AST Capítulo 98 – ¡Técnica de Agujas Primordiales que Desafían los Cielos!

AST Capítulo 98 – ¡Técnica de Agujas Primordiales que Desafían los Cielos!

Después de que el viejo maestro Yu brindara por todos,
finalmente llegó a la mesa donde Qing Shui estaba sentado.

“¡Abuelo!”

“¡Abuelo Yu!”

“¡Abuelo Yu!”

Yu Jian, Ding Lang, Ding Yuan y Ding Bao llamaron respetuosamente.

“Qing Shui, aquí, me he ido encontrar con el viejo maestro Yu antes.”

¡Qing Shui sonrió mientras respetuosamente se inclinaba!

“¡Bien, bien!”

“Muchacha, ¿este es tu amigo Qing Shui? ¡Excelente, excelente!” El
viejo maestro Yu elogió a Qing Shui doblemente, su voz era brillante y llena de
vitalidad.

Qing Shui contempló a Yu Donghao en la silla de ruedas. Parecía tener más de 50
años, una cabeza llena de pelo blanco y una apariencia refinada. Tenía una
frente amplia y ojos llenos de vitalidad. Esa profunda mirada suya, dejó una
profunda impresión en la mente de Qing Shui.

Parece que el viejo maestro Yu ya había salido de su depresión. Esto hizo que
Yu Donghao fuera alguien con una voluntad de hierro. Si se tratara de alguien
más que hubiera caído del reino Xiantian para convertirse en un plebeyo,
incluso podrían renunciar a la vida.

La técnica de visión celestial de Qing Shui sondeó a Yu Donghao de la cabeza a
los pies. Los canales de energía y el Dantian del Viejo Maestro Yu aparecieron
claramente en su visión.

Su Dantian estaba contorsionado como un pretzel[1], mientras
que sus canales de energía estaban encogidos y marchitos. Especialmente los
canales de energía cerca de sus piernas, “No
es de extrañar que haya quedado lisiado, al ver el daño que ha sufrido su
cuerpo, es extremadamente afortunado que haya regresado con vida.”

“Sus lesiones son algo similares a Baili Jingwei, muchas veces más graves.
Me pregunto si mis técnicas de agujas primordiales serían de alguna ayuda aquí.”

Pensando en esto, su corazón se calentó. Debería aprovechar esta oportunidad
para un experimento y ver si sus técnicas de agujas primordiales serían
efectivas. Combinando las llamas primordiales junto con las técnicas de agujas
primordiales, podría lograr un milagro que desafiara los Cielos.

A medida que avanzaba la noche, finalmente, Yu Donghao regresó a su habitación.
Lo que es extraño de eso, fue que Yu He realmente lo arrastró para acompañar a
Yu Donghao. Qing Shui se sintió extremadamente fuera de lugar, después de todo
ellos eran abuelo y nieta, mientras que él era una parte externa.

“¡Bien, bien podría decirle lo que tengo
en mente!”
Qing Shui decidió seguir a Yu He a la habitación del Viejo
Maestro Yu.

“Qing Shui ¿verdad? Esta muchacha dijo que los peces negros fueron
proporcionados por ti. Son realmente deliciosos. Este viejo ya tiene 80 años y,
a pesar de mi edad, nunca antes había comido un plato con un sabor tan
maravilloso.”

“Gracias. Si quiere comerlos, voy a dejar que la Hermana Yu cocine uno
para usted todos los días.” Qing Shui respondió modestamente.

“*Suspiro*, el destino de esta muchacha es realmente amargo. Si no fuera
por ella, es posible que yo ya hubiera perdido la voluntad de seguir viviendo.”

Qing Shui dudó un momento, mientras respondía. “Anciano, sé algo similar a
las artes médicas, ¿me pregunto si me permitiría practicar mi estilo de
tratamiento sobre usted? Mis habilidades médicas son algo diferentes de las
demás, ¡pero existe la posibilidad de que incluso pueda curarlo!”

Yu Donghao se rio, “Hijo, gracias por tus amables palabras. Pero sé mejor
que ningún otro cuán mala es mi propia condición. Si no hay píldoras milagrosas
o celestiales, siempre permaneceré lisiado.”

Qing Shui se sintió impresionado por lo inteligente que era Yu Donghao. ¡Tal
vez era porque ya estaba adormecido por los innumerables contratiempos sufridos
al tratar de encontrar una cura!

“Aunque el Viejo Maestro Yu ya no tenga esperanza, ¿por qué no solo deja
que lo intente? Después de todo, ¿qué tiene que perder?” Continuó Qing
Shui, tratando de persuadir al viejo Yu.

