ED Capitulo 191: Engañando al Dios Marcial (1)

ED Capitulo 191: Engañando al Dios Marcial (1)

Li Qiye finalmente trepó por los senderos de alto pico que recorrían diez mil millas con el resto del grupo. Donde finalmente se detuvo, este pico parecía un dragón enrollado en esta ubicación.

Entonces entraron en un valle misterioso encima del pico alto. Sin
Li Qiye liderando el camino, el grupo de Li Shuangyan no sería capaz de
encontrar su camino a través de este tipo de montaña estrecha!

Había el sonido de arroyos que fluían dentro de este valle. El arroyo limpiaba la lava cercana, emitiendo ruidos muy agradables. Este
misterioso valle encima del pico alto se asemejaba a una gruta
celestial, dando una sensación cómoda y fresca una vez dentro.

Luego se detuvieron en un cañón anodino rodeado de frondosos árboles y hierba dulce. No había nada más delante de ellos, además de un acantilado al final. Lo único notable en el acantilado era que era extremadamente suave!








Li
Qiye señaló para Shi Gandang y Niu Fen para poner las ofrendas
ceremoniales hacia abajo, entonces él comenzó a tirar el dinero falso en
el suelo y abrió el camino.
Después
de hacer un círculo tras otro con el dinero falso, Li Qiye – como un
sirviente anunciador – gritó en voz alta: “Sagrado 
Clan Wu , descendiente
de la 637a generación, Wu Binglan, llevando a su marido y sirvientes
para honrar el Sagrado Ancestro.
Honor
al Ancestro Sagrado por obtener la Montaña del Dragón Enrollado (creo que el anterior le puse enroscado bueno es lo mismo) como
su tumba y ganando el título de del Señor de la Montaña del
Dragón Enrollado.
Nosotros, los descendientes del Clan Wu, recordamos a los grandes sabios y recordamos los días gloriosos de nuestro Sagrado Ancestro y no
pudimos dormir por la noche … “


Li Qiye era como un locutor saltando en un círculo. Sacó una campana de oro de la nada y comenzó a tocarla, creando
sonidos de campana como si fueran capaces de llegar al infierno mismo.
“Yerno Qiye junto con mi esposa Wu Binglan, el 637o descendiente del Clan Wu, están aquí. Primero, adoramos el cielo antiguo. En segundo lugar, adoramos los nueve infiernos. Tercero, adoramos al Sagrado Ancestro … “Después de terminar su baile, guiñó un ojo hacia Li Shuangyan y se inclinó. Li Shuangyan también sostuvo rápidamente el azulejo y se inclinó también.







El grupo de Chen Baojiao también se inclinó. Este
tipo de ceremonia dio al grupo de Shi Gandang una extraña sensación
como si no estuvieran adorando a los muertos, ¡sino que adoraran a los
diablos!

Después de la ceremonia, Li Qiye quemó todas las ofrendas ceremoniales sobre la mesa. Después
de quemar el dinero falso, Li Qiye abrió la cubierta de la sopa
ceremonial celestial y cantó: “Antepasado sagrado de nuestro clan Wu,
hoy es el día en que sus descendientes vienen a adorar y pedir a los
cielos que nos muestren nuestros destinos. Ofrecemos la
sopa ceremonial celestial al dao y respetuosamente suplicamos para que
el antepasado sagrado salga y pruebe la sopa celestial … “

Mientras que el grupo de Li Shuangyan fue con los pelos de punta por las líricas de Li Qiye, una cosa increíble sucedió. Una
niebla fluyente surgía de la sopa ceremonial celestial, y estas nieblas
eran como las cortinas inmortales que cubrían hacia abajo o la
oscuridad natural que comunicaba directamente con los barrancos del
infierno.








“Zha-zha-zha-” En este punto, ocurrió un asunto impensable. El liso acantilado se abrió lentamente y un ataúd se deslizó por dentro. Este ataúd fue elaborado extremadamente finamente de metales divinos. En la parte superior estaban las prosas antiguas junto con llamativos dragones tallados y fénix. Cualquiera que lo viera sabría inmediatamente que el enterrado en el interior era un personaje insondable.

¡En un abrir y cerrar de ojos, el ataúd se abrió y una persona salió! A pesar de que no fue su primera vez viendo una escena, el grupo de Chen Baojiao todavía se sentía muy alarmado.

La
persona que salió fue un anciano que llevaba una corona real y un manto
de dragón mientras llevaba una impávida aura imperial. Esta persona era un soberano supremo que reinaba sobre millones de existencias.

