AST Capítulo 37 – “Mercado Nocturno en la Ciudad del Asentamiento del Fénix”

AST Capítulo 37 – “Mercado Nocturno en la Ciudad del Asentamiento del Fénix”

Después de
ponerse la bata de satín bordada con intrincados diseños, Qing Shui se paró
frente al espejo, admirando su reflejo y elegantes facciones.
Además de la marca apenas perceptible de la perla
violeta, también desprendía un aire insuperable de gracia y elegancia, pero no
hasta el punto en que la gente lo confundiera con una mujer. Sin embargo, su
apariencia actual podría coincidir con la definición de la palabra
“hermoso”.

Qing Shui no sabía cómo otros se sentirían si fueran llamados hermosos, pero
personalmente él parecería más bien un hombre bestia.

Qing Shui miró amargamente sus hermosas ropas puestas. Este tipo de ropa era en
realidad bastante similar a lo que Situ Bu Fan usaría. Esto no podría ser
considerado una nueva moda, ya que el clan Qing y las varias familias en la
aldea Qing usarían un estilo similar cada año nuevo. Incluso Qing Shui había
usado este estilo de ropa antes, pero nunca había estado tan incómodo con ello.
Tal vez inconscientemente, después de conocer a Situ Bu Fan, no tenía ningún
deseo de ser similar a él de ninguna manera.

“Si esto no fue adaptado personalmente por mi madre, ¡definitivamente no
lo usaría!” Qing Shui gruñó interiormente.

Cuando Qing Shui volvió la cabeza y vio la expresión de felicidad en los ojos
de Qing Yi, suspiró impotente. ¿Qué madre no desea que su hijo se vea bien?
Además, ¿cómo podría una belleza como Qing Yi dar a luz a un niño feo?

“Te ves bien, jeje. En el futuro, no sé cuántas chicas caerán por nuestro
Shui`er.” Qing Yi, riendo, lo decía mientras suavemente arreglaba el
cuello, las mangas y la ropa de Qing Shui.

“¡Madre, vayamos a la ciudad! Nunca he estado allí antes, y recuerdo a Qing Hu
diciendo que la ciudad será bulliciosa y llena de actividades ya que es año nuevo!”

Mirando a Qing Yi, Qing Shui no
pudo evitar sentir un temblor en su corazón al recordar las palabras de Qing
Hai. Nunca esperó que Qing Yi estuviera realmente fuera en las puertas y
esperara que regresara a salvo, día tras día.

“¡Bien!” ¡Qing Yi estuvo de acuerdo! Con indicios de culpa en sus
ojos, Qing Yi no pudo evitar suspirar. Siempre había estado ocupada en la
ciudad Hundred Miles, manejando negocios externos para el Clan Qing y había
descuidado a Qing Shui en sus primeros años de infancia. Qing Yi sólo tenía
tiempo para volver y visitar a Qing Shui durante ciertas épocas del año.
Afortunadamente, este niño suyo era independiente por naturaleza y entendía el
panorama general.

Los cielos afuera no se habían oscurecido por completo, pero los árboles de las
calles estaban adornados con “piedras de luz”. Las Piedras de luz
eran una especie de guijarro, capaz de emitir suaves rayos de luz. Había muchos
grados de piedras de luz, se decía que las piedras de luz usadas en la aldea
Qing eran de los grados más bajos, así que los ligeros rayos emitidos de ellas
eran los más débiles. Había rumores de que algunas de las grandes ciudades del
Continente de las Nubes Verdes tenían piedras de luz del grado más alto,
capaces de emitir rayos de luz que eran comparables a la luz de la luna.

A esta hora de la noche se suponía que las luces de las calles estuvieran
encendidas, sin embargo, debido a la temporada festiva, las luces de las calles
no se encendieron dejando a las piedras de luz ocupar su lugar. A pesar de esto,
los efectos de las piedras de luz, según Qing Shui, era mucho mejor que las
lámparas de luz. Después de Qing Yi, los dos salieron del clan Qing y en
dirección al pueblo del Phoenix Anidado.

La ciudad de Paulownia tiene su nombre del imponente árbol de Paulownia
plantado en la ciudad. La leyenda dice que durante la antigüedad, un fénix
residió una vez en la parte superior del árbol de Paulownia. Eventualmente,
después de su partida, el nombre de la ciudad fue cambiado a la ciudad del
Asentamiento del Fénix! Incluso ahora, uno era capaz de escuchar las historias
fascinantes de los Ancianos, con explicaciones detalladas que eran tan vívidas
que era como si los ancianos hubieran visto el fénix con sus propios ojos.

Debido a que tanto la ciudad
Hundred Miles como la ciudad del Asentamiento del Fénix estaban situadas a
cierta distancia de la aldea Qing, teniendo en cuenta que las rutas para
visitar la ciudad Hundred Miles eran caminos montañosos, muchas personas
encontraban muy inconveniente visitarla. Por lo tanto, esto llevó a la mayoría
de la gente que optara por visitar la próspera ciudad del Asentamiento Fénix en
su lugar, ya que era la única ciudad en los alrededores.

Así que por lo general, la gente visitaría ciudad del Asentamiento del Fénix
para la compra y venta de artículos! Un punto más a destacar era que incluso
comerciantes influyentes de la ciudad Hundred Miles podian llegar a la ciudad
del Fenix Anidado para establecer tiendas y dirigir sus negocios; Venta y
compra de pieles de bestias, carne, cultivos. Su principal objetivo era
dirigirse a cultivadores que tendían a ir a las Montañas 1.000.000 de Li para
cultivar. Estos cultivadores solían necesitar suministros, y frecuentemente se
detenían en la ciudad del Asentamiento del Fénix para hacer sus compras o
vender lo que habían adquirido.

