AST Capítulo 38 – “Competición Anual Entre la Tercera Generación (1)”

AST Capítulo 38 – “Competición Anual Entre la Tercera Generación (1)”

No te preocupes madre, conmigo a tu lado, incluso
si el cielo se viene abajo, ¡estaré siempre apoyándote!
Mirando a Qing Shui, quien
tenía una moral bastante elevada, repentinamente Qin Yi tuvo la sensación de
que su hijo se había vuelto muy digno de confianza. Aquella larguirucha figura
había vuéltose tan segura. Mientras reflexionaba en ello, sintió una dulce
calidez creciendo dentro de su corazón. Su hijo finalmente había crecido.


Ambos, madre e hijo,
pasearon a paso lento a través de las calles, disfrutando de las vívidas risas
de la multitud mientras miraban el bullicio extenderse por las calles.


Al lado de Qing Yi,
Qing Shui disfrutó la paz del momento. Incluso e medio de aquellas bulliciosas
calles. Siempre que Qing Yi estuviera junto a él, sin importar que el cielo
callera a pedazos, él aún se sentiría a salvo. Esta seguridad no provenía de
cualquier protección que ella pudiese darle, sino que nacía del hecho de saber
que alguien en el mundo lo amaba. Haciendo una analogía, con su mundo previo,
incluso en la prosperidad de la densa población de la ciudad, uno podría
sentirla vacía. La soledad tenía su tallo en la individualidad de las personas
y la ausencia de amor, tales causas provocaron una interminable frustración en
su corazón.


Se estaba haciendo tarde por la noche cuando Qing
Shui y Qing Yi regresaron al Clan Qing. Sólo quedaban dos días más para el
nuevo año, a pesar de que Qing Shui no estaba claro respecto a las costumbres
de este mundo, las costumbres del Clan Qing eran afortunadamente similares a
las previas de cuando estaba en la tierra. Además, en su vida anterior, Qing
Shui también nació en un pueblo pobre y por lo tanto las cosas que hicieron
para celebrar el nuevo año aquí también fueron similares. Pegar pareados,
encender fuegos artificiales, ofrecer incienso como muestra de respeto por las
generaciones anteriores etc………

El segundo día, Qing Shui y Qing Yi hicieron la limpieza de primavera juntos,
en realidad no había mucho que ordenar. Aunque había criados, a Qing Yi no le
gustó cuando otras personas entraron en su residencia. La única excepción a
esto fue Qing Shui.

Ayer por la noche, a pesar de la hora tardía después de que regresaron, Qing
Shui todavía utilizó dos horas de tiempo y se cultivó dentro del Reino de la
Violeta Jade Inmortal. No había necesidad de hacer preguntas, con un tiempo de
dilatación tan beneficioso ayudándolo, ¿cómo podría no agarrar todas las
posibilidades que podía y abusar de ellas? No importa lo ocupado que estuviera,
él todavía tendría tiempo para ello.

Mirando el espacio vacío, con ese efecto de dilatación de tiempo de 100: 1,
Qing Shui no podía dejar de pensar en sí mismo “Suspiro, qué
desperdicio.” Lo que es un desperdicio es que no crezcan hierbas
espirituales dentro del Reino del Jade Violeta Inmortal. Inicialmente, Qing
Shui quería cultivar hierbas de Grado Precioso dentro del reino espacial, pero
lo triste que era que el último tallo del Ginseng de 1000 años ya había sido
comprado por el Clan Situ. Incluso habían hecho el viaje personalmente. Esto
muestra cuán valiosa era una hierba de Grado Preciado.

“Olvídalo, esperaré hasta que consiga alguno en el futuro. Después de todo,
con 15 acres de tierra, puedo plantar muchas hierbas aquí, y con el efecto de
dilatación de tiempo sólo cultivar las hierbas aquí durante un año sería
equivalente a cien años hehehe. “Qing Shui tenía actualmente 15 años, si
comienza a plantar hierbas ahora, para cuando tenga 20 años, ¡tendría un montón
de hierbas espirituales de grado común de 500 años de edad!

