ED Capítulo 423: Compañero

ED Capítulo 423: Compañero

Después de escuchar a su compañero, Peng Zhuang rápidamente replicó y juró: “Realmente lo vi. Es verdad, ¿por qué mentiría a ustedes? ¡Realmente había una mano gigante que se extendía desde la Primera Tumba Ominosa! “

“¿En serio?” Li Qiye estaba secretamente feliz; vino sólo por esta noticia. Él puso una expresión curiosa y preguntó: “¿Cómo era esa mano gigante? ¿Fue espantosa? ¿Era la mano de un fantasma o algo más?”

“No era la mano de un fantasma.” Peng Zhuang sacudió la cabeza y elaboró: “Sentí que la mano era muy rara. Después de que la oscuridad desapareció, también lo vi volviendo a la tumba.”

“Una
mano que de repente se extiende hacia afuera …” Li Qiye era como un
niño curioso escuchando un cuento: “Tal vez estaba tratando de agarrar
algo.
¿Viste lo que atrapó?”






“Umm …”
Peng Zhuang lo pensó por un momento y respondió: “Ahora que lo
mencionas, puedo recordar que estaba sosteniendo algo …”

“Peng
Zhuang, deja de hablar.” Qiurong Wanxue dijo en una manera seria:
“Prepara algunas cosas, llegaremos a Necrópolis en un momento”.

Peng Zhuang sonrió irónicamente mientras revisaba sus propios artículos.

Li Qiye secretamente suspiró. Parecía que Qiurong Wanxue seguía siendo muy cautelosa de él. Li Qiye de repente sintió un resplandor sobre él. Miró hacia arriba y vio un par de ojos brillantes.








Li
Qiye sonrió y juntó las manos en dirección a Qiurong Wanxue: “Esta es
la primera vez que este joven llega a Necrópolis, así que espero que la Jefe me enseñe una o dos cosas”.

Qiurong Wanxue lo miró y luego ligeramente respondió: “Sólo ten cuidado y no cause ningún problema.”

Esta fue una frase con múltiples significados; era como si quisiera calibrarlo y advertirle.

Li Qiye fingió comprender sólo el significado literal, así que él hizo un gesto de cortesía: “Entonces doy mis gracias, Jefe.”








En este momento, Li Qiye estaba 80 o 90 por ciento seguro de que la isla perdida tenía algo que ver con la tumba. Por desgracia, no podía hablar con Peng Zhuang en privado en este momento.

Ya no tenía prisa con esta nueva revelación. Lo que necesitaba hacer ahora era encontrar la llave para abrir la Tumba Ominosa.

Después
de que Qiurong Wanxue y los seis jóvenes discípulos estuvieran
preparados, el anciano Zhi dijo: “Jefe, nos quedaremos aquí para apoyaros. Si algo sucede, dispara la señal y vamos a recogerlo “.

Qiurong Wanxue asintió con la cabeza y dijo en tono serio: “Muy bien, anciano Zhi, por favor tenga cuidado también”.








Para muchas personas, Necrópolis era una tierra llena de tentaciones, pero sólo los jóvenes podían entrar. Por supuesto, los cultivadores de mediana edad y ancianos también
podrían entrar, siempre y cuando no tuvieran miedo a la muerte.
Había una energía oscura e inescrutable en Necrópolis. La
energía de la sangre de los jóvenes era vigorosa como un sol naciente,
por lo que fueron capaces de disipar esta energía oscura en Necrópolis.
1
Los de mediana edad y los ancianos no eran capaces de hacerlo. Por muy majestuosa que fuera la energía de la sangre de un hombre de mediana edad, todavía había defectos y lagunas. En cuanto a los ancianos, incluso su vida se marchitaba. Esta era la razón por la que su energía de la sangre sería infectada
por esta energía oscura, haciéndolos envejecer a un ritmo mayor.
Por ejemplo, un cultivador de mediana edad podía vivir de seis a siete mil años. Sin
embargo, una vez que entraron en la necrópolis, su energía de la sangre
sería erosionada por esta energía oscura y su índice de envejecimiento
aumentaría, dando por resultado una vida de tres o cuatro mil años en su lugar. 
Cuanto más tiempo estuvieran en la necrópolis, más rápido iban a envejecer.







Así que durante millones de años, Necrópolis fue un parque infantil para los jóvenes. El
Sagrado Mundo Inferior tenía este dicho: no desperdicies tu vida al no
visitar Necrópolis una vez durante tu juventud, o bien será demasiado
tarde.

Esta era la razón por la cual cualquier
existencia más antigua -aunque fuera poderosa- no entraría en
Necrópolis a menos que no hubiera otra opción.

Qiurong Wanxue miró a Li Qiye y preguntó con seriedad: -“¿Te has preparado?”

Como jefe de una tribu, la verdad era que no aceptaba a un forastero como Li Qiye. Alguien
con un fondo desconocido era un riesgo, pero desde que Li Qiye llegó
sin vergüenza, no era apropiado para ella ahuyentarlo a menos que
claramente mostrara malas intenciones hacia su tribu.








Li Qiye sonrió para revelar sus dientes blancos y dijo: “No te preocupes, jefe. Me he preparado y puedo ir en cualquier momento. “

Qiurong Wanxue respiró hondo y dijo: “Vamos, vamos a ir a la ciudad ahora.” Luego, ella abrió el camino.

Los seis jóvenes de sombra de nieve estaban muy emocionados ya que esta era su primera vez en Necrópolis. El sincero Peng Zhuang exclamó con entusiasmo: “Necrópolis, aquí vamos!”

