ED Capítulo 1019: Odio Causado por el Amor

ED Capítulo 1019: Odio Causado por el Amor

La princesa abrió los ojos al momento en que Li Qiye se acercó. Su expresión cambió rápidamente al verlo. A pesar de que alguna vez fue reconocida en los nueve mundos, sus emociones aún se elevaron en este momento.

“¡Crash!” El río plateado reflejaba las fluctuaciones de sus emociones. La flor de loto que emitía las coloridas luces de repente palpitaba en blanco y negro como si se acercara una tormenta. [1. Me imagino el río plateado como una galaxia.]


“No estés tan nerviosa. Si actúas precipitadamente en este momento, todos tus esfuerzos se
desperdiciarán “. Li Qiye la consoló lentamente con un toque de dulzura
en su expresión.


Los bellos ojos de la princesa estaban fijos en Li Qiye en este momento. Solo su mirada fija parecía ser capaz de clavarlo en el suelo. Esto intrigó a Wo Longxuan y miró a Li Qiye como un niño curioso, y luego a la princesa. La intuición le decía que tenían una historia entre ellos, y que la intuición de una mujer siempre era correcta.


Li Qiye gentilmente agitó su manga hacia ella y dijo: “Espera afuera, tenemos que hablar en privado”.


A pesar de sentirse abrumada por la curiosidad, no quería interferir, por lo que se fue en silencio.







“¡Chu Yuntian!” La princesa lo miró intensamente después de que Wo Longxuan se fue. Las emociones contenidas en su voz cuando pronunciaba ese nombre eran indescifrables, ya fuera por odio o por pura apatía.

“Soy yo”. Li Qiye suspiró suavemente y respondió. Él encontró su mirada directamente.

Ella
continuó mirando a este hombre ante ella, un hombre al que había
estado persiguiendo toda su vida, un hombre que no existía. Ella no sabía qué sentimiento era esto. Fue odio o …

“¿Debería
llamarte Cuervo Oscuro o Chu Yuntian?” La voz de la princesa era fría
hasta el límite, capaz de sellar los nueve cielos y el sol en un
glaciar.

Li Qiye volvió a su verdadera forma y suspiró suavemente: “Todo está en el pasado. No soy ni el Cuervo oscuro ni Chu Yuntian, soy Li Qiye “.

“¿Es eso así?” La princesa lo miró fríamente con intención asesina: “¿Cuántas formas tienes en realidad? Li Qiye para esta generación, ¿qué pasa con la próxima? “






“No. Solo hay un Li Qiye y un solo Cuervo Oscuro.” Li Qiye negó con la cabeza.

“¿Qué hay de Chu Yuntian entonces?” Ella habló fríamente: “Identidades como Chu Yuntian, ¿cuántas tienes? ¿Docenas, o cientos?”

Li Qiye habló con cierta reticencia: “Fue solo un malentendido ese año, no quise …”

“¿¡¡¡Malentendido ?!” La princesa fría gritó en voz alta: “¡Malentendido! Piensas que fue solo un malentendido … “

Ella se veía bastante agitada en este momento. Su comportamiento frío escondía rastros de falta de voluntad y resentimiento …

Li Qiye no tuvo respuesta. Él la miró y lentamente dijo: “Independientemente del pasado, quiero felicitarte por finalmente poder prolongar tu vida. Para poder volver a ver tu encanto sin igual, es realmente una de las mejores vistas en los nueve mundos “.

La princesa guardó silencio por un momento. Ella se sentó en su loto y solo lo miró fríamente. Eventualmente, ella habló sin emoción: “¿Crees que esto ha terminado con solo eso?”






Li Qiye se encontró con su mirada: “No tenía esa intención en ese momento. Uno solo puede decir que la Madre Naturaleza juega con las personas “.

“¿Así
que esto es culpa de la Madre Naturaleza?” La princesa resopló
fríamente, tal vez por autodesprecio, luego se burló: “Estás diciendo
que era solo mi enamoramiento unilateral, que yo pedí por esto.
Para perseguirte de una generación a la siguiente, y al final, ¡esto fue solo por un plan! “


Li Qiye se detuvo por un momento. No esperaba que las cosas se desenmarañaran como lo hicieron en aquel entonces.


Li Qiye dijo suavemente: “Eras joven entonces, solo una pequeña 
niña “.

Durante ese tiempo, el Reino Antiguo del Continente 
Medio fue extremadamente poderoso. Incluso se podría decir que los Ming Antiguo desconfiaban del reino. Desafortunadamente, eligió cooperar con el Ming Antiguo.

En ese momento, la dinastía tenía un elemento extremadamente desafiante del cielo que se relacionaba con un secreto en particular. Li Qiye había querido destruir al Ming Antiguo en ese momento, pero no tenía suficientes ases en sus manos. Además,
durante esa generación, el Ming Antiguo produjo muchos genios,
particularmente el Emperador Inmortal Tian Tu, que fue magníficamente
brillante durante su juventud.







En ese momento, Li Qiye pensó en el objeto de la dinastía. Se convirtió en un hombre joven y creó una identidad llamada Chu Yuntian para infiltrarse en la dinastía.

De hecho, no se encontró directamente con la princesa en ese momento y solo la miró de lejos bajo la luz de la luna.

Ella era solo una pequeña princesa solitaria durante ese período. El rey del Reino del Continente Medio era un Godking antinaturalmente fuerte. Sin embargo, su ambición no estaba atada ya que hizo contacto frecuente con el Ming Antiguo .

