AST Capítulo 60 “El Dao de hacer dinero”

AST Capítulo 60 “El Dao de hacer dinero”

“¿Son
armoniosas las relaciones entre los cuatro grandes clanes?”, Preguntó Qing
Shui. En su mente él no pensó que lo fueran, después de todo, los cuatro clanes
son competidores directos uno contra el otro en la Ciudad Hundred Miles.
“Las
relaciones entre los cuatro grandes clanes, están unidas para bien o para mal,
aparentemente como saltamontes compitiendo entre sí mientras están de pie sobre
una cuerda. A pesar de su intensa rivalidad, también hay compromisos de
matrimonio entre los cuatro clanes. Un ejemplo, de la generación actual sería
Situ Bu Fan del Clan Situ y Shi Qing Zhuang del Clan Shi. Por lo tanto, la
relación entre los cuatro clanes
sólo podría describirse como parentesco, pero con un toque de enemistad
incrustado dentro.”
“No es de
extrañar que Shi Qing Zhuang no se molestara con Situ Bu Fan, después de todo,
era un matrimonio arreglado. ¿Podría su fría personalidad provenir de
esto?” Qing Shui sabía que Shi Qing Zhuang ya había dejado una profunda
impresión en su corazón. Por más que pudiera, no había manera de que pudiera
olvidarse de ella. Como tal, estaba extremadamente preocupado por todo lo que
tenía que ver con ella.
“¿Podría la
fuerza económica ejercida por los clanes de la Villa Qing que están haciendo
negocios aquí en la Ciudad Hundred Miles, compararse a la fuerza económica de
los cuatro grandes clanes?” Qing Shui sabía que aparte de su Clan Qing,
también estaba el Clan Lan, Clan Tong y Clan Feng que tenían negocios aquí en
la Ciudad Hundred Miles.
“No, aunque todos
los clanes de la aldea de Qing se combinaran, no seríamos iguales a ninguno de los
grandes clanes de la Ciudad Hundred Miles. A pesar de esto, tu abuelo todavía
es alguien en la cumbre del Houtian. Incluso si ignoraran este hecho, todavía
tendrían que tener cuidado de no molestarnos más allá de lo necesario, ya que
también saben acerca de la relación entre nuestro Clan Qing y el Clan Hua de la
Ciudad Rio Celestial”, explicó Qing Yi.
“No tienes
que preocuparte por las generaciones mayores de los cuatro clanes, no tendrían
las agallas para tratar contigo. Pero todavía así, tienes que tener cuidado de
los planes de ésos de las generaciones más jóvenes. Especialmente, Situ Luan
del Clan Situ, así como Ding Lang del Clan Ding. Son muy fuertes. Ambos tienen
talento comparable a su 2do tío, y tienen una alta posibilidad de entrar en el
pico del Houtian, a la edad de 40 años.”
Qing Shui ya
esperaba esto. Sabía que la razón por la que Qing Yi le decía todo esto era
porque estaba preocupada por él. Mostrando una expresión despreocupada, Qing
Shui sonrió ligeramente mientras tranquilizaba a Qing Yi.



