ED Capítulo 376: Agravios pasados

ED Capítulo 376: Agravios pasados

Antes de partir hacia el Sagrado Mundo Inferior (o Sagrado Inframundo yo lo dejare como mundo inferior), Li Qiye devolvió la Lanza de Sangre del Inmortal a Zi Cuining. Luego ella preguntó después de aceptar la lanza: “Tengo que regresar a la Ciudad Protectora del Cielo, ¿tienes algo que quieras que haga?”

Li Qiye le dirigió una mirada y sonrió: “-Aunque tenga algo para tu tu hagas, me temo que no me creerías. Olvídalo, personalmente visitaré tu Ciudad Protectora del Cielo más tarde. “

De hecho, él habría ido a la ciudad protectora del cielo tarde o temprano de todos modos. Sin embargo, no tenía prisa por el momento. A
pesar de que no le importaba iniciar una masacre en la Ciudad Protectora del Cielo, por amor al Rey Dragón Negro, no esperaba que escalara a tal
estado.

“Dime. Si soy capaz, entonces seguramente te prestaré una mano! “Zi Cuining reflexionó un momento antes de hablar.








Li Qiye sonrió al decir: “Si realmente quieres mi consejo, entonces te daré uno: mantén un ojo atento a Gu Zun”.

La mente de Zi Cuining tembló al oír las palabras de Li Qiye. Tenga en cuenta que Gu Zun era un anciano de su Ciudad Protectora del Cielo, el que estaba verdaderamente en el poder. Se podría incluso describir como su ancestro.

Y ahora, un forastero quiere que ella, la descendiente, cuide de su propio ancestro! Si fuera alguien más, seguramente pensarían que Li Qiye estaba loco.

“Mira, tú no me crees en absoluto.” Li Qiye agitó su mano y sonrió: “Deja que ocurra lo destinado. Haz lo que quieras mientras mantengas un toque de precaución.”








Zi Cuining se quedó en silencio por un momento. Sin embargo, ella no fue capaz de contener su pregunta: “¿Tiene algún tipo de agravio con nuestro Ancestro Gu?”

“¿Agravio? “Li
Qiye entrecerró los ojos y sacudió suavemente la cabeza mientras
sonreía:” Francamente, su Gu Zun todavía no es digno de tener una disputa conmigo! “

Si no fuera debido a la súplica del rey dragón negro, Li Qiye habría matado ya a Gu Zun en una era pasada en
vez de dejarlo hacer lo que él quizó en la ciudad protectora del
cielo.

Sin embargo, decidió no plantear esto.








La mirada de Zi Cuining se hizo seria. Cualquier
otro oyente pensaría que el tono de Li Qiye era demasiado jactancioso
porque Gu Zun, de la Ciudad Protectora del Cielo, era una de las existencias
más fuertes.
¡Tal vez, él era sólo un poco más débil que el Dios del Reino!
Se quedó bastante perpleja porque su Ancestro Gu no había surgido por mucho tiempo. Lógicamente
hablando, él nunca debería haber conocido a Li Qiye, así que no debería
haber habido una oportunidad para que los agravios se formaran entre los
dos.
Sin embargo, Li Qiye era claramente antagonista hacia él.
“Muy bien, Pequeña Chica, sé que tienes muchas preguntas en tu mente, pero no puedo revelarte muchas cosas. En pocas palabras, viniste de Villa del Mar Pequeño, así que no estarás del mismo lado que el Viejo Gu Zun. En cuanto a esto, puedes ir a hablar con los ancianos de la aldea.”
“En
cuanto a Gu Zun ah … Si realmente quieres saber, entonces te puedo
decir una cosa”. Li Qiye valoró mucho a Zi Cuining, por lo que le reveló
una cosa: “Tu Ciudad Protectora del Cielo tiene un cierto tesoro, un
tesoro 
real que es muy superior al tesoro de tu ciudad! “








“Un tesoro …” Zi Cuining se quedó atónita por un momento con una expresión de shock! Entonces le recordaron algunas cosas de las que no se hablaba en la ciudad. Sus
discípulos no sabían nada de esto, y ella sólo escuchaba a veces que
algunos ancestros hablaban en secreto, así que no conocía los detalles
exactos de este tesoro en particular.

