AST Capítulo 49 – “La Misteriosa Feng Wuxi”

AST Capítulo 49 – “La Misteriosa Feng Wuxi”

En realidad, antes, durante la competición, los miembros de la audiencia
habían tomado nota de la atracción mutua entre Feng Yue Ru y Qing Zi, especialmente
los dos perspicaces líderes de ambos clanes.

Después que la competencia anual terminara, fiel a sus palabras, Feng Yue Ru
buscó a Qing Zi bajo el pretexto de intercambiar consejos. Los dos salieron muy bien, y se llevaron
como una casa en llamas. Las interacciones entre ambos empezaron a ser más y
más frecuentes, y de las acaloradas miradas que ellos intercambiaban, uno podía
ver que ambos jovencitos habían caído en el furioso río del amor.

Especialmente, después de que el Clan Feng viera la presentación de Qing Shui
en la competición anual, habían decidido acceder a mejorar sus relaciones con
el Clan Qing a través de una propuesta de matrimonio.

¡Así, Feng Wuxi había hecho personalmente este viaje, con la esperanza de
establecer el matrimonio arreglado lo más pronto posible!

“Excelente, excelente, este asunto ha concluido. Mañana haré que Qing Jiang
haga personalmente un viaje hacia el Clan Feng y entregue los regalos de la
boda, y después de eso, escogeremos una fecha favorable para que los dos
tortolitos se casen.” Qing Luo se rió ruidosamente. Esto podía ser visto como
que él estaba de extremadamente buen humor.

“Hahaha, el mayor Qing Luo es de hecho un hombre sencillo. Creo que los dos
tórtolos estarán tremendamente complacidos al escuchar esto.” Feng Wuxi sonrió
ligeramente, y fue solo ahora cuando ella dejó de sostener la mano de Qing
Shui.

“Ah, abuelo. ¿El hermano Qing Zi se va a casar?” Qing Shui pareció sorprendido,
pero se podía escuchar la emoción en su voz.

“¡Si! Un hombre y una mujer adultos deben casarse. Tu hermano Qing Zi ya tiene
26, y su talento en el camino de la cultivación podría casi ser considerado
ligeramente por encima del promedio. Es hora para él el asentarse con una
familia y ayudar con los negocios del clan.” Qing Luo respondió con una
sonrisa; no había señales de pesar en su voz.

“Keke, Qing Shui, ¿estás celoso del que tu hermano Qing Zi se vaya a casar?
¿Quieres que tu tía Xi te presente algunas encantadoras mujeres que conozco? Realmente no sé cuál de estas damas tendría
la suerte de poder casarse contigo.” Feng Wuxi suavemente molestó a Qing Shui.

¿Cómo podía el viejo Qing Luo no ver a través de las intenciones de Feng Wuxi?
Era normal para los humanos mostrar favoritismo. Feng Wuxi era alguien que
tenía una clara mente y un amable corazón con un extremadamente alto nivel de
precaución. Él sabía que ella no podría tomar ventaja de Qing Shui.

Qing Luo también tenía algunos indicios de admiración por esta joven líder del
Clan Feng. Su nivel de cultivación podría ser considerado dentro del top tres
dentro de toda la aldea Qing. Qing Luo sabía que si no fuera por el accidente
que ocurrió en el pasado, El nivel de cultivo de Feng Wuxi no sería simplemente
a este nivel y podría incluso ser considerado un fénix que se eleva a través de
los nueve cielos.

Después de que Qing Shui escucho a Feng Wuxi hablando del matrimonio, sacudió
su cabeza para sus adentros. Tan pronto como el asunto con el Clan Yan no fuera
solucionado, él no podría siquiera considerar la posibilidad del matrimonio.
Qing Shui solo quería seguir el camino hacia el poder, así que no tenia deseos
de cortejar a una mujer.

“Tia Xi, sigo siendo joven, así que temporalmente dejare la idea.” Qing Shui
respondió, sonriendo felizmente. En su corazón, incluso el propio Qing Shui
estaba disgustado por las acciones que estaba haciendo. “Ahh, si siguiera en mi
vida pasada, podría de seguro conseguir el premio al mejor actor.”

De hecho, después de que llegó a este mundo, su personalidad había cambiado.
Viéndose frio y tranquilo en el exterior, dejando una buena impresión en los
otros y solo mostrando su verdadero ser cuando no hubiera nadie alrededor. Por
ejemplo, maldeciría una y otra vez cuando las cosas fueran mal solo una vez
estuviera en privado. Cuando la competencia anual terminó, la buena impresión
que tenían de él, solo se magnifico en adoración. Qing Shui se convirtió en un
modelo de excelencia para las siguientes generaciones más jóvenes.

“Keke, no hay necesidad de apresurarse.” Feng Wuxi sonrio, sin embargo, Qing
shui podía observar indicios de astucia en su sonrisa. Sacudiendo su cabeza,
pensó que había alucinado, pero después de parpadear, se dio cuenta de que no
se había equivocado. Tal expresión en la cara de la madura mujer era tan
seductora y llena de atracción.