Qing Yi sintió
que algo estaba raro con Qing Shui, como si tuviera algunos secretos que no
estaba compartiendo con ella. Sin ninguna razón, su hijo parecía estar lleno de
confianza ilimitada, como si fuera una persona totalmente diferente. Si no
fuera por el hecho de que la sangre corre espesa y ella podía sentir una
conexión con Qing Shui, seguramente habría sospechado que la persona frente a
ella era un extraño.
Recientemente,
Qing Shui sentía que ganar dinero era algo bueno, pero su yo de ahora solo
podía ser considerado extremadamente pobre. Todas sus riquezas futuras serían
generadas a partir del Reino del Inmortal Jade Violeta pero… eso será en el
futuro. Ahora, aunque quisiera comprar cosas de la calle, no tendría capital
para hacerlo. Sin mencionar que los recuerdos que había desbloqueado antes,
todas aquellas técnicas de corte de joyas, técnicas de herrería de joyas, eran
inútiles si ni siquiera podía comprar las materias primas.
Sin embargo, las
cosas no eran tan malas como parecían en la superficie. Sólo tendría que
esperar unos cuantos años más para recaudar el dinero con la ayuda del efecto
de dilatación del tiempo de su reino espacial. El problema era ahora mismo! “No
puedo abrir la boca y pedirle dinero a mi madre cada vez ¿no? ¡Había acabado de
darme 100 taels de plata hace sólo dos días!” Antes de esto, Qing Shui no
tenía concepto del dinero, después de todo, él había estado viviendo en el Clan
Qing, donde todas sus necesidades habían sido atendidas. Ahora que había
llegado a la Ciudad Hundred Miles, empezó a comprender el valor del dinero. Un
billete de 100 taels, era suficiente para alimentar a una familia de cinco
durante medio mes. Incluso podría visitar la “Corte de la Fragancia”
(burdel) para disfrutar de los servicios de acompañantes de primera clase por
una sola noche.
Mientras
caminaba, Qing Shui comenzaba a pensar en maneras de ganar dinero. Caminando
sin rumbo por las calles de la próspera Ciudad Hundred Miles significaba que el
tiempo pasaba rápidamente, y ya era de noche en un abrir y cerrar de ojos. El
ambiente en las calles de la Ciudad Hundred Miles siempre era animado. En los
alrededores, había voces de vendedores tratando de atraer a clientes
potenciales, mientras que la multitud de gente inundaba las calles. Esto no era
caótico, sino que facilitaba la adaptación al ambiente animado de la ciudad.
Mientras
caminaba, Qing Shui se detuvo de repente. En el lado de la calle, había una
vieja abuelita así como una niña linda que aparentemente vendía tres grandes
cubos de agua.
Qing Shui notó
este dúo porque eran muy sorprendentes entre las bandas de vendedores en las
calles. La vieja abuela que le faltaba un brazo, estaba acompañada por una niña
de aproximadamente 10 años. Aunque la ropa que llevaba la niña estaba algo
desgastada, no estaban llenas de suciedad o manchas y estaban extremadamente
limpias. Con un par de brillantes ojos flotando alrededor que estaban llenos de
curiosidad, y largas pestañas que parpadeaban constantemente, era
extremadamente adorable. Sin embargo, a juzgar por el duro conjunto de su
pequeña boca de color cereza, se podía decir lo obstinada que la