Después de pensar en ello, Qing Shui estaba tremendamente emocionado. Si uno
decide sobre algo, uno debe simplemente hacerlo de inmediato ya que no tiene
sentido vacilar. Después de todo, ¿cómo podría simplemente comprar Hierbas de
Grado Precioso? Incluso si saquearon la Ciudad de Cien Millas entera, no puede
incluso haber una sola hierba del grado precioso allí. Ya que él ya había
decidido empezar a plantar hierbas Grado Común primero, todavía tenía que
demarcar un límite para asegurarse de que todavía habría espacio para plantar
hierbas de Grado Precioso en el futuro.

“Después del nuevo año, iré a comprar algunas plantas de hierba de Grado
Común, o forraje para algunas en las selvas. ¡Después de todo, el actual yo
podría ser considerado por tener algún conocimiento sobre los diferentes tipos
de hierbas espirituales! “Qing Shui en silencio decidió que debe hacerlo
de inmediato, ¡en cuanto tuviera la oportunidad!

“Ah Qing Shui, ¿cuándo regresaste? Escuché que durante el último medio
año, saliste a practicar tu cultivo? “

Al oír esa voz, Qing Shui volvió la cabeza. Esta voz familiar pertenecía a Qing
Yang. No se habían encontrado desde su última reunión, cuando Qing Shui entró
por primera vez en el patio de prácticas del Clan Qing, y todo el camino hasta
cuando Qing Yang rompió hasta el Guerrero Marcial de Sexto Grado. Qing Yang era
diferente a los jóvenes de los otros grandes clanes de la aldea de Qing que
miró hacia abajo y se burló de Qing Shui en el pasado.

El uso del patio de prácticas del Clan Qing no se limitó solo a la tercera
generación del Clan Qing. Aparte de los miembros del Clan Qing, había un montón
de otros miembros de tercera generación de los otros grandes clanes en la aldea
de Qing. Al comparar la proporción, había muchos más miembros de los otros
clanes en comparación con sólo el Clan Qing. Por ejemplo, los miembros de
tercera generación del Clan Lan también estaban usando el patio. Los miembros
del Clan Lan tuvieron un desempeño sobresaliente a lo largo de estos dos
últimos años, incluso más que los miembros del Clan Qing.

“Hey, ha pasado tiempo, ¡parece que tu cultivo ha mejorado de nuevo!”
Después de un período de cinco años, Qing Shui todavía podía discernir el nivel
de fuerza Qing Hai con una sola mirada. En la actualidad, basado en sus
observaciones, él estaba en el pico del 7mo Grado del Reino Guerrero Marcial.

Qing Shui tenía la sensación de que su primo más joven, el genio Qing You,
había superado hace mucho tiempo el 7mo Grado del reino Guerrero Marcial. Sólo
sabía que el honesto Qing Zi estaba todavía en el 8vo Grado del Reino Guerrero
Marcial.

“¡Interesante, parece que la competencia de este año será más
animada!” Qing Shui sonrió. La competencia de fin de año no sólo se
limitaba al Clan Qing, sino que también podían participar otros clanes. Sin
embargo, el Clan Qing tenía una regla, los discípulos del Clan Qing deben estar
al menos en el 6to Grado del Reino Guerrero Marcial antes de que puedan entrar
en la competencia. Anteriormente, hace unos años, algunos jóvenes de los otros
clanes pasaron por la Villa Qing y llegaron justo a tiempo para la competencia
anual. Naturalmente, los jóvenes de sangre caliente, con el pretexto de hacer
amigos a través del intercambio de consejos en artes marciales, también
entraron en la competencia.