A pesar de ser de noble cuna, la princesa estaba bastante sola con solo su sombra como un amigo. Sus miradas bajo la luz de la luna hicieron que este hombre llamado Chu Yuntian dejara una profunda impresión en ella.

“Porque era joven e ingenua en aquel entonces, así que me sedujiste”. La princesa se burló mientras lo miraba.

“No
quería hacerlo, eras una buena chica”. Li Qiye habló débilmente: “Me
preocupaba por ti y no quería que caminaras en el mismo sendero que tu
padre”.







“¿Así que debería darte las gracias?” La princesa se rió
sarcásticamente: “¿Te preocupaste por mí, o te preocupaba la ubicación
en la que se escondía este río plateado?”


Li
Qiye contempló por un momento antes de encontrarse con su mirada,
decidiendo no esconder nada: “Sí, me infiltré en la dinastía en ese
entonces para obtener este objeto.
Sin embargo, realmente también te cuidé a ti. Tenías tres aptitudes santas, así que esperaba que pudieras seguir un sendero diferente “.


“Un sendero que no bloqueara tu camino, ¿verdad?” Su sonrisa fría en este
momento no contenía ninguno de los sentimientos de uno: “Si eso es lo
que piensas, entonces no hay nada que pueda hacer”.


Li
Qiye la miró libremente a los ojos: “Si crees que la cooperación con el Ming Antiguo es el camino a seguir, entonces no hay nada que pueda
hacer, no necesitamos más discusión.
Esa es mi línea de fondo. ¡Aquellos que cooperan con el Ming Antiguo serán destruidos por mí, todos ellos! Es así de simple “.


La princesa lo miró con frialdad y habló: “Sí, tienes razón, de todos
modos no me importa ese lío relacionado con el Ming Antiguo”.


“Sabía
que tú y tu padre eran diferentes, y al final, emprendieron un sendero  diferente”. Li Qiye asintió suavemente: “Si dudas de mí, no lo negaré.
Más tarde, cuando me infiltré en el  Ming Antiguo, buscaba el objeto. En cuanto a mi preocupación por ti, eso comenzó después de que te conocí “.







La princesa se burló: “¿De verdad ahora? ¿Siempre estabas tan tranquilo así? Todas tus palabras y frases en tus cartas, ¿fueron escritas sin emoción? Dios, parece que el salvador de nuestros nueve mundos es alguien sin el más mínimo defecto de carácter. ¡Estaba equivocada, era la pequeña niña tonta que arruinó el gran plan de
nuestro señor, soy la chica mala! “¡Finalmente reveló su resentimiento!


“No …” Li Qiye habló en voz baja: “No soy un gran hombre. Admito que cuando te envié cartas, había otro objetivo. ¡Fuera de preocuparme por ti, realmente quería saber la ubicación del río plateado!”


Cuando
Li Qiye se disfrazó como Chu Yuntian para infiltrarse en el Reino del Continente 
Medio, se las arregló para entrar en el lugar más custodiado de
la familia imperial.
Su objetivo era encontrar el paradero de ese objeto.



Debido a las limitaciones de su identidad, no podía encontrarse con la princesa cara a cara y no podía hablar con ella. Sin embargo, los dos siempre se enviaban cartas secretamente.


“¿Eso es todo?” La princesa respondió: “¿Esto es todo lo que abarcaban las palabras en esas cartas? ¡¿No
trataste de seducir a una chica ignorante para que se enamorara de una
persona llamada Chu Yuntian, una persona que ni siquiera existe ?!
¡Todo solo para que ella te contara esos secretos !?”









“Yo …” Li Qiye abrió ligeramente la boca, queriendo decir algo más, pero se detuvo mientras se lamentaba en su mente.

Como Cuervo Oscuro en aquel entonces, realmente no quería hacerlo. La princesa de entonces era joven y solitaria, sin el amor de su padre o amigos. ¡Solo así, un joven que mostró preocupación por ella entró en su vida!


Debido a este malentendido inadvertido, la princesa finalmente se enamoró de Chu Yuntian, ¡alguien que ni siquiera existía!


Li Qiye dijo lentamente: “En aquel entonces, solo te estaba enseñando a cultivar a través de esas cartas”.


Durante su correspondencia a través de cartas, Li Qiye se hizo muy cercano a ella. Él la enseñó cuidadosamente usando esas cartas ya que no quería que caminara en el mismo sendero que su padre. Además, fue para dejar atrás una gran chispa para la raza humana
porque la princesa tenía talentos sumamente altos con sus tres aptitudes
santas.


Y entonces, la princesa entendió mal su cuidadosa guía como otra cosa y llegó a amar a Chu Yuntian. Esto hizo que revelara todo a Li Qiye. Más tarde, cuando Li Qiye lo descubrió y deseaba salvar la situación, el malentendido ya se había vuelto demasiado profundo.


“¡Enseñar!”
La princesa gritó en voz alta otra vez: “Sí, sí, el gran maestro de
Emperadores Inmortales que me guía, este es mi honor.
¡No hay nada más que esto! “



(ajjajajs como cuando peleas con tu novia xD imposible ganar )

ED Capítulo 1018: Encuentro con la Princesa del Continente Medio otra vez
ED Capítulo 1020: Secreto del Pasado

Deja una respuesta