niña podría ser.
Con su interés
despertado, Qing Shui se acercó a los tres grandes cubos de agua, sólo para ver
que contenía dentro de ellos, era de 10 pequeños peces negros del tamaño de un
pulgar, así como algunas tortugas de río bebé. Mientras Qing Shui se agachaba
para inspeccionar más de cerca, podía ver la mirada llena de esperanza en los
ojos de la niña.
Qing Shui sintió
que la amargura invadía su corazón. No era un hombre bueno ni un hombre malo.
Nunca tuvo ninguna intención de rescatar a todas las personas que estaban
sufriendo en este mundo. Aunque todavía podía hacer todo lo posible si
encontraba a alguien que realmente necesitaba su ayuda.
Qing Shui siempre
había querido probar y ver si el agua mística del estanque de cristal era capaz
de mantener el crecimiento de los animales… Parece que la oportunidad de
hacerlo había llegado.
“Pequeña
hermana, ¿puedes decirme los precios de estos peces y tortugas?” Preguntó
Qing Shui con una expresión suave en sus ojos.
La niña
adorablemente parpadeó sus ojos mientras seguía mirando fijamente a Qing Shui,
“Hermano mayor, ¿no estás mintiendo? ¿De verdad quieres comprarlos?
Todos los
pequeños peces y tortugas fueron capturados por la niña usando una pequeña red.
Como el tamaño de la mercancía era demasiado pequeño para ser comido, la niña
le sugirió a su abuelita que estableciera una tienda, tratando de venderlos
como mascotas en su lugar.
“Sí, por
supuesto que quiero, la noche se acerca pronto, ¿no quieres volver y descansar
con tu abuelita?” Qing Shui se rió ligeramente.
“Todos estos
fueron capturados por Ni`er desde el arroyo, si el hermano mayor los quiere,
Ni`er podría mostrarle el lugar donde los capturó, no hay necesidad de gastar
dinero en ellos!” La joven llamada Ni`er Exclamó seriamente, con un toque
de inocencia en sus ojos, mientras sonreía, revelando sus dos adorables dientes
de tigre.
“Oh, pero
específicamente quiero los peces y tortugas que tienes aquí. ¿Puede hermano
mayor combinar los 3 cubos de agua en uno y pagarte dos taels de plata para
ellos?” Después de que él terminara su oración, Qing Shui vertió
directamente el contenido de los otros dos cubos de agua, combinándolos en uno,
cuando él sacó lo último de su dinero y le pasó los dos taels de plata a la
niña.
“Hermano
mayor… Dos taels de plata es demasiado, estos peces y tortugas no son tan
caros…” La niña frenéticamente agitó sus manos en desacuerdo, dando un
paso atrás.



Qing Shui
encontró que su gusto por la personalidad de esta niña creció al segundo, así
él sonrió y respondió, “Chica tonta, hermano mayor dice que valen mucho la
pena. Tómalo, ve a comprar algo bueno para que tu abuelita coma.”
La niña vaciló
durante un largo rato, antes de aceptar poco a poco: “Hermano mayor, ¿cómo
te llamas, cómo te puedo encontrar?”
“Mi nombre
es Qing Shui, si quieres buscar a tu hermano mayor, sólo tienes que ir a la
Tienda Médica del Clan Qing. Pequeña hermana, si necesitas ayuda, no importa
cuán grande o pequeño, puedes buscarme, ¿entiendes?” Qing Shui palmeó
Ni`er en su cabeza mientras seguía sonriendo.
“¡Bueno,
entiendo, hermano mayor!”
Después de eso,
Qing Shui vio a la niña sosteniendo los dos cubos vacíos de agua con una mano
mientras sostenía a su abuela con la otra, dejando lentamente las calles. Pero después de que la niña dio unos cuantos
pasos, volvió la cabeza hacia atrás y miró a Qing Shui, con una amplia sonrisa
apareciendo en su rostro, revelando sus adorables dientes de tigre una vez más.
El sol poniente
hizo que sus sombras se alargaran, antes de que sus siluetas finalmente
desaparecieran de las calles.
Después de eso,
Qing Shui caminó hacia un lugar remoto, y entró en su reino espacial mientras
sostenía el cubo de agua, que contenía los peces y las tortugas que acababa de
comprar. Caminando hacia el centro del estanque de cristal, primero lanzó una
pequeña tortuga al agua.
“Hmm”
Qing Shui miró a la pequeña tortuga de río nadando en el agua, después de un
corto momento, la tortuga parecía ser aparentemente más enérgica y ágil que
antes.
Qing Shui estaba
muy emocionado, el efecto de la dilatación del tiempo parecía aún mejor para
criar animales que hierbas. Especialmente para los peces, sólo tendría que
criarlos en el estanque de cristal durante tres días antes de que estuvieran
listos para comer.
Sus ojos
brillaron cuando un pensamiento repentino pasó por su cerebro. ¡Eso fue!

¡Esta era la manera de enriquecerse! Sólo
necesito un suministro de estos pequeños peces. Hehehehe, es mejor que piense
en una buena explicación, si no, ciertamente habrá personas sospechosas.

AST Capítulo 59 - “La lujuria de Qing Shui”
AST Capítulo 61 - “Salivando”