AST Capítulo 45 “Una píldora divina Lisiada”

AST Capítulo 45 “Una píldora divina Lisiada”

La celebración
de nuevo año sólo terminaría a finales de mes. La ceremonia de la mayoría de
edad se completó el día 10 de año nuevo. El clan de Qing era actualmente más
feliz que habían sido nunca. Especialmente por el incidente de Qing Shui,
cuando derrotó al arrogante Situ Bu Fan, estaba profundamente grabado en la
mente de todos ya que había elevado su prestigio a un nuevo nivel.

El Puño Rápido Solitario, especialmente cuando fue usado por Qing Hu y Qing Bei,
tenía un poder más allá de la norma. Era un secreto abierto que Qing Shui fue
quien les enseñó aquellas posturas. Los otros miembros del Clan Qing sólo
podían mirar con envidia, pero estaban demasiado avergonzados para pedirle a
Qing Shui que les enseñara la técnica.

Qing Luo tenía una gran precaución, vio los beneficios del Puño Rápido
Solitario, y estaba impresionado por la técnica. Ya se había acercado a Qing
Shui para discutir si estaba dispuesto a permitir que todos los miembros del
Clan Qing cultivaran esta técnica de puño en particular. Uno de los puntos
principales era que al cultivar las posturas del Puño Rápido Solitario, se
podía afinar la agilidad y flexibilidad de sus extremidades. Esto beneficiaría
a los miembros en el futuro cuando comenzaran a aprender el uso de otras armas.

Para Qing Luo, él sentía que las técnicas del Puño Rápido Solitario no eran un
secreto muy bien guardado. Ya que Qing Shui ya se las había enseñado a Qing Hu
y Qing Bei, él esperaba que Qing Shui estuviera dispuesto a pedirle a su
maestro que les enseñara a los otros miembros del clan. (Recordemos la mentira que le
dijo a su madre del anciano que le enseño)

“¡No hay problema!” Qing Shui respondió francamente. En primer lugar,
la técnica se desbloqueó cuando rompió a través de la técnica de
fortalecimiento antiguo. No tenía maestro “anciano” como para
pedirle. En segundo lugar, al cultivar la técnica Puño Rápido Solitario, el
talento era muy importante. Incluso si imprimiera copias y las difundiera por
todo el pueblo, no habría mucho impacto. También por no mencionar, a aquellos
que él le enseñaría, sería a sus propios miembros del clan.

Después de que Qing You se recuperó, se hundió en una profunda depresión. Como
el discípulo superior de la 3ra generación del clan de Qing, no podía siquiera
parar un solo golpe de Situ Bu Fan. Estas acciones causaron que todo el Clan
Qing fuera deshonrado por sus manos.

Mirando cuán deprimido estaba su hijo, Qing Jiang trató de elevar su ánimo
relatando toda la serie de acontecimientos que sucedieron después de que se
desmayó. Qing You sentía que todas las historias eran un montón de mierda. Era
demasiado incrédulo, especialmente cómo fue que Qing Shui derrotó a Situ Bu Fan
con sólo un golpe. Si no fuera por el hecho de que tantas personas presenciaron
lo que sucedió, tampoco habría quien lo creyera. Después de escuchar la
historia, Qing You reunió a unos cuantos amigos cercanos e incluso fue a
verificar la historia con Lan Ye del Clan Lan. La reputación de Lan Ye como una
persona que no mentía finalmente le permitió creer que la historia era verdad.

Sólo después de la verificación, Qing You parecía recuperarse un poco de su
depresión. Después de todo, la sombra de la pretenciosa cara de Situ Bu Fan
seguía apareciendo en su mente, semejante a un mal sueño. No podía dejar de
lamentar el hecho de que no era lo suficientemente fuerte como para aplastar
sus martillos gemelos en la cabeza de Situ Bu Fan. Qing You sólo podría
lamentar que no fue capaz de testificar personalmente como Qing Shui se burlaba
de Situ Bu Fan.

Qing You Siempre habia sido una persona impetuosa. Antes de que se recuperara
de sus heridas, saltó de su cama y corrió a buscar a Qing Shui. Qing Jiang solo
podía mirar la silueta de Qing You que salía rápidamente mientras sacudía la
cabeza. Sabía que aquella era la naturaleza de su hijo, y sería inútil intentar
detenerlo.

Qing Shui se sorprendió de su estado cuando vio al visiblemente agitado Qing
You corriendo hacia él. ¿No se suponía que Qing You estaba en la cama, recuperándose
de sus heridas? ¿Cómo podría incluso correr?

“¡Ai, Qing You, debes descansar bien ya que estás herido!” Qing Shui
declaró con una sonrisa mientras miraba a su primo más joven.

Qing You sacudió la cabeza, mientras iba directamente al grano con su pregunta.

“Después de que oí que Qing Shui ge derroto a ese Situ Bu Fan como un
pequeño cachorro, inmediatamente me sentí mejor.” Qing You miró a Qing
Shui, mientras sus ojos brillaban con deleite.

Qing Shui sabía que Qing You, como el epítome de la fuerza dentro de los
discípulos de la tercera generación, siempre había mirado hacia arriba y
respetado a los más fuertes que él. Era alguien que poseía una fuerza
explosiva, como lo demuestraba la elección de sus armas.

