Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

Dios de la Guerra Dragón Capitulo 482

Capítulo 482 – La verdadera forma del dragón ancestral

 

Long Chen sintió la misma sensación de caída.

Cerró los ojos y disfrutó de la sensación. Muy pronto, tras caer unos quinientos metros, volvió a chocar contra una membrana invisible. La membrana era fuerte pero blanda, y tras el impacto, su impulso desapareció por completo y entró lentamente en otro espacio con los pies aterrizando firmemente.

Abrió los ojos y vio el mismo paisaje que antes: suelo negro y cielos negros. Todo era estéril, aunque con un rastro de terror. Aquí, los rugidos de las bestias eran más fuertes y casi constantes.

Long Chen sintió una ligera presión.

Sabía que probablemente había aquí muchas bestias a las que no podría derrotar. También había muchos Maestros aquí, por lo que debía ser mucho más cuidadoso para completar su objetivo.

Su primera tarea fue abandonar rápidamente la zona. Pronto encontró un lugar seguro para detenerse y utilizó la Mirada Traga Almas para observar sus alrededores. Tras escanearlo todo en un radio de quinientos metros, descubrió una bestia de nivel Cielo de categoría cuatro. Por supuesto, no sabía qué aspecto tenía ya que la había divisado con la Mirada Traga Almas. Sin embargo, las bestias de esta zona eran en su mayoría de Categoría Cuatro, mientras que las de Categoría Cinco y Seis sólo aparecen a mayor profundidad en el Mundo Demonio.

Ver su alma le permitió estimar su fuerza.

“Eres un mocoso afortunado por conseguir la Esencia de Sangre Heredada del Dragón Alma de Sangre Antiguo. Nadie había recibido antes la esencia de sangre de un dragón ancestral, por lo que se te considera su único descendiente. Con el impulso de la esencia de sangre, podrías incluso convertirte tú mismo en un dragón, ¡el violento y sangriento Dragón Alma de Sangre Antiguo!”. dijo de repente Pequeño Gato.

La Esencia de Sangre Heredada procedía del Dragón Alma de Sangre Antiguo. Con la confirmación de Pequeño Gato, Long Chen estaba ahora seguro de este hecho. Reconoció que, aunque Pequeño Gato no tenía habilidades de combate, estaba muy bien informado.

“¿Lo has sabido todo este tiempo? ¿Pero nunca dijiste nada?”, preguntó Long Chen. Sabía que Pequeño Gato había despertado hacía mucho tiempo, por lo que debía conocer la situación de Long Chen y Xiaolang desde hacía mucho tiempo. De hecho, conocía casi todos los secretos de Long Chen y Xiaolang.

Normalmente, uno encontraría su situación difícil de creer incluso conociendo sus secretos. Sin embargo, el Pequeño Gato probablemente había visto muchas cosas y, por eso, sólo había hecho este comentario cuando presenció la Transmutación de Sangre de Long Chen.

“Es algo sin importancia; por supuesto que lo sé”, dijo Pequeño Gato con altanería.

Actuaba como si no fuera gran cosa, pero era algo enorme. Long Chen sabía que ésa era la razón por la que Pequeño Gato estaba con él. De lo contrario, alguien tan arrogante como el gato no habría malgastado el poder que había guardado durante diez mil años para revivir a Long Chen, y mucho menos le habría seguido a todas partes considerándose su hermano pequeño.

Todo esto se debía a la sangre de dragón.

No importaba si Pequeño Gato tenía alguna intención maliciosa. Una vez había salvado su vida y la de todos en Pueblo Baiyang, así que Long Chen se lo pagaría. De todos modos, el niño, el lobo y el gato se llevaban bien. En el futuro serían el trío más extraordinario del Continente Dragón.

“¿Estás diciendo que algún día me convertiré en dragón?”. preguntó Long Chen con seriedad.

