CSG Capítulo 262

Capítulo 262 –
Operación Terminada


Con las fuertes lluvias y la oscuridad, la visibilidad se
veía muy obstaculizada. Combinado con el hecho de que todos los miembros del Clan
Xia seguían luchando, la muerte del Patriarca del Clan Xia había pasado
completamente desapercibida.
Después de atravesar la garganta del Patriarca, la Espada
Viento Ligero giró en el aire y voló hacia la mano de Jian Chen. El Patriarca
del Clan Xia realmente merecía el rango de Maestro Santo Tierra. Incluso después
de ser perforado en la garganta, no murió. Ambos ojos estaban abiertos de par
en par por el terror, pero desafortunadamente con su garganta perforada, había
perdido la habilidad de hablar. De lo contrario, habría dicho lo que estaba
pensando en sus últimos momentos.
Debido a que la espada que le había perforado la garganta
era tan inconcebiblemente rápida y podía volar independientemente por el aire,
el Patriarca del Clan Xia no tenía conocimiento de lo que era esta espada.
La vida continuó drenándose de los órganos internos y del
cuerpo del Patriarca. Poco a poco, cerró los ojos mientras seguía intentando
resolver el misterio que tenía en mente.
Se escucharon truenos desde los cielos una vez más mientras
los relámpagos iluminaban toda la zona durante un breve momento. El inmenso
aguacero se estrelló contra el suelo con tanta fuerza que el sentido del oído
de todos se vio gravemente afectado.
La figura empapada de agua de Jian Chen continuó goteando
agua mientras caminaba hacia el cuerpo. En cuclillas, Jian Chen quitó el
Cinturón Espacial del Patriarca en su cintura y el Anillo Espacial en su mano.
Con una breve inspección para ver si estaban dañados o no, abandonó
inmediatamente la zona.
El Patriarca del Clan Xia era el líder del clan, y también
era el fundador. Al mismo tiempo, también era un Maestro Santo Tierra, lo que
significa que la riqueza que tenía seguramente sería una gran bendición para
Jian Chen y los Mercenarios de la Llama en desarrollo.
Después de matar al Patriarca, Jian Chen no dejó de luchar e
inmediatamente atacó al resto de los miembros del Clan Xia. Ya que ahora tenía
una total aversión por el clan Xia, no sería misericordioso. Con cada uno de
estos hombres siendo los luchadores más fuertes del clan, si todos muriesen, la
fuerza del Clan Xia se debilitaría drásticamente.
El Clan Xia tenía una ventaja, con múltiples Grandes
Maestros Santos y unos pocos Maestros Santos, su fuerza de lucha era lo
suficientemente fuerte como para que los siete Grandes Maestros Santos
resultasen heridos. Incluso Qing Shan y Qing Mu resultaron heridos, dejando
sólo a Qing Yun, el dueño de la Fuerza Santa Tierra y de habilidad de batalla,
para que salgan ilesos. Estaba luchando contra varios Grandes Maestros Santos
por su cuenta, reduciendo enormemente la presión para los demás a su lado.
Con Jian Chen añadido a la mezcla, la ventaja previa que
tenía el Clan Xia se cambió. Unos pocos Maestros Santos ordinarios trabajando
juntos pueden haber amenazado a un Gran Maestro Santo regular y pueden haber
sido suficientes para matar a uno, pero a los ojos de Jian Chen, no eran más
que corderos en el matadero.
Jian Chen entró en el grupo de hombres del Clan Xia con su
Espada Viento Ligero golpeando por todas partes a gran velocidad. Todos y cada
uno de los golpes de espada encontraron un hogar en la garganta de uno de los
hombres del Clan Xia, y antes de que pudiesen reaccionar, su vida había sido
reclamada por Jian Chen.
Bajo el rápido ritmo de matanza que Jian Chen estaba marcando,
el número de miembros del Clan Xia disminuyó rápidamente, y no mucho después,
no quedó ni uno solo.
Con su repentina aparición, los tres hombres de la Secta
Tianhua quedaron totalmente asombrados de Jian Chen.
