Menu Devilnovels
@devilnovels

Devilnovels

BTT Capítulo 344

BTT Capítulo 344: Magia secreta de fusión de sombras

Mientras el Patriarca Guerrero Vajra Dorado se ponía cada vez más nervioso, se dio cuenta de que Xu Qing miraba el remolino. En los ojos de Xu Qing había una gran expectación.

Que el patriarca recordara, Xu Qing nunca le había mirado de ese modo. Eso hizo que el patriarca se turbara aún más interiormente. Un relámpago comenzó a parpadear en sus ojos, mientras aparentemente se empujaba a sí mismo hasta el límite. La locura se apoderó de él mientras miraba a Xu Qing y hablaba mediante voluntad divina: “Señor, por favor, prodúceme esos espejos”.

A pesar de hablar con voluntad divina, Xu Qing pudo percibir la determinación y la locura en sus palabras. Mirando al patriarca, agitó la mano, enviando la colección de espejos de la gruta de la mansión de Espíritu Augusto Hadaabismal.

Sin decir nada más, el patriarca envió el pincho volando hacia los espejos. Clavó el pincho en el más cercano, y sonó un grito cuando el espíritu autómata que había en su interior fue devorado por el patriarca.

Xu Qing había inspeccionado previamente ese supuesto autómata espiritual, y sabía que no estaba completo. Era más bien una brizna de voluntad, y estaba muy lejos de convertirse en un autómata espiritual  Verdadero.

A continuación, el patriarca pasó al segundo, al tercero y al cuarto espejo….. En un abrir y cerrar de ojos devoró la voluntad del setenta por ciento de los espejos. Los rayos crepitaban a su alrededor, y casi parecía que iba a transformarse completamente en rayo. Un aullido de locura escapó de sus labios.

Xu Qing estaba un poco sorprendido por lo que estaba ocurriendo, pues podía sentir que el patriarca se lo estaba jugando todo.

Lo cierto era que el Patriarca Guerrero Vajra Dorado ya estaba al límite. Devorar más no garantizaría necesariamente que pudiera avanzar. Sin embargo, al ver la mirada de Xu Qing, sintió que todo merecía la pena.

En ese momento, el remolino en el que se encontraba la sombra empezó a emanar fluctuaciones aún más intensas. Junto con ellas llegó un aullido que podía sacudir a uno hasta el alma.

Xu Qing miró con expresión seria.

El patriarca no dijo nada, pero miró a los espejos con los ojos inyectados en sangre y luego aulló y corrió hacia el siguiente. ¡Los devoraría aunque no fuera capaz de devorarlos! Si él no lograba avanzar, pero la sombra sí, entonces él dejaría de ser importante. Es más, la sombra le intimidaría sin duda, y él no tendría forma de defenderse.

Si era tan impotente, a la sombra le resultaría fácil encontrar la forma de matarle en secreto. Si no acababa muerto, el diabólico Xu probablemente lo utilizaría como carne de cañón. E incluso si no le utilizaban como carne de cañón, sería tan débil que le harían daño o le robarían, con lo cual el diabolico Xu le mataría con un pensamiento.

El fracaso significaba la muerte. El éxito significaba la vida. Con esos pensamientos rondándole la cabeza, el patriarca se volvió completamente loco.

Mientras tanto, la sombra hacía lo mismo. Fluctuaciones aterradoras salieron del remolino, y los aullidos se hicieron más intensos. Pronto fue posible ver una masa negra y sombría que surgía del interior del remolino.

Parecía una gran caja rectangular. A medida que salía del remolino, sus aullidos se hacían más intensos. Al mismo tiempo, el mutágeno que fluía hacia el remolino se hizo más fuerte. Era evidente que la sombra estaba luchando con fuerza.

Esta situación se prolongó durante unas ocho horas. Entonces, de repente, un intenso sonido retumbó en el remolino mientras se desvanecía en la nada.

Atrás quedó una enorme sombra en la pared, extremadamente clara y visible.