“Cuando absorbas toda la Esencia de Sangre Heredada, deberías ser capaz de despertar la verdadera forma del dragón. Sin embargo, sólo serás un dragón infantil. Un dragón verdaderamente poderoso necesita millones de años para crecer. Incluso entonces, serás muy débil. Por supuesto, serás débil para mí, pero para los demás seres, un dragón infante es la cima de la existencia. ¡Por eso debes trabajar duro! Trabaja duro para conseguir tu verdadera forma de dragón!”, dijo perezosamente el Pequeño Gato.

“Pequeño Gato, tengo una pregunta”. Long Chen estaba muy emocionado después de oír hablar de la verdadera forma de dragón.

“Suéltala”.

“Después de despertar mi verdadera forma de dragón, ¿seré lo bastante fuerte para casarme con Ling Xi?”. preguntó esperanzado Long Chen.

“¡Tonterías! ¿Crees que la verdadera forma de dragón es tan débil como un repollo o algo así? ¡Unos mocosos en el Reino Marcial Divino no son nada! Por supuesto, si hay Maestros en el Reino de la Tribulación en su lugar, entonces será un poco más difícil”.

¿Unos cuantos mocosos en el Reino Marcial Divino? ¿Qué era el Reino Tribulación?

Long Chen se quedó atónito y, una vez más, se dio cuenta de lo pequeño que era. Para él, la gente del Reino Marcial Celestial eran maestros máximos, mientras que el Reino Marcial Divino era sólo una leyenda. Sin embargo, para el Pequeño Gato, no eran más que mocosos.

Al mismo tiempo, Long Chen había comprendido mejor su potencial. Ya había absorbido una centésima parte de la Esencia de Sangre Heredada. La próxima vez, sería capaz de absorber una décima parte, y después, ¡podría absorberla toda! Mientras pudiera alcanzar esa segunda absorción, sería lo suficientemente fuerte como para enfrentarse a la familia de Ling Xi. Se convertiría en el primer Guerrero Dragón Ancestral. ¡Tenía incluso más potencial que el extraordinario Lobo Devorador de Sol!

Por eso, ¡tenía el potencial de convertirse en la existencia cumbre del Continente Dragón en poco tiempo! Cuando eso ocurriera, ¡los cultivadores del Reino Marcial Divino no serían nada frente a él!

Si algún día podía convertirse en un verdadero dragón ancestral, capaz de destruir mundos a su antojo, ¿quién sería rival para él?

Long Chen se fijó un nuevo objetivo. Sabía que algún día se convertiría en un super maestro y conseguiría todo lo que siempre había deseado. Sin embargo, ahora necesitaba tiempo para crecer. Por eso tenía que ser cauto y al mismo tiempo mejorarse a sí mismo. Tal vez no necesitara diez años. ¡Quizá sería capaz de arrebatarle a Ling Xi en uno!

“Por eso tienes que trabajar duro, muchacho. Al igual que el perrito negro, vosotros dos sois milagros que aparecieron accidentalmente en el Continente Dragón. Ahora mismo, vosotros dos sólo sois pequeños milagros. Estoy deseando que llegue el día en que os convirtáis en milagros gigantescos. Entonces podré presumir ante los demás de que vosotros dos, Maestros, una vez me servisteis”. Pequeño Gato estaba inmerso en su sueño.

Los sueños eran hermosos, pero convertirlos en realidad requería un duro trabajo en el presente.

Long Chen y Xiaolang se miraron y vieron las llamas brillantes en los ojos del otro.

Un día, ambos estarían en la cima del Continente Dragón. ¡Nadie sería capaz de detenerlos!

Para hacer realidad estos sueños, ahora tenían que trabajar duro. Long Chen tenía un talento extraordinario, así que ahora necesitaba progresar de forma estable. Después de cruzar sus miradas, aceleraron y se dirigieron a toda velocidad hacia la bestia de nivel Cielo de categoría cuatro.