“Heh heh, ya había encontrado irritante su jeta desde hace mucho tiempo.
Por suerte tuve la fuerza suficiente para aplastarlo en la arena. Imagína su
arrogancia anterior, y luego quedo golpeado unos minutos más tarde.” Qing
Shui rugió con risa mientras charlaba con Qing You.

“¡Jeje!” Una voz cariñosa y llena de risa se deslizó.

“¿Cómo pueden los dos degradar a alguien a costa suya?” Qing Yi había
oído su conversación con respecto a Situ Bu Fan, y estaba suprimiendo su
necesidad de reír abiertamente, pero gentilmente los reprendió.

“¡Mamá!”, “¡Tía!”

“Qing Shui, pasé las otras seis frutas del poder ardiente a tu abuelo.
Estaba muy contento cuando vio los frutos, y me dijo que te daría cualquier
cosa como compensación.” Qing Yi dijo con una sonrisa, con un brillo que
irradiaba su complexión.

Qing Shui quedó momentáneamente aturdido. Él sabía que Qing Luo tenía acceso a
la bóveda del tesoro, situada dentro de una cámara secreta, que guardaba todos
los artículos estimados, pasados ​​por las generaciones anteriores del clan de
Qing.

Después de que Qing Shui se recuperara de su sorpresa, Qing Yi hizo señas a
ambos para que la siguieran para encontrarse con Qing Luo. “Qing You, más
tarde después de encontrarse con su abuelo, recuerde pedirle dos de los frutos.
No te preocupes, te ayudaré a persuadir a tu abuelo.” Qing Yi le dijo a
Qing You mientras le acariciaba el hombro. “Con tía aquí, seguramente
habrá una parte para ti.”

“Gracias, tía!” Qing You estaba tan emocionado que toda su cara estaba
roja. Siempre había estado inclinado hacia la fuerza. Ahora que sabía que los
frutos le darían un aumento de 1.000 jin de fuerza, ¿cómo no podría estar
emocionado por ello? Si su fuerza aumentaba en 1.000 jin, al menos, no habría
perdido como lo hizo ante Situ Bu Fan.

Después de llegar a la residencia de Qing Luo, vieron que disfrutaba
relajadamente de su día, regando las plantas en su patio. Su cuerpo imponente y
robusto, parecía no dar indicaciones sobre su edad. ¡Tenía más de 100 años! Sin
embargo, teniendo en cuenta la vida útil de los expertos máximos HouTian, ​​él
era sólo de mediana edad. Era una lástima que Qing Luo siempre fuera maldecido
por la soledad. Desde que su esposa había pasado a mejor vida, nunca se había
vuelto a casar, y dependía de sí mismo para criar a sus hijos. Ahora que todos
sus nietos habían crecido, los miembros de la segunda generación lo instaron y
lo apoyaron para que volviera a casarse. Sin embargo, todas las propuestas de
emparejamiento fueron rechazadas por Qing Luo.

“¡Papá!”
“¡Abuelo!” Tanto Qing Shui como Qing You saludaron a Qing Luo

“Hahaha, excelente!” Qing Luo estaba muy alegre, y todo el mundo
sabía que la razón detrás de eso era Qing Shui. Lo más probable es que, después
de las acciones arrogantes de Situ Bu Fan, el Clan Qing tuviera más posición en
la Ciudad Hundred Miles. En el futuro, cuando el Clan Qing llevara a cabo sus
negocios en la Ciudad, no estarían bajo una presión constante”.

Sin embargo, ahora era diferente. Qing Shui había derrotado fácilmente a uno de
los jóvenes maestros de los cuatro grandes clanes de la Ciudad Hundred Miles, e
indirectamente afectó su orgullo. Había innumerables desafíos esperándolo en la
ciudad, esperando a desahogar su ira.

“Qing Shui, ya que nos has dado los frutos de cien años, te dejaré elegir
cualquier artículo que te guste de la tesorería del Clan Qing. Después de todo,
no podemos aceptar ciegamente tu amabilidad sin darle algo como compensación
“, dijo Qing Luo.

Fue la primera vez que Qing Shui entraba en esta recámara. La habitación era
sencilla y sin adornos, y sólo consistía en una cama, una estantería, una mesa
y un juego de sillas.

“Abuelo, ¿qué estás diciendo, todos somos una familia? Aunque los frutos
de cien años eran valiosos, los efectos no podían ser apilados. Es justo para
mí entregártelos. Después de todo, ¡soy parte del Clan Qing!” dijo Qing
Shui cálidamente, con indicios de firmeza en su voz. Su abuelo siempre se lo
había querido. Todavía podía recordar cuando era joven, y Qing Luo había ido
hasta la ciudad Hundred Miles para comprar el ginseng púrpura de 100 años para
su consumo.

Qing Luo estaba muy contento, pero a pesar de esto, todavía quería que Qing
Shui pidiera un artículo diciendo que era necesario, ya que era una regla del
Clan Qing. Aquellos que hacían contribuciones podían recibir recompensas.

Mirando cómo estaba determinado Qing Luo, y el ligero asentimiento de Qing Yi,
señalando su acuerdo, Qing Shui decidió probar su suerte…

“Hmm, si es así, ¿podría el abuelo darme una píldora divina lisiada?”

AST Capítulo 43 - “El Magnífico Golpe de Qing Shui”
AST Capítulo 47 - “Circunstancias del nacimiento de Qing Shui (2)”