Xu Qing se sintió abiertamente conmovido. Estaba mirando algo rectangular y envuelto con tiras de tela gris, todo ello manchado de sangre negra que emanaba un aire desagradable y grue. Aunque la sombra yacía plana sobre la pared, Xu Qing tuvo la sensación de que en realidad era tridimensional. Parecía como si estuviera mirando un ataúd. Nunca antes había sentido algo así de la sombra, ni siquiera la vez anterior en que la sombra se elevó a otro nivel, en el que adoptó la forma de un árbol. Si describía la sombra anterior como un cuadro, entonces esta sombra era algo que había salido de un cuadro. Xu Qing podía percibirlo muy claramente.

Es más, del ataúd negro emanaban fluctuaciones extraordinarias, similares a las del nivel Núcleo Dorado.

Lo que hizo que los ojos de Xu Qing brillaran aún más fue que una multitud de ojos se abrieron en la superficie del ataúd. Eran demasiados para contarlos, y todos tenían las pupilas verticales. Todos los ojos miraban a Xu Qing con mucha frialdad, y a éste le recordó que estaba mirando a los ojos del dios de lo alto. Eran ojos que parecían despreciar a todos los demás seres por considerarlos formas inferiores de vida. La naturaleza distante y arrogante de aquellos ojos hizo que los propios ojos de Xu Qing se volvieran de repente increíblemente fríos.

“¿Buscas que te maten?” dijo Xu Qing en voz baja.

La sombra se estremeció en respuesta, como si de repente recordara todo lo que le había ocurrido en el pasado. La actitud arrogante desapareció, y de repente los ojos parecían adular a Xu Qing.

“Milord… Soy… obediente….”

“¿Te has abierto paso, pero aún no puedes hablar con frases completas? ¿De qué sirves?” Los ojos de Xu Qing se volvieron más gélidos, y de repente irradió una luz violeta. Dentro de su tercer palacio celestial, su núcleo venenoso vibró.

El temblor de la sombra se hizo más intenso y sus ojos parecían irradiar terror. En su ansiedad, liberó fluctuaciones tartamudeantes.

“Soy… fuerte… útil….”

“¿Útil? ¿Cómo?” preguntó Xu Qing.

Las tiras de tela se aflojaron, revelando que en realidad era una tela larga. Flotó hacia Xu Qing.

Xu Qing se limitó a mirar.

“Tabú… absorber todo….”

Xu Qing frunció el ceño e instintivamente miró al Patriarca Guerrero Vajra Dorado. Sin embargo, el patriarca estaba en medio de devorar un espejo y no pudo traducir.

Con voz fría, Xu Qing dijo: “No lo entiendo”.

La sombra pareció ponerse aún más ansiosa. Temblando, creó una imagen que mostraba a Xu Qing entregando algo a un arbolito que se doblegaba.

Al mirar la imagen, Xu Qing recordó algo. Tiempo atrás había entregado un fragmento de un tesoro tabú a la sombra. Volvió a mirar la tira de tela y en su rostro apareció una expresión de sorpresa. [1]

“Después de absorber el mutágeno que contenía, ¿el fragmento se convirtió en esto?”.

La sombra con forma de ataúd se balanceó hacia delante y hacia atrás como si sacudiera la cabeza.

Xu Qing volvió a fruncir el ceño. De repente, la sombra parpadeó enérgicamente.

“Olvidé… maldito Vajra Dorado… sí….”

Xu Qing miró la tira de tela gris y la sangre negra que la manchaba, y de pronto se dio cuenta de que se parecía mucho a un sudario funerario. Sin embargo, no apestaba, sino que palpitaba con energía inmortal. Curioso, estiró la mano y agarró la tela. Luego entrecerró los ojos y la soltó. Al mirar su mano, vio numerosas incisiones diminutas, como si le hubieran clavado espinas o agujas en la palma. En cuanto a cómo funcionaba exactamente, lo estudiaría más tarde. Volvió a mirar a la sombra.

“¿Eso es todo?”

Al ver que Xu Qing no parecía muy satisfecho, la sombra nerviosa envió rápidamente algunas fluctuaciones más.

