Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

CSG Capítulo 748: Saliendo de la reclusión

Capítulo 748: Saliendo de la reclusión
Dos días después, en una habitación dentro del cuartel
general de la Unión de Maestro Santo Radiante, Jian Chen, sentado en un cojín,
abrió lentamente los ojos. En ese mismo momento, una chispa visible
literalmente brilló en sus ojos y desapareció en un abrir y cerrar de ojos.
Poco después, los ojos de Jian Chen, que brillaban como linternas, se atenuaron
gradualmente y se recuperaron como estaban antes.
“Después de dos días de recuperación, finalmente me
recuperé por completo del lanzamiento del Descenso de Dios. Y parece que siento
que mi alma se ha fortalecido. Incluso mi presencia ha aumentado de los 15 Km
originales a 20 Km.” Jian Chen murmuró para sí mismo sobre el cojín. (Km=Kilometro
xd)
Poco después, todo lo que había sucedido hace dos días en el
ferry pasó ante sus ojos. Causó que la expresión neutral de Jian Chen se
volviera bastante fría, y apretó con fuerza sus dos manos que estaban colocadas
sobre sus rodillas. Un astuto destello de luz brilló en sus ojos y gruñó: “Ocho
clanes, recuerdo lo que hiciste esa noche. Ire a buscarlos para que paguen por
esto algún día. No estará muy lejos.”
No importa si fue Jian Chen o el presidente del sindicato,
todos sabían muy bien que los asesinos vestidos de negro eran personas de los
ocho clanes cuando unos 30 de ellos atacaron el ferry.
Jian Chen sabía aún mejor que solo los ocho clanes intentaban
ponerlo a prueba para descubrir su verdadera fuerza. Originalmente, no tenían
la intención de matarlo, pero cuando la fuerza que Jian Chen demostró se hizo
cada vez más fuerte, la gente de los ocho clanes también se sintió cada vez más
amenazada. Por eso terminaron queriendo matar a Jian Chen.
La ira en la mente de Jian Chen duró un tiempo, antes de
finalmente calmarse. Murmuró: “Después de esa batalla hace dos días, mi
comprensión de las Artes Radiantes ha aumentado, especialmente hacia la Espada
del Juicio y el Descenso de Dios. Aunque no es cierto, ahora puedo lanzarlos
con mucha más facilidad. Es lo mismo con las otras artes, y su fuerza también
ha aumentado bastante.”
“Ya entendí muy bien el método de lanzar el Escudo
Radiante. Hablando de eso, aunque la defensa del escudo que lancé esa noche fue
bastante fuerte, la Fuerza Santa Radiante dentro no parecía ser capaz de
fusionarse perfectamente. Si puedo hacer eso, la fuerza de los escudos debería
aumentar aún más.”
Aunque Jian Chen era un Maestro Santo Radiante de Clase 6,
su talento en Artes Radiantes se acercó directamente a la Clase 7. Como
resultado, poseía un gran talento para practicar las artes. Con solo su propia
comprensión de las artes, encontró muchos problemas y deficiencias muy
rápidamente.
“El día de la competencia se acerca cada vez más. Aunque
estoy extremadamente seguro de que puedo derrotar a todos los Maestros Santos Radiantes
de Clase 6, todavía será bastante problemático para mí luchar contra varias
docenas de ellos trabajando juntos, a menos que exponga mi fuerza como
luchador. No es necesario que salga tan rápido, así que continuaré mi reclusión
y comprenderé un poco. Cuando solucione todos los problemas que he encontrado,
mi fuerza como Maestro Santo Radiante Santo definitivamente mejorará bastante.”
Tomando su decisión, Jian Chen inmediatamente cerró los ojos
y continuó su comprensión de las Artes Radiantes.
En un abrir y cerrar de ojos, habían pasado una docena de
días. Actualmente, solo quedaba medio mes antes de la competencia, y había
aparecido un aumento en Maestros Santos Radiantes en la Ciudad de Dios. Se
podían ver en casi todas partes, sin falta de Maestros Santos Radiantes con
insignias azules.
