AST Capítulo 46 – Circunstancias del nacimiento de Qing Shui

AST Capítulo 46 – Circunstancias del nacimiento de Qing Shui

“Uhm, si es así, Abuelo, ¿podías darme una Píldora Divina Lisiada?”

 La solicitud de Qing Shui había estado cerca de darle un infarto a Qing Luo. Las complejas
emociones que tenía borbotearon de sus ojos al verse con los de Qing Shui. “Ya deberías
saber sobre los efectos de la Píldora Divina Lisiada. El tú actual podría considerarse con un
brillante e ilimitado potencial, así que no veo la necesidad de siquiera considerar el tomar
esta píldora en absoluto.

 “Así es, Shu’er, tu abuelo está en lo cierto. ¡No debes tentarte por el repentino crecimiento
de tu fuerza y enterrar todo tu futuro potencial!” Rápidamente Qing Yi intentó persuadir a su
hijo tan pronto como salió del shock causado por la petición de Qing Shui, ansiosa por
contarle sobre los efectos de la Divina Píldora Lisiada a Qing Shui.

 El corazón de Qing Shui se hundió en la amargura. Su futuro potencial era ilimitado, sí,
pero el actual él seguía atascado en ese maldito cuello de botella, ¡incapaz de siquiera
avanzar! El último paso para romper a través de la cuarta capa divina había sido imposible
de dar para él por seis años… ¡Seis años enteros!

 “Lo entiendo. Abuelo, madre, tengan por seguro queno haré nada que dañe mi potencial.”
Qing Shui esbozó un tranquilizante sonrisa, siendo él el único que entendía el desamparo
alojado en su interior.

 Viendo la constante tranquilidad de Qing Shui, tanto su madre como su abuelo, Qing Luo,
se relajaron levemente, sin renunciar a recordarle acerca de los dañinos efectos de la Divina
Píldora Lisiada una y otra vez.

 Qing Shui había alcanzado el pináculo de la tercera generación y se había convertido en la
brillante estrella del clan Qing sin darse cuenta siquiera. Todos, exceptuando a Qing Shui,
estaban enamorados de él y sus futuros logros. A él no le gustaba tenerse a sí mismo en el
centro de atención , exponiendo sus habilidades tan pronto. Después de todo, ¿podrían
compararse sus habilidades actuales con las de los monstruosos cultivadores en el
continente? Fue sólo que se tal Situ Bu Fan fue de verdad fastidioso, y, por el bien del futuro
del Clan QIng, no tuvo más opción que entrar en la arena. De cualquier manera, Qing Shui
tenía otra razón la cual ocultaba muy profundo en su corazón.

 “¡Sólo porque ese maldito Situ Bu Fan es el prometido de Shi Qing Zhuang! Me desagrada
de sólo pensarlo. Si me siento tan asqueado debería sólo, por supuesto, dejarlo todo, ¡sólo
así podría sentirme mejor!” Pensando esto, Qing Shui suspiró suave. No sabía porque Shi
Qing Zhuang seguía apareciendo en su mente.

 Sacudiendo ligeramente su cabeza, trató de limpiarse todos los pensamientos quele
distraían. El pensamiento de Situ Bu Fan contaminando la fría belleza era suficiente para
descontrolar en un espiral todas sus emociones cual olas ardientes en ira que golpeándolo.

Fuerza y poder. Estas eras las únicas cosas que importaban dentro del mundo de los nueve
continentes. Con la fuerza necesaria él podría hacer cuanto deseara, e incluso arrebatar las
fantasías de otros.

 Mientras Qing Shui se perdía en pensamientos, Qing Luo sacó una caja sellada,
pasándosela a Qing Shui, “Ya que eres tan inflexible sobre esto, el abuelo concederá tu
deseo…. Pero, Qing Shui, debes prometerme que nunca, pero nunca, ni siquiera bajo
cualquier circunstancia, consumirás esta píldora. Porque, de hacerlo, toda esperanza que
tengas en alcanzar el reino de Xiantian se desvaneceran en el aire al igual que humo. Tanto
tu madre como yo estamos expectantes de tu futuro progreso. Tenlo en cuenta.”

 Incluso en este momento, Qing Luo seguía advirtiendo los peligros de la pildora. Temía que
Qing Shui pensara que el reino de Xiantian fuera demasiado dificil de alcanzar. También, si
en un futuro alguna fuerza fuera a humillarlo, Qing Shui, en un momento de impulso, tomara
la pildora y así, enterrara su futuro.

 Después de todo, la llegada de la Ceremonia de Edad había concluido. Qing Shui ya no
era más un niño, sino que ya era oficialmente considerado como un adulto. Qing Luo creía
que él sería capaz de pensar bien las cosas y tomar las decisiones acertadas. Sin importar
qué, un hombre tenía derecho a mantener unas cuantas cosas en secreto, y como tal, Qing
Luo no siguó cuestionando a Qing Shui sobre la razón por la que quería la Divina Pildora
Lisiada. “Si sólo hubiera sabido que él haría una petición como esa…” dijo en un suspiro.
Qing Luo sacudió su cabeza. Si él supiera que Qing Shui querría la divina pildora lisiada, él
nunca había sido capaz de ofrecerle a Qing Shui cualquier objeto dentro de la tesorería del
Clan Qing!

 Qing Shui expresó su gratitud después de haber recibido la caja sellada. Sólo entonces
pudo notar que Qing You tenía el rostro enrojecido, pareciendo que ella estaba a la espera
de decir algo, siendo incapaz de hablar por miedo a interrumpirlos antes.

 “Abuelo…” Después de que esa palabra resonara, no hubo otro sonido por un periodo de
tiempo alargado.