Feng Wuxi prontamente se fue después de terminar la discusión del matrimonio
arreglado. Sin embargo, antes de irse, ella dio una invitación a Qing Shui,
pidiéndole visitar al Clan Feng más seguido. Después de todo, ambos clanes
estarían pronto interrelacionados.

“Qing Shui, esta particular mujer se come a la gente, incluso después se traga
sus esqueletos, será mejor que tengas cuidado. Si no fuera por ese accidente,
¿cómo estaría ella aquí?” Qing Luo le advirtió misteriosamente antes de caer en
silencio.

Qing Shui sintió que su abuelo intentaba decirle algo entre líneas, pero
mirando la expresión de Qing Luo, Qing Shui sabía que su abuelo no tenía
ninguna intención de explicarse a detalle. Él lo dijo en un intento de
advertirle, Ahora Qing Shui había sido advertido, no había necesidad para Qing
Luo de seguir explicándose.

Para
los siguientes pocos días, Qing Shui se unió al resto de los miembros del clan
de la 3ra generación para cultivar. Comparado al pasado,
Había muchos discípulos que se habían presentado
para juntarse con Qing Shui, con la esperanza de que les diera algunos
consejos.

Después del año nuevo, Qing
Shui se había decidido a seguir a Qing Yi para ayudarla en su negocio en la
Ciudad Hundred Miles. Inicialmente, todos los ancianos del Clan Qing se habían
quedado sorprendidos por su petición. Sin embargo, viendo cómo estaba
determinado Qing Shui, junto con las muchas mentiras preparadas por Qing Shui,
al final todos fueron influenciados por sus argumentos y no tuvieron más
remedio que aceptar sus deseos.

Además de su tercer tío y su esposa, que se quedaron en la Ciudad Hundred Miles
en celebración del año nuevo, Qing Yi sería la encargada de acompañar a Qing
Zi, Qing Shan, Qing Shi y Qing Shui a la Ciudad Hundred Miles.

Tanto Qing You como Qing Hu querían ir también, pero fueron rechazados por Qing
Luo, quien les dijo que detuvieran sus tonterías y trataran esto seriamente.
Qing Luo silenciosamente suspiró para sí mismo, “Qing Shui ya ha alterado
las reglas originales del Clan Qing. Este problema fue causado por su
fuerza.” Después, Qing Luo sólo pudo reír.

Los viajeros subieron a un carruaje tirado por dos enormes caballos. Ver los
dos caballos causó que Qing Shui recordara el corcel ascuas de león de Shi Qing
Zhuang. Sin embargo, siguiendo esa línea de pensamiento, se le recordó
involuntariamente a ese pretencioso tarado – Situ Bu Fan.

Sólo había una sola ruta para viajar si se quería ir a la Ciudad Hundred Miles.
El ancho de la carretera era suficiente para que dos carruajes la atravesaran.
El terreno del sendero era totalmente montañoso, lo que hacía difícil un buen
viaje. Así, los viajeros necesitarían alrededor de cuatro horas antes de que
pudieran llegar a su destino.

El paisaje, aunque no lleno de visiones de exuberantes bosques y mares
abiertos, eran sin embargo escénica. Había muchos tipos diferentes y formas de
rocas y piedras fascinantes a lo largo del camino, lo que atrajo el interés de
Qing Shui. “Cuando sea más fuerte en el futuro, debo dejar mis huellas en
todos los continentes de este mundo”.

El viajar en la carretera, especialmente sentado en un carruaje, puede ser
bastante poco interesante y aburrido. Las conversaciones entre ellos pronto
comenzaron como un medio para pasar el tiempo, y pronto todos se conocían.

No sólo eran del mismo clan, eran parientes directos también. Como tal, su
relación se puso mejor y mejor después de que se familiarizaran unos con otros.

Especialmente para Qing Shi, que era el hijo de Qing He y tenía circunstancias
similares a las de Qing Shui. Se llevaba muy bien con Qing Shui. Qing Shi era
extremadamente apasionado por el cultivo, pero su talento era limitado y, como
tal, sólo había roto hasta el cuarto grado del Arte del Loto Azul. Por no
mencionar, sus edades estaban cerca el uno del otro. Qing Shui era sólo un mes
mayor que él. Viendo cómo Qing Shui logró romper sus propios límites y llegó a
su fuerza actual, Qing Shi rápidamente se familiarizó con Qing Shui, con la
esperanza de que podría obtener algunas pistas y consejos de él.

Qing Shui admiraba la personalidad de Qing Shi mucho. Aquí está uno que era la
imagen reflejada de sí mismo, compartiendo el mismo destino. Qing Shui no podía
dejar de pensar que este sería su destino también, si no fuera por algunos
encuentros fortuitos que ocurrieron.

A pesar de gastar tanto esfuerzo, debido a su falta de talento, Qing Shi estaba
condenado a no ser capaz de avanzar mucho en el camino de la cultivación. Sin
embargo, nunca se dio por vencido, ni dijo una palabra en queja; Forjarse hacia
adelante con confianza.

“Llegaremos a la Ciudad Hundred Miles en breve, y después de eso los
llevare a todos ustedes a la posada “Yu He” para disfrutar de la gran
comida de allí!”

AST Capítulo 48 - “Encanto Persistente”
AST Capítulo 50 - “La próspera Ciudad Hundred Miles”