En la superficie, a pesar de que se denominó como una “competencia”,
en realidad se trataba más de un intercambio de punteros. Los únicos otros
clanes notables de las regiones cercanas eran el clan Lan de la aldea Qing, así
como el clan Feng y el clan Tong de la ciudad de Phoenix.

“Hermano Qing Yang, parece que este año, finalmente puede desencadenar su
destreza.” Qing Shui sonrió.

Qing Yang sonrió amargamente y dijo: “Cómo podría ser tan fácil, no sabes
que Lan Ye del Clan Lan, Feng Xishui del Clan Feng y Tong Gang del clan Tong ya
han roto hasta el 9no Grado del Reino Guerrero Marcial. “

“¿Qué? ¿El 9no Grado del Guerrero Marcial? ¿Cómo es esto posible? El
hermano mayor Qing Zi está solo en el 8vo Grado, ¿significa esto que nadie de
nuestro Clan Qing es capaz de luchar contra ellos? Qing Shui no quiso revelar
su verdadera fuerza todavía. Qué raro, en estos cinco años hubo un cambio tan grande,
y pensar que los miembros de la tercera generación del otro gran clan
alcanzaron el nivel de fuerza de la tercera generación del Clan Qing. Parece
que la decisión ese año, para los miembros de la 2da generación de consumir la
Píldora de la Divinidad, era también una acción con ningún otro recurso
disponible para ellos.

“Afortunadamente, todavía tenemos Qing You, el genio de nuestro Clan Qing.
Él ya ha roto hasta el nivel máximo del Reino Guerrero Marcial y su fuerza debe
ser suficiente para manejar a los Guerreros Marciales del 9no Grado de los
otros clanes, mientras deja a los otros peces pequeños y camarones para
nosotros.” Qing Yang lucía radiante cuando habló de Qing You. Después de
todo, sólo cuando los clanes tenían individuos fuertes estarían en una mejor
posición para luchar por los beneficios futuros.

Cualquier inútil de un clan o secta con mil años de historia, podría ser un
total bueno para nada o un vago inútil y todavía ser capaz de mirar hacia abajo
a los demás.

Después de eso, Qing Shui fue a reunirse con otras personas del Clan Qing, y
también fue a pagar sus respetos a Qing Luo. Qing Luo siempre lo había adorado
y atesorado, a pesar de su título de basura. Puede ser porque Qing Luo sólo
tenía una hija y su amor paternal por Qing Yi fue volcado hacia él.

“Qing Shui, has madurado mucho durante este último año, aunque debes
recordar que uno no debe forzarse en el camino del cultivo. Si el camino está
lleno de obstáculos, siempre hay otros disponibles para tomar. No deberías enfocarte excesivamente y
seguir solo una trayectoria asumida que puede no ser conveniente para ti cuando
podrías elevarte a alturas mayores si seleccionas un camino en lugar de otro. Basado en tu inteligencia, el Abuelo
no tratará de persuadirte más. Tu propio destino está en sus propias
manos.” Qing Luo dijo amablemente mientras miraba el prontamente adulto
Qing Shui.

“No te preocupes, abuelo, conozco mis límites, estaré bien.” Qing
Shui sabía que no había necesidad de decir eso ahora.

El segundo día después del comienzo del nuevo año, las calles seguían
moviéndose mientras todo el mundo empapaba el ambiente animado. Qing Shui habló
de muchas cosas con Qing Yi, mientras caminaban por las calles.

En el cuarto día, Qing Luo trajo a todo el Clan Qing para rendir homenaje a sus
antepasados.

Otro año ha pasado, el año anterior había sido extraordinario para Qing Shui.
Tendría 16 años este año, y también era hora de la ceremonia de la mayoría de
edad, así como el tiempo para que él decidiera en qué camino quería dejar la
huella de sus pasos en el futuro.

AST Capítulo 37 - “Mercado Nocturno en la Ciudad del Asentamiento del Fénix”
AST Capítulo 39 - “Competencia Anual entre la Tercera Generación (2)”