Actualmente, casi todos los Maestros Santos Radiantes de alta
clase se dispersaron por el Imperio Sagrado y los de las otras dos ciudades
capitales se habían reunido en un área. Trajo un alto a la unión, que sucedió
una vez cada cincuenta años.
Hoy, la habitación en la que Jian Chen se había recluido se
abrió lentamente. El Jian Chen con túnica blanca salió lentamente del interior
y, en comparación con una docena de años atrás, Jian Chen parecía aún más
ordinario, aunque parecía tener un aire especial sobre él. Combinado con su
túnica blanca como la nieve, Jian Chen llevaba un porte parecido a la salvia. (una
planta xd)
Justo cuando Jian Chen salió de la habitación, una serie de
pasos suaves sonaron en la distancia. Fue el noveno anciano de túnica blanca,
quien caminó hacia Jian Chen con una sonrisa. Su mirada hacia Jian Chen llevaba
una admiración oculta.
“Yang Yutian, ¡finalmente has salido! Ven conmigo
rápidamente para ir a ver al presidente. El presidente ya te ha esperado
durante varios días.” El noveno anciano dijo calurosamente.
“¡Sí, noveno anciano!” Jian Chen respondió y miró
a Xiao Bai, que yacía sobre su hombro, antes de seguir rápidamente al noveno
anciano.
En el período de reclusión, Jian Chen nunca olvidó alimentar
al tigre blanco. Sin embargo, después de alimentar a Xiao Bai con un recurso
celestial de hace diez mil años hace dos días, el tigre se había quedado
dormido.
Jian Chen comprendió ligeramente que tal vez el tigre estaba
a punto de pasar a la Clase 6. Después de todo, el tigre ya se había detenido
en la cima de la Clase 5 durante bastante tiempo.
“Yang Yutian, además de ver al presidente, también está el
gran anciano del sindicato. Aunque eres el discípulo del presidente, debes ser
respetuoso frente al gran anciano.” En el camino, el noveno anciano le
dijo severamente a Jian Chen.
“Lo entiendo!” Jian Chen respondió con una voz
suave.
El noveno anciano continuó: “El gran anciano es el pilar de
apoyo para el sindicato. Posee fuerza solo por detrás del presidente. ¡Incluso
el vicepresidente no es tan fuerte como el gran anciano!”
“Noveno anciano, ¿qué tan fuerte es el gran anciano? ¿Y qué
tan fuerte es el maestro?” Jian Chen experimentó una ola de curiosidad. Esta
pregunta ya había estado en su mente durante mucho tiempo, porque descubrió que
a pesar de que todos los ancianos del sindicato eran de Clase 7, había una gran
disparidad entre ellos.
El noveno anciano miró a Jian Chen y dijo: “Yang Yutian,
usamos principalmente Artes radiantes para distinguir la fuerza de los Maestros
Santos Radiantes de Clase 7. ¿Todavía recuerdas el lugar donde tomaste la
segunda prueba? Ese lugar es donde probamos con precisión la fuerza de un Maestro
Santo Radiante. Sacaste más de cuarenta por ciento de la Fuerza Santa Radiante de
la barrera, acercándote al cincuenta por ciento, por lo que tu talento para las
Artes Radiantes se acercaba a la Clase 7. También eras mucho más poderoso que
los Maestros Santos Radiantes Clase 6 regulares, porque si quieres sacar
cincuenta por ciento de la Fuerza Santa Radiante, solo los Maestros Santos
Radiantes de Clase 7 con una astilla de Energía de Origen pueden hacer eso.”
“En cuanto al decimocuarto anciano y a mí, solo podemos
extraer el cincuenta por ciento, por lo que nuestra fuerza aún está en el
quinto nivel. El quinto anciano que has visto es mucho más fuerte que el
decimocuarto anciano y yo. Puede sacar el sesenta por ciento y ya ha alcanzado
el sexto nivel.”
“Entonces, ¿qué nivel ha alcanzado el maestro?”
Jian Chen miró al noveno anciano con interés.
Una astilla de admiración apareció en los ojos del noveno
anciano: “El presidente es la persona más poderosa de toda la unión. Ya ha
alcanzado el décimo nivel, y si no fuera por la zanja imposible de alcanzar
para llegar a la Clase 8, tal vez el presidente hubiera llegado a la Clase 8
hace mucho tiempo.”