El viejo que salió no parecía una persona muerta, pero sus ojos estaban cerrados como si estuviera durmiendo. Esto era muy similar a los señores del tesoro.








“El yerno
del Clan Wu, junto con mi esposa Wu Binglan, el 637o descendiente, está
aquí para honrar al Antepasado Sagrado …” Después de que el anciano
salió del ataúd, Li Qiye inmediatamente inclino su cuerpo mientras
cantaba.

Li Shuangyan también inmediatamente inclinó la cabeza junto con los demás. En ese momento, el anciano agitó suavemente la mano y el azulejo de las manos de Li Shuangyan apareció en su palma.

El anciano acarició suavemente el azulejo del alero. La expresión inicialmente tranquila, sin emociones, de repente dejó salir un sentimiento en movimiento. Aunque sus ojos estaban cerrados, tocó ligeramente este azulejo y murmuró: “-¡Clan Wu, clan Wu!”

Al
cabo de un rato, el anciano levantó la cabeza y de repente abrió los
ojos, dejando caer dos luces ensangrentadas en el cuerpo de Li
Shuangyan.

En este mismo momento, el corazón de Li Shuangyan latía fuerte y tensa. Uno tenía que saber que ella era una descendiente falsa de Clan Wu. ¡Una vez que este segundo antepasado del Clan Wu se diera cuenta, sus destinos estarían condenados!








Li Shuangyan no estaba segura en absoluto. Esta cuestión de pretender ser de la línea de sangre de otra persona era su primera vez.

Sólo Li Qiye estaba muy tranquilo. ¡Otras personas pensarán realmente que él era realmente el 637o yerno del clan Wu apenas mirando su comportamiento! En realidad, Li Qiye realmente no le importaba.

Esta no era la primera vez que usaba esta táctica engañosa. A menos que fuera un Emperador Inmortal, incluso una existencia invencible no sería capaz de ver a través de su método.

El
anciano cerró los ojos un momento más tarde y el azulejo en su mano
voló de nuevo a la mano de Li Shuangyan mientras hablaba lentamente:
“Pequeña, no tienes que tener miedo.
A pesar de que he sido enterrado aquí durante incontables años, pero cuando fui enterrado, todavía era una persona viva. En este momento, todavía estoy vivo.”








Las
palabras del anciano aliviaron a Li Shuangyan cuando ella respondió en
voz baja: “Esta es la primera vez que este descendiente ha venido al
cementerio celestial antiguo y así, hubo muchas cosas desconocidas para
nosotros.
Si no fuera por mi esposo quien pidiera consejo a maestros sabios para
aprender el método de ingreso, este descendiente no tendría el coraje
de entrar en el cementerio “.
Li Shuangyan era una persona inteligente y rápidamente repitió lo que Li Qiye le enseñó a decir de antemano. A pesar de que estas palabras le fueron enseñadas por Li Qiye, pero
cuando dijo la palabra “esposo”, ella no podía dejar de sentir sus
mejillas ardiendo!
El anciano asintió con la cabeza y abrió la boca para ingerir de repente las nieblas flotantes de la sopa ceremonial celestial.
Los sonidos “xsh xsh” sonaron. El anciano succionó la energía brumosa de la sopa ceremonial celestial. En este momento, había un fenómeno extraño que sucedía dentro de la olla de la sopa. Había los sonidos de dragones que rugían y fénix 
cacareando . Había
claras y brillantes escenas del infierno con fantasmas y feroces
bestias entre las olas que se filtraban dentro de la sopa como si
estuvieran tratando de escapar … Todo tipo de imágenes extrañas
empezaron a aparecer.









Cuando el anciano tragó la energía de la sopa, comenzó a cambiar. Solía tener colores rojos, verdes y amarillos, pero ahora, poco a poco se convirtió en un color claro como el agua.

Antes
de esto, había muchos elementos como el pecho de dragón, pies de pollo,
pene de tortuga, e incluso una cabeza humana … El grupo de Li
Shuangyan no sabía lo que estos tipos de carne nauseabunda eran, pero en este
momento, todo desapareció por completo y sólo había agua clara dentro.

Después
de que terminó de tragar la sopa ceremonial celestial, el viejo
chasqueó la lengua como si quisiera realmente disfrutar del regusto, y
luego murmuró: “Humo y fuego del mundo mortal, carne del demonio del
infierno …” Eventualmente, el viejo
comenzó a hablar: “¿Cuáles son tus deseos?” En este punto, sus ojos seguían cerrados.








