inmortal Min Ren lo llevó a cabo primero.

Después
de realizar innumerables esfuerzos para preparar los nueve mundos, Li
Qiye también hizo que el Emperador Inmortal Min Ren y la Emperatriz Hong
Tian comenzaran a refinar y potenciar las redes en los nueve mundos.
Más adelante, cada generación sucesiva de emperadores haría lo mismo para crear este movimiento de matanza seguro.


Era el mejor método para tratar con el Ming Antiguo en caso de que volvieran de nuevo. Como mínimo, los habitantes de los nueve mundos podrían usar esto para intentar detenerlos.


¡No estaba bajo el control de Li Qiye sino que, más bien, todos en el
mundo podían manejar esta “lanza” mientras tuvieran la voluntad de
luchar contra el  Ming 
Antiguo hasta la última gota de sangre!

“¡No!” Los cuatro hermanos gritaron después de ver a su madre clavada en el suelo y gimiendo. Por desgracia, tampoco pudieron hacer nada.


“¡Su turno!” Li Qiye desvió su mirada hacia los cuatro. Los rayos saltaron frenéticamente en su cuerpo y al instante eliminaron toda su sangre y cultivo. Usaron estas esencias para refinar sus cuatro físicos internos.


“¡Ah!” Los cuatro príncipes aullaban y se quemaron instantáneamente hasta convertirse en crujientes. Mientras
tanto, sus físicos internos fueron refinados en las mejores esencias
físicas utilizando el poder de la tribulación celestial.





“¡No!”, Gritó la reina después de ser obligada a ver a sus hijos convertirse en nada.

“¡Li, te cazaré para siempre!” La reina gritó con una expresión retorcida y ya no tenía ninguna apariencia de su ser real.


Li Qiye dijo con frialdad: “Muchos Mings antiguos me maldijeron así cuando los maté en aquel entonces. ¿Cazarme? ¡Entonces qué, seguirás arrodillada delante de mí entonces!”


Habiendo dicho eso, ignoró a la reina. Con un sonido de estallido, las esencias de los cuatro físicos internos se fusionaron instantáneamente con las suyas.


“¡Whoosh!” En un abrir y cerrar de ojos, sus cuatro físicos internos se volvieron deslumbrantes. 

Arrojaron luz inmortal y Li Qiye de repente se volvió magnífico. La
luz negra de Supresor del Infierno, la luz maravillosa de Inmortal Altisimo, la pureza de la Imperfección del Vacío y el inmenso poder de Destructor del Cielo;
Los cuatro aniquilaron el mundo. Nada podría contener a Li Qiye por más tiempo.


En este momento, sus cuatro físicos finalmente habían alcanzado la gran realización. Cuando sus ojos se volvieron brillantes, todo tembló de miedo, ¡incluso los emperadores, si fueran a ver este espectáculo!


“Por fin está listo, cuatro Físicos Inmortales, uno y solo en la historia”. La matriarca se sorprendió al ver esto. En el pasado, el Rey Dragón Negro ya era imbatible con solo dos, pero ahora, Su Excelencia tenía cuatro. ¡Los Emperadores inmortales ciertamente ya no eran su rival!


Incluso Gu Zun suspiró suavemente. Sabía que había perdido en este punto. Todas sus cartas as restantes eran inútiles.







“¡Santos, no olviden su promesa!” Gritó la reina desesperada en el horizonte.

Li Qiye en este momento posó fríamente con ambas manos detrás de su espalda. ¡Sus ojos se parecían a dos lámparas divinas que iluminaban cada coordenada del mundo!


Sin embargo, a pesar de sus gritos, el cielo seguía siendo el mismo que antes. Era como si solo estuviera hablando consigo misma.


“Qué pena, todavía no van a actuar. Solo eres un peón en sus ojos. “Li Qiye le dijo fríamente a la reina.


“¡No! Soy la única en el mundo que tuvo una evolución exitosa de la sangre,
¡no pueden abandonarme! “Ella estaba en total incredulidad.


“Incluso el emperador inmortal Ren Xian te abandonó, y ni hablar de ellos. Al hombre que más te amaba no le importaba, ¿crees que al Ming Antiguo le importaría un simple peón? Dígame su ubicación, ¡podría perdonarte la vida! ”Dijo con frialdad.


“No, no, ¡Ren Xian nunca me abandonaría!” La mujer que se ahogó en la
desesperación murmuró para sí misma y no escuchó a Li Qiye en absoluto.


El se decepcionó. La reina simplemente no sabía la ubicación de la Zona Corporal en absoluto. El  Ming Antiguo era demasiado cuidadoso. A sus ojos, solo tenían una oportunidad, así que deben estar seguros del éxito. De lo contrario, todo lo que habían hecho se habría ido con el viento, especialmente su última esperanza, la Zona Corporal. ¡Si perdieran este artefacto, toda su raza sería completamente eliminada!







El cielo se mantuvo tranquilo. No había rastro de ningún  Ming Antiguo, y mucho menos de la Zona Corporal.

Él suspiró suavemente y supo que no estaba sucediendo. Después de millones de años, no pudo esperar hasta el último momento. Por desgracia, no tenía otra opción porque ya no tenía vida eterna y no podía esperar como antes. Debe continuar en esta generación en lugar de esperar las represalias del  Ming 
Antiguo.

Matar al grupo de la reina fue solo un final temprano de su plan. Este fue el último barrido antes de dejar los nueve mundos. También sirvió como una amenaza para el remanente del Ming Antiguo para que no se atrevieran a actuar de manera imprudente.


En cuanto al futuro, ya sea que los nueve mundos pudieran oponerse o no al Ming Antiguo, eso dependía de ellos. Había hecho todo lo que podía. Continuaría avanzando sin preocuparse o proteger los nueve mundos.


Con eso, cambió su mirada hacia Gu Zun, que todavía estaba parado tranquilamente allí. Li Qiye pudo ver su propia imagen en Gu Zun. El chico había aprendido muchas cosas de él.


“Es desafortunado que la oportunidad que esperabas no llegara”. Li Qiye negó con la cabeza.


Gu Zun supo que había perdido y dijo seriamente: “Lo sé. También siento pena por usted, Su Excelencia. El Ming Antiguo todavía no se atreve a tomar acción, no morder un cebo tan tentador. Parece que están renunciando a su mejor peón “.


1. El nombre completo es, Lanza Subyugadora del Mal de los Habitantes de los Nueve Mundos. Eso es muy largo, así que lo acorté



Más de 200 Capítulos de ED avanzados en el patreon y aumentando cada día.. Para consultas pueden comunicarse con nuestro equipo por whatsapp al +56976572857

Bookmark(0)
ED Capítulo 1685: Protección de los Nueve Mundos
ED Capítulo 1687: La Elección de Gu Zun