AST Capítulo 59 – “La lujuria de Qing Shui”

AST Capítulo 59 – “La lujuria de Qing Shui”

Qing Shui siempre
permanecía en el Reino del Inmortal Jade Violeta hasta el último segundo, antes
de que fuera expulsado forzosamente por él. Con un tesoro tan raro, no quería
ni siquiera perder un solo poco de tiempo!
Durante los
últimos días, no hubo movimiento de las generaciones más jóvenes de la ciudad Hundred Miles. Qing Shui se
sorprendió gratamente, aunque lo encontró algo extraño, pero no iba a perder su
tiempo contemplando la razón detrás de esto. Él dedicó su tiempo totalmente
centrandose en el cultivo y repasar su conocimiento de las varias hierbas
espirituales que él había trasplantado en el reino del Inmortal Jade Violeta.
Ahora, en su
reino espacial, ya había un gran trozo de vegetación. Los verdes, los
amarillos, los rojos, los diversos colores tejidos juntos formaban una preciosa
vista, semejante a una atracción turística en la tierra una vez árida del reino
del Inmortal Jade Violeta.
Las hierbas
espirituales ya no eran simples plántulas, con el efecto de dilatación temporal
del reino espacial ayudando a su crecimiento, exhibían un vigoroso sentido de
vitalidad. De la estimación de Qing Shui, aparte del efecto de dilatación de
tiempo, creía firmemente que el agua mística del estanque de cristal que
parecía estar saturada con un qi espiritual ilimitado, también tenía algo que
ver con esto.
A partir de la
experiencia que ganó dentro de Jardín de las Cien Medicinas, aprendió que
siempre habría hierbas espirituales que se marchitaban y morían. Sin embargo,
para su sorpresa, él juzgó que la vigorosa sensación de vitalidad que emitía
parecía indicar que las hierbas que trasplantó aquí en el reino espacial no se
marchitarían y morirían.
Mirando el enorme
trozo de vegetación, Qing Shui podía sentir una calma en su corazón. Era como
si hubiera sido envalentonado por el crecimiento de las hierbas, y la confianza
en su conocimiento. Tenía algo de lo que depender, comparable a esos jóvenes
ricos de los grandes clanes.
En realidad, esta
enorme fuente de riqueza, necesitaría al menos 10 años antes de que madurara
plenamente. 10 años en el exterior significaba 1.000 años en el reino espacial.
Un enorme parche de hierbas espirituales que hubieran envejecido
1.000 años, ¿cómo
alguien sería capaz de producir un volumen tan grande de hierbas? Sólo pensar
en ello hizo que Qing Shui se llenara de ansias y emociones sin fin.
No debe contar
los pollos antes de que eclosionen. Sacudiendo la cabeza para



despejar su mente
de su anhelo, Qing Shui se acercó a inspeccionar la rama de árbol de color
negro que había plantado en el suelo antes. Descubrió que aparte de que la
superficie de la rama se volvía más lisa y húmeda, no había otros cambios.
Arrugando las cejas, decidió seguir dejándolo en el suelo y regándolo. Qing
Shui no estaba seguro de si esta rama de árbol de color negro o raíz de árbol
sería capaz de incluso germinar o tener flores o frutas.
El negocio de la
Tienda Medicinal del Clan Qing era relativamente lento, no muy ocupado. La
mayoría de sus clientes eran principalmente las farmacias y los dueños de
tiendas de hierbas espirituales de la ciudad Hundred Miles, que vendrían a
comprar ingredientes.
Aparte de los
dueños de las tiendas, también había ciudadanos de la ciudad que estaban
enfermos y buscaban ayuda médica. Además de estos dos tipos de clientes,
también tenían clientes que querían comprar hierbas más raras que no podían
encontrarse en otras tiendas de hierbas espirituales o farmacias.
Aparte de la
venta de hierbas espirituales, la tienda de medicamentos del clan Qing también
levantó su oferta mediante la plantación de sus propias hierbas y la compra de
los demás también. Una parte de su provisión también provenía de gente que
subía a las montañas para recoger hierbas, o de quienes habían cultivado las
hierbas mismas. Por supuesto, los precios para comprar las hierbas eran
sustancialmente más bajos que su precio de venta, pues el clan de Qing todavía
necesitaba procesar más las hierbas antes de que fuera un producto refinado que
entonces sería vendido.
Aparte de eso, la
Tienda Medicinal del Clan Qing también tenía un acuerdo comercial con ciudad
Rio Celestial. Por lo general, intercambiaban hierbas raras y valiosas que
faltaran en Rio Celestial a cambio de hierbas raras y valiosas que faltaran
Hundred Miles. Era una situación de todos ganan!
Hablando de la
Ciudad Río Celestial, Qing Shui había sido involuntariamente recordado a Lan
Yan`er, la mujer que su primo Qing Hu anhelaba incesantemente. Aunque Lan
Yan`er había completado su pubertad, teniendo la figura de una mujer adulta y
era realmente encantadora, no podía dejar de sentir que todavía no era más que
una niña.
Qing Shui
siempre había sentido que esa mujer no era más que problemas.
La razón por la
que el Clan Qing podía tener un acuerdo comercial con la Ciudad Rio Celestial,
una ciudad que era incluso más grande y más próspera que la Ciudad Hundred
Miles por muchas veces, era porque el Clan Qing tenía una relación
extremadamente cercana con el Clan Hua de la Ciudad Rio Celestial.
El líder del clan del clan Hua una vez fue salvado de la muerte por
Qing Luo. La relación entre él y Qing Luo era extremadamente cercana, y cuando
lo lograron, decidieron convertirse
en hermanos jurados. En aquel entonces, no se