La distancia entre la aldea Qing y la ciudad del Asentamiento del Fénix era de
poco más de mil metros. A pesar de tener el nombre de “ciudad del
Asentamiento del Fénix”, en realidad esta ciudad también era considerada
una parte de la aldea Qing. Esto se debía a que, en un radio de 100 Li, toda la
región circundante se llamaba aldea Qing. Esto dejó a Qing Shui sintiéndose un
poco impresionado, era como si la Ciudad del Asentamiento del Fénix fuera la
capital del Clan Qing.

El camino estaba lleno de gente, ya que el Clan Qing tenía autoridad absoluta
en la región, mucha gente tomaba la iniciativa de saludarlos cortésmente a
medida que pasaban.

Los niños ruidosos infectaban la atmósfera bulliciosa con una sensación de
inocencia mientras corrían y jugaban entre ellos. Mirando esa escena, alguien
sonreiría en su corazón.

“Shui`er, ¿cómo progresó tu entrenamiento durante este medio año?”,
Preguntó Qing Yi después de mirar al actual Qing Shui que ya era más alto que ella
por media cabeza.

“¡No estuvo mal!” Dijo
Qing Shui mientras sonreía, dando una respuesta que hizo que Qing Yi se
sintiera muy feliz.
Ya que Qing Shui dijo que no
estuvo mal, eso significa que realmente no estuvo tan mal, Qing Yi sabía que
Qing Shui nunca exageraría hechos para aumentar su propio poder. ¡Sabía que
Qing Shui no era tan débil como parecía!

Mientras la madre y el hijo charlaban, sin saberlo, ya habían llegado a la
entrada de la ciudad del Asentamiento del Fénix. Qing Shui finalmente vio el
legendario árbol de Paulownia, que le dio nombre a la ciudad. Hablando de eso,
incluso Qing Shui lo encontró difícil de creer. Esta era su primera vez aquí,
en los últimos 10 años, que nunca había salido de la mansión Qing, incluso si
salía, sólo iba a las montañas cerca del Clan Qing.

Qing Shui no podía dejar de estar aturdido por el tamaño del gran árbol de
Paulownia. Tenía más de 100 metros de altura y su circunferencia requería más
de 10 seres humanos antes de que pudieran envolver sus manos alrededor del
tronco. Las muchas ramas y hojas eran similares a un paraguas gigante, él pensó
para sí mismo “quizá, un fénix realmente hizo una vez nido en este
árbol”.

La ciudad del Asentamiento del Fénix no podía ser considerada pequeña, en un
radio de 10 Li, incluso ahora, cuando la noche se acercaba muchos grupos de
gente seguía caminando por las calles. Sin mencionar que se trataba de una
celebración festiva a medida que se acercaba el año nuevo. Todo el mundo estaba
de vacaciones sólo para celebrar esta ocasión, y como tal, los vendedores en
las calles estaban ocupados vendiendo sus mercancías, gritando en voz alta, ya
que trataban de atraer a más clientes a sus tiendas! Este nivel de bullicio
podría ser comparado con algunas de las ciudades en la vida anterior de Qing
Shui!

Qing Shui descubrió que, después de llegar a la ciudad, a menudo veía una
plétora de chicas bonitas; Las de piel blanco jade, largos y delgadas piernas,
y de figuras curvilíneas. ¡Cómo podría haber escasez de chicas bonitas con
tanta gente en las calles! Era justo que, todas estas chicas lindas estaban aún
a cierta distancia en comparación con Shi Qing Zhuang.

Había muchas muchachas muy
jóvenes mirando tímidamente a Qing Shui, cada vez que Qing Yi se daba cuenta de
esto, ella se burlaba: “Shui`er, mira, hay tantas señoritas que te están
robando miradas”.

Qing Shui se sintió muy feliz en ese momento. No
estaba contento porque había un montón de chicas hermosas mirándolo, estaba
contento porque sabía que Qing Yi ya no estaba tan deprimida como antes.

Mientras miraban a la gente en las calles; Los padres acompañaban a sus hijos,
chicos adolescentes y chicas en citas, los ancianos se apoyaban mutuamente
mientras disfrutaban de la atmósfera…

Qing Shui involuntariamente vio indicios de desamparo y falta de voluntad que
parpadeaban a través de los ojos de Qing Yi y pudo adivinar lo que Qing Yi
estaba pensando. Sin embargo, para su actual yo, siempre y cuando no llegara al
reino de Xiantian, no había nada que pudiera hacer al respecto…

“Madre, ¿en qué estás pensando? Después de que esta noche haya pasado,
finalmente podre ser considerado un adulto. Anteriormente me prometiste que
después de la ceremonia de la mayoría de edad, me harías saber sobre las
circunstancias de mi padre.” Qing Shui suavemente sostuvo las manos de Qing Yi
mientras preguntaba. En el momento en que Qing Shui mencionó a su padre, una
mirada aterradora, afilada, helada, brilló en sus ojos. Al verlo, Qing Yi no
pudo evitar temblar al sentir el aura amenazante emitida por Qing Shui.

“Lo que tu madre ha prometido, naturalmente lo hará. Sin embargo, no debes
ir en contra de mis palabras!” Qing Yi soltó una sonrisa forzada mientras
miraba a Qing Shui con notas de ternura en su mirada.

“No te preocupes, madre. ¡Conmigo a tu lado, aunque los cielos cayeran, yo
estaría aquí para ayudarte!”

AST Capítulo 36 - “Regreso al Clan Qing”
AST Capítulo 38 - “Competición Anual Entre la Tercera Generación (1)”