 Qing Luo sonrió, su nieto consentido era Qing You desde quera un niño, así que ¿cómo
podría saber lo que Qing You estaba pensando? Cada vez que él quisiera algo, Qing You
mostraría una particula expresión. Qing Luo sólo había recibido seis frutos de los 100 años
de fiero poder, y Qing You tenía esa expresión de el rostro. ¿Cómo podría Qing Luo
compartir dos con él?

 “Jajajaja, niño, sé que quieres estos frutos. Darte dos no está fuera de cuestión, pero si me
prometes que te esforzaras y seguirás trabajando duro. Además, después de incrementar tu
fuerza, no podrás sólo desafiar a los otros para demostrarla, sino que si quieres retar a
alguien, ese alguien será a tu hermano Qing Shui.” Después de decir eso, Qing Luo tomó
dos de los frutos y los arrojó hacia Qing You.
Qing Shui y Qing Yi miraron felizmente la excitación tan visible de Qing You sosteniendo
los frutos. En ese momento, uno podría ver una mezcla de sorpresa, alegría y gratitud
sincera hacia Qing Yi proveniente de los ojos de Qing You.

 Después de todo, los tres se fueron y Qing You exclamó con emoción. “Tía, hermano Qing
Shui, iré ahora e incrementare mi fuerza, Te encontraré después.” Sin esperar respuesta, dio
media vuelta y se echó a correr.

 Contemplando la felicidad exhibida por Qing You, Qing Yi se echó a reir y le dijo a Qing
Shui, “Tu pequeño primo ya no será capaz de dormir en paz por algunos días. Estaba tan
emocionado”.

 “Jeje, es un hecho. En este mundo cultivado a la cultivacion, ¿cómo podría haber algo más
ferviente que un incremento masivo en la fuerza?” Qing Shui sonrió.

 Después de regresar a su residencia, Qing Shui decidió abrir la sellada caja para mirar más
de cerca a la infame lisiada pildora divina. Dentro de la caja había una pequeña botella
blanca. Justo cuando Qing Shui se dispuso a abrirla, fue detenido por Qing Yi.

 “No lo abras imprudentemente, Shu’er, o la eficacia de la pildora se perderá después del
tiempo que toma preparar una taza de té.”

 Qing Shui detuvo sus movimientos. “Uhm, ¿es que echar un vistazo está prohibido?” Él
realmente deseaba conocer la apariencia de la infame pildora.

 “No.” Dijo Qing Yi con seguridad en su habla.

 Ah, olvídalo, siendo que no podría mirar la pildora, podría bien sólo empacar. Hoy era el día
15 del mes. La fecha de el Festival de las Linternas en su mundo previo. Juegos como
adivinar los enigmas de la linterna no eran para nada populares dentro del mundo de los
nueve continentes. Sin embargo toda villa estaba bastante animada, bulliciosa, ruidosa y
llena de emoción. Las personas estaban en todas partes, siendo como si toda la gente que vivía en la aldrea Qing estuviera fuera, en las calles, dando un paseo, disfrutando el
ambiente festivo del día de las linternas.

 “Madre, está muy animado por aquí afuera. No nos quedemos encerrados.” Qing Shui
quería hacer buen uso de su tiempo y disfrutar del festival junto a su madre, Después de
todo, tales oportunidades eran raras para ambos.

 “¡Muy bien!” Felizmente asintió.

 Al final, justo como durante el año nuevo, ambos decidieron salir hacia la Ciudad de la
Fijación del Fénix. La única diferencia era que esta vez, todo mundo miraba a Qing Shui,
incluso algunos se acercaron a saludarlo.

 Especialmente por aquellos de menor edad. La fuerza en este mundo era igual al status o
la riqueza en el suyo anterior. Qing Shui fue considerado “extremadamente rico a los ojos de
estos pequeños.

 Lo que hizo a Qing Shui sonreír irónicamente fue que había un montón de bellezas que por
voluntad propia, fueron a presentarse delante de Qing Shui, dejándolo nervioso y buscando
algún sitio para esconderse. No se le podía culpar, ya que fue su primera experiencia
teniendo chicas hermosas pidiéndole salir.

 “Qing Shui, mira, hay una encantadora belleza por aquí, ¡Te busca con la mirada!” Qing Yi
provocó a Qing Shui mientras señalaba con el dedo a cierta dirección.

 Después de que Qing Shui siguiera con la mirada al lugar donde el dedo apuntaba, su
mirada aterrizó en una niña de cinco o seis años, cuyos exquisitos rasgos parecían estar
tallados en jade, tan hermosos como una muñeca. La niña miraba a Qing Shui con
curiosidad.

 “Oh, una belleza en verdad, pero sólo después de 20 años” Qing Shui se echó a reir
mientras sonreía gentil a la niña. (NT D: Un prota japo ya se hubiera vuelto loco.)

 Cuando regresaron al Clan Qing, ya se acercaba el atardecer. El sol se ocultaba con
lentitud, mientras que con un rojizo opaco teñía la tierra. Tanto madre como hijo estuvieron
sentados sobre unas sillas colocadas en el pato, conversando.

 Después de algunos momentos, Qing Shui decidió que era tiempo de obtener las
respuesta que Qing Yi había prometido antes.

 “Madre, una vez me prometiste esto. ¿Podrías contarme hacerca de esas cosas del
pasado? Especialmente sobre mi padre.” Qing Shui usó un gentil tono de voz
perceptiblemente endurecido en algo de acero, tratando de enmascararlo

AST Capítulo 43 - “El Magnífico Golpe de Qing Shui”
AST Capítulo 47 - “Circunstancias del nacimiento de Qing Shui (2)”