“En cuanto al gran anciano, él es el segundo más fuerte en
el sindicato, solo el segundo después del presidente. Ya ha alcanzado el noveno
nivel “.
“Debajo del gran anciano, está el vicepresidente, los
ancianos segundo, tercero y cuarto. Todos han alcanzado el séptimo nivel. Sin
embargo, escuché que el vicepresidente casi ha superado el séptimo nivel. En
cuanto a los ancianos restantes, todos están en el quinto o sexto nivel.”
Con eso, el noveno anciano miró hacia Jian Chen, “Yang
Yutian, ¿entiendes cómo se distingue la fuerza entre los Maestros Santos Radiantes
ahora?”
Jian Chen asintió con la cabeza, “¿Entonces eso
significa que actualmente estoy en la cima del cuarto nivel, a solo un paso del
quinto nivel?”
“Correcto. En la competencia a medio mes, debes obtener
un lugar entre los diez primeros sin importar qué, Yang Yutian, y luego
ingresar al artefacto santo para obtener una astilla de Energía de Origen. Solo
con esa Energía de Origen puedes alcanzar la Clase 7 con éxito. En cuanto a
esta energía, se dispersa naturalmente en el mundo, por lo que solo se puede
obtener en el artefacto santo. Esta es la única forma de alcanzar la Clase 7,
pero no es fácil obtener la Energía de Origen. Muy bien, estamos aquí. Yang
Yutian, deberías entrar. El presidente y el gran anciano te están esperando
dentro.” El noveno anciano se detuvo ante la puerta y no entró.
Jian Chen entró y llegó a una habitación que estaba decorada
de forma extravagante. En el centro, había una mesa de té, y dos viejos
vestidos de blanco se sentaban uno frente al otro, conversando con una sonrisa.
Uno de ellos era el presidente del sindicato.
La llegada de Jian Chen naturalmente atrajo su atención. El
presidente le dijo al anciano a su lado: “Gran anciano, este es el genio
que apareció recientemente, así como el tercer discípulo que he tomado, Yang
Yutian. Yang Yutian, este es el gran anciano de la unión. ¿Por qué no saludas rápidamente
al gran anciano?”
“Saludo al gran anciano!” Jian Chen inmediatamente
se inclinó hacia el viejo. Después de comprender la fuerza del gran anciano del
noveno anciano, Jian Chen ya no se atrevió a vincular al anciano con los
Maestros Radiantes Santos de Clase 7 regulares. Esto se debió a que también
hubo grandes disparidades entre Maestros Santos Radiantes, similares a la
Primera Capa Celestial y la Novena Capa Celestial de Gobernantes Santos. La
diferencia fue extremadamente grande.”
La mirada del gran anciano cayó sobre Jian Chen, y lo
examinó. Poco después, su expresión se congeló y una cierta luz brilló en sus
ojos. Él se rió, “No está mal, no está mal en absoluto. ¡Realmente es un
dragón entre los hombres!”
El presidente se rió en voz alta: “El talento de mi
discípulo es absolutamente extraordinario. No solo obtuvo las tres grandes
Artes Radiantes, sino que incluso lanzó la Espada del juicio y el Descenso de
Dios. Aunque el poder de las dos artes se redujo en gran medida debido a la
falta de Energía de Origen, aún descubrió un método. Esto es extremadamente
raro.”
Una astilla de conmoción apareció de inmediato en los ojos
del gran anciano. No pudo evitar examinar de cerca a Jian Chen, mientras la luz
en sus ojos parpadeaba constantemente. Esto se debía a que en Jian Chen, podía
sentir una astilla extremadamente débil de la Energía de Origen de la Fuerza Santa
Radiante. Aparte de él, incluso el presidente no pudo sentirlo, porque la
astilla de la Energía de Origen le pertenecía.

Guardar Capitulo
Close
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
Considera desactivar adblock en el sitio, con eso nos ayudas a poder mantenerlo.
error: Content is protected !!
Scroll al inicio