Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

ED Capítulo 5914

ED Capitulo 5914

Al salir del acantilado, Li Qiye entró en un mundo lleno de energía celestial, un lugar sin peligros aparentes.

Al observar, se veía un vasto mundo lleno de estrellas, un lugar inmenso donde uno podía sentirse tanto nacido como dueño de todo.

En ese momento, todo lo demás parecía insignificante, y uno se sentía el verdadero dueño del presente, la única realidad tangible.

El pasado se había desvanecido y el futuro aún no existía, solo el presente era real y valía la pena.

Li Qiye sonrió, disfrutando del momento y la tranquilidad.

“Veo que has esperado mucho tiempo”, dijo Li Qiye con una sonrisa.

“Esperando al Maestro Sagrado”, respondió una voz.

Li Qiye cerró los ojos, reflexionando. “Veo que esta es tu verdadera forma, quieres volver a tus orígenes.”

“El Maestro Sagrado tiene razón, ahora estoy esperando su enseñanza.”

“¿Ya estás curado?” preguntó Li Qiye.

“Gracias al Maestro Sagrado, solo heridas superficiales”, respondió la voz con calma.

“Ahora”, dijo Li Qiye sonriendo, “solo eres la tercera vida, no el verdadero presente.”

“El Maestro Sagrado tiene razón”, admitió la voz. “Solo mantengo el presente. Mis tres vidas han terminado.”

“¿De verdad?” Li Qiye sonrió y sacudió la cabeza. “No lo creo.”

“Maestro Sagrado, en mi primera vida fui un demonio y exterminé incluso a los inmortales”, dijo la voz con calma, describiendo eventos catastróficos.

“En mi segunda vida fui un ser supremo Dingtian, y aun así, Pecado Celestial no pudo soportarlo”, comentó Li Qiye.

“Eso es solo parte de la historia”, continuó la voz. “Aunque también perecí, logré mis objetivos.”

“Entonces, la tercera vida es mía”, dijo Li Qiye.

“La tercera vida, Poye”, dijo la voz. “Aún no he terminado, pero ante el Maestro Sagrado, solo soy el presente.”

(Poye= romper la noche)

“Poye”, repitió Li Qiye sonriendo. “¿Cómo puedes ser el presente si aún no lo has logrado?”

“Maestro Sagrado, romper la noche es enfrentarte y un largo proceso de prueba”, dijo la voz. “No es suficiente solo romper la noche, debe ser ahora.”

“No creo que estés completo en el presente”, Li Qiye sonrió y negó con la cabeza.

“No, no lo estoy”, admitió la voz. “Pero debo ser el presente para avanzar. Maestro Sagrado, necesito tu ayuda.”

“Veo que tus vidas pasadas no fueron perfectas”, dijo Li Qiye. “Primera vida, colapsaste; segunda vida, moriste sentado.”

“En la tercera vida, quiero romper la noche”, dijo la voz.

“Piensas que solo el Maestro Sagrado puede darte una muerte completa y sin dejar rastros”, reflexionó Li Qiye.

“No es solo buscar la muerte”, dijo la voz. “Despues de pensarlo, solo el Maestro Sagrado puede permitirme morir por completo sin dejar rastro. Solo si puedo morir por completo podré estar aquí ahora”

“Vienes a matarme, y no solo ahora lo quieres sino que lo quieres hace tres vidas”, dijo Li Qiye.

“El Maestro Sagrado tiene razón, vine para matar al maestro sagrado. Pero si no muero ahora como puedo romper la noche y matar al Maestro Sagrado” dijo la voz

“Gran ambición”, dijo Li Qiye. “Saber que es imposible y aun así intentarlo requiere valentía. Solo espero que tu corazón de dao sea lo suficientemente firme.”

“No voy a mentir, Maestro Sagrado. En este mundo, solo usted o mi maestro pueden sacudir mi corazón de dao”, dijo la voz. “Pero no estoy seguro de si, después de intentar matar al Maestro Sagrado, podré mantener mi determinación.”

