BTTH Capítulo 19 – Entrenamiento cruel

BTTH Capítulo 19 – Entrenamiento cruel

Por la mañana, una neblina pálida había envuelto la cumbre circundante y se había prolongado por mucho tiempo. Un viento suave sopló y de repente un gruñido físico pudo ser escuchado.

Detrás de la cumbre, en un surco oculto, ambos pies de Xiao Yan fueron insertados en el suelo como tocones. Sus dedos de los pies se aferraron al suelo mientras él rechinaba los dientes y sudaba frío por la frente. Él sólo llevaba pantalones cortos y en su cuerpo desnudo superior habían cicatrices entrecruzadas.

Detrás de Xiao Yan estaba Yao Lao en modo de espíritu, con las piernas cruzadas sobre una piedra gigante. Su
cara era solemne mientras miraba a Xiao Yan apretando los dientes para
combatir el dolor y luego su palma se balanceó suavemente hacia arriba.

Después de la palma de Yao Lao, un rojo, materializado Dou Qi salió de la palma de Yao Lao. Justo como un látigo, se estrelló áspero contra el hombro de Xiao Yan, dejando detrás un moretón largo.








Mientras
las esquinas de su boca temblaban violentamente, Xiao Yan inhaló aire
frío a través de las hendiduras entre sus dientes en respuesta al dolor. El hombro de Xiao Yan se entumió y una ola de dolor abrasador hizo su camino hacia su corazón. Bajo el dolor brutal, Xiao Yan sintió que sus pies se suavizaban, y casi se caía …

Bajo
el dolor violento, el original débil Dou Qi dentro de Xiao Yan se
volvió más animado que antes y rápidamente fluyó a través de los senderos Qi y puntos de presión en el hombro de Xiao Yan. Hilos de frío lentamente penetraron en sus huesos y tranquilamente se fortalecieron en el progreso.

“¡Otra
vez!” Cuando el dolor en su hombro poco a poco se desvaneció, el joven rostro de Xiao Yan estaba lleno de persistencia y terquedad y gritó mientras
apretaba sus dientes.

Mirando al perseverante Xiao Yan, una sonrisa gratificada apareció en el rostro marchito de Yao Lao. Ligeramente asintió con la cabeza, un rojo materializado Dou Qi salió de su palma de nuevo.








“Bang,
Bang, Bang …” En el pequeño bosque, como huelga tras huelga golpeó a Xiao Yan, gruñidos bajos junto con golpes desnudos sonaron …

Cada uno de los ataques de Yao Lao estaban en el punto exacto de máxima resistencia para el cuerpo de Xiao Yan. Los ataques no perjudicarían a Xiao Yan en serio, pero aún así trajeron a Xiao Yan el máximo dolor posible.

El dolor de los latigazos de Dou Qi causó un dolor insoportable, lo que forzó a la joven cara de Xiao Yan a contorsionarse en agonía.

En su cuerpo, con las oscilaciones de Yao Lao, aparecieron más y más cicatrices cruzadas …

“Bang!”, Otro materializado Dou Qi disparó y Xiao Yan como una estaca de madera finalmente llegó a su límite. Con las piernas debilitadas, cayó paralizado.








Ferozmente jadeó por el aire, Xiao Yan se limpió el sudor frío de la frente y alzó
la cabeza para hacer una sonrisa áspera, preguntó: “Maestro, ¿cómo
fue?”

“No está mal, tomaste ochenta y cuatro latigazos de Dou Qi hoy. Eso
es mucho mejor que cuando empezó hace medio mes y sólo podía tomar
nueve latigazos … “Yao Lao tenía una sonrisa en la cara y asintió. Un
destello de sorpresa flirteó en sus ojos, en el último medio mes, la
tenacidad que Xiao Yan exhibió era mucho más allá de lo que
originalmente se esperaba. Por ejemplo, hoy, Yao Lao había
pensado originalmente que setenta latigazos de Dou Qi era el límite de
Xiao Yan, pero el más tarde había perseverado a ochenta y cuatro
latigazos. Yao Lao no podía dejar de admirar el espíritu de Xiao Yan.

Después de escuchar las palabras de Yao Lao, Xiao Yan dejó escapar una profunda respiración y cayó al suelo. Cuando
recuperó la sensación, lentamente se arrastró hacia atrás y se volvió a
poner la ropa que había sacado y colocado en una roca cercana.









Cuando
llevaba la ropa, cada vez que la tela fresca tocaba contra los
moretones, Xiao Yan hizo una mueca de dolor y apretó los dientes.

El Yao Lao transparente se convirtió en un rayo de luz y desapareció dentro del anillo negro. Antes
de desaparecer, dejó una frase que había dicho innumerables veces:
“Vuelve rápidamente y sumérgete en el Elixir de la Fundación para
asegurarte de que la sangre congestionada no deje atrás heridas
ocultas”.

Asintiendo con la cabeza, Xiao Yan terminó de ponerse la ropa y salió del bosque.








——-








Una vez que
Xiao Yan finalmente regresó a su habitación mientras soportaba el
dolor, rápidamente se quitó la ropa una vez más y saltó a su recipiente de
madera de líquido verde …

TL: Recipiente de baño es algo asi – http://www.inspirationgreen.com/wooden-bathtub.html

El
líquido verde helado alivió los dolores de la piel magullada y Xiao Yan
lentamente cerró los ojos, disfrutando del suave flujo de líquido sobre
su piel.

Después de un tiempo, Xiao Yan se apresuró a respirar lentamente calmándose e incluso incorporó un par de ronquidos! Después de una dolorosa paliza, Xiao Yan no pudo soportar la fatiga tanto en su cuerpo como en su estado mental y se durmió …






Mientras
Xiao Yan estaba dormido, el líquido verde se onduló ligeramente y las
rendijas de energía pacífica se deslizaron en silencio en los poros
abiertos de Xiao Yan. Ellos lavaron la sangre
congestionada de los 
latigazos  y al mismo tiempo revitalizaron y fortalecieron los
músculos que ya estaban en su límite máximo …

Mientras dormía, el cuerpo de Xiao Yan se había fortalecido a un nuevo nivel!

Mientras
que fortaleció y la reparó los músculos de Xiao Yan, el
líquido verde lentamente se hizo más y más ligero. Obviamente, la energía en el líquido estaba disminuyendo.






——–






Ignorando
cuánto tiempo había dormido, Xiao Yan sólo supo que la cálida luz del
sol ya había iluminado su habitación cuando despertó.

Estirando su cuerpo, sus huesos repentinamente hicieron ruidos. Cuando levantó la cabeza, se dio cuenta de que todo su cuerpo estaba lleno de energía y poder. Xiao Yan no pudo evitar gritar: “¡Genial!”

Cuando
Xiao Yan salió del recipiente de madera, descubrió inesperadamente que el
recipiente de Elixir de la Fundación ya se había convertido en agua
transparente de su estado originalmente verde.

“Mi elixir ya se ha agotado?” Rascándose la nariz Xiao Yan negó con la cabeza negativamente. De repente, recordando algo, cerró felizmente su ojo y percibió cuidadosamente su estado de Dou Qi.

Un momento después, Xiao Yan abrió los ojos y felizmente se rió: “Por fin, estoy en el quinto Duan Qi!”

BTTH Capítulo 18 - Técnica Dou Nivel Xuan Alto: Explosión de Octano
BTTH Capítulo 20 - Subasta