Ahora, Li Qiye planteó este tema que era desconocido para ella, el descendiente oficial de la ciudad, como si lo supiera todo.

“¡Parece
que usted no sabe sobre este asunto!” Li Qiye dijo con una sonrisa:
“¡No pertenece a tu Ciudad Protectora del Cielo , pero Gu Zun lo había codiciado
durante mucho tiempo!”

¡Era el tesoro de Li Qiye! Pero por supuesto, no podía decir estas palabras.








“¿Qué tipo de tesoro es?” Zi Cuining respiró hondo y preguntó después de no poder retener su curiosidad.

“Bueno,
¿cómo debería decir esto …” Li Qiye sonrió y dijo tranquilamente: “Si
los Emperadores Inmortales supieran de este tesoro, empezarían a
salivar incontrolablemente. ¡Hay cosas que incluso ellos no poseen!”

Zi Cuining no pudo evitar quedarse asombrada. ¡Un tesoro codiciado incluso por los emperadores inmortales! ¿Qué tipo de tesoro era ésto?

“Gu
Zun había estado detrás de este tesoro durante mucho tiempo, pero
desafortunadamente para él, no podría abrirlo, aunque tuviera diez
generaciones de tiempo.” Li Qiye sacudió la cabeza y dijo: “Su así
llamado
 ancestro es sólo un desgraciado. Demasiado tiempo ha pasado, y los ancestros de su ciudad han fallecido casi todos. Ese
año, si no fuera por la intercesión de su Patriarca, el Rey Dragón
Negro, un ingrato como Gu Zun habría sido arrojado al Abismo Azul hace
mucho tiempo! “









“¡Estás mancillando el nombre de nuestro ancestro!” Zi Cuining ya no podía soportarlo y tuvo que protestar. Al final, ella seguía siendo la descendiente de Protectora del Cielo.
Li Qiye sacudió suavemente la cabeza y respondió con una sonrisa: “Está bien si no me crees. Si
todavía hay un anciano de la misma generación que Gu Zun, puedes  regresar y preguntar acerca de él para ver si Gu Zun fue casi arrojado
al Abismo Azul ese año.
Si no fuera por tu Rey Dragón Negro … ¡Hah! ¡Incluso si tuviera diez vidas más, todavía no sería suficiente!”
La aturdida Zi Cuining tuvo que pensar en esto por un momento. Cuando
su Patriarca, el Rey Dragón Negro, era todavía de este mundo, el
prestigio de su ciudad se alzaba sobre los Nueve Mundos.
¿Quién se atrevería a oponerse a ellos? ¿Quién se atrevería realmente a capturar su Ancestro Gu e intentar
lanzarlo al Abismo Azul sólo para que su Patriarca intervenga?
Hace mucho tiempo, Li Qiye quería matar a Gu Zun. Sin embargo, el Rey Dragón Negro le había prometido a alguien que cuidaría a sus descendientes. Durante
esa época, Li Qiye ordenó a sus seguidores capturar a Gu Zun y lanzarlo
al Abismo Azul, pero fue considerado por el Rey Dragón Negro.









Zi Cuining estaba aturdida porque nunca había oído hablar de este cuento. Ni siquiera podía imaginarlo. ¿Quién se atrevería a capturar al Ancestro Zu mientras su patriarca seguía vivo?

Esta
era definitivamente una historia que podía perforar los cielos, pero no
había rumores sobre ello en la Ciudad Protectora del Cielo. Zi
Cuining se puso bastante curiosa acerca de qué tipo de persona
que justificaba la alegación personal de su Patriarca !?

“No hay necesidad de pensar demasiado, sólo hacer un buen trabajo en el cultivo. ¡El
asunto del viejo Gu no puede ser investigado con tu cultivo actual!
“Li Qiye sacudió la cabeza y continuó:” Espera hasta que seas lo
suficientemente poderosa como para estar a cargo de Ciudad Protectora del Cielo. Entonces, te lo haré saber. Ahora mismo, todo lo que necesitas hacer es cultivarte bien. No me decepciones.”

Después de escuchar esto, Zi Cuining se detuvo un momento, especialmente por las implicaciones de su última frase.