“Fusionar… transformar… último….”

La tapa del ataúd se abrió de repente, haciendo resonar un fuerte crujido. En su interior reinaba una oscuridad total.

“Milord… entre….”, dijo la sombra aduladoramente.

Los ojos de Xu Qing se entrecerraron y miró a la sombra. Tras considerar el asunto, se rió para sus adentros. La sombra había alcanzado un nivel superior, pero aún podía aplastarla. Si se rebelaba contra él, ya no la mantendría cerca.

Caminando hacia delante, entró en el ataúd. La tapa se cerró sobre él.

En el momento en que la tapa se cerró, la sombra tembló y los incontables ojos de la superficie del ataúd se cerraron. Entonces pareció derretirse como un líquido, dejando al descubierto a Xu Qing. Sin embargo, la sombra cubría ahora todo su cuerpo.

Xu Qing abrió los ojos y revelaron un asombro increíble.

Tras mirarse a sí mismo de arriba abajo, se puso en movimiento, moviéndose mucho más rápido que antes mientras estrellaba su puño contra la pared. Toda la pared se deshizo en cenizas, y la fuerza restante excavó un túnel de 3.000 metros en esa dirección. Lo que resultó aún más chocante para Xu Qing fue que no había golpeado con toda su fuerza. Se había contenido. Era algo que nunca habría podido hacer dado el nivel anterior de su cuerpo carnal.

Jadeando un poco, Xu Qing se inspeccionó. Evidentemente, había alcanzado un nivel asombroso en comparación con antes, tanto en sus defensas como en su velocidad y fuerza. Debido a la oscuridad que le cubría, no podía ver sus palacios celestiales, su base de cultivo, su fuerza del dharma ni nada más.

A cambio de perder esas cosas, recibió un poder de cuerpo carnal impactante.

Tras emitir un pensamiento, la oscuridad se retrajo y su piel volvió a su estado anterior. Mientras tanto, la sombra convergió en su frente en forma de un ojo negro como el carbón.

Debe de tratarse de una magia secreta que la sombra desarrolló después de actualizarse. Puede fusionarse conmigo.

Realizó un gesto de encantamiento, pero no ocurrió nada.

Tras la fusión, prácticamente todas mis técnicas mágicas desaparecen y me convierto en un cultivador de cuerpo puro. Dicho esto, aún puedo utilizar mis venenos. La fuerza implicada parece superar el nivel de cuatro palacios, y probablemente ronde el nivel de cinco palacios. El poder del cuerpo carnal puro de cinco palacios es completamente aterrador.

Xu Qing no pudo evitar sentirse asombrado por las transformaciones que habían sacudido el cielo y la tierra gracias a su viaje a la Montaña Supresora del Dao de los Tres Espíritus.

Una buena preparación es la clave del éxito, y éste era el resultado de todo lo que Xu Qing había trabajado hasta ese momento.

Después de hacer unas cuantas pruebas más, ejerció otro pensamiento, y el ojo negro de su frente lo abandonó y volvió a convertirse en la forma de un ataúd. La tapa se abrió y Xu Qing salió.

Agitando la mano, produjo un chorro de fuego negro. Sus palacios celestiales volvieron a la normalidad. Eso confirmó su teoría sobre la técnica. Era una magia secreta de fusión.

“No está nada mal”, dijo asintiendo con la cabeza, y sus ojos brillaron de aprobación.

Al ver lo complacido que estaba Xu Qing, la sombra se emocionó.

“Milord… soy… obediente….”

La sombra había estado aprendiendo del Patriarca Guerrero Vajra Dorado. Ahora se sentía satisfecha y aliviada. Entonces, miró al patriarca con desdén y provocación.

1. Xu Qing entregó a la sombra el fragmento del tesoro tabú del capítulo 320.

Guardar Capitulo
Close
Capitulo Anterior
Capitulo Siguiente
Considera desactivar adblock en el sitio, con eso nos ayudas a poder mantenerlo.
error: Content is protected !!
Scroll al inicio