Ahora fue el turno de Li Qiye de dar un paso. Él hizo una reverencia y respetuosamente dijo: “El tiempo pasó rápidamente como el sol y la luna. Después de la partida del Ancestro Sagrado, han pasado millones de años. Nosotros los descendientes somos incompetentes y no podemos llevar la gloria del Clan Wu. Hoy en día, el Clan Wu ha caído como la puesta de sol en la montaña occidental. Todos nuestros tesoros y leyes de mérito han desaparecido. Su yerno, junto con mi esposa, quieren revivir al Clan Wu y una vez más recuperar nuestra gloria. Así
que yo y mi esposa usamos toda nuestra riqueza para pedir consejo de
maestros sabios para finalmente entrar en el Cementerio celestial
antiguo para conocer a los antepasados ​​sagrados.
Esperamos que el Antepasado Sagrado compadezca a sus descendientes e invierta la manera en declive del Clan Wu. ¡Por favor, guíanos hacia un sendero brillante, Sagrado Ancestro! “
“El tiempo es despiadado, y la luna y el sol siempre están cambiando …” El anciano suspiró ligeramente. Con
los ojos todavía cerrados, finalmente sacó un objeto de su ataúd y se
lo dio a Li Shuangyan, luego dijo: “Ve a la Cueva del Dragón Misterioso
para encontrar al Progenitor.
¡Su
Venerabilidad es llamada el Dios Marcial de la Cueva del Dragón
Misterioso! “Después de que sus palabras salieron, él no se demoró más y
volvió dentro del antiguo ataúd.









“Clang clang clang” sonó, seguido de una fuerte explosión. El antiguo ataúd regresó al interior del acantilado, y el acantilado partido se combinó de nuevo como si nada hubiera pasado.

El grupo de Li Shuangyan finalmente tomó un largo aliento, no esperaban que las cosas fueran tan suaves como esto. Sin mencionar a Li Shuangyan, esta fue la primera vez que Shi Gandang y Niu Fen experimentaron tal evento.

Después
de que el Antepasado Sagrado del Clan de Wu volviera a descansar, Li Qiye
no tenía prisa y continuó quemando lentamente el dinero falso.
Esperó hasta que todo el dinero se quemó antes de inclinarse una última vez, y luego sacó al grupo de Li Shuangyan.

Después
de salir de la Montaña del Dragón Enrollado, Li Shuangyan sacó
entonces el artículo que le había sido entregado por el Ancestro Sagrado a
Li Qiye.









Todos lo miraron y encontraron que era una base hecha de un material desconocido. ¡Era extremadamente pesado con las dos palabras “Tun Ri” talladas en la parte superior! Estas dos palabras eran extremadamente dominadoras y tenían un aura magnífica y majestuosa. La parte más aterradora era que parecía tener un Emperador Inmortal
presidiendo dentro, haciendo que otros lo temieran y adoraran.
“¿Qué es esto?” Viendo esto, todo el mundo estaba sorprendido.
“¡Un asiento de emperador! Concedido
por el emperador inmortal Tun Ri. “Li Qiye siguió hablando con
cuidado:” El asiento de este emperador y el azulejo de alero pertenecen
juntos.
Cuando
el Emperador Inmortal Tun Ri era joven, otorgó al azar este azulejo al Progenitor Dios Marcial del Clan Wu, porque era joven y pobre.
Pero
más tarde, después de convertirse en un Emperador Inmortal, usó este
azulejo para crear un asiento de emperador. “Con eso, puso el azulejo encima del asiento del emperador, y de inmediato exudó una presencia
de presión, dejando a otros saber que era
una posesión inconmensurable del Emperador!









“Necesitamos esta Posesión del Emperador en su versión completa para cumplir con el Progenitor Dios Marcial del Clan Wu. Es mucho más poderoso e insondable que su hijo. Tenía cien generales enterrados junto con él en la Vena del Dragón. ¡Sin esta llave, no podremos entrar en la misteriosa cueva del dragón! “, Dijo Li Qiye con tranquilidad.

Todos se miraron y se dieron cuenta de que se trataba de un plan de múltiples capas. Primero, tuvieron que engañar al Ancestro Sagrado del Clan Wu, ¡entonces ellos irían a engañar al Progenitor del Clan de Wu!

“¡Toma nuevas ofrendas ceremoniales, vamos a honrar al Progenitor!” Li Qiye comandó el grupo de Niu Fen.

Li Qiye una vez más preparó las nuevas ofrendas y colocó cada uno de los artículos encima de la mesa. Finalmente, Li Qiye sacó la última olla de la sopa ceremonial celestial y la colocó en el medio.

ED Capítulo 190: Honrar a los Antepasados (2)
ED Capitulo 192: Engañando al Dios Marcial (2)