“Tal vez no necesites esa determinación, porque te mataré”, respondió Li Qiye con una sonrisa.

“Morir a manos del Maestro Sagrado sería un honor”, la voz se rió. “Desde que comencé mi debut ene l dao, mi primer gran deseo ha sido matar al Maestro Sagrado.”

“Si es el primero, entonces hay un segundo y un tercero”, dijo Li Qiye sonriendo.

“Sí, tengo tres grandes deseos”, admitió la voz. “El primero es matar al Maestro Sagrado, el segundo es matar a mi maestro, y el tercero es matar al cielo.”

“Bien, bien, bien,” Li Qiye aplaudió y dijo riendo: “Admiro tu ambición. No es de extrañar que seas su discípulo.”

“Los elogios del Maestro Sagrado me llenan de alegría”, dijo la voz. “Cuando era joven y expresé estos deseos, mi maestro se rió y dijo que eran solo fantasías, y que debía avanzar paso a paso.”

“Tu maestro tenía razón”, comentó Li Qiye. “Por eso necesitas vivir tres vidas.”

“Así es”, respondió la voz. “Cada vida es una oportunidad para desatar una masacre. Esta es la época del Maestro Sagrado, y si no puedo superarlo, ¿cómo puedo romper la noche y matar al Maestro Sagrado?”

Estas palabras, aunque dichas con calma, estaban llenas de violencia. Muchas vidas fueron aniquiladas, y numerosas existencias invencibles cayeron. Todo un mundo se vio sumido en una sombra aterradora, y generaciones temblaron bajo su amenaza.

“Matame entonces”, dijo Li Qiye con una sonrisa tranquila. “Pero me duele un poco ser tu primer objetivo.”

“El Maestro Sagrado es magnánimo, no se molestará por eso”, rió la voz. “Al principio pensé en poner a mi maestro como mi primer objetivo, pero me pareció arrogante.”

“No es que el Maestro Sagrado sea inferior a mi maestro”, continuó la voz. “Pero mi maestro me enseñó el dao y me conoce bien. Para matarlo, tendría que dejar de ser yo mismo. Para lograr eso, primero debo superar al Maestro Sagrado.”

“Es cierto, yo creé esta época y estoy en tu camino. Sin superar esta, no puedes avanzar ni superarte a ti mismo”, reconoció Li Qiye.

“El Maestro Sagrado entiende”, dijo la voz. “Romper la noche no es fácil, requiere más de una vida. Nadie puede alcanzar la perfección de una vez.”

“Eso es cierto,” asintió Li Qiye. “No puedes dejar cabos sueltos. Tal como estás ahora, no puedes lograrlo.”

“Sí, he vivido tres vidas, y esta también debe completarse,” la voz dijo tranquilamente. “No creo que pueda matar al Maestro Sagrado en mi estado actual. Necesito que el Maestro Sagrado me mate.”

“Eso tiene sentido”, dijo Li Qiye. “No es fácil encontrar a alguien que pueda matarte por completo.”

“Alguien que pueda matarme de un golpe, sin dejar rastros, solo puede ser el Maestro Sagrado”, dijo la voz seriamente.

“Tu maestro también podría matarte”, sugirió Li Qiye con una sonrisa.

La voz negó con la cabeza. “Desde que me enseñó el dao, mi maestro ha desaparecido. He vivido tres vidas sin verlo, probablemente ya no esté en este mundo. Así que solo queda el Maestro Sagrado.”

 

(estaremos dandole algunos caps adelantados a https://novelaschinas.org, por si quieren darles una visita ya que nos han ayudado con varias novelas anteriormente)

 

12 Capitulos adelantados  en patreon

Guardar Capitulo
Close
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
Donaciones
Si les gusta el contenido y quieren hacer su aporte desde cualquier monto pueden hacerlo por medio de nuestro paypal o https://esponsor.com/devildestinado
Considera desactivar adblock en el sitio, con eso nos ayudas a poder mantenerlo.
error: Content is protected !!
Scroll al inicio