Había habido trescientos hombres del Clan Xia. Incluyendo al
Patriarca, todos fueron asesinados sin que uno solo escapara.
Por otro lado, sólo los Grandes Maestros Santos de los
Mercenarios de la Llama, Qing Shan y Qing Mu habían recibido daño. Cada uno de
ellos estaba ensangrentado con heridas abiertas de las que salía sangre.
“Hermano Jian Chen, ¿está muerto el Patriarca del Clan Xia?”
Qing Yun jadeó mientras le preguntaba a Jian Chen. Debido a que Jian Chen y el Patriarca
habían estado luchando a una gran distancia en la oscuridad del campo, Qing Yun
era completamente incapaz de decir como había ido la lucha. Además, con la
presión que sentía durante la pelea, no podía perder el tiempo para intentar
verlo bien.
Jian Chen sonrió, pero con la oscuridad, no era fácil para
los demás verlo. “No te preocupes, ese viejo ya ha sido atendido por mí.”
Con eso, los tres hombres de la Secta Tianhua sintieron formándose
sudor en sus frentes. Sus corazones se sintieron totalmente conmocionados por
esta información; ninguno de ellos había pensado que Jian Chen sería capaz de
matar a un Maestro Santo Tierra con una habilidad de batalla tan rápida.
Además, por la información que habían reunido previamente, sabían que el Patriarca
era un Maestro Santo Tierra del Segundo Ciclo que estaba a punto de llegar al
Tercer Ciclo.
“Es bueno que nuestra Secta Tianhua eligiera no provocar a
Jian Chen. Por el bien de un solo Núcleo Monstruo de Clase 5, no valdría la
pena convertir a un experto en nuestro enemigo.” Qing Yun pensó para sí mismo.
Caminando hacia el resto de los Mercenarios de la Llama,
Jian Chen miró a todos y les preguntó, “¿Hay alguien herido gravemente?” Con
estos Grandes Maestros Santos siendo expertos en el campo de batalla, Jian Chen
no estaba dispuesto a perder a ninguno de ellos.
“Aunque hay algunos heridos gravemente, no ponen en peligro
sus vidas.” El Dúo Kang habló con voz débil.
“Hermano Jian Chen, sus heridas parecen bastante serias.
Deberíamos volver a la Ciudad Amanecer y pedirle a un Maestro Santo Radiante
que venga a tratarlos.” Propuso Qing Yun.
Asintiendo con la cabeza, Jian Chen inmediatamente se puso
en camino para agarrar los Cinturones Espaciales de cada persona en el campo de
batalla. Después, dirigió al grupo de vuelta a la Ciudad Amanecer.
“Hermano Jian Chen, la Ciudad Amanecer no tiene ningún
Maestro Santo Radiante, e incluso si los hay, son difíciles de encontrar.
Deberías llevártelos primero, yo iré a una ciudad cercana de Segunda Clase a
buscar uno.” Qing Yun luego siguió.
“Entonces confiaré en ti, Hermano Qing Yun.” Jian Chen habló
con un respetuoso saludo.
“Haha, el Hermano Jian Chen no necesita ser tan educado.”
Qing Yun respondió antes de irse solo. Como Qing Shan y Qing Mu resultaron
heridos, siguieron a Jian Chen y a los demás hasta la Ciudad Amanecer.
El viaje de vuelta a la Ciudad Amanecer fue bastante lento
debido a sus heridas. El resto de la mañana pasó, Jian Chen y el resto
finalmente llegaron a la Ciudad Amanecer.
Después de llegar a los Patios Kai, Jian Chen encontró unas
pocas habitaciones para que los nueve pudiesen descansar. Puso algunas hierbas
medicinales en sus heridas y les dio una panacea para que sus heridas sanaran a
un ritmo más rápido.
Por la noche, Qing Yun había traído a un joven con túnica
blanca de regreso al Clan Kai. Este joven tenía alrededor de veintiocho años de
edad, de aspecto frágil. Tenía una mirada arrogante al entrar con un Gran
Maestro Santo de piel oscura.
Bookmark(0)
CSG Capítulo 263