Las palabras de Pequeño Gato habían encendido un fuego en el corazón de Long Chen, pero ahora que era el momento de actuar, su corazón se calmó. Sabía que ésta era la forma más adecuada de progresar. Dejaría todo a un lado y se centraría en el siguiente paso que tenía ante sí.

Este adolescente es como una manzana que ha caído en un tablero de ajedrez. Su aparición echará a perder toda la partida. ¿Se desvelarán uno a uno los secretos que desaparecieron a medida que él crezca? ¿Por qué los dragones ancestrales, que estaban en la cima de la existencia, desaparecieron de la noche a la mañana sin dejar rastro? Si no se hubieran extinguido tras gobernar el Continente Dragón durante millones de años, nunca habrían aparecido bestias normales como nosotros. De hecho, ¿habrían aparecido seres de tan bajo nivel como los humanos si los dragones siguieran existiendo?

La mirada del Pequeño Gato se volvió infinitamente solemne.

Ahora mismo, Long Chen estaba cerca de su objetivo. No era una bestia de tipo fuego, así que dejó que Xiaolang regresara al Reino Primordial mientras él examinaba a la enorme criatura, intentando buscar recuerdos de ella.

“Mono de Siete Muertes Categoría Cuatro nivel Cielo. Muy fuerte… Muy rápido…” En su mente apareció información sobre la bestia.

Era un simio demoníaco alto y blanco. Medía unos diez metros, lo que era gigantesco para Long Chen. Aunque era blanco por todas partes, en su cuerpo se arremolinaban runas negras. Su rasgo más llamativo eran sus horripilantes garras.

Long Chen no se dejaría arañar ni siquiera en su forma de dragón. Se daba cuenta de que esas afiladas garras unidas a su superfuerza infligirían mucho daño.

¡Las bestias de tipo simio también eran decentemente ágiles!

¡Long Chen sacó inmediatamente la Espada del Emperador Demonio y se convirtió en una sombra roja mientras cargaba contra el Simio de Siete Muertes! Intentaba tenderle una emboscada. Como quería crecer lo más rápido posible en el Mundo Demonio de Siete Capas, ¡tendría que emboscar a las bestias para matarlas con eficacia!

Guió la energía dentro de su cuerpo para el siguiente ataque. Aparte de la Técnica de Plantación de Semillas Demonio, Long Chen activó todo lo demás. Inmediatamente después, restringió los movimientos del simio utilizando el Dominio Devorador de Sangre. Al mismo tiempo, ¡levantó en el aire la Espada del Emperador Demonio! La espada brilló y, a continuación, ¡símbolos de espada cayeron como una tormenta sobre el Simio de Siete Muertes!

“¡Matriz de Espada del Cielo!”

Cuando se acercó al Simio de las Siete Muertesa toda velocidad, desató su movimiento más poderoso. Cada vez que utilizaba la Matriz de Espada del Cielo, aparecía ante él la hermosa sonrisa de Ling Xi. Esa chica estaba profundamente grabada en su mente.

“¡Ling Xi!”, gritó, acercándose a la locura. El gigantesco simio se había convertido en Wang Chao. Long Chen sabía que se trataba de una alucinación, ¡pero juró que algún día haría comprender a Wang Chao que era una presencia aterradora!

El Simio de las Siete Muertes paseaba despreocupadamente cuando todo el pelaje de su cuerpo se erizó de repente. Debido a la diferencia en sus niveles, el Dominio Devorador de Sangre de Long Chen no era tan efectivo, aunque seguía marcando una gran diferencia en este momento crítico en el que su vida corría peligro.

La Matriz de Espada del Cielo de Long Chen podría haber matado a Zhao Wuji, que se encontraba en la Cuarta Etapa del Pasaje. Ahora mismo, Long Chen era más fuerte de lo que era ayer, mientras que el simio sólo estaba en la Categoría Cuatro nivel del Cielo.

Guardar Capitulo
Please login
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
error: Content is protected !!
Scroll al inicio