Zi Cuining
no entendía por qué Li Qiye sabía tanto sobre su Ciudad Protectora del
Cielo en absoluto, pero sentía que había una gran relación entre Li Qiye
y la ciudad. Era sólo que ella no estaba al tanto de los detalles exactos.

Después de reunirse con Li Qiye, sintió que había muchos secretos detrás de la ciudad que ella no sabía.

A veces, incluso sospechaba que la razón detrás de ella de convertirse en descendiente de la ciudad no era tan simple. Hace
mucho tiempo, un ancestro le dijo una vez que tenía talentos sin
precedentes y fue elegida como el nuevo descendiente por los otros
ancianos. Más tarde, hubo otro rumor diciendo que ella era el heredero elegido por el Patriarca hace muchas generaciones.

Hasta
el día de hoy, ella misma estaba en duda acerca de si convertirse en el
descendiente era debido a su propio talento, o si se debía a la
elección del Rey Dragón Negro desde que ella vino de Villa del mar pequeña.








Ella tenía
absoluta confianza en sus talentos, pero después de experimentar algunas
cosas, ella sentía que la selección para que ella se convirtiera en el
sucesor era más de lo que parecía estar en la superficie.

Especialmente después de conocer a Li Qiye, sospechó de ambas posibilidades. Tal vez no era la elección del Rey Dragón Negro, y tal vez no fue ni siquiera por su talento sin precedentes. Podría ser una razón desconocida que surgió de entre bastidores.

“Muy
bien, Pequeña Chica, ¡no pienses demasiado!” Al verla aturdida, Li Qiye sacudió
la cabeza y dijo con una sonrisa: “Hay ciertas cosas que sería mejor no
saber ahora mismo. ¡Lo único que tienes que hacer es entrenar en paz! “

Zi Cuining finalmente respiró hondo y dijo: “Muy bien, espero que vengas a mi Ciudad Protectora del Cielo en el futuro!”








Li Qiye sonrió y dijo: “Debo ir a Ciudad Protectora del Cielo, pero no debes esperar demasiado. Mi viaje a la ciudad no necesariamente será una buena cosa. ¡Si no es un buen presagio, entonces los ríos correrán con sangre! “

Con un corazón tembloroso, Zi Cuining se marchó en silencio. Ella salió inmediatamente de la academia en ese mismo día para correr de nuevo a la Ciudad Protectora del Cielo.

Después de que se fuera, Li Qiye no pudo evitar suspirar suavemente.

Antes de que el viaje de Li Qiye al Sagrado Mundo Inferior pudiera comenzar, el viejo Daoista Peng vino a verlo. Por supuesto, no vino a ver a Li Qiye por nada.








“Hehe, he oído del Dios del Reino que Joven Noble Li quiere ir al Sagrado Mundo Inferior!” El viejo daoista dijo con una sonrisa.
Li Qiye le dirigió una mirada y dijo: “Si tienes algo que decir, dilo. ¡No andes en círculos conmigo! “1
El
viejo daoista soltó una risa incómoda y respondió: “Heh, he oído que  los Ojos Fantasmas Isleta del Sagrado Mundo Inferior son una
delicadeza conocida en los Nueve Mundos.
Este viejo daoista quiere tener un gusto, y como el joven Noble Li va al Sagrado Mundo Inferior, ¿te importaría llevarme?”
Li Qiye lo fulminó con la mirada y dijo: “Deberías estar preguntando al Dios del Reino, no a mí. ¿Asi que? ¿Te lo negó el?”
El viejo daoista estaba muy avergonzado y trató de esconderlo con una sonrisa. Li Qiye negó con la cabeza y dijo: “Olvídalo, esto es imposible. Mi destino es un poco problemático, y el Dios del Reino no puede garantizar un aterrizaje preciso. Por
no mencionar, en lugar de traer a un anciano como tú al Sagrado Mundo
Inferior, preferiría traer una belleza como mi compañera.
Al menos sería más agradable a los ojos que tu.”







1-Raw es si tienes algo que decir, luego decirlo; si tienes gas, entonces dejarlo salir.

Bookmark(0)
ED Capítulo 375: Preparación para el viaje
ED Capítulo 377: Salida