preguntaban mucho
acerca de los antecedentes del otro, sólo sabían que uno era de Ciudad Rio
Celestial, y el otro era de la Aldea Qing.
Sólo mucho más
tarde, cuando se habían visitado durante las ocasiones festivas, Qing Luo
descubrió que su hermano jurado, Hua Sui Yun, era del clan Hua, uno de los
clanes más ricos en Ciudad Río Celestial, y ahora era el actual Líder del clan
del Clan Hua.
Aunque el clan
Hua podía ser considerado un clan poderoso en la Ciudad Río Celestial, todavía
había un montón de otros clanes que los superaban en estatus y poder. Después
de todo, los gustos de la Ciudad Rio Celestial no era algo a lo que la Ciudad
Hundred Miles pudiera compararse.
Qing Shui oyó a
Qing Yi decir que recientemente el líder del clan Hua, Hua Sui Yun, había
logrado romper a través del legendario reino Xiantian, consolidando aún más el
estatus de Clan Hua en Ciudad Rio Celestial. Pensar que en aquel entonces, su
fuerza era equivalente a Qing Luo, pero ahora había un mundo de diferencia
entre ellos.
Xiantian y
Houtian, uno era el cielo y el otro era la tierra. Qing Luo estaba en el pico
de Houtian, en el décimo grado del Reino Comandante Marcial. Mientras él
pudiera lograr dar ese pequeño paso, entrando en la puerta del reino de
Xiantian, se transformaría instantáneamente de un gorrión a un fénix. Aunque
era una lástima, después de todo en el Mundo de los Nueve Continentes había
muchos que tenían el mismo nivel de cultivo que Qing Luo. ¿Cómo podría ser tan
fácil dar ese paso final? La probabilidad estimada de ser capaz de entrar en el
reino de Xiantian, ni siquiera era 1 en 10.000!
Desde que Hua
Sui Yun había atravesado el reino Xiantian, había dejado todo el manejo de los
asuntos del clan a su hijo. Él repetidamente reiteró que en el futuro, sin
importar cuan trivial sea el asunto en el que el Clan Qing necesitara ayuda, el
Clan Hua debería hacer todo lo posible para ayudar. Como resultado, el acuerdo
comercial se produjo, y la mayor parte del dinero hecho fluía en las arcas del
Clan de Qing.
Las relaciones
entre ambos clanes eran extremadamente estrechas. Hua Sui Yun había tratado
durante mucho tiempo a Qing Yi como su propia hija. Así, las relaciones
comerciales entre el clan de Qing y el clan Hua fueron manejadas por Qing Yi.
“Madre, en
el futuro cuando visites la Ciudad Rio Celestial, ¿podrías llevarme?
¡Quiero ver los
lugares de interés de ahí!” Qing Shui emocionadamente exclamó después de
conocer los detalles de las conexiones que existían entre sus dos familias.
“Bien, voy
a presentarte al Abuelo Yun!” Qing Yi sonriendo respondió.



