ED Capítulo 4477

ED  Capítulo 4477: Ciudad Dorada

Visitantes y ciudadanos iban y venían, sólo quedaba la ciudad. Dorada era mayor que muchos grandes poderes en Ocho Desolados.

Se atribuyeron numerosas razones a su éxito duradero. Primero fue la libertad. Cualquiera podía tener un lugar aquí, siempre que tuviera suficiente dinero para respaldarlo.

Otro afirmó que esto se debía a que Dorada estaba cerca de Ruinas Interiores. Los peligros ocultos en las ruinas dificultaron que otros hicieran la guerra. Por lo tanto, incluso los mejores cultivadores se abstuvieron de hacer algo aquí.

Existían ciertas reglas también. Eran inviolables y protegían a Dorada de cualquier alborotador.

Por supuesto, la teoría más popular hablaba de las islas sobre la ciudad. Sirvieron como un pilar y mantuvieron la ciudad a salvo de cualquier daño.

Con todo, era un lugar popular para que lo visitaran los cultivadores. Esto lo hizo bastante próspero con más edificios y mercados construidos. Por lo tanto, se convirtió en un paraíso para los que tienen dinero. Siempre que tuvieran suficiente en el bolsillo, podrían encontrar la mercancía adecuada aquí.

Además, este era un lugar de posibilidades también. Un comerciante al azar en la calle podría resultar ser un monarca famoso. Un viejo en el valle podría haber sido un cultivador notorio. Un puesto de verduras saladas podría ser propiedad de Rugido de León…

Algunos disfrutaron lo suficiente de la bulliciosa vida en Dorada como para olvidar el camino a casa. Esto fue especialmente cierto para los recién llegados de entornos humildes.

El grupo de Li Qiye llegó cerca de la ciudad y pudo ver los grandes muros y las montañas ondulantes. Notaron enormes palacios y pabellones flotando en el aire.

Cada lugar tenía un fenómeno visual diferente. Una cordillera tenía un brillo auspicioso mientras que un palacio flotante tenía uno divino. También se podían ver arcoíris en el aire.

Gente y carruajes venían de todas direcciones. Bestias enormes, cultivadores voladores, carros… Un cultivador sin experiencia se sorprendería al ver esta escena.

También estarían impresionados de ver las diversas razas: fantasmas cubiertos de nubes negras, demonios celestiales con su resplandor negro característico y otros demonios extraños. Incluso los escurridizos espíritus del cielo también se podían ver. Los espectáculos imponentes eran comunes en Dorada. Este era un gran mundo sin fin a la vista.

“Dorada, la ciudad que nunca cae”. Ancestro sabio se volvió sentimental.

Estaba emocionado porque en el pasado, sus cuatro clanes también tenían propiedades aquí. Por desgracia, finalmente perdieron la capacidad de administrar estos negocios, de ahí la necesidad de venderlos.

Hoy, ya no tenían un lugar para quedarse en Dorada.

“La ciudad está bien, lo que realmente quiero visitar es esa ciudad en el cielo”. Jian Ming sonrió y miró hacia arriba.

Un resplandor cegador ocupó el aire con rayos como cascadas que caían. Enormes islas flotaban a un millón de millas por encima de la ciudad. Desde el suelo, parecían tan grandes como puños.

Cuando los espectadores activaron su mirada celestial, vieron magníficas escenas. Los rayos cayeron y sirvieron como cortinas, protegiendo completamente las islas.

No obstante, pudieron ver árboles imponentes en las islas, que parecían sombrillas para bloquear los rayos del sol. Las islas, los rayos y los árboles eran divinos, lo que hacía imposible que alguien se acercara.

Estaban protegiendo los antiguos palacios y arquitecturas. Estas cosas también emitieron leyes supremas de dao.

Estos eran conocidos como Isla Dorada. Cualquier cultivador que mirara hacia arriba sentiría nada más que respeto y miedo.

“¡Ridículo!” El Ancestro Sabio golpeó la cabeza del joven y lo regañó: “¿Estás cansado de vivir? Tu viejo  sería el primero en atarte y pedir perdón.”

“Jeje, solo tengo curiosidad y quiero echar un vistazo”. Jian Ming se rió.

“Solo unos pocos seleccionados son elegibles para ser invitados a una audiencia”. Sabio dijo.

Isla Dorada nunca participó en eventos externos. No obstante, todos los Ocho Desolados todavía lo temían. Parecía preferir el aislamiento, sin siquiera interferir con la próspera ciudad debajo y verla como su propiedad.

“Jeje, Ancestro, escuché que te invitaron antes, cuéntame más”. Los ojos de Jian Ming se iluminaron.

“No es nada, solo estaba allí como miembro de la multitud”. Sabio dijo sin orgullo: “Nadie se atreve a ser arrogante allí, ni siquiera el maestro de secta del Inmortal Verdadero”.

“Jaja, eso es comprensible”. Jian Ming dijo: “¿Quién puso fin a la Era Bendita? Quién más que el invencible Emperador Ye, dominando fácilmente la Secta del Inmortal Verdadero durante su época dorada. Ni siquiera se atrevieron a tirarse un pedo en presencia del emperador. [1]

“Tienes que cuidar tus palabras”. Sabio miró al joven, lo que provocó que solo se riera y dejara de hablar.

Todos conocían esta historia pero no querían hablar de ella para no ofender a la Secta del Inmortal Verdadero.

1. Ye significa hoja, por lo que podría ser Emperador Hoja ☜

 

12 Capitulos adelantados  con la traducción oficial en patreon

Bookmark(0)
ED Capítulo 4476
ED Capítulo 4478