Estos seis eran aquellos con el mayor potencial en la tribu sombra de nieve. Fuera de un cierto objetivo, Qiurong Wanxue los trajo aquí para que pudieran ganar más experiencia también.






Una
vez que estuvieron dentro de Necrópolis, Qiurong Wanxue los llevó a
una gran ciudad donde inmediatamente se encontraron con una ráfaga de
aire caliente.

Con amplios caminos e innumerables peatones, la ciudad era muy grande. Algunos
cultivadores estaban volando en el aire, mientras que otros montaron
sus bestias voladoras por encima de los vendedores ambulantes.

Un pequeño comerciante gritó: “Piedra Necropolis- es capaz de pedir a fantasmas una dirección. ¡Sólo queda una, ven y compra, rápido!”

“Pez de Tres corrientes- usado tanto para la restauración de energía como para el refinamiento. Una botella de tres peces; venga, venga a comprar, no te lo pierdas! “

“Energía Fantasma de Necropolis- la elección número uno para la raza de fantasmas. Se vende aquí, se vende aquí mismo. Sólo cuesta tres mil peces por uno y sólo en la ciudad, ¡ven y compra! “






——-








La ciudad estaba muy animada con los gritos de mercaderes y muchos espectadores. Una vez dentro, ¿quién pensaría que era una ciudad de fantasmas?

Los
seis jóvenes fueron atraídos rápidamente por la ciudad animada como la
gente del pueblo que viene a la ciudad por primera vez. Miraron con curiosidad.

Uno
de los jóvenes se preguntó: “¿Es ésta realmente la Ciudad de los
Fantasmas?” La ciudad ante ellos no se asemejaba a ninguna. La primera impresión de una ciudad fantasma debería ser un lugar horrible lleno de energía de tiniebla.

Sin embargo, no había ninguna energía de tiniebla aquí. En cambio, se parecía a una ciudad mortal aún más debido a la atmósfera festiva y la presencia de los seres humanos.






Él estaba aquí una vez más en Necropolis – Li Qiye suspiró suavemente mientras pensaba en esto. Este lugar estaba lleno de misterios, y sólo los fantasmas podían realmente vivir aquí. Para ser más exactos, se trataba de una congregación de sentimientos, no de «fantasmas» reales.

Qiurong Wanxue dijo: “Abre tu mirada celestial para ver si son personas o fantasmas … No, debo decir sentimientos”.

Después de oír a su jefe, los seis jóvenes abrieron sus Miradas Celestiales para ver una visión espeluznante.

Una
gran ciudad bulliciosa debe tener una abundancia de energía de la
sangre como el océano – floreciente e inagotable, capaz de gestar
incluso el cielo y la tierra.







Sin embargo, sus ojos sólo vieron una necrópolis llena de una energía oscura. Además de esto, los peatones no tenían ninguna energía de la sangre; algunos de los comerciantes en las aceras eran sólo ilusiones.

¿Cómo podrían los principiantes no estar alarmados al ver una ciudad tan enorme sin energía de sangre? Esta era una ciudad de muertos.

“¿Cómo pueden parecer tan similares a la gente real?” Un discípulo exclamó con asombro. Los habitantes aquí parecían exactamente personas reales, aparte de no tener ninguna energía de la sangre.

“Tanto los fuertes como los débiles se pueden encontrar en Necrópolis. Los sentimientos fuertes no son diferentes de los cultivadores ordinarios, fuera de no tener ninguna energía de la sangre. Por otro lado, los sentimientos débiles se verían inmediatamente a través de Miradas Celestiales, como esas ilusiones “.








Peng
Zhuang señaló a un grupo de jóvenes que se acercaban a lo lejos y
exclamó: “-¡Mira allá, esos fantasmas tienen energía de sangre!”

Qiurong Wanxue respondió en tono serio: “No seas grosero, son como tú, cultivadores de fuera”.

Peng Zhuang sonrió embarazosamente y retiró su dedo. No se atrevía a actuar de manera despreocupada.

De hecho, muchos jóvenes cultivadores llegaban todos los días a Necropolis. Algunos
vinieron para divertirse, algunos vinieron para los tesoros
legendarios, y algunos vinieron para la llave de la Primera Tumba Ominosa.







La jefe trajo al grupo al otro lado de la calle cuando un vendedor ambulante gritó: “Vendiendo talismanes de piedra aquí; un talismán de una tribu antigua, venga y compre, rápido! “

A Peng Zhuang le gustó un talismán de piedra particular y se dirigió a preguntar: “¿Cuánto por este talismán de piedra?”

El comerciante vio a un cliente por lo que entusiasmado sonrió: “Barato, es muy barato, sólo seis peces.”

Un joven discípulo escuchó el precio y preguntó curiosamente: “¿Seis peces? ¿Qué son estos seis peces?”

Qiurong Wanxue sacudió la cabeza y les explicó: “Los” peces “a los que se refiere son Nightfish Yang (pez nocturno Yang). La moneda en Necropolis no es jade refinado, sino Nightfish Yang . “

Después de escuchar esto, Peng Zhuang cabizbajo se rindió puesto que él no tenía ningún Nightfish Yang.







1-La palabra “oscuro” aquí puede ser “maligno” también o asociado con fantasmas. Sin embargo, usé oscuro para ser más ambiguo.

ED Capítulo 422: Tribu Sombra de Nieve
ED Capítulo 424: Ciudad de fantasmas