“¡Qing Shui, suficiente!” Yu He intervino, preocupada de que su
abuelo se acordara de cosas en el pasado.

“Hmm. Tienes razón, este anciano te dejará probarlo, veamos tus
extraordinarias técnicas médicas.” Por el contrario, Yu Donghao aún parecía
alegre, ya que aceptó la solicitud de Qing Shui.

Yu He solo podía mirar sin palabras a Qing Shui, mientras le insinuaba que
retrocediera con los ojos.

Qing Shui fingió no ver la mirada que Yu He le estaba disparando en su camino
mientras sacaba las agujas doradas. Sin más demora, Qing Shui hizo que Yu
Donghao se quitara la túnica y se bajara un poco los pantalones, mostrando el
área de su Dantian.

“Puede haber algo de dolor, por favor, soportelo.” recordó Qing Shui,
mientras se preparaba.

“Adelante, este viejo aquí le tiene miedo a todo, excepto al dolor. Si
realmente me recupero, ni siquiera me importaría ser apuñalado por mil
cuchillos y atravesado por mil espadas.”

Para curar a Yu Donghao, en primer lugar, Qing Shui debía revitalizar y sanar a
su Dantian atrofiado. Solo entonces, Yu Donghao podría circular su Qi
nuevamente. Las agujas doradas estallaron en llamas, mientras el Qi de la
Antigua Técnica de Fortalecimiento se traspasaba hacia las agujas doradas,
mientras que Qing Shui activaba las llamas primordiales antes de insertarlas en
varios segmentos del Dantian del anciano Yu.

El Dantian era de suma importancia para los cultivadores. No solo era la
porción más crítica del cuerpo humano, también era la más débil. La primera
aguja dorada fue insertada.

Pero Yu Donghao actuó como si fuera insensible al dolor. Incluso después de
insertar la aguja en su Dantian, ni siquiera dejó escapar un gruñido de dolor.

La segunda aguja… ¡hasta la septima aguja!

Un brillo de transpiración se podía ver en la frente de Qing Shui. Después de
insertar la séptima aguja, usó sus técnicas de aguja para sellar la sensación
de dolor de Yu Donghao. A pesar del rechazo del viejo Yu, Qing Shui todavía lo
había hecho. Debido a que el nivel de dolor de la séptima aguja, en comparación
con la primera, era similar a la luz de una luciérnaga en comparación con el
sol ardiente.

Al activar el Qi de la técnica de fortalecimiento antiguo, Qing Shui infundió
las agujas con su Qi y lentamente lo transfirió al Dantian de Yu Donghao.

Las 7 agujas doradas insertadas, se organizaron en la formación celeste de
siete estrellas. Las agujas vibraron suavemente, ya que emitieron un tenue
resplandor dorado. Bajo la infusión del Qi de la Tecnica de Fortalecimiento
Antiguo, el Dantian atrofiado comenzó a recuperar gradualmente su forma
original.

La velocidad de recuperación, así como la vibración de las agujas doradas,
tenían una correlación directa con la tasa de consumo de energía de Qing Shui.

Yu He, preocupada, se quedó de pie a un lado, mientras limpiaba el sudor de
Qing Shui con un paño cada cierto tiempo. Estaba ligeramente roja, ya que
estaba haciendo una acción parecida a la de una pareja con Qing Shui frente a
su abuelo.

Aproximadamente dos horas después, la cara de Qing Shui ya estaba pálida como
sin sangre. Retiró las agujas una por una mientras su cuerpo temblaba
involuntariamente.

“Viejo maestro Yu, intente activar su Qi. Sin embargo, contrólelo para que
solo se mantenga en su Dantian. No lo presione excesivamente, solo quiero que
experimente ligeramente con él.” Instruyó Qing Shui. Él también quería
saber desesperadamente los resultados de su primer experimento médico.

Yu Donghao cerró los ojos, y momentáneamente, los abrió de golpe. Una expresión
de felicidad enloquecida se podía ver en las profundidades de sus ojos mientras
exclamaba emocionado: “¿Estoy soñando…?”

Mirando el semblante alegre de su abuelo, lágrimas corrieron por el rostro de
Yu He. Ella miró fijamente a Qing Shui, esperando que lo que ella supuso fuera
lo correcto.

Yu He sintió felicidad y sobrecogimiento en su corazón. Qing Shui, este
hombrecito, ¿en realidad logró curar al Dantian atrofiado de su abuelo? ¿Qué
demonios era él?


[1]
Es un tipo de galleta o bollo horneado, y retorcido en forma de lazo, con un
sabor ligeramente salado.
AST Capítulo 97: Cumpleaños del Abuelo Yu
AST Capítulo 99 - Extraordinario Alquimista Poderoso