“Bien, por
cierto, esta hierba espiritual estaba en el lote que reciente enviaron desde la
Ciudad Rio Celestial. ¿Qué clase de hierba espiritual es ésta?” Qing Shui
estaba temblando de la emoción. A pesar de que sabía la respuesta a su
pregunta, todavía decidió preguntar por ella para confirmarlo.
“Esta es la
flor de cuatro hojas. Esta hierba espiritual sólo crece en el Valle del Río
Celestial de la Ciudad Rio Celestial. Aunque parezca ordinaria, los efectos y
los beneficios contenidos dentro son enormes. Esta es uno de los ingredientes
cruciales para refinar una medicina para las enfermedades graves, y en toda la
ciudad Hundred Miles, sólo el Clan Qing la posee.”
“Como era de
esperar, era la flor de cuatro hojas.” Qing Shui estaba muy emocionado, como si
estuviera conociendo a un viejo amigo. ¡Finalmente había encontrado algo
familiar en este mundo! Qing Shui, sostuvo la Flor de Cuatro Hojas en sus
manos, y la inspeccionó de cerca.
“Flor de
Cuatro Hojas”, ésta era una de las hierbas espirituales más mierdas cuando Qing
Shui habia jugando [Western Fantasy], de nuevo en su mundo anterior. Pensar que
se consideraba un recurso valioso aquí en la Ciudad Hundred Miles. A pesar de esto, no estaba seguro de en qué
grado la flor de la Cuatro Hojas caía. Todo lo que sabía era que para las
hierbas espirituales clasificadas en el 3er grado y más arriba sólo los
alquimistas eran capaces de elaborar píldoras de ellas.
Qing Yi visitaba
la Ciudad Rio Celestial dos veces al año. Cada viaje llevaba al menos un mes.
La primera visita era a principios de año, y la segunda era durante la
temporada de otoño. Qing Yi recién había regresado de su visita a Ciudad Rio
Celestial, y el tiempo hasta el próximo viaje era de medio año.
“Madre, ¿sabes cuáles son los clanes más fuertes que residen
aquí en la Ciudad Hundred
Miles?” Qing Shui preguntó mientras ayudaba a Qing Yi a almacenar el lote
de hierbas espirituales de la Ciudad Rio Celestial.
“En la
superficie, los clanes más fuertes aquí son: Clan Shi, Clan Situ, Clan Yu y
Clan Ding. Pero en cuanto a los cultivadores legendarios en el reino Xiantian,
nadie sabe cuántos hay. ¿Pero cuántos de esos cultivadores Xiantian
permanecerían de buena gana aquí en una ciudad tan pequeña? Las ciudades más
grandes y más poderosas ofrecen riqueza y beneficios inimaginables para atraer
a los cultivadores Xiantian a unirse a ellos”, explicó lentamente Qing Yi.
“¡Esa jefe
de la posada Yu He, a quien conociste antes es alguien que pertenece al Clan
Yu!” Qing Yi, con risas aparentes en su rostro, siguió diciendo, mientras que
los recuerdos de Yu He pellizcando la mejilla de Qing Shui flotaban en su
mente.
“¡Oh!”
Pensamientos inesperados se elevaron de esa jovencita atrevida que era
ligeramente mayor que él, la que no dejaba de burlarse de él antes. Su figura
era



perfectamente
proporcionada, con los pechos bien redondeados que no eran demasiado grandes.
Su esbelto cuerpo tenía la cantidad justa de carne que sería mejor para abrazar
de cerca durante el sueño por la noche. Ese rostro ligeramente madurado, que
tenía una pizca de malicia en aquellos encantadores ojos que excitaban tanto.
Tal sabor, por supuesto, tenía que probarlo.
Qing Shi Zhuang
era fría y distante, mientras que Yu He tenía un toque más de gracia y
coquetería. Una era una princesa de hielo, mientras que la otra sólo podía ser
descrita como un gatito travieso.
Se necesitan
100 años de karma y el destino para poder reunirse en el mismo barco, mientras
que se necesitan mil años de karma y destino para compartir la misma almohada.
“Hehehe, reunirse conmigo equivale a mil años de karma y destino, ninguna
debería pensar en huir.” Qing Shui se frotó la nariz mientras fantaseaba acerca
de abrazar a esos dos especímenes perfectos de mujer para dormir todas las
noches, haciendo que su corazón picara de anticipación, como si no pudiera
esperar a correr para empujarlos hacia abajo.

Qing Yi, que estaba de pie junto a él, estaba
desconcertada por el repentino cambio en la expresión de Qing Shui, mientras de
repente sentía un fuerte impulso de levantarse para patear a su hijo.

AST Capítulo 58 - “El secreto de Situ Luan”
AST Capítulo